Archivo de la categoría ‘Opinion’

 Ante el horror de las drogas, hoy destruyendo a millones, lo oficial no parece muy alarmado, como sí hace con mensajes de la maldad humana ante el planeta. Pero si hay una mundo de terror: las drogas. Porque si solo son limonada para inciados, ¿ para qué tanto misterio ? Vi atrapadas a personas de gran valor, incluido algún amor verdadero. Pensemos que las drogas, pese a mentiras de inductores, no son producto natural, sino un invento muy datable del s. XIX. Invento de laboratorio, es un intento de dominar absolutamente la gente por dentro, convirtiéndolos en material y cosa. La droga es un negocio con dos elementos. Uno, poder adictivo más que el tabaco. Y dos, lleva a un sitio que es exactamente lo que Junger, escritor sobre la demencia de la I Guerra Mundial, llamó la ” segunda conciencia. “ Es lugar donde no se siente dolor pero tampoco sentimiento ni realidad alguna.
 Si las personas atrapadas se resignan a degeneración física y moral es por estar sometido a descargas en el cerebro que colocan en esa conciencia en el vacío. La droga la venden los vendedores totalitarios de paraísos: ” compra esto y no sufrirás dolor, aunque no conocerás más alegrías “. El adicto vive como material esperando la próxima prueba, o sea, la próxima descarga que le explota sustituyendo la conciencia por el vacío. Así, se ve a sí mismo desde fuera. Cuando sufre sobredosis no reacciona con temor. Habla como si tuviera un mal día. Es porque no lo vive desde la conciencia. Es típico que se junten las personas más elevadas con psicópatas envidiosos. Los guardianes psicópatas que saben de la incapacidad de defenderse de los nobles y estos de escapar.
 En mi libro ” Droga: la industria del inquisidor “, reconstruí la implantaron el narcotráfico nazi en Latinoamérica. La droga es totalitarismo de laboratorio. Leo Lowenthal describió el campo totalitario de modo idéntico al submundo de la droga. El terror es lo común. ” En una sociedad de terror, todo está planificado. Ni memoria ni voluntad sirven, el individuo se queda en un montón de reacciones a calculadas conmociones, por lo que de nada sirve comunicarse. ” Y B. Bettelheim dijo que ” el interno ni ama ni odia. No hay pasiones vitales. Se siente material para ser procesado, sea usado o eliminado. ” El atrapado en droga ni siente fuerte ni confía en la comunicación y además la droga le trata como material en el que generar reacciones calculadas, usándolo antes de la destrucción al final. Saberlo, vacuna vital.
Destacado: ” Ya ni ama no odia. No hay pasiones vitales “
Alfons Martí   escritor

Aunque en ocasiones cuando se habla de estigmas, se hace referencia a cosas místicas, como por ejemplo los estigmas de la crucifixión, también es utilizada la palabra haciendo alusión a la mala fama o a cuestiones de vicios y cosas consideradas vergonzantes.
Los seres humanos han soportado a lo largo de la historia la carga de muchos estigmas que los marcaban como personas de los que se debía huir o evitar la relación con ellos, ya que, socialmente, estaban marcados en sentido peyorativo. En el Génesis ya aparece el primer estigma o marca, la marca de Caín, al que Dios había maldecido por dar muerte a su hermano. Más adelante, haciendo referencia a los enfermos de lepra, según el libro del Levítico, el que tenía una inflamación o alguna mancha en la piel, era llevado ante el sacerdote. Y si se comprobaba la enfermedad, entonces era declarado impuro y debía andar harapiento, con la cabellera hirsuta y desmañada, y con la barba tapada. «Y el leproso en que hubiere llaga, sus vestidos serán deshechos y su cabeza descubierta, y embozado pregonara: “¡Inmundo! ¡Inmundo!”» (13:45). Además, vivía solo y tenía su morada fuera del campamento. En muchos pueblos de Oriente la medicina era parte de la religión. Y de este modo pudieramos seguir enumerando muchísimos más estigmas hasta llegar a nuestros días, en que las cosas han cambiado hasta el punto de que hoy convivimos con el leproso, entre otras cosas, por que desconocemos que lo es; no crean que la lepra es una enfermedad del pasado. Andalucía es una región donde es endémica. Baste recordar que fue en la leprosería de San Lázaro, de Granada, donde Hansen descubrió a principios del pasado siglo, el bacilo que la produce y al que dio su nombre. El bacilo de Hansen y también a la lepra se le llama la enfermedad de Hansen. Aunque se trate de otras patologías y ya nadie lleve embozo ni tenga que gritar que es inmundo (tampoco tendria por que hacerlo) no crean que el ser humano se ha desprendido de los estigmas, en la familia donde había un enfermo mental se intentaba tapar como algo vergonzoso. No cabe la menor duda de que los nuevos leprosos son los drogodependientes. Estos son quienes llevan sobre sí el mayor de los estigmas que hoy se puedan dar. Terminaré poniendo un ejemplo de lo que digo y fue algo que me pasó hace solo unos días. Supe que el nieto de un matrimonio amigo mío había sido hospitalizado por problemas derivados del consumo de drogas. Ayer ví a los abuelos y les pregunté por el nieto, comentándoles el gran problema que tenemos con la drogodependencia. Mi sorpresa fue grande cuando ambos me dijeron casi al mismo tiempo: “Pero nuestro nieto no toma drogas, a él se lo llevaron al hospital por una cosa mala que le dio en la cabeza”. Yo tenía la certeza absoluta de lo que decía, pero pude comprobar, una vez más, como todos huyen del estigma de la droga. Pero cansado estoy de comprobar lo poco que se hace por evitarla. A los “leprosos de hoy” se los emboza del mismo modo que en tiempos remotos describe el Levítico.
Juan Damián Sánchez Luque.

Libros  y más libros hay llenos de frases hechas, o dichas, con mayor o menor fortuna. Otras se manipulan tanto que las copias suelen parecerse poco o nada al original. 

Que “nadie es profeta en su tierra” es una de las frases mas oídas y, por lo común aceptadas. Hasta el bueno de San Juan se hubo de ir al desierto para el desfogue de tanto mensaje divino como tenia que decir. Yo no entiendo muy bien del todo la finalidad de gritar en el desierto, pero él lo hacia y alguien lo debió de oír y lo llamó “la voz que clama en el desierto”. Consuela pensar que lo oyera alguien. Mefistofélicas, negras y peludas manos me las imagino yo moviendo la intrincada urdimbre de hilos que mueven la marioneta de este mundo y he de confesar que las imagino muy feísimas del todo. Hace tiempo que, en mi particular desierto, llevo prediciendo algo que habrá de suceder mas pronto que tarde. Por desgracia llegará el día en que mueran personas en enfrentamientos con los malhechores que mueven el sucio negocio de la droga. Yo, cada vez que leo que alguien ha muerto de forma violenta y poco clara, no puedo evitar pensar que no muy lejano debe de andar el feo negocio de marras. Ayer murió un hombre en un olivar de Puente Genil y hoy ya se puede leer que el motivo pudiera ser algún enfrentamiento entre traficantes. Es evidente que lamento la muerte de cualquier persona. Pero esto no es nada; llegará el día en que los enfrentamientos sean frecuentes y de gran calado – estamos fraguando la cimentación perfecta para que esto ocurra- y la guinda del pastel va a tener nombre propio y será Eurovegas . Hacia esta miel acudirán las moscas de las mafias de todo tipo y, no se puede negar, donde hay prostitución, juego y vicio en general no puede faltar la droga, como componente imprescindible para que la pasta fragüe. Inevitablemente esto traerá enfrentamientos entre delincuentes y fuerzas del orden. En los enfrentamientos suelen caer personas de ambas partes. Circunstancia que no dejaran de aprovechar los “pro legalización” para intentar colar su mercancía. Unas veces matando y otras comprando voluntades. Habrá de llegar la cosa a tal punto que alguien diga que lo más sensato será su legalización para que el coste en vidas humanas cese. Y sobre esta gran mentira, se construirá el articulado de la legalización y entonces “será el llorar y el crujir de dientes”, pero ya no cabe dar marcha atrás y se habrá consumado esta abominación. Que la sociedad no pretenda escurrir el bulto de su responsabilidad. Algunos que lloraban por la pérdida de uno, llorarán la perdida de más. Pero perdieron el tren de su oportunidad. Cuando la droga entró en sus casas (casas de barrio bajo o alto) ellos se apresuraron a ocultar la realidad por temor al estigma. Cuando enterraron a sus muertos mintieron llenos de vergüenza. Nadie hablaba del trienio negro que se llevó cien mil jóvenes al cementerio, nadie admitía que el chorreo de muertes no cesaba; claro que ahora ya no morían por sobredosis, morían por “reacción adversa a drogas”. Todos callaban y se apresuraban a cubrir con velo de engaño y vergüenza la perdida de sus hijos. Mientas, en el otro lado, les faltaba tiempo para airear las victimas de la delincuencia de ambos lados. Claro, y ocurrió lo esperado, si no morían drogodependientes (no morían por que ocultaban su muerte) y ya habían caído demasiados en su lucha contra el narcotráfico, lo más coherente y sensato era legalizar y cortar así la perdida de vidas. Que cada cual siga tapando sus vergüenzas como quiera. Otros no la tapamos por que no sentimos vergüenza ninguna; la vergüenza es pecar por omisión cobarde. Así que: SI VES A UN ADOLESCENTE QUE SE DROGA: AYÚDALO. SI CONOCES A UN VENDEDOR DE DROGAS: DENÚNCIALO. Juan Damiàn Sànchez Luque.

LAS DROGAS DE TODO TIPO SON PELIGROSAS. ¡NO SE DEJE ENGAÑAR! NO SE META CON LAS DROGAS. Parece que la drogadicción ha sentado bases firmes en nuestra sociedad. Los esfuerzos de Salud Pública, que incluyen la Higiene y la Medicina Preventiva, se topan con un serio obstáculo: La sociedad, apoyada en los medios de comunicación masiva. Somos bombardeados constantemente por la televisión, la radio, la prensa, el cine y las revistas. Estos nos incitan a fumar cigarrillos de variadas y atractivas marcas; nos invitan a probar las bebidas alcohólicas nacionales y de importación, para tomarse según la ocasión y con variedad de color y buqué. Y lo grave del asunto consiste en que “el tabaco” y “el alcohol” son los que preparan el terreno para el consumo y adicción a “drogas más pesadas”, principalmente la marihuana y las anfetaminas o “acelerantes”, así como inhalantes: resistol, sarolo, thinner, etc. Estas toxicomanías, tan frecuentes en nuestro medio social, producen un daño terrible desde el punto de vista humano y social. Cientos de jóvenes son adictos o toxicómanos a estos productos mencionados. Y lo llamativo es que pertenecen a clases sociales distintas: baja, media y alta. Si definimos toxicomanía ¿quién dudará de no incluir el tabaco y el alcohol? Escribe un especialista: “El término toxicomanía úsase para denotar tanto la dependencia en hábito como en compulsión… la tríada del uso compulsivo de drogas incluye: 1) Dependencia psicológica y conducta encaminada a la procuración de la droga. 2) Dependencia fisiológica, con síntomas del síndrome de abstinencia (psicosis: es un ejemplo común en el alcohólico inveterado que de repente deja de tomar alcohol) al suspender la droga. Y 3) tolerancia, es decir, la necesidad de aumentar la dosis para obtener los efectos deseados”. (Diagnóstico clínico y tratamiento, Dr. Marcus A. Krupp, pág. 690, “El Manual Moderno”, 1976). LA REALIDAD DEL PROBLEMA Si no queremos “hacemos de la vista gorda”, es un hecho que el problema de la drogadicción (o toxicomanía) no reclama como culpables únicamente a las autoridades que dan el visto bueno a los cigarrillos y al alcohol, etiquetándolos con leyendas muy pequeñitas: “Este producto, según el código sanitario, puede ser nocivo para la salud”, o “es nocivo para la salud”. Si buscamos culpables encontramos: el vendedor, el consumidor, el traficante, el incitador o corruptor, las autoridades, en fin la sociedad, formada por hombres pecadores sin Cristo. EDUCAR E INFORMAR: ¿UTIL O PERJUDICIAL? Bajo este título la revista Enlace, 2/85, tocó el tema de la drogadicción. Y agrega: “La atención se centraba en las sustancias y a menudo se presentaban las consecuencias de un modo que pretendía escandalizar, asustar y por ese camino disuadir”. Sin embargo, la información detallada sobre las drogas ha venido fracasando frecuentemente. Esta no basta para impedir que los jóvenes se sigan drogando y ensayando nuevas experiencias. La raíz del complejo problema hay que buscarla en algo por encima de la información educativa. La información educativa fracasa por muchas razones: Una de las más poderosas es porque toca la superficie de la conciencia del adicto. No llega al subconsciente, a las capas profundas del alma. De allí que no surta los efectos deseados. Además nos enfrentamos a un individuo o a un grupo social (pandillas y clubes) que no quieren regenerarse. No tienen conciencia o no quieren tenerla. Otras veces la drogadicción ya está arraigada por años y ha hundido al joven en una piltrafa humana irreformable. Nos topamos con los adictos a varias drogas (drogadicción múltiple): alcohol, tabaco, anfetaminas, marihuana, cocaína, etc. Nos enfrentamos a un adicto que vive en un medio familiar deshecho, cuando no con uno que ya es vagabundo. Nos enfrentamos a rebeldes sociales que sienten náuseas ante la sociedad hipocritona y consumista. Sociedad en parte corrompida y corruptora que promueve drogas suaves como el tabaco y el alcohol. Sociedad monstruo que espera que los jóvenes se adapten a ella, a sus valores trastocados; se sienten “normales” y acatan dócilmente el modelo que le presentan en la pantalla del televisor. Nos encontramos en un medio social donde abunda la necesidad de ayuda moral, religiosa y espiritual. Ya es tiempo de que abandonemos las paredes frías de nuestros templos, que no enclaustran y nos pierden entre nubes rosas o celestes, olvidándonos así de ayudar a los jóvenes víctimas de la toxicomanía. Pienso que en este complejo problema del drogadicto: el evangelio de Cristo sería de gran ayuda, o curativa o rehabilitadora. ¿Haremos algo? – Dr. José G. Sampayo (Tratado Núm. 0144)

Todos cuantos estamos contra la legalizaciones de drogas,respiramos profundamente aliviados cuando en la pasada cumbre iberoamericana, el presidente Obama zanjó la cuestión dando un portazo a la véz que comentaba “no es el momento”, añadiendo que “legalizar las drogas no es la respuesta”. Pero esto solo hubiera sido un hecho de no demasiada importancia, si a sus palabras no le hubiera  seguido  un cambio legislativo sustancial de EEUU en su politica interior sobre drogas. Obama derogaba la ley existente en su país desde  el año 71, en la que  el entoces presidente Nixon, proclamara  que cualquier consumidor era considerado delincuente y tratado judicialmente como tal. En este caso el destino de los consumidores detenidos era la carcel o el retorno a la calle y, por descontado, de nuevo al consumo. Pero al quedar derogada esta ley del 71, el consumidor o el adicto, deja de ser delincuente para ser considerado enfermo y, como tal, ser tratado en una comunidad terapéutica pretendiendo su reinserción social. Yo que suelo leer bastante sobre esto, veo que no se le ha dado a esta noticia la importancia que tiene. Antes el consumidor era enviado a prisión sin muchas más historias. Hoy se le trata como a un enfermo ( en realidad eso es lo que es) y como tal, se pretende su curación y su posterior reinserción social. Claro, esto ha caido como un jarro de agua fria entre aquellos que, codiciosos, se frotaban las manos pensando en los enormes beneficios que la legalización llevaria a sus bolsillos. La idea era, además de clara, muy beneficiosa para unos estados donde la corrupción está totalmente institucionalizada. Si se legaliza es seguro que los consumos aumentan y legalizando se grava con impuestos y el negocio marcha viento en popa. Pero esto no ha salido bien y ahora hay que seguir atacando en pro de la legalización.Unos dicen que de todo tipo de drogas. Otros, que solo se legalizarian las llamadas drogas  “blandas”. Otros, que seria solo el cannabis y para fines terapéuticos. A los “terapéuticos” les tengo guardada una proxima entrega, para ver si aclaramos, por una véz, que consideran ellos terapéutico y quienes estan autorizados en nuestro pais para administrar sustancias terapéuticas a las personas, supuestamente enfermas. Y es que a estos “terapéutas” parece ser que nadie les ha puesto los puntos sobre las ies y creo que ya pisan un terreno que, de ningún modo, es el suyo. Pero no se puede meter todo en un mismo canasto y, por lo menos hoy, no voy a profundizar ahí.

Volviendo con el asunto de las legalizaciones, se debe tener en cuenta que España es un país que, en lo que a marihuana se refiere, las cosas están muy suaves. No está penalizado ni la tenencia, ni el cultivo ni el consumo. Tan solo hay sanción administrativa si se consume en la via pública.
Pero no conformes con esto, todos los años por mayo, hacen su marcha nacional por la legalización. La verdad es que eso ya si que me huele a chamusquina, por que aquí no tiene lugar el debate por la despenalización del consumo, el consumo no está penalizado. Pero claro, ¿que se puede esperar de un movimiento que lo lidera Mexico, Colombia, Guatemala, etc.?. También entran en escena los “ex” de los que no pongo nombres por que nadie piense que intento inclinar la balanza hacia alguna parte.
Pero entre tantos “tecnicos y entendidos” que claman por la legalización. En este circulo de “expertos”, veo yo notables ausencias. Falta conocer la opinión que al respecto tienen (por que seguro que tenian mucho que aportar), neurólogos, pediatras, psiquiatras, fuerzas del orden y, un sector totalmente olvidado, como son las familias que son las que en primera persona pueden narrar y dar fe de la inmensa alegria que a una casa llega cuando uno de sus mienbros es adicto.
Pero a estos no se les quiere oir. No, por que dicen la verdad, verdad que yo no voy a repetir, pero que cualquier persona de bien y medianamente informada diria claro y alto.
Por otra parte están los que aseguran (ni ellos se lo creen) que legalizando la marihuana se acabaria el problema del narcotráfico. Sin duda nos deben tomar por imbéciles si piensan que nos vamos a tragar esa pildora.
Otro tema que ya se está pasando de rosca son las llamadas ferias del cannabis. Nunca entenderé que se haga una feria sobre una sustancia ilegal. Tampoco entiendo que estas “ferias” se celebren, casi todas, en lugares donde gobierna un determinado partido. Y aquí, de nuevo, no cito nombres pero quien quiera lo puede ver. Esta ultima historia me produce un malestar “más especial”.
Yo como ningún poder tengo, nada puedo hacer por evitar cosas que, de tenerlo, seguro las evitaria. Y las evitaria por que son intrinsecamante malas.
Es como si una mano malevola y perversa fuera moviendo las piezas de este fatidico ajedréz, pero sin respetar, en absoluto, ninguna de las más elementales reglas del juego.
Así que solo añado:
SI VES A UN ADOLESCENTE QUE SE DROGA: AYÚDALO.
SI CONOCES A UN VENDEDOR DE DROGAS : DENÚNCIALO.
Juan Damián Sánchez Luque,
Presidente de la asociación contra la droga “CLARA MARIA” de Priego y comarca.

Pues si , no dejo de pensar que nos van a decir, si es que tienen la jeta de decir algo; el dia después de que legalicen las  drogas en esa reunión que celebraran los mandatarios en el continente americano. Cuando el genocidio de la legalización se haya iniciado será cuando los progres, los pseudo progres, los vendidos , los comprados y toda la caterfa empezaran a… frotarse las manos con el caracteristico gesto codicioso del que ha conseguido su objetivo. Después intentaran vendernos que lo que hicieron era lo correcto, lo que se necesitaba para solucionar toda una serie de problemas endemicos en la america latina y los EEUU. Convertiran la endemia en pandemia, sin posibilidad de retroceso. Proliferaran como setas las clínicas de lujo para que se desintoxiquen los hijos de los poderosos, por que los hijos de los demás solo podran acceder por riguroso turno al redil donde los confinen.  Y nos seguiran diciendo que hicieron lo mejor para la humanidad. Ellos, los mismos que tienen la culpa de que la humanidad esté patas arriba, esperarán que los aplaudamos. Esperaran que sumemos nuestros aplausos a los de la corte de farsantes que los jalean; esos pseudo progres que se venden por latillas sin valor y que, como perros dóciles, se contentan con que los poderosos – sus amos- los acaricen detras de la oreja con sus sucios dedos  manchados de codicia y que tantas penurias y miseria humanas han causado. Moveran dóciles sus colas y se tirarán al suelo a dormitar mientras los señores feudales -feudales, si, porque son dueños de vidas y haciendas- entran en sus mansiones . El discurso de estos sátrapas será corto. Por que  aunque traten desde sus satrapías de convencer al lacerado mundo de que ellos obraron bien, ya, no los va a creer nadie. Bajo los cadaveres de las innumerables victimas que quedaran en el camino, empezarà a crecer una raza nueva, que casi a modo de fauna cadavérica se sobrepondrá. Nadie habia reparado en ellos. Eran muy pocos, pero suficientes para decirles a voz en grito que los genocidios no pueden quedar impunes. Que ese mundo, que ellos decian que habian remediado, sigue pasando hambre. Que Brasil, Colombia, Venezuela, Mejico…… Continuan con sus corruptelas, sus desequilibrios sociales, sus abusos y su hambruna. Por que ellos, con sus soluciones, lo que han conseguido es llenar las calles de indigentes, los parques de zombis, las prisiones de reclusos. Los cementerios con, sus cadaveres hacinados, no tienen sitio para albergar mas podredumbre humana. La familia, célula indispensable de un tejido social sano, hace tiempo que ha desaparecido. Los frenopáticos no pueden admitir ya a mas enfermos mentales. Ahí tenies vuestra gran obra, padres de la humanidad. No escuchan, están ciegos de codicia y solo piensan como van a superar las ciento setenta toneladas de cocaina que este año vendieron a EEUU o las ciento veintitres que consiguieron colocar en la vieja Europa. Están ciegos y sordos de avaricia y  ahitos de poder . Solo piensan en producir más droga y donde venderla; pero en su libre mercado, pronto no habrá ni quien compre. El drama continuará. Y ellos gordos, y enfisematosos, terminaran por ahogarse en sus propias deyecciones. Murieron, pero se llevaron con ellos cualquier atisbo de esperanza de futuro.

 

Juan Damián Sánchez luque.

Señoría:

Con cierto asombro leo unas declaraciones suyas en las que dice que hay que plantearse muy en serio el tema de la legalizaciòn de las drogas blandas. Debo decirle que, aún hoy, no tengo nada claro que son “drogas blandas”. La única diferencia que conozco es la de legal o ilegal. Si las blandas son  las legales, tampoco es que se tenga que hablar demasiado, dado que en nuestra cultura ya estàn legalizadas desde hace mucho tiempo. Me cuesta creer que, por mucha disciplina de partido que se tenga, una víctima de la droga hable de legalizaciones. Porque, por desgracia para los dos, Vd. y yo señor Cantò, los dos, somos victimas de la droga. Vd. y yo hemos perdido una hija cada uno. Y en ambas ocasiones el  demonio de la droga andaba por medio. Señoría, tenemos algo en común pero nos separan otras muchas cosas. No se preocupe que no suelo dar golpes bajos y en este contexto mucho menos. Prefiero decir lo que tenemos en común y guardarme para mí lo otro. Ambos hemos perdido a una hija y ambos hemos escrito  cartas póstumas. Mire usted, lo malo (aquello que a ambos nos ha hecho la vida trizas, como a mucha otra gente más) se debe detestar y no desearlo ni quererlo en modo alguna para nadie más. Si la droga (sea esta sólida, liquida o gaseosa) no se hubiese cruzado en nuestras vidas. Ambos tendriamos a nuestras respectivas hijas vivas. Le debo aclarar que hoy es muy dificil hablar de toxicomanias a secas ( o monotoxicomanias); por experiencia le digo que lo habitual es encontrarse con politoxicòmanos. Son adictos, o al menos consumidores, de varias sustancias; unas son legales y otras no. Pero todas, por una u otra circunstancia, pueden ocasionar la muerte, porque son DROGAS. Y como tales perturban los sentidos. Dice su señoria que se invierte mucho en la lucha contra el narcotràfico y que los resultados no son los deseados, pero en este caso yo no creo que la soluciòn sea legalizar. Mejor seria pensar en la optimizaciòn de los recursos existentes y partiendo de ahì estudiar la manera de hacerlos lo mas operativos posibles. Un conductor ebrio ocasionó el accidente en el que su hija muriò. No se me ocurriria a mì pedir que no se hagan pruebas de alcoholemia, que se quiten los ràdares o que disminuya la vigilancia del cumplimiento de las normas de circulaciòn, por el hecho de que esto resulta caro. No, no se me ocurriria y soy consciente de que los accidentes de circulaciòn no van a cesar, por que estos seguiran ocurriendo mientras haya vehiculos. Tampoco vamos a conseguir erradicar la drogra; combatirla no es facil, pero no por ello la vamos a legalizar. Debemos optimizar todos los recursos posibles y evitar tanta muerte, sobre todo, de personas jòvenes. Asì ès, señor Cantò, que ni Vd. ni yo , ni tampoco las personas de bien y con criterio propio, debemos disminuir los diques que frenan esta avalancha de muertes sin sentido. Fijese que el alcohol es legal y tenemos chiquillos alcoholicos con trece años y cirròticos con veinte. ¿Que es una droga blanda?, ¿tal vèz el tabaco?. Si Vd. quiere se lo preguntamos a esas personas que tienen un broncocarcinoma o a esas con enfisema bronquial que viven con un macarròn  y  su mascarilla  conectados, de por vida, a una botella de oxigeno. No hay drogas blandas señoria. Ni la legalizaciòn hace que disminuya el consumo. Quiero pensar en positivo y no creer que su señoria estuviese muy de acuerdo con lo que decia. La vida està muy dificil y  tampoco el trabajo sobra en su profesiòn; la edad de la galanura pasa y las cosas se van poniendo cada vèz màs dificiles. Tampoco es nada facil hacerse con una canongìa como la que usted ha cogido. Bueno, puès termino deseandole lo mejor y recordandole que ese escaño que ahora ocupa lo pagamos entre todos. Sea usted muy felìz. Juan Damiàn Sànchez Luque.

Paco o “droga de los pobres”. Así llaman los argentinos a una droga compuesta por desechos de la producción de cocaína, en su mayoría altamente tóxicos. Paco es el acrónimo de pasta de base de cocaína, aunque lo que se vende como tal son los restos de la producción de cocaína con ácidos y otras sustancias de muy alta toxicidad.También se le llama “cr…ack” que es una onomatopeya que sugiere el ruido que hacen las piedras de esta droga al calentarse, por la ebullición del agua que contienen. También recibe nombres vulgares entre sus consumidores, como rocas, chulas, piedras o rockstars, entre otros.Es la droga más letal y adictiva que existe, y que además, debido a su bajo costo se está popularizando cada vez más entre los más jóvenes de las clases sociales más humildes. Se está popularizando en todo el mundo, pero por su bajo precio, al producirse con los restos de la elaboración de cocaína, es mucho más barata y más asequible a los sectores mas deprimidos económicamente.Dado que el “paco” se fuma, ingresa rápidamente en el torrente circulatorio, produciéndole al individuo una sensación de euforia, pánico, insomnio y la necesidad de buscar residuos de crack en cualquier parte; este efecto es conocido vulgarmente como “el mal del pollo” o “puntosis” y se puede presentar en menos de diez segundos a partir de haber consumido la droga. Debido a la rapidez de sus efectos, casi inmediatos, el crack se hizo muy popular en la década de los ochenta.Sus efectos secundarios son muy similares a los de la cocaína, pero más peligrosos por el alto componente de sustancias toxicas que contiene.Desde el inicio de su consumo este se fuma en pipa de vidrio, con ceniza de cigarrillo en una lata con orificios, en un cigarrillo como “nevado” (nombre que se le da al tabaco mezclado con cocaína), entre otras formas. Otro instrumento utilizado para consumirlo es un tubo metálico similar al de una antena de radio. A esto se le llama “fumar en tubo”. Cuando yo escribì esto decia que ojalà nunca llegara esta droga a nuestro paìs. Bueno, pues ya està aquì. Lean lo que sigue. La Policía Nacional ha desmantelado un laboratorio clandestino de procesamiento de clorhidrato de cocaína en la pedanía de Serracines, en el municipio madrileño de Fresno del Torote, donde se trataba la pasta base que era introducida en España oculta en patas de mesas de madera. En la operación, han sido detenidas tres personas y se han intervenido más de 70 kilos de clorhidrato de cocaína, 700 kilos de sustancias químicas, instrumental de laboratorio y 90.000 euros en efectivo, según una nota de la Policía Nacional. La pasta base era introducida en España en patas de madera de mesas de salón a las que se habían practicado una oquedad para camuflar la materia prima. Los arrestados, de origen colombiano, habían instalado el laboratorio en un chalet, ubicado en una parcela rodeada de un seto frondoso y de gran altura que impedía la visión desde el exterior. Además, los detenidos adoptaban medidas de seguridad tales como recorrer durante varios minutos calles próximas a la parcela, permanecer parados en sitios estratégicos para verificar si eran seguidos o acceder al interior del recinto sin paradas innecesarias frente a la finca. Dos de los miembros de la organización acudían cada día a media mañana al chalet-laboratorio, donde trabajaban hasta altas horas de la madrugada. La casa permanecía día y noche con las ventanas y puertas entreabiertas para facilitar la ventilación y evitar la intoxicación de los “cocineros” por inhalación de los gases que se desprenden durante el procesamiento de la droga con productos químicos. Uno de los detenidos permanecía siempre en el interior de la vivienda para controlar los procesos químicos que suelen durar varias horas. Los otros dos arrestados facilitaban cada día la materia prima con la que trabajarían durante la jornada y llevaban los “ladrillos” de clorhidrato de cocaína ya producidos a otro domicilio de Madrid, que utilizaban como depósito y centro de secado antes de su distribución. Durante el registro del chalet, los agentes de la Policía Nacional en colaboración con especialistas del Grupo Especial de Operaciones (GEO) encontraron el laboratorio en pleno funcionamiento, con varias patas de mesas de madera ya abiertas para extraer la droga y otras sin abrir. También localizaron material de laboratorio como una prensa hidráulica, moldes de tamaño de un kilogramo, filtros o secadores, además de 700 kilos de productos químicos, tales como cinco garrafas de 25 litros cada una en las que se estaba realizando el proceso de “precipitación”; tres “ladrillos” de un kilogramo ya elaborado y 30 kilos de cocaína en un recipiente para preparar unidades de un kilo. Esto significa que si en España se elabora cocaina, como dice la noticia. Es la transformaciòn de la pasta base de coca en clorhidrato de cocaina, que es la “coca” que se vende en el mercado clandestino. Los deshechos de esta producciòn  es lo que se vende a bajo precio con el nombre  de  “crack”, “paco”, etc. Que es una de las drogas mas letales que existen ya que en ella van todos los deshechos que se utilizan en la producciòn y elaboraciòn del clorhidrato de cocaina, que es la coca que se vende. Siendo esta una droga de bajo precio y extremadamente adictiva es de suponer que la expansiòn ha de ser muy ràpida. Cuando estas noticias aparecen en prensa es por que el producto ya se està vendiendo en nuestro paìs. Se que resulto pesado con mis insistencias, me da igual. En mi entorno me dicen que si no sè escribir de otra cosa, pero de otras cosas ya veo yo que hay mucha gente escribiendo y mucho mejor de lo que yo lo haria. Asì es que continuo con lo mismo aunque no sea mucho el caso que se hace. Suelo informar con mucha rapidèz  sobre este tema y puede que no se ni bueno; porque al no estar en la calle no se suele hacer demasiado caso. No hace mucho escribì un articulo sobre la “Burundanga” y seguro que pasò sin pena ni gloria por ser un tema que en España se veia como muy lejano. Bueno puès hoy me han entrevistado  de Onda Cero Radio sobre la burundanga, que està muy de actualidad. No se cuando se puede emitir por radio, yo la radio la oigo poco, pero remito a quien estè interesado en este tema a un articulo mio que se publicò simultaneamente en Adarve y Priego Digital y si hay interès yo no tengo inconveniente en  volverlo a poner en mi muro de Facebook. Termino insistiendo en que tomeis muy en serio el tema del “crack” o del “paco”. Es una droga casi letal. Yo, como siempre, estoy a disposiciòn de quièn pida informaciòn. Mi debilidad son la familia y la juventud. Pero tengan la certeza de que yo en este tema ya no tengo nada que guardar y si insisto tanto ( a veces demasiado) es por que le he visto a la droga la cara de frente y les aseguro que no es nada agradable.

Juan Damiàn Sànchez Luque.

Anda el personal revuelto con los temas judiciales y con el proceso al juez Garzón. He de decir que nunca he creído en la justicia de los hombres, pero son las reglas del juego y deben acatarse por que la sociedad ha de tener sus mecanismos defensivos. 

Entiendo que los jueces son los encargados de valorar el cumplimiento de esas normas. Pero ellos también han de tener sus normas de actuación y atenerse a ellas. A mí me ha caído bien el juez Garzón por algunas de sus actuaciones. Hizo una impagable labor en los procesos contra los narcotraficantes gallegos y llevó alivio a aquellas madres que se revelaron contra los asesinos de sus hijos. La heroína se los estaba matando y los narcos campaban a sus anchas. Se puso orden allí; las madres seguían enterrando a sus hijos y visitándolos en las prisiones. Pero los narcos gallegos entraron en prisión, se les incautaron sus bienes. La cosa estuvo muy bien y Garzón consiguió llevarle el bálsamo necesario a la sociedad gallega y acercar el árnica de la justicia a esas atribuladas madres. Si alguien no ha visto la película “heroína”, la debiera ver y darse cuenta del sufrimiento que los narcos causaron. Después, lo que suele pasar, las cosas se enfriaron, se mezcló la lucha con la política y la cosa quedó más en un símbolo que en herramienta de lucha. Creo que aquí el juez estuvo a la altura de las circunstancias y su labor ha de ser reconocida. Después si se ha equivocado, eso ya es otra historia. Volviendo a madres que luchan contra la droga en defensa de sus hijos, tenemos a las “madres de los pañuelos verdes”. Movimiento que se originó por los mismos motivos del anterior, pero esta vez fue en la zona de Algeciras, La Línea, Campo de Gibraltar y alrededores. Nació este movimiento de lucha contra la droga con el apoyo de un joven sacerdote de la zona; el cura José Chamizo de la Rubia. Aquel cura que otrora acompañara a esas madres en su justa lucha por la defensa de sus hijos, que morían por la droga; cambió de aires (no sé si de ideales). Pero en su día fue impulsor y creador de ese movimiento. No hace mucho que la cofundadora de las madres de los pañuelos verdes ha muerto. El padre Chamizo fue nombrado defensor del pueblo andaluz y el pasado año estuvo muy amable, y recibió en su despacho, a los promotores de la última feria del cananabis en el Palacio de Congresos de Málaga. Claro, la inevitable metamorfosis. Cambiando de escenario. Si recordamos a aquellas madres de la Plaza de Mayo de Argentina que se organizaron para manifestarse un día a la semana para reivindicar la aparición de sus hijos robados por los dictadores argentinos y a cuya cabeza estaba la señora Hebe de Bonafini. Recuerdo que recorrió las televisiones españolas ganándose la simpatía de todos. Después continuaron, como abuelas ya, pidiendo la aparición de sus nietos y han conseguido bastantes resultados; haciendo, además, que la justicia de los hombres castigara a los secuestradores. Sobre esto he leído cosas para todos los gustos, pero yo ni salgo ni entro. Pues estas madres que se ganaron el reconocimiento y simpatía de todos por enfrentarse a los asesinos de sus hijos. Hoy con sus pañuelos, símbolo de su lucha, por la defensa de sus hijos; se fotografían sonrientes en su Argentina natal al lado de los que montan sus tenderetes pidiendo la legalización de las drogas que están matando a tantos hijos de madres argentinas. Droga que también mata a los hijos de otras madres no argentinas. Las metamorfosis, a veces, son puñeteras y demasiado liviana la memoria. Esto pasa por crear ídolos humanos. No olvidaré nunca las palabras de mi abuelo materno (al otro, por desgracia, no lo conocí). Fue, mi abuelo, unas de las personas más inteligentes que he conocido. Hombre de genio vivo y con un enorme corazón. Recuerdo que socarronamente decía: “niño, santo que mee en pared, no creas en él”. A mi corta edad no alcanzaba yo a plantearme otros santos que los de la iglesia del pueblo y no me cuadraba a mí que ellos se bajaran de sus altares para mearse en ninguna pared. Claro que no tardé demasiado en darme cuenta de lo que aquella frase encerraba. La de veces que la recuerdo. No hay que santificar a los hombres porque luego se portan como humanos que son y el chasco está asegurado. Los ves de una manera y luego viene la metamorfosis y te llevas un disgusto. La pasada Semana Santa se indultaron en España, a petición de cofradías y hermandades, diecisiete presos de las cárceles españolas. Dándose la coincidencia de que todos, o casi todos, estaban en prisión por narcotráfico. Anduve yo quejándome y escribiéndolo. Algunos comentarios me hicieron y había para todos los gustos. Decían que eran traficantes a pequeña escala; esto a mí no me sirve de pretexto. Quién trafica con lo poco es por que no lo puede hacer con lo mucho; se es traficante o no se trafica. Estos indultos los da el consejo de ministros. Dirán, bueno, este año hay otro gobierno. Es cierto y podemos esperar a ver que pasa y a quien indultan. Esperemos. Lo malo es que, viejo ya, y golpeado por la vida, he sufrido mi particular metamorfosis, voy perdiendo la fe en muchas cosas (solo está en alza mi fe en Dios). He visto demasiadas metamorfosis y me he convertido en un agnóstico social y político. ¿Que espero?; de los “santos que mean en pared”, poca cosa. Casi nada, diría yo. Sin olvidar que:
Juan Damiàn Sànchez Luque.(*)
SI VES A UN ADOLESCENTE QUE SE DROGA: AYÙDALO. SI CONOCES A UN TRAFICANTE DE DROGAS: DENÙNCIALO.
(*) Presidente de la asociación contra la droga “CLARA MARIA” de Priego y aldeas.

Cuando emprendì este camino de oposiciòn a la droga y, en definitiva de lucha, contra este sinsentido que tanto daño causa a jòvenes y familias. No me planteè que esto fuera ni facil ni dificil; porque mi modo de actuar no es asì. Pensaba, y lo sigo creyendo, que era bueno hacerlo y me puse en marcha. Sabia, eso sì, que tendria que nadar contra corriente y …que el rio seria cada vèz mas caudaloso.
Ahora veo que me quedè muy corto en mis apreciaciones, y los màs curioso es que las dificultades y los ataques, en vez de hundirme en la miseria, consiguen en mì el efecto contrario; me dan mas fuerzas y me reafirman en mi postura de luchar con mas fuerza, si cabe, contra estos cabrones y sus satelites.
Con mi lògica de hombre de campo y un tanto sanchopancista, pienso que si chillan serà por que algo de lo que hago les duele. ¡Y esa es mi alegria!.
Colaboro en mas sitios de los que parece y mi linea de actuaciòn poco o nada difiere de un lugar a otro. Procuro, y cada vez màs, ser correcto con las personas con quienes trato. Pero disfruto mostrandoles mi desprecio a los traficantes que por masoquismo, pienso yo, leen lo que escribo. Claro, ellos que no son mancos, arremeten contra mì y no os podeis imaginar los correos y lindezas que recibo. Todos ellos los envio, sintiendo una inmensa satisfacciòn, a la papelera. Como ven que no hay respuesta acuden a las redes sociales a poner verde y a llamar ignorantes a quienes arremetemos contra ellos. Podeis ladrar, morder o lo que os parezca pero tened la certeza de que no me dais miedo ninguno.
Yo me manejo muy mal en Twitter, pero a travès de Bitacoras ( o unas historias que me montan otros compañeros de fatigas, màs puestos que yo en estas lideres ) resulta que mis comentarios y escritos aparecen por ahì. Y me dicen cada cosa…… Aseguran que soy un vendido y que como me pagan por eso digo lo que digo (se nota que estàn bien informados) y en cuanto a calificativos los màs suaves son los de traficante, terrorista y lindezas mas subidas de tono.
Ayer uno de esos amiguetes mios se despachaba a sus anchas, poniendome como trapo de cocina. Si èl supiera que con eso solo consigue que màs ganas me entren de seguir amargandole la vida.
El amigo firma como @Drogoteca y en su blog se dedica a dar recetas de como fabricar drogas caseras. Entre sus recetas tiene una de como fabricar Metanfetamina y mas cosas que por sentir un inmenso asco no leì.
Pienso que estas cosas debieran ser delitos telemàticos y por tanto perseguidos. Pero como aquì “todo vale” , pues no serà perseguible cuando lo permiten.
Amigos, como sè que leereis esto; deciros que no pienso cambiar, que espero respuesta a lo que anoche os dije. Que me producìs un inmenso asco y teneis todo mi desprecio y que aquì estarè mientras el cuerpo aguante.
No os lleveis demasiado berrinches, no sea que os pase algo y yo me quede sin nadie a quien llamarle CABRÒN.
Asì que tranquilidad y buenos alimentos. A cuidarse.
Besines.

adicciones,jovenes,drogas,drogas cordoba,drogas priego,proego de cordoba
Hablamos de:
Redes Sociales

Agradecimiento:
A todas nuestra visitas

Asociacion Drogas.Priego.Priego Cordoba.Priego de Cordoba.Drogas,cocaina,marihuana,cannabis,hachis,metanfetamina,mdma,extasis,pcp,heroina,vih,crack,cristal,lsd,prevencion drogas,informacion drogas,centros tratamiento droga,THC,ketamina,drogodependencias,sida,adiccion,adicciones,crack,tabaco,alcohol,abuso drogas,fumar tabaco,info drogas,drogas cocaina,drogas heroina,drogas metanfetamina,drogas mdma,drogas cristal,drogas ketamina,alucinogenos,drogas marihuana,droga s alcohol,droga tabaco,consumo de drogas,consumo drogas,ghb,mefredona,oxyContin rohypnol,Dextromethorphan-Xanax,,trafico de drogas,trafico de estupefacientes,noticias drogas,drogas adulteracion,efectos drogas,efectos cocaina,efectos marihuana,efectos mdma,efectos drogas de,drogas efectos,efectos de las drogas,drogas legales,dejarlas drogas,droga diseño,drogas diseño,drogas de diseño,drogas sinteticas,diseño drogas,drogas violacion
Bitacoras.com Promociona tu blog en TusNoticiasdeActualidad.com