Archivo de octubre de 2013

Los adolescentes se enfrentan a la realidad cotidiana desde una perspectiva nueva en cuanto a la toma de decisiones se refiere, ya que se distancian progresivamente de la normativa de los padres para estar más en consonancia con la identificación del grupo. Es el grupo quien influye en la configuración del código de valores del adolescente. Este debe decidir por sí mismo, resolver problemas, dar sentido a su vida, ser feliz, para ello necesita un código de valores que oriente su vida y la llene de sentido. Desde este planteamiento, el adolescente va a responder a las diferentes situaciones de la vida teniendo en cuenta un código de valores hecho propio.

Es cierto que el consumo de drogas obedece a múltiples factores, entre los que cabe apuntar los valores existentes en la cultura, sociedad, familia, grupo, centro docente y evidentemente los valores propios. Pero mucho de lo que se publica sobre la adolescencia es escrito por quienes dejaron atrás su juventud. Los adolescentes no disponen de muchos medios a través de los cuales puedan exponer sus ideas. Por ello, lo que se sabe de los adolescentes tiene sesgos de adultez cuando no de senilidad. En este sentido, conviene conocer qué piensan los adolescentes sobre los valores y de las drogas.

Investigación

La investigacion llevada a cabo en Burgos a los adolescentes escolares sobre los valores, las drogas y su interrelación, aporta datos de interés para reflexionar sobre la relacion drogas- valores en adolescentes. En este estudio aparecen unos resultados que convendría contrastar con nuevas investigaciones. Aquí se recogen los resultados más relevantes.

Referente a los valores psicobiológicos (salud, limpieza, amistad, alegría/ilusión, autocontrol, autoestima, armonía interior, lo ecológico), la alegría/ilusión, amistad, salud y lo ecológico son los valores más estimados. La autoestima ocupa el último lugar. Se aprecia un predominio estimativo de los valores afectivos (alegría/ilusión y amistad) frente a los valores de desarrollo (autoestima, armonía interior, y autocontrol) que son menos estimados. Los valores psicobiológicos son más apreciados por las mujeres que por los varones.

De los valores morales (responsabilidad, dirigir tu vida, lealtad, independencia, perseverancia, obediencia, honestidad, ahorro, y trabajo) prevalecen los valores morales innovadores (dirigir tu vida y responsabilidad). Estos valores son más apreciados en las variables sexo y edad a partir de los 16 años; durante los 14 y 15 años los valores prevalentes son dirigir tu vida y trabajo. También aquí las mujeres aprecian más los valores morales que los varones.

Entre los valores sociales (tolerancia, igualdad, paz, generosidad, liderazgo, vida cómoda), la paz y la igualdad son los valores sociales innovadores más apreciados, sin embargo, el liderazgo, como valor innovador, ocupa el último lugar en la cadena jerarquizadora. Como en los valores anteriores, la mujer aprecia más los valores sociales que los varones.

De los valores estético-intelectuales (sentido crítico, sabiduría, imaginación, buena educación, belleza/armonía) , la belleza/armonía es la más apreciada, mientras que el menos apreciado es el sentido crítico. Los valores estético-intelectuales son más apreciados por las mujeres que por los varones, excepto la imaginación.

Los valores transcendentes (fe religiosa y sentido de la vida) son los valores menos apreciados entre las diferentes clasificaciones de los valores. La variable sexo es significativa ya que las mujeres aprecian más la fe religiosa que los varones, mientras éstos aprecian más el sentido de la vida que las mujeres.

Por lo que se refiere al consumo de drogas, hay que destacar que el consumo de tabaco no está generalizado en la población estudiantil de estas edades tal como se viene afirmando en los medios de comunicación ya que el 44,6% de la población encuestada no fuma. El alcohol , por el contrario, está más generalizado pues en número de abstemios en la población estudiantil encuestada es de 30,6%. El porcentaje de experimentadores de drogas no integradas es irrelevante, excepto el cannabis que es de un 24,4%. Se observa que los varones han experimentado más drogas no integradas que las mujeres. El consumo de tabaco y de alcohol es ligeramente superior en los varones que en las mujeres.

Valores y Drogas

Por lo que se refiere a la relación valores y drogas, destacan los aspectos que a continuación se recogen:

Valores psicobiológicos. Tanto entre los no consumidores como consumidores de drogas integradas y no integradas prevalecen los valores afectivos de amistad, alegría/ilusión, mientras que en los no consumidores o abstemios de cualquier tipo de drogas prevalecen los valores vitales de salud y lo ecológico, esto no quiere decir que los consumidores de drogas desprecien los valores vitales. Se observa que el consumo de tabaco y de drogas no integradas está en proporción inversa con los valores psicobiológicos. En cuanto al alcohol, los consumidores altos postergan los valores psicobiológicos, excepto el valor armonía interior; no ocurre lo mismo por parte de las mujeres. El supuesto que a mayor consumo de alcohol menor aprecio de los valores psicobiológicos se confirma sólo parcialmente en la variable edad.

Valores morales. Existe un predominio de los valores morales innovadores dirigir tu vida y responsabilidad tanto entre los no consumidores como entre los consumidores de drogas integradas y no integradas. No hay diferencias que permitan discriminar los índices de consumo con la estimación de los valores morales. Se observa que cuanto mayor es el consumo de alcohol (varones consumidores altos) y de drogas no integradas más decrece la presencia de los valores morales.

Valores sociales. La paz es el valor preferido por los no consumidores tanto de drogas integradas como de no integradas, mientras que el valor liderazgo es el menos apreciado. Los fumadores altos aprecian menos los valores sociales que los no fumadores, excepción hecha del liderazgo, sin embargo hay que señalar que entre los porcentajes obtenidos no existen diferencias importantes entre los valores que eligen los colectivos de fumadores y de no fumadores. En cuanto al alcohol, los varones abstemios expresan un alto aprecio por los valores sociales, mientras que entre los consumidores altos decrece el grado de estimación hacia los valores sociales. Por lo que respecta a las drogas no integradas se observa que los experimentadores aprecian menos los valores sociales que los no experimentadores.

Valores estético-intelectuales. El valor más apreciado independientemente del consumo o no consumo de las diferentes drogas es la belleza/armonía, mientras que el menos apreciado es el valor del sentido crítico. Sin embargo, hay que señalar que los varones abstemios de alcohol aprecian más los valores estético-intelectuales, por el contrario, los consumidores y consumidoras altos aprecian menos tales valores. En cuanto a las drogas no integradas, los no experimentadores estiman más los valores estético-intelectuales que los experimentadores, excepto los valores de sentido crítico e imaginación.

Valores transcendentes. Ya se ha dicho anteriormente que el valor de fe religiosa es más apreciado por las mujeres que por los varones, mientras que el sentido de la vida ocurre lo contrario sean o no abstemios o consumidores de drogas integradas y no integradas. El supuesto que a mayor consumo de drogas integradas y no integradas menor aprecio de los valores transcendentes se observa en el valor de fe religiosa, sin embargo ocurre lo contrario respecto al valor del sentido de la vida. Se constata que a medida que se avanza en edad, tanto en los datos globales como en los resultados de las diferentes clases de consumo, desciende el grado de interés por el valor de la fe religiosa.

Conclusión

En el caso concreto del estudio realizado en Burgos, aparece:

1. Respecto a los valores psicobiológicos, es de notar que el consumo de tabaco está asociado predominantemente a los valores afectivos (amistad, alegría/ilusión), mientras que el no consumo está relacionado, además, con los valores vitales de salud, y lo ecológico.

2. En cuanto a los valores morales, se observa que los varones consumidores altos de alcohol aprecian menos los valores morales que los abstemios. Los experimentadores de drogas no integradas en la variable sexo también aprecian menos los valores morales que los no experimentadores.

3. Los valores sociales. La paz es el valor social más apreciado por los no consumidores de drogas integradas y no integradas, mientras el liderazgo es el menos apreciado.

4. Referente a los valores estético-intelectuales los varones no consumidores de alcohol aprecian más dichos valores que los consumidores altos. También los no experimentadores de drogas no integradas en la variable sexo aprecian más los valores estético-intelectuales que los experimentadores.

5. Respecto a los valores transcendentes, la fe religiosa es más apreciada por los no consumidores que por los consumidores de tabaco, alcohol y drogas no integradas en la variable sexo y edad. El fenómeno contrario se observa en el valor del sentido de la vida.

Es deseable la realización de estudios posteriores similares para compararlos con los resultados aquí expuestos, a fin de identificar qué valores actúan de factores de protección al no consumo de drogas y qué valores actúan como factores de riesgo de consumo de drogas y en qué contextos, así como conocer las diferencias y semejanzas entre los diferentes estudios.

Todo ello facilitaría la tarea educativa de los padres, del profesorado y otros agentes socioeducativos a la hora de ayudar a los adolescentes a clarificar sus valores y a decidir libre y responsablemente el consumo o no consumo de drogas. Igualmente aportarían datos interesantes para la intervención en prevención de drogodependencias y la educación en valores.

Fdo.: Fabian Moradillo
Doctor en Filosofía y Profesor de Filosofía y Ética en el I.E.S. “Comuneros de Castilla” de Burgos

Un trago que puede ser mortal El éxtasis líquido (GHB), una droga peligrosa que llegó a España hace dos años, tiene efectod impredecibles en el cuerpo humano y algunos de eelos pueden ser de gravedad extrema ___________________________________________ MYRIAM LOPEZ BLANCO y PATRICIA MATEY

En los 70 fueron las discotecas. En los 90, lo que se lleva son las rave, literalmente, fiestas de moda. Algunas de ellas empiezan por la mañana para acabar dos o tres días más tarde, ininterrumpidamente. La música techno es el nuevo ritmo, un sonido que ha generado una nueva cultura en la cual incluso la forma de vestir (el club wear) se ha convertido en un interesante distintivo.

Pero, a pesar de las advertencias de muchos de los líderes de este nuevo movimiento, parece que a algunas personas no les basta la música para mantener la excitación y recurren a ciertas sustancias para resistir lo que dure la fiesta. El GHB (gamma-hidroxibutirato), bautizado como éxtasis líquido, es el último producto que ha salido a escena.

Es un líquido incoloro, inodoro y con un cierto sabor salado, que a veces puede llegar a provocar la muerte. La sustancia acaba de aparecer en los medios de comunicación españoles, a raíz de la incautación -por primera vez en nuestro país- de cerca de dos litros de GHB, en Madrid. Sin embargo, el Instituto Nacional de Toxicología tiene constancia de consumos de GHB en España desde hace más de dos años. En Gran Bretaña y en EEUU hace ya varios años que está causando estragos. La CNN emitió hace un par de meses un reportaje sobrecogedor sobre algunos de los jóvenes que habían ingerido la nueva droga. Las consecuencias fueron devastadoras. Varios de estos consumidores entraron en coma permanente. Otros, murieron. “Lo único que recuerdo es que me desperté en un hospital con tubos por todas partes y no podía hablar”, dijo Andy DuBois, uno de los jóvenes hospitalizados como consecuencia de la ingestión de GHB.

Lorenzo Paz Gonzalo, presidente de la Asociación Vasco-Navarra de Anestesia y Dolor, no acaba de creerse que el gamma-hidroxibutirato (GHB) haya pasado a convertirse en una nueva droga. “Me parece algo terrorífico. No sólo atenta contra la salud, sino que claramente puede ser mortal”.

Sin embargo, aunque las consecuencias del consumo de GHB están llegando a ser devastadoras, la historia de esta sustancia empezó siendo de lo más inocente. “Hace 15 años que yo utilizaba el GHB en Alemania como anestésico para los pacientes que estaban en unidades de cuidados intensivos. Pero se dejó de utilizar porque provocaba alucinaciones en los pacientes durante su despertar. Está claro que crea estados confusionales”.

El GHB es una sustancia que se encuentra de forma natural en cada una de las células del cuerpo humano, aunque en unas zonas es más abundante que en otras. En el cerebro, las mayores cantidades se encuentran en el hipotálamo y en los ganglios basales. También existen mayores concentraciones en el riñón, corazón, músculo esquelético y tejido adiposo marrón.

Se cree que el GHB es un neurotransmisor, pero no está del todo claro porque no cumple todos los requisitos para considerarlo como tal. Lo que sí está demostrado es que es el precursor de un neurotransmisor: el GABA, o ácido gamma-aminobutírico, con quien tiene bastantes cosas en común.

Cuando se estudiaron las semejanzas y diferencias entre estas dos sustancias fue cuando empezó la verdadera historia del éxtasis líquido.

La historia del GHB

Hace 30 años, un investigador francés sintetizó, por primera vez, en su laboratorio el GHB. Con ello, H. Laborit pretendía averiguar cuáles eran los efectos del GABA, pero se encontró con el inconveniente de que esta sustancia no podía atravesar la barrera de entrada al cerebro.

El GHB es un precursor en el metabolismo del GABA y tenía la ventaja de que sí podía pasar dicha barrera hematoencefálica. Laborit sólo tuvo que cambiar el grupo amino del GABA por el hidroxilo, para conseguir el GHB y estudiar cómo actuaba.

Se vió entonces que el nuevo compuesto produce efectos que van más allá que los del GABA. Uno de ellos es que el GHB es un potente depresor del Sistema Nervioso Central y su consumo produce una subida temporal de la concentración de la dopamina en el cerebro, haciendo que las personas se sientan mejor y más alertas.

Así, en los años siguientes, el GHB se empezó a utilizar como anestésico; para la terapia de la narcolepsia; para ayudar en el parto (logra dilatar el cuello del útero); y para el tratamiento de la adicción al alcohol y la heroína.

En los años 80, el GHB se podía encontrar fácilmente en las tiendas sin receta médica, y era consumido sobre todo por los culturistas (se descubrió que, tras su consumo, se estimula la hormona de crecimiento).

Nada hacía sospechar sobre la nueva sustancia. Durante 30 años, hasta la entrada de los años 90, todos los estudios sobre el GHB hablaban de sus muchas ventajas y de la ausencia de efectos secundarios. Pero fue a principios de esta década cuando la FDA (EEUU) lo retiró del mercado por seguridad pública. En 1991, dos científicos de California informaron sobre los 10 primeros casos de intoxicación por GHB y denunciaron su “gran potencial como sustancia de abuso”.

Los doctores Chin y Kreutzer encontraron que los pacientes entrevistados todos consumidores de GHB experimentaban una agradable excitación, y que muchos de ellos continuaban ingiriendo la sustancia porque les hacía sentirse bien.

Los autores concluyeron que podía ser un peligro para la salud, aunque no tenían pruebas de sus efectos a largo plazo ni de si creaba o no adicción.

Los dos científicos identificaron, así, a los 10 primeros intoxicados por consumo de GHB. Cuatro de ellos no sabían qué dosis habían tomado, otros cuatro lo habían ingerido con otras drogas (generalmente alcohol), y el resto tenía historia médica de epilepsia (que está contraindicada con esta sustancia). “Parte de la gravedad de esta droga”, manifestó a EL MUNDO Juan Ignacio Jiménez Frisuelos, presidente de la Unión Española de Asociaciones de Asistencia al Drogodependiente (UNAD), “estriba, precisamente, en que no se puede controlar la cantidad que consumes. Mientras que una pastilla es una pastilla, la dosis de una droga líquida es más difícil de controlar”.

El conocimiento sobre los efectos indeseados del GHB se ha ido ampliando. Según el doctor José M. Torrecilla, del Instituto Nacional de Toxicología, “el GHB puede producir alucinaciones, delirio, euforia y efectos anestésicos. Los primeros síntomas pueden consistir en somnolencia, hipotonía, confusión, cefalea y desequilibrio y, posteriormente, evolucionar hacia un coma con alteraciones respiratorias severas por depresión del Sistema Nervioso Central”.

Parece que el GHB tiene efectos impredecibles en los seres humanos, y que varían mucho de una persona a otra. Algunos comparan los efectos con beber alcohol. “Te da una subida muy agradable y te sientes un poco alegre”, dice uno de sus consumidores. “Y todos tus sentidos se despiertan durante una hora”. Algunos dicen que su efecto es parecido a tomar una mezcla de éxtasis y ácido. Otro de los consumidores lo describió de la siguiente forma: “Me sentía como si estuviese en una burbuja, plenamente consciente, pero, sin embargo, mis amigos me aseguraron que estuve inconsciente y vomitando”.

Normalmente, el GHB se toma mezclado con agua. Y, cada vez, la dosis, la pureza y la química del cuerpo del consumidor son una combinación distinta. De ahí la variedad de efectos. “Algo que con un gramo y medio normalmente causaría una ligera somnolencia, puede provocar un estado repentino de inconsciencia cuando la dosis es ligeramente mayor”, dice William J. Mitchell de la Drug Enforcement Administration (DEA), de EEUU.

A pesar de que el GHB recibe el nombre de éxtasis líquido, no tiene nada que ver con ese nombre. El éxtasis es un derivado de la anfetamina, y el gamma-hidroxibutirato es un componente natural del metabolismo de los mamíferos. La mayor parte de esta droga se vende en la calle y en los clubs, y se hace de forma ilegal en los laboratorios.

El presidente de la UNAD recuerda el único caso de consumo de éxtasis líquido que ha llegado hasta una de las asociaciones: “Comentó que los efectos fueron rapidísimos y muy fuertes. A los tres o cuatro minutos de haber consumido el GHB sintió una auténtica euforia. Reconoció, además, que la percepción de la realidad estaba totalmente distorsionada y que se puso muy violento porque creía que todos estaban en contra suya. Al día siguiente del consumo de la droga fue, al parecer, devastador. Se encontró muy mal”.

El verdadero drama

Pero lo más dramático de esta historia es que el GHB que es más barato que el éxtasis se puede obtener muy fácilmente. Su receta está en Internet, y, en España, se puede conseguir en cualquier farmacia. “Existe un fármaco con 150 miligramos de GHB que se receta en pacientes psiquiátricos”, aseguró el doctor Paz.

Por otro lado, es una sustancia tan nueva que muy pocas personas están al tanto del peligro que acarrea su consumo. Y, debido a que no tiene color ni olor ni sabor, puede echarse en el vaso de cualquier persona sin que ésta se de cuenta. Algunos de los asiduos de las fiestas raves suelen recurrir a otros fármacos para conseguir efectos similares a los del GHB. Uno de ellos es el Ritalin, un medicamento que se receta para tratar el déficit de atención en los niños. También el Rohypnol (unas pastillas para potenciar el sueño y que se conocen como la píldora del olvido), la Niacina (vitamina B3), y el Triptófano.

OPIÁCEOS (NARCÓTICOS) DE ORIGEN NATURAL

OPIÁCEOS (NARCÓTICOS) DE ORIGEN SINTÉTICO Y ANÁLOGOS

Conocidos como “Narcóticos” (que significa adormecimiento), se utilizan principalmente para combatir el dolor. Son legales para uso médico, por sus propiedades analgésicas.

Son derivados preparados a partir de la Goma de Opio (Papaver Somniferum), misma que se obtiene a partir del jugo extraído de los bulbos de la amapola.

En 1803 se aísla un alcaloide del opio al que se le llamó Morfina por el Dios griego del sueño “Morfeo”, que es diez veces más potente que el opio y posteriormente se desarrollaron otros derivados como la Codeína que deprime la tos y la Heroína (1874), que es diez veces más potente que la morfina. Su nombre viene por ser la droga “heroica” en las guerras.

Hasta 1914 la morfina y el opio eran legales en los Estados Unidos, pero al ver que su uso producía: tolerancia, dependencia física y psicológica, y también síndrome de abstinencia cuando se suspenden bruscamente, se prohibieron definitivamente a partir de ese año.

Dentro de los narcóticos-opiáceos encontramos a:

De Origen Natural: Opio, Heroína, Morfina, Codeína.

De Origen Sintético: Demerol, Metadona

Los opiáceos son las drogas con mayor poder adictivo, debido a entran en el cerebro rápidamente.  Entre los efectos que producen estas drogas están el de analgesia, somnolencia, cambios del estado de ánimo, depresión respiratoria, nausea, vómito, “miosis” (constricción pupilar) y disminución de la motilidad del tubo digestivo.

El efecto analgésico que produce la morfina tiene la particularidad de que ocurre sin pérdida de la conciencia y no afecta otras modalidades sensoriales, sin embargo es muy importante en caso de intoxicación, no permitir que el sujeto duerma ya que el efecto como depresor en la respiración, se suma al mismo efecto causado por el sueño y esto aumenta el riesgo de muerte por asfixia.

Los cambios conductuales se identifican con la euforia inicial, la apatía, lentitud psicomotora, el deterioro en el proceso del pensamiento y en la capacidad de atención y memoria, así como con cambios drásticos en actitudes escolares y sociales.

Existen muchos mitos alrededor de la heroína como el que produce alta satisfacción, que evita el estrés y que provoca sentimientos de poder. La realidad, en cambio, es que genera un estado inmediato de insatisfacción y frustración al pasar su efecto. Provoca altos estados de ansiedad y atención y genera una devaluación total de la persona.

La heroína se puede administrar: fumada, inhalada o por inyección intravenosa. Los efectos son siempre los mismos, pero varía su intensidad y la rapidez de actuación. Cada vía de administración conlleva una serie de riesgos para la salud: al fumarla penetra en el organismo de forma gradual. La inyección es la forma de administración que más riesgos implica ya que se pueden contraer numerosas infecciones, septicemia y enfermedades como: hepatitis, SIDA, etc. El inyectarse constantemente puede dañar las venas provocando trombosis y abscesos, aparte que es la forma más agresiva del consumo de esta droga.

La heroína atraviesa fácilmente la barrera hematoencefálica y llega rápidamente al cerebro ocasionando alteraciones en los neurotransmisores cerebrales. También atraviesa la barrera placentaria y en mujeres embarazadas, puede afectar muy negativamente al desarrollo del feto.

Normalmente es adulterada con numerosos productos que a veces son muy tóxicos y el adicto como no tiene control sobre la “calidad” de la droga, corre el riesgo de que con la misma dosis utilizada anteriormente pudiera estar consumiendo una mayor cantidad de sustancia y por consiguiente llegar a una intoxicación severa sin darse cuenta hasta que ya sea demasiado tarde.

Dentro del cerebro se han encontrado sustancias del tipo de la morfina llamados Péptidos Opioides, y al fecha se conocen tres familias que son: las endorfinas, las encefalinas y las dinorfinas.

Existen varios fármacos sintéticos con efectos opioides como el Nubain (analgésico narcótico), la Meperidina (Demerol), la cual actúa muy parecido a la morfina, y de la cual se derivan el Difenoxilato (Lomotil) y la Loperamida (Imodium) cuyo principal uso es antidiarreico.

EFECTOS FÍSICOS Y PSICOLÓGICOS

Afecta el Sistema Nervioso Central. Reduce la presión cardiaca.  Inhibe al sistema respiratorio hasta el punto de la muerte. Afecta al sistema límbico. Produce venas colapsadas. Abscesos. Daño al sistema cardiovascular. Daño al sistema hepático, riñones. Complicaciones pulmonares, como Neumonía y Tuberculosis. Artritis y problemas reumatológicos. Abortos espontáneos. Aumenta el riesgo de contraer Hepatitis B, C y VIH.

Los adictos a la morfina y a la heroína, presentan un síndrome de supresión mucho más severo que aquellos adictos al Nubain, Lomotil, Imodium, etc.

La Naloxona es el antagonista prototipo y se utiliza para prevenir los efectos depresores de los opiáceos en anestesia y en el diagnóstico de adicción a opioides (induce el síndrome de abstinencia).

La Metadona

Es otro agonista de los receptores Mu con propiedades muy útiles ya que se utiliza para ayudar a los adictos durante el síndrome de abstinencia ya que es menos adictivo que la heroína y la morfina y entre sus principales están las siguientes: Es una sustancia sintética derivada del opio controlada por las autoridades sanitarias de distribución restringida.  Es un analgésico potente similar a la morfina (también derivado opiáceo), pero sin un efecto sedante tan fuerte.  En su forma básica es un polvo blanco cristalino, pero suele estar disponible en varias formas y concentraciones: comprimidos, supositorios y autoinyectables.

Inicialmente se suministran a los adictos dosis diarias equivalentes a su consumo de heroína, con el fin de retirar al adicto lentamente de la heroína ilegal inyectable y luego introducir dosis reducidas de metadona por vía oral.  A veces, suspender completamente a la metadona no es recomendable, y la dosis de mantenimiento puede continuar durante meses o incluso años (Programas de Mantenimiento con Metadona).  Es indispensable que todo programa de tratamiento con metadona vaya acompañado de psicoterapia y supervisión médica especializada en adicciones.

Aunque el uso regular de metadona puede inducir dependencia, se considera que ésta es menos grave que la de la morfina o la heroína, y es más fácil de tratar, no obstante, la metadona tiene efectos secundarios como: aturdimiento, mareos, náuseas, vómitos y boca seca.

En casos de abuso pueden aparecer fallos circulatorios y coma profundo y se han dado casos de muerte por fallo respiratorio.

SÍNDROME DE ABSTINENCIA: Nerviosismo. Dolor muscular y óseo. Insomnio. Diarrea Vomito. Escalofríos. Movimientos incontrolables. Somnolencia. Vasoconstricción de la pupila. Comezón. Pilo erección

Cómo Actúan los Opiáceos en el Cerebro

Primero veremos cómo se comunican las células del cerebro (neuronas), llamada neurotransmisión.

Diferentes partes del cerebro regulan distintas funciones. En la primer escena se puede observar las regiones cerebrales que controla tales cosas, como son: el movimiento, pensamiento, el juicio, la memoria, y “la gratificación”, o el sentimiento de placer que viene posterior al hace algo agradable (saborear un pedazo de pastel, recibir una felicitación, etc.).

Los científicos opinan que todas las drogas de abuso, como la cocaína, el alcohol, la nicotina, y la heroína, activan la senda de la gratificación cerebral, mostrada en la segunda escena. La senda de la gratificación abarca el área ventral del tegmento (VTA), el núcleo accumbens, y la corteza prefrontal.

Las señales viajan a lo largo del circuito de la gratificación (y a través de otras áreas del cerebro) a lo largo de una red de neuronas, o células nerviosas, en forma de impulsos eléctricos –como se translada la electricidad a traves de una red de alambres.– Éstas son las neuronas en el circuito de la gratificación cerebral (donde las drogas de abuso actúan), observe el “acercamiento” de la siguiente escena . La animación muestra cómo los impulsos seguirían el conducto de el axon de una neurona asta el final de la terminal del axon, salta a la próxima neurona, y continúa a través de esa neurona, en una escena posterior veremos con más detalle el desplazamiento del impulso en las neuronas.

En la siguiente escena vemos un “closeup” de la hendidura entre dos neuronas, llamada sinapsis El impulso de la misma manera que una corriente eléctrica no puede cruzar una abertura como eléctricidad, lo cruza mediante un mensaje químico por medio de “mensajeros” llamados neurotransmisores (en color lila), que pasan a la membrana nerviosa de la siguiente neurona y descarga su contenido generando otro impulso eléctrico.

Los opiáceos como la heroína o morfina, pueden ser inyectados, fumados, inhalados, o tomados oralmente. Si se inyecta directamente en el torrente sanguíneo, los opiáceos alcanzan el cerebro muy rápidamente. Si son fumados, ingresan en el torrente sanguíneo a través de los pulmones y se dirigen al cerebro. Cuando se inhala, a través de la nariz, ingresan en el torrente sanguíneo vía las membranas mucosas y se mueven a través del cuerpo al cerebro dónde actúan para producir su característico “climax”. Si es ingerido oralmente, los opiáceos alcanzan el cerebro más despacio vía el estómago y posteriormente a el torrente sanguíneo.

La Función Normal de la Dopamina

La dopamina, mostrada en amarillo, se elabora en el ápice de la neurona y es empaquetada en contenedores llamados vesículas. Cuando un impulso eléctrico llega al final de la neurona, la vesícula pasa a la membrana nerviosa y descarga su contenido de dopamina a la hendidura sináptica. La dopamina cruza el hueco y se adhiere a los sitios del receptor, o receptores de la membrana de la neurona próxima. Cuando la dopamina bloquea un receptor, varias acciones tienen lugar en esa neurona para que un nuevo impulso eléctrico se genere en esta neurona, y el “mensaje” continúe adelante.

Después de que la dopamina ha saltado al siguiente receptor, eventualmente se cae de nuevo y es removido de la hendidura sináptica y regresado dentro de la primera neurona por las bombas de captación (color rosa). (Para que una transmisión nerviosa sea normal, es importante que la dopamina no se quede en la hendidura.)

Cuando se agregan Opiáceos

La animación muestra lo que pasa a la transmisión de dopamina cuando una droga opiácea como la heroína o la morfina entra en el circuito de la gratificación cerebral. El opiáceo, mostrado en rojo, se adhiere a los receptores opiáceos (de color ocre) en una tercera neurona, mostrado aquí a la derecha. (La razón que algunas neuronas tengan receptores especiales para los opiáceos probablemente es que hay opiáceos naturales en el cerebro.)

Esto causa que la cantidad de dopamina en las hendiduras sinápticas de el circuito de la gratificación se incremente dramáticamente, como se muestra en el primero plano de la hendidura sináptica a la izquierda. Los investigadores todavía no están completamente seguros cómo las drogas opiáceas causan este aumento en la dopamina, pero una teoría dice que cuando los opiáceos atascan a los receptores en la tercera neurona, esa neurona suelta menos GABA que es un neurotransmisor que inhibe la dopamina. (Si hay menos GABA, por consiguiente, hay más dopamina.)

El incremento de la dopamina produce sentimientos de intenso placer para la persona que toma la droga opiácea. Desgraciadamente, el uso prolongado de opiáceos causa que el cerebro se adapte, para que tenga que depender de la presencia de la droga para funcionar normalmente. Entonces, si la persona deja de usar la droga, él o ella tiene experiencias contrarias al placer–ansiedad, irritabilidad, y mal humor. Los síntomas inmediatos, se llaman supresión. El retiro de opiáceos tiene síntomas físicos así como psicológicos; éstos incluyen náusea, fríos, calambres, y exudado. Incluso después de un periodo largo que la persona ha dejado de usar opiáceos, las anormalidades cerebrales pueden persistir, causando sensaciones de incomodidad y pidiendo más de la droga para relevar estos sentimientos.

cordoba,drogas cordoba,proego,proego de cordoba,asociacion priego,
Hablamos de:
Redes Sociales

Agradecimiento:
A todas nuestra visitas

Asociacion Drogas.Priego.Priego Cordoba.Priego de Cordoba.Drogas,cocaina,marihuana,cannabis,hachis,metanfetamina,mdma,extasis,pcp,heroina,vih,crack,cristal,lsd,prevencion drogas,informacion drogas,centros tratamiento droga,THC,ketamina,drogodependencias,sida,adiccion,adicciones,crack,tabaco,alcohol,abuso drogas,fumar tabaco,info drogas,drogas cocaina,drogas heroina,drogas metanfetamina,drogas mdma,drogas cristal,drogas ketamina,alucinogenos,drogas marihuana,droga s alcohol,droga tabaco,consumo de drogas,consumo drogas,ghb,mefredona,oxyContin rohypnol,Dextromethorphan-Xanax,,trafico de drogas,trafico de estupefacientes,noticias drogas,drogas adulteracion,efectos drogas,efectos cocaina,efectos marihuana,efectos mdma,efectos drogas de,drogas efectos,efectos de las drogas,drogas legales,dejarlas drogas,droga diseño,drogas diseño,drogas de diseño,drogas sinteticas,diseño drogas,drogas violacion
Bitacoras.com Promociona tu blog en TusNoticiasdeActualidad.com