Archivo de noviembre de 2014

 
  • De ellos, más de tres cuartas partes consumen cannabis, una sustancia que sólo causa el 13% de las demandas de tratamiento
  • Según un informe de Naciones Unidas, el consumo de heroína crece en Europa oriental y Asia central, mientras la cocaína se consume cada vez más en Europa Occidental. Casi la mitad de los consumidores de cocaína son norteamericanos
  • Los expertos de la ONU se muestran particularmente alarmados por el consumo de éxtasis y anfetaminas, cuyas aprehensiones se han multiplicado por diez en la última década. España está a la cabeza del consumo mundial en estas sustancias.
Cada año, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) publica un amplio y exhaustivo informe sobre las tendencias globales en lo que se refiere a la producción, el tráfico y el consumo de drogas ilegales. Basado en análisis locales y cuestionarios nacionales remitidos por un centenar de estados miembros de Naciones Unidas, los informes de la UNOCD pretenden dibujar una visión panorámica, lo más ajustada posible a la realidad, de la evolución del fenómeno de las drogas y las drogodependencias a escala planetaria. Las conclusiones del informe de este año ponen de manifiesto, con bastante claridad, las dificultades con las que se encuentra el aparato contra las drogas de Naciones Unidas a la hora de alcanzar el objetivo que se planteó hace cinco años (y que fue revisado en Viena el pasado mes de abril): eliminar o reducir considerablemente el cultivo ilícito del arbusto de coca, la planta de cannabis y la adormidera, y lograr resultados importantes y mensurables en la esfera de la reducción de la demanda antes de 2008.

En efecto, la lectura de los datos sobre el consumo de drogas ilegales que aporta el informe pone de manifiesto que el uso de estas sustancias es cada vez más amplio y está cada vez más extendido en prácticamente todas las regiones del mundo. Sólo la velocidad de la expansión parece moderarse en determinadas zonas y no existe ningún continente en el que el consumo de alguna de las drogas ilegales analizadas ?opiáceos, cocaína, cannabis y sustancias estimulantes anfetamínicas o de síntesis? no evolucione al alza. Los datos del informe, en cualquier caso, deben ser tomados con precaución debido al número relativamente pequeño de estados que han remitido información (92 en total), a la escasa fiabilidad de los instrumentos de recogida de datos en muchos de los países informantes y a los problemas a la hora de armonizar en todos los países conceptos tales como uso problemático de drogas, uso crónico, abuso o dependencia.

Casi el 5% de los mayores de 15 años

Según las estimaciones del informe, en todo el mundo se contabilizan en 2000/2001 (años a los que se refieren la totalidad de los datos aportados) en torno a 200 millones de consumidores de drogas ilegales, lo que supone el 3,4% de la población total y el 4,7% de la población mayor de quince años. Como se observa en la tabla, el cannabis es, con gran diferencia, la sustancia más consumida con 162 millones de consumidores (el 3,9% de la población mundial mayor de quince años). Le siguen las anfetaminas (34 millones), los opiáceos (15, de los cuales casi diez son consumidores de heroína y el resto de morfina, opio, etc.), la cocaína (14,1) y el éxtasis (7,7). La suma de los consumidores de las diversas sustancias excede los 200 millones, ya que algunas personas consumen más de una sustancia, en una pauta de policonsumo cada vez más generalizada en todo el mundo. ¿Ha crecido el consumo respecto al último informe de la ONU? Sí, sin duda, aunque tal incremento se debe fundamentalmente a la expansión del cannabis, una sustancia cuyo consumo a crecido un 10% respecto a 1998/2000. Debido sobre todo a este incremento, la prevalencia del consumo de drogas ilegales ha pasado en dos años del 4,3% de la población mundial al 4,7%, lo que supone un incremento del 9%. En números reales, el incremento es de quince millones, pasando de 185 a 200.

Si bien no es la sustancia más prevalente, el informe destaca que la heroína sigue siendo la droga que genera más problemas o, al menos, más demandas de tratamiento: el 70% de las demandas en Asia, el 64% en Australia y el 62% en Europa tienen su origen en esta sustancia. En América y en el Sudeste de Asia, por el contrario, la cocaína y la metanfetamina son, respectivamente, las sustancias que provocan más demandas de atención. ¿Cuántos países han detectado crecimiento en el consumo de drogas dentro de sus fronteras? En 2001, 48% de los países registran incrementos grandes o pequeños en sus tasas de consumo, en el 37% se mantienen estables y el 15% observan reducciones. En 2000, el porcentaje de países que observaban incrementos en el consumo era del 56%, de lo cual los analistas de la UNOCD deducen que, si bien el consumo crece en la mayoría de los países, el ritmo de crecimiento está atenuándose. Por sustancias, la que se incrementa en más países es el cannabis (cuyo consumo ha crecido en 50 países y decrecido en 14), mientras que la que decrece en más países es la heroína (lo hace en 15, si bien su consumo se ha incrementado en otros 33). Sólo en el caso de la morfina los países en los que su consumo ha decrecido superan a aquellos en los que se ha incrementado. Tras analizar las tendencias generales de consumo, el informe analiza de qué forma ha evolucionado cada una de las sustancias analizadas en las diversas regiones del mundo.

  • Cannabis. Más de tres cuartas partes de los consumidores de drogas ilegales de todo el mundo consumen, en ocasiones junto a otras sustancias, marihuana o hachís. Se trata, en todas las regiones, de la droga ilegal más extendida (si bien en países como China, Japón, Venezuela, India, Irán, Filipinas o Suecia resulta ser la segunda e incluso la tercera sustancia en orden de importancia). Y aunque, como reconoce el informe, es la que menos demanda de tratamiento genera, el número de personas atendidas por su adicción a esta droga no deja de crecer: son ya el 13% de los atendidos por consumo de drogas ilegales en Europa, el 23% en América y más del 60% en Africa. ¿Tiende al alza el consumo de cannabis? En el 53% de los países consultados se han registrado incrementos en el consumo, mientras en un 33% se mantiene estable y un 14% registra descensos. Los autores del informe consideran no obstante que, al detectarse en 2000 incrementos en el 77% de los países, el ritmo de expansión del cannabis puede estar perdiendo vigor.
  • Heroína. Los datos del informe ponen de manifiesto que es Asia el continente en el que se concentra la mayor parte de consumidores de derivados opiáceos: 7,4 millones, de los cuales 3,5 consumen heroína y el resto otros derivados del opio. La mayor prevalencia se registra sin embargo en Europa y, más concretamente, en su región oriental, donde una de cada cien personas mayores de quince años se declara consumidora de esta sustancia. El 30% de los consumidores de opiáceos de todo el planeta se concentra en el continente europeo y en torno al 50% en Asia. A nivel global, son todavía mayoría los países que registran incrementos en el número de consumidores de heroína, si bien los que refieren descensos o grandes descensos han crecido en los últimos años. Por regiones, en lo que respecta a Europa, el informe destaca la importante reducción registrada en el Estado español a lo largo de la última década, con un descenso en la tasa de prevalencia del 0,9% al 0,1% en diez años, según datos del PND. También se destaca la reducción del 60% en el número de nuevas admisiones a tratamiento por heroína, del 54% en las infecciones por VIH debido a la utilización de la vía parenteral para el consumo de heroína y del 55% en el número de muertes asociadas a su uso.¿Qué ocurre en el resto del mundo? En la Europa occidental, descienden las muertes por sobredosis y el consumo se estabiliza a niveles bajos en relación a los registrados en los años 80 y principios de los 90. En la Europa oriental, sin embargo, el panorama es bien distinto: la mayoría de los países, fundamentalmente Rusia, registran un incremento en el consumo y son pocos (Ucrania, Croacia, Azerbayán y Eslovaquia) los que ven descender su uso. Más al Este, en Asia, también la situación es diferente en función de la región analizada: si en el sudeste asiático los consumos parecen tender a la baja, en Asia central -por la influencia de Afganistán- la situación empeora claramente con el paso del tiempo. En Africa la prevalencia en el consumo de heroína sigue siendo baja, en Estados Unidos se mantiene estable en torno al 1% (tras una subida importante a mediados de los 90) y en algunos países latinoamericanos los datos parecen apuntar al alza.
  • Cocaína. La mayor parte del incremento en el consumo mundial de cocaína se debe a su cada vez mayor aceptación en los países de la Europa occidental, si bien el 45% de los consumidores de cocaína de todo el mundo siguen siendo norteamericanos. Se trata en todo caso de una sustancia casi exclusivamente consumida en los países ricos, puesto que más de dos tercios de los consumidores se concentran en Norteamérica y Europa occidental. Aunque las prevalencias más elevadas se dan en Norteamérica, el informe señala que existen países europeos -y cita expresamente a España y Reino Unido- donde la prevalencia del consumo de esa sustancia es mayor y, además, se incrementa día a día. En Estados Unidos el consumo parece haberse estabilizado tras una serie de reducciones importantes a finales de los 80, mientras que en la Europa occidental la prevalencia de esta droga tiende claramente al alza.

 

Alerta por el consumo mundial de éxtasis y anfetaminas

Ampliando los datos del informe reseñado en la página anterior, los analistas de la ONU acaban de publicar un segundo informe [UNODC, Ecstasy and amphetamines. Global survey 2003, United Nations Office on Drugs and Crime, Nueva York, 114 páginas, 2003] que aborda de forma específica la extensión del consumo de drogas de síntesis, anfetaminas y metanfetaminas. Englobadas todas esas sustancias bajo el título genérico de estimulantes anfetamínicos, el informe destaca que son consumidas por más de cuarenta millones de personas en todo el mundo y que su uso supera el de la heroína y la cocaína juntas.

En efecto, en lo que se refiere al consumo, los datos ponen de manifiesto que en la mayoría de los países consultados el consumo de éxtasis y de metanfetamina tiende al alza en los últimos años, mientras que el de las anfetaminas se estabiliza o se reduce. España se encuentra, en lo que se refiere a la prevalencia del consumo de estas sustancias, en los primeros puestos del ranking mundial: con 1,8 consumidores de éxtasis y 1,2 de anfetáminas por cada cien adultos, sólo Reino Unido, Irlanda y Australia -junto a Thailandia en el caso de la anfetamina- superan las tasas de prevalencia españolas. En lo que se refiere a la oferta de estas drogas, el informe destaca que son, tras el cannabis, las más aprehendidas por las policías de todo el mundo: entre 1991 y 2001, las aprehensiones de estas sustancias han pasado de 4 a 40 toneladas, con incrementos especialmente abultados en el este y el sudeste de Asia. De estas cantidades, casi tres cuartas partes corresponden a metanfetaminas, producidas normalmente en laboratorios de Asia y Norteamérica. El informe cita además la facilidad con que esta droga puede ser producida en laboratorios domésticos, la facilidad con la que se transmiten las fórmulas de producción y, paralelamente, la creciente capacidad de las grandes organizaciones para ampliar su producción con métodos industriales.

El informe presta especial atención al dinero que mueve la producción y el tráfico de estas sustancias y al negocio que se deriva de su consumo. Los autores del informe estiman en 65.000 millones de dólares (unos diez billones de pesetas) el dinero que genera la comercialización de este tipo de sustancias, lo que supone en torno al 10% del PIB español. El margen de beneficio de los productores se estima en un 300% debido al bajo precio de las materias primas y de las instalaciones necesarias para la producción de las pastillas. Los precios, en cualquier caso, varían notablemente de unas regiones a otras: de hecho, en Europa, donde su precio es más barato, pueden llegar a ser de 12 a 15 veces más baratas que en América o en el este de Asia. La escasa inversión necesaria, la facilidad para la elaboración, el bajo coste de los precursores y de los equipos y la facilidad para producir grandes cantidades hacen de los estimulantes anfetamínicos un lucrativo negocio, añade el informe, que repasa también -muy sucintamente- los efectos de estas sustancias sobre la salud.

adicciones,jovenes,drogas,drogas cordoba,drogas priego,proego de cordoba
Hablamos de:
Redes Sociales

Agradecimiento:
A todas nuestra visitas

Asociacion Drogas.Priego.Priego Cordoba.Priego de Cordoba.Drogas,cocaina,marihuana,cannabis,hachis,metanfetamina,mdma,extasis,pcp,heroina,vih,crack,cristal,lsd,prevencion drogas,informacion drogas,centros tratamiento droga,THC,ketamina,drogodependencias,sida,adiccion,adicciones,crack,tabaco,alcohol,abuso drogas,fumar tabaco,info drogas,drogas cocaina,drogas heroina,drogas metanfetamina,drogas mdma,drogas cristal,drogas ketamina,alucinogenos,drogas marihuana,droga s alcohol,droga tabaco,consumo de drogas,consumo drogas,ghb,mefredona,oxyContin rohypnol,Dextromethorphan-Xanax,,trafico de drogas,trafico de estupefacientes,noticias drogas,drogas adulteracion,efectos drogas,efectos cocaina,efectos marihuana,efectos mdma,efectos drogas de,drogas efectos,efectos de las drogas,drogas legales,dejarlas drogas,droga diseño,drogas diseño,drogas de diseño,drogas sinteticas,diseño drogas,drogas violacion
Bitacoras.com Promociona tu blog en TusNoticiasdeActualidad.com