Archivo de marzo de 2012

En el mercado, las  empresas que  fabrican y distribuyen las bebidas cola no se limitan a un  único producto. Los  tradicionales refrescos cola se encuentran en distintas  presentaciones que incluyen las llamadas gaseosas “Light”, que  contienen menos azúcar,  o las descafeinadas (que en Argentina no se  comercializan) que proclaman no tener cafeína.

Bebidas cola “light” o “diet”   Las debidas “Light”, “Diet”, o dietéticas contienen menos  azúcar que los refrescos tradicionales, o se encuentran  libre de éste. En realidad los sacáridos no son  eliminados por completo, ya que para eliminar completamente el  azúcar, se debería también sustraerle el  color, el cual se  lo brinda el colorante de caramelo Col 150d ó Caramelo de  sulfito amónico según hemos visto  anteriormente.   Para enfatizar su negativo efecto, a estas bebidas se les agregan  edulcorantes como la sacarina, los ciclamatos o el aspartamo, que  son universalmente reconocidos como tóxicos para la  salud.

  • SACARINA: Este producto actualmente encuentra en    debate su    toxicidad. Es un edulcorante muy potente (200 veces más    dulce que en azúcar), no calórico, con un    típico sabor amargo post-deglución. No es    metabolizado por el cuerpo y es excretado por la    orina.

Gran cantidad de estudios realizados en la década  del 70 confirman la relación de la sacarina como causante  de cáncer en animales de  laboratorio.  Aunque todavía de amplia difusión, las etiquetas de  las bebidas, en diversos países deben llevar  obligatoriamente el siguiente aviso: “El consumo de  esta sustancia puede ser peligroso para su salud” o “Este  producto contiene sacarina, sustancia que ha sido determinada  como agente causante de cáncer en animales de  laboratorio”.   El consumo de sacarina también se relaciona con la  formación de bloqueos en la función  renal.   En 1971 se presentó en la Food and Drug Administration  (FDA) una propuesta de prohibir el uso de la sacarina en los  EE.UU.. Luego de numerosas investigaciones  finalmente fue prohibida en 1991.

  • CICLAMATOS: Los ciclamatos (ácido    ciclámico y sus sales de sodio y calcio) es un    edulcorante artificial utilizado desde 1950. No se conocen    aún muy bien sus efectos, aunque se encuentra muy    relacionado en los humanos con la interferencia en la síntesis    de las hormonas    tiroideas y en la responsabilidad de producir    alergias.

Según recientes estudios realizados por la OMS  podría tener potencialidades cancerígenas y efectos mutagénicos.  Es por esto que los ciclamatos se encuentran estrictamente  prohibidos en Estados UnidosJapón,  Gran Bretaña y Francia desde  1970.   Gran cantidad de investigadores han identificados a los  ciclamatos como agentes iniciadores de patologías  cancerígenas, tales como el cáncer  de próstata y el cáncer de vejiga  primordialmente.

  • ASPARTAMO: El aspartamo o aspartame es un edulcorante    artificial de alta intensidad y prácticamente no    calórico. Elaborado a base de dos amino-ácidos,    ácido aspártico y fenilalanina, es    aproximadamente 180 veces más dulce que el azúcar    (aproximadamente 4 calorías por gramo). Digerido como una    proteína, sus aminoácidos son metabolizados    normalmente.

Originalmente considerado como una panacea, se lo  comercializa comúnmente con la denominación  comercial de “Nutrasweet”.   Pese a que la FDA originalmente aprobó su uso, el  aspartamo posee históricamente gran número de  problemas,  siendo el más grave el relacionado con la PKU  (fenilcetonuria) afección relacionada a la incapacidad de  metabolizar el aminoácido Fenilalanina, uno de los dos  componentes la molécula del aspartamo. Estudios recientes  han comprobado que este aditivo alimentario se encuentra asociado  a ataques epilépticos en individuos sanos.

Se sabe, por investigaciones europeas que el aspartamo  tiene propiedades neurotóxicas y está muy  relacionado con cánceres cerebrales. Se sospecha que tiene  alguna correlación con el mal de Alzheimer. Se  ha comprobado que niveles elevados de aspartamo en la sangre puede  resultar en “retardación mental”. Son centenares los  estudios que confirman que el aspartamo (o Aspartame) es  extraordinariamente dañino para el cerebro. En tanto  la FDA no se ha expedido al respecto, Europa y  Japón han prohibido taxativamente su empleo  bromatológico y en medicamentos en cualquier  forma.

Bebidas Cola Descafeinadas   Las bebidas descafeinadas no son comercializadas en Argentina. La  disminución o sustracción de la cafeína en  parte disminuye la nocividad del producto (por los efectos de la  cafeína mencionados anteriormente). Pero estas bebidas  presentan mayor cantidad de azúcar que las  cafeínicas, por lo que su hipotética mejora se  encuentra neutralizada por los problemas del azúcar blanca  que ya hemos visto.

5. Pruebasgráficas de los efectos de las bebidas  cola

  • Las bebidas cola son utilizadas para aflojar    tornillos oxidados o piezas ajustadas, remojándolos unos    minutos. Este efecto es obviamente atribuible al ácido    fosfórico.
  • En algunos estados de EE.UU., la Patrulla de Caminos    porta 2 galones de bebida cola en su auto para remover la    sangre que queda sobre el pavimento, luego de ocurrido un    accidente.
  • Si se sumerge un trozo de carne en una bebida cola, a    cabo de unos días éste se irá    desintegrando hasta disolverse completamente.
  • Las bebidas cola pueden utilizarse como quitamanchas    para lavar prendas, especialmente manchas de grasa.
  • Para transportar el concentrado de las gaseosas cola,    los envases deben portar indicaciones de “material peligroso”,    reservadas solamente para materiales    altamente corrosivos.
  • Algunos fabricantes de bebidas cola las utilizan para    limpiar los motores de sus    vehículos.
  • Si se coloca un diente de hombre en un    recipiente y se la agrega una bebida cola, este se vuelve    blando y comienza a disolverse al cabo de un tiempo. Esto    fue constatado por el Profesor Mac Cay de la Universidad    de Cornell (EE.UU.)

Fórmula Original De La Coca-Cola   Composición de un galón (4,546 litros):

INGREDIENTES CANTIDADES
Azúcar * 2.400 gr.
Caramelo 37 gr.
Cafeína 3,1 gr.
Ácido fosfórico 11 gr.
Hojas de coca descocainizadas 1,1 gr.
Nuez de cola 0,37 gr.
Alcohol al 20% 22 gr.
Zumo de lima 30 gr.
Glicerina 19 gr.
Extracto de vainilla 1,5 gr.
Condimentos – Formula 7X
Esencia de naranja 0,47 gr.
Esencia de limón 0,88 gr.
Esencia de nuez moscada 0,07 gr.
Esencia de casia (canela de la China) 0,20 gr.
Esencia de coriandro una pizca
Esencia de nerolí una pizca
Esencia de lima 0,27 gr.
  • en suficiente agua para    disolverlo
  • Usual Preparación
  • Mezclar en 4,9 gr. de alcohol al    95%, agregar 2,7 gr. de agua, dejar reposar 24 horas a 60    grados Fahrenheit para que se separe el estrato    turbio.
  • Recójase la parte clara del líquido y    agréguese al jarabe.
  • Agregar suficiente agua para preparar 1 galón    de jarabe.
  • Mézclese una onza de jarabe con agua    carbonatada para preparar 6,5 onzas de bebida.
  • Embeber las hojas de coca y las nueces de cola en 22    gr. de alcohol al 20%, luego filtrar y agregar el    líquido al jarabe.
  • Después añadir el zumo de lima, la    glicerina y el extracto de vainilla.

Esta es la formula original del producto supuestamente  extraída de los libros de  fórmulas de su inventor, John Stith Pemberton. Análisis Realizados De Los Contenidos De  Las Bebidas Cola

CONTENIDO DE AZÚCAR EN LA          COCA-COLA
En 237 ml. (8 oz.) 19 g. CONC. 80,17 g/l.

Fuente: Food Values of Portions Commonly  Used, 15 th ws. Pennington

 

CONTENIDO DE CAFEÍNA EN LA          COCA-COLA
En 237 ml. (8 oz.) 31 mg. CONC. 130,80 mg/l.

Fuente: International Food Information  Council Foundation

CONTENIDO DE FÓSFORO EN LAS BEBIDAS          COLA
BEBIDA CONTENIDO PROMEDIO (ppm) C.V. (%)
Coca-Cola 215 1.78
Coca-Cola Light 199 0.79
Pepsi-Cola 223 1.14
Pepsi-Cola Light 186 1.32
Pepsi Max 201 3.00

Fuente: Departamento de Química  Analítica. Facultad de Medicina –  U.N.A.M.

U.A.N.L. – Monterrey, N.L. México.

 

CONTENIDO DE CAFEÍNA EN LAS BEBIDAS          COLA
BEBIDA CONTENIDO PROMEDIO (mg./ml.) C.V. (%)
Coca-Cola 0.158 0.50
Coca-Cola Light 0.169 1.65
Pepsi-Cola 0.139 1.58
Pepsi-Cola Light 0.170 2.23
Pepsi Max 0.150 5.20

Fuente: Departamento de Química  Analítica. Facultad de Medicina –  U.N.A.M.

U.A.N.L. – Monterrey, N.L.  México.

6. Aspectos  Destacables

No cabe ninguna duda que las bebidas cola han demostrado  ser francamente nocivas para la salud. Lo mencionado en este  informe ha sido  un extracto de los efectos más notables del consumo de las  mismas, por las enfermedades o los  trastornos que originan. No todas las patologías y  anomalías que son resultado de la ingestión de  estos refrescos se encuentran aquí. Hacerlo  demandaría una extensión enorme de este trabajo. El  hecho de sólo mencionar algunas (las de mayor importancia)  se debe a que la función del informe es concientizar a los  habituales consumidores de estos productos del  potencial nocivo que contienen. Una mayor extensión en  términos técnicos más detallados y  profundos, conllevaría a una falta de interés  por parte del lector, y se perdería su verdadera  función.

Cabe destacar que los aspectos a los que se hace  referencia con anterioridad fueron fruto de años de  investigaciones y ensayos.   A continuación se mencionan algunas de las peticiones,  medidas tomadas, y trabajos investigativos, que tienen estrecha  relación con las bebidas cola, en lo que se refiere a sus  componentes.

  • La Asociación Dental Americana ha solicitado    la prohibición de las bebidas con cola y otras aguas    azucaradas en todas las escuelas públicas de los    EE.UU.
  • La Asociación Dietética Americana,    también ha solicitado al Gobierno de los    EE.UU. la prohibición de estas bebidas.
  • “The Consumer’s Union”, un organismo de defensa    del consumidor    en EE.UU., ha criticado el grado de acidez de las bebidas cola,    por los efectos que trae aparejados sobre el organismo.    Recordemos que las bebidas cola tienen un pH que    oscila entre 3 y 3,4.
  • Existen miles y miles de reclamos y peticiones por    parte de maestros, doctores, asociaciones de padres de familia,    gruposintelectuales, etc. de EE.UU., que demandan su    prohibición.
  • En Europa ha habido similares solicitudes ante los    gobiernos, pidiendo la prohibición de las bebidas cola,    aduciendo la hospitalización de niños    por la descalcificación ósea debida al    ácido fosfórico.
  • En 1978 la “Food and Drug Administration” (FDA), uno    de los organismos más importantes a nivel mundial en lo    que se refiere al control de    alimentos,    denunció los efectos dañinos de la cafeína    sobre el sistema    nervioso.
  • En gran cantidad de países es obligatorio    poner en la etiqueta de los productos que contienen sacarina,    el mensaje de advertencia “El consumo de esta sustancia puede    ser peligroso para su salud” o “Este producto contiene    sacarina, sustancia que ha sido determinada como agente    causante de cáncer en animales de    laboratorio”.
  • En 1991 el “Food and Drug Administration” (FDA),    prohibió en los EE.UU. la utilización de sacarina    en cualquier producto.
  • Los ciclamatos se encuentran estrictamente prohibidos    en Estados Unidos, Japón, Gran Bretaña y Francia    desde 1970.
  • Mrs. Judith Rappaport, funcionaria del Instituto    Nacional de Salud Mental    de los EE.UU., comprobó y denunció que el consumo    de Coca-Cola o Pepsi-Cola, ocasiona en los niños de    corta edad un estado de    agitación excesivo, y una actividad mayor a la    normal.
  • Lancet demostró estadísticamente que    los pacientes con úlcera de estómago    consumían mucho más bebidas dulces que el resto    de las personas controladas.
  • El Dr. Leupold logró producir tumores    espontáneos en conejos modificando el sistema:    colesterina/azúcar/fósforo.
  • El Profesor Mac Cay de la Universidad de Cornell    escribe: -”En la Universidad Naval de Investigaciones    Médicas hemos puesto dientes de hombre en una bebida a    base de cola y hemos constatado que se ablandan y comienzan a    disolverse en poco tiempo”. Se vuelven blandos en el plazo de 2    días.
  • El C.S.P.I. con la FDA han identificado a los    sulfitos (contenidos en los colorantes de las bebidas cola)    como agentes causales de por lo menos una docena de casos    fatales en los EE.UU.
  • En 1985, el congreso de los EE.UU. obligó al    FDA a prohibir la utilización de los sulfitos en la    mayoria de los vegetales y vinos en los EE.UU. por los efectos    adversos que ocasiona en el organismo.

7. Consideraciones  Finales

Si bien la Naturaleza es  pródiga en frutas y hierbas con las cuales preparar sanos  refrescos y un sinnúmero de bebidas, nos empeñamos  en adoptar productos artificiales que, al amparo de  costosas campañas publicitarias, modifican nuestros gustos  hasta hacer que ellos sean una parte indispensable de nuestras  vidas. No son raras las imágenes  de madres dando de beber a sus hijos Coca-Cola o Pepsi-Cola,  inclusive en sus biberones. Tampoco sorprende ver compartir la  mesa familiar con la infaltable botella de gaseosa cola.   Nadie podría llegar a pensar que esos padres desean  dañar intencionalmente la salud de sus hijos y aun la de  ellos mismos, sino que es el resultado visible de un aprendizaje  cultural que viene siendo adquirido desde hace varias  generaciones, a través de ciertas formas de “todo vale” en  la presión  publicitaria. Esta presión nos hace adoptar una enorme  cantidad de productos industriales dañinos con el juego de  muchas formas de motivación  consciente e inconsciente hasta desplazar los opuestos:   natural ↔ artificial   displacer ↔ placer   , en base al manejo sutil de pautas visuales en las cuales  intervienen factores como: el diseño  del envase (con una estrangulación en la botella para ser  aferrada, poseída); los colores  relacionados al producto con símbolos culturales  ancestrales (no olvidemos que Coca Cola impuso el color rojo y  blanco a Papá Noel); el color oscuro del producto; la  asociación de su consumo con situaciones placenteras,  tales como fiestas, viajes;  paisajes muy bellos; deportes. Un ejemplo claro de esto  son las propagandas de cigarrillos, donde se visualizan,  además, situaciones que involucran desafíos:  deportes de riesgo, la  conquista de una mujer, una tarea  esforzada cumplida.

En ambos casos el mensaje es ser héroes  partícipes. Héroes para nosotros mismos. En esta  situación, hasta el mensaje que es obligatorio exhibir en  las marquillas: -”El fumar es perjudicial para la salud”, se  neutraliza y pasa a ser un desafío más. Es decir,  obra como un aliciente más para su consumo, porque,  reitero, el objetivo  oculto de la propaganda es  mostrarnos que podemos vencer todas las tareas difíciles  que se nos opongan. Hasta el miedo al cáncer.

Los aceites de cocina que consumimos diariamente  también operan en base de una publicidad  engañosa. A ningún creativo publicitario se le  ocurriría mostrar un aceite turbio, aunque ello  sería un buen indicio de la presencia de las muy  benéficas grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. En  este caso, la asociación es con la “claridad” o  transparencia. En otras palabras, la ausencia de turbidez. Cuanto  más claro, más puro, más sano. En realidad,  la verdad sería lo opuesto.

La transparencia es obtenida por un proceso  químico denominado “hidrogenación” que consiste en  transformar las grasas mono y poliinsaturadas en saturadas. El  prensado en caliente de los granos y la extracción del  aceite mediante solventes añade un factor aún  más preocupante: la torsión de las largas cadenas  de carbono de las  grasas vegetales, modificándolas de la forma “cis”, que  nuestro organismo reconoce y asimila muy bien, a la forma  “trans”, que el cuerpo no metaboliza completamente como materia  asimilable, generando acumulaciones peligrosas y muy probables  accidentes  vasculares. A esta modalidad de producción de los aceites, originada en la  escasez posterior a la 2° Guerra Mundial,  la Dra. Kousmine, fundadora del Instituto Kousmine de Medicina de  la Alimentación, Suiza, y una de las  más reputadas científicas del mundo,  denominó: -”Una catástrofe sanitaria”.   Al ejemplo de los aceites podría sumarse el de las harinas  blancas o el azúcar de mesa, cuyo proceso de  refinación industrial las ha despojado de casi todos su  nutrientes. Aquí la asociación con el color blanco  final es sinónimo de “pureza”, hecho ancestralmente  incorporado en la tradición occidental. Cuanto más  blanco, mas puro.   En el caso de las bebidas cola, por su naturaleza oscura y para  compensar esa desventaja inicial, la publicidad ha asociado desde  sus inicios el beber a la búsqueda del placer oculto, al  buceo inconsciente en los abismos de las profundidades. El vino  tinto ya había realizado su trabajo precursor, si bien con  las limitaciones de las bebidas alcohólicas que no permite  una generalización de su consumo, y a sabores y métodos de  obtención diferentes. Beber, entonces, una bebida oscura  es participar en esa búsqueda. Por otra parte, sin el  limitante del alcohol, su consumo pudo extenderse a todas las  capas sociales y edades, aún –y muy especialmente- a  las franjas de la infancia  más precoz la cual, a través de un proceso de  consolidación del hábito adquirido, van a conservar  a lo largo de toda su vida.   Siempre existirán situaciones de displacer motivadoras de  su consumo, que es, según la publicidad, una forma  rápida de experimentar placer. Casi como el cigarrillo o  las drogas.   Desde el punto de vista de las adicciones no  existen diferencias sustanciales entre las bebidas cola -que  hemos visto generan adicción- y esos conocidos agentes  adictivos. Como toda adicción, y por las razones que  fueren, existen razones compulsivas para consumirlas.  También como las tabacaleras y los traficantes de drogas, las  bebidas cola generan enormes ganancias.

¿Qué hacer?   Resulta sumamente complejo el diseño de una estrategia global  de oposición a estas siniestras bebidas, máxime  porque los intereses a vencer son enormes y, en algunos casos,  cuentan con el apoyo complaciente o interesado de autoridades y  organismos.   En primer lugar, es necesario realizar una tarea de  concientización importante, buscando esclarecer los  efectos perjudiciales que trae aparejado su consumo y las causas  motivadoras que lo impulsan. En ese contexto se inscribe este  trabajo.   En segundo lugar, debería lograrse que las autoridades  competentes de todo orden: nacionales, provinciales y  municipales, alerten a la población incauta acerca de los peligros de  estas bebidas, porque, como hemos expresado anteriormente, el  cuidado de la salud es una de sus funciones  básicas e indelegables. Una medida parcial, pero que  sería un comienzo al fin, sería colocar una leyenda  destacada en los envases -y no en las tapas corona, que se  remueven antes de beberlas- que señale claramente: -”El  consumo de esta bebida es perjudicial para la salud”. Mejor  aún sería añadir: -”Consumo peligroso en  niños y madres embarazadas y/o lactantes”. Nadie puede  asegurar el éxito  de estas leyendas  porque, como hemos visto, seguramente se diseñará  una contraofensiva a través de la publicidad, aunque ello  contribuirá progresivamente a la toma de conciencia sobre  la naturaleza real de este supuesto placer embotellado. Hoy no  hay que alertar a nadie sobre los daños que produce el  consumo de tabaco,  cuestión impensada hace menos de veinte  años.

En tercer lugar, es importante interesar a los medios de  prensa para  que investiguen y expongan acerca de los peligros de las bebidas  cola. Ello tendrá un doble y concurrente efecto:  esclarecer a la población, y actuar como un elemento de  presión sobre los organismos de control, para que  realmente ejerzan la función que les compete: el resguardo  de la salud de la población. Una idea aproximada de la  magnitud global del daño sanitario la brinda el siguiente  dato: de Coca Cola solamente se consumen en el mundo alrededor de  54.000 botellas por segundo.   Sería incauto pensar que con sólo estas medidas  puede revertirse un fenómeno de larga data y que las  empresas aceptarán resignadamente estas acciones.  Conocemos bien los mecanismos de presión que suelen  emplear, porque lo vienen ejercitando desde siempre aquí y  en cualquier país: amenazar con el cierre parcial o  definitivo de las plantas  productoras, con el consiguiente incremento de la desocupación y que miles de familias  quedarán en la calle amenazadas por el hambre, bla, bla;  hacer disminuir la recaudación fiscal porque  ellos son grandes contribuyentes y nuestros gobiernos  permanentemente necesitados, bla, bla; que llevarán sus  plantas definitivamente a otro país y se verán  obstaculizadas nuevas inversiones,  bla, bla, bla.   De esta forma han logrado sus propósitos desde siempre, y  no sólo las empresas productoras de bebidas cola. Tanto a  las empresas como a las autoridades no parece importarles gran  cosa la salud de la población.   La pasividad ante este avance sobre la salud y bienestar -en  última instancia, sobre nuestra libertad- es  casi un hecho criminal, porque nos convierte en cómplices,  en actores involuntarios de una degradación sanitaria que  sólo tiene el propósito de producir réditos  para pocos y males para muchos. Es por ello que tal estado de  cosas debe generar en nosotros alguna reacción activa  -aunque sea mínima- para evitar que esto pueda seguir  prolongándose por más tiempo.   Que ello ocurra es responsabilidad de todos.

El consumo de alcohol y de otras drogas forma parte de nuestra cultura. Como adultos tenemos opiniones formadas sobre el alcohol y otras drogas, y sobre los que lo consumen. Incluso los estudiantes más pequeños tienen opiniones formadas. Estas opiniones están basadas en actitudes, creencias, valores y la propia experiencia con las substancias. Es importante tomar conciencia del papel que juegan nuestras propias actitudes, creencias, valores y experiencias a la hora de impartir educación sobre drogas, dado que la forma en que enseñamos afecta al resultado en los estudiantes.

A continuación hay algunas formulaciones de las creencias más comunes en la educación sobre drogas y el consumo de las mismas por los estudiantes. Puede que usted haya oído, o esté de acuerdo, con algunas de ellas. La mayoría son mitos, esto es, creencias erróneas, aunque algunas contienen algo de verdad. Cada una de las creencias se discute en los párrafos siguientes. Cuando las esté leyendo piense cómo puede influir el hecho de sostenerla en la forma de plantear la educación sobre drogas.

Creencia número uno

Sólo los especialistas pueden impartir educación sobre drogas

¡Falso! La educación sobre drogas no es algo misterioso, ni difícil de enseñar. De hecho, la mayoría de los profesores tienen las habilidades básicas que se necesitan para facilitar el aprendizaje sobre el alcohol y otras drogas, y ayudar a aquellos que puedan tener problemas. La educación sobre drogas es una de las muchas estrategias a usar dentro de un programa de prevención global, destinado a prevenir y reducir los problemas relacionados con las substancias, mantener y promover conductas saludables, y finalmente mejorar la salud de los estudiantes. Debe centrarse en el desarrollo de distintas habilidades para la vida (asertividad, resolución de problemas, establecimiento de objetivos, y manejo del estrés), así como promover el desarrollo de capacidades personales y sociales de los estudiantes.

Creencia número dos

La educación sobre drogas aumentará la curiosidad de los estudiantes por probar substancias

La investigación ha demostrado que algunos programas pueden haber aumentado el consumo de ciertas substancias por parte de los estudiantes. Para disminuir la probabilidad de que aumente la curiosidad y el riesgo de consumo de drogas, los programas actuales destacan los riesgos y las consecuencias inmediatas del consumo de drogas, y pretenden que los jóvenes tomen conciencia de su propia susceptibilidad personal. Solo las drogas que ya son conocidas y con las que probablemente puedan llegar a tener contacto, deben explicarse en detalle. Se deben introducir en el curriculum en una etapa anterior al momento en que se podrían encontrar con ella en la vida real.

Creencia número tres

Las personas más apropiadas para hablar de los peligros del alcohol u otras drogas a los estudiantes son ex-alcohólicos o ex-drogadictos

¡Falso! Las personas que han tenido problemas con el alcohol u otras drogas, pueden ser unos conferenciantes muy impactantes para hablar de drogas, y proporcionar una experiencia de aprendizaje fuera de lo común. Los estudiantes mayores parecen especialmente interesados en escuchar experiencias personales de aquellos que han tenido problemas serios con el alcohol o con cualquier otra droga. Sin embargo hay que ser consciente de que los estudiantes pueden recibir un mensaje que no pretendemos, por ejemplo, “si el que habla ha sido capaz de superar sus problemas con las drogas, yo también podría hacerlo”. Además, generalmente tenemos poco control sobre lo que hacen o dicen los conferenciantes invitados.

Creencia número cuatro

Los únicos que deben ayudar a los estudiantes con problemas con el alcohol u otras drogas son los especialistas en adicciones

¡Falso! Personas con distintos niveles de preparación pueden dar diferentes niveles de “ayuda”. Los profesores ven a los alumnos regularmente, y durante largos períodos de tiempo, y están en buena posición para detectar los problemas en los primeros estadios. Cuanto antes detectemos que puede existir un problema y antes empecemos a actuar sobre él, mayor será la probabilidad de reducirlo o de revertirlo. Los profesores pueden ser la “primera línea de contacto” para los estudiantes con problemas con las drogas y ayudarlos a conectar con otros recursos.

Creencia número cinco

Los estudiantes son demasiado jóvenes para “engancharse”, se necesitan años para convertirse en adicto

La combinación de determinados factores puede generar dependencia en muchachos de tan solo 10 u 11 años, si bien ésto es relativamente raro. El desarrollo de la adicción depende de:

  • La propia naturaleza de la droga.
  • Las pautas de consumo.
  • La disponibilidad de la droga.
  • Las características y situación personal del consumidor.
  • Las influencias ambientales.

Por ejemplo, un consumo frecuente y predecible es un indicador de dependencia. Un estudio de la ARF de 1989 sobre estudiantes de Ontario mostró que algo más de un 1% de los estudiantes de entre 13 y 19 años fumó más de 20 cigarrillos al día el año anterior. Un 0,4% (de 3.500 estudiantes de Ontario) declaró consumir cannabis diariamente en los 12 meses anteriores al estudio.

Creencia número seis

No se puede ayudar a los consumidores abusivos de alcohol u otras drogas hasta que “toquen fondo”

¡Falso! Hay una cierta visión del consumo abusivo de alcohol u otras drogas que asegura que el consumidor excesivo debe sufrir perdidas personales significativas antes de estar motivado para abandonar el consumo. Algunos terapeutas que trabajan en adicciones interpretan esto como que su ayuda no es efectiva hasta que el consumidor “toca fondo”.

La mayoría de la gente joven que consume excesivamente drogas no toca fondo en absoluto, más bien lo que les presiona a cambiar son las consecuencias negativas que surgen de su consumo de drogas. Éstas podrían ser relativamente menores (por ejemplo, una confrontación abierta con un orientador), o mayores como tener problemas legales o sanciones en la escuela. Generalmente cuando las consecuencias negativas del consumo de drogas empiezan a pesar más las positivas, el joven consumidor busca ayuda.

Creencia número siete

Mientras un niño use solo “drogas blandas”, como la marihuana, o solamente alcohol y tabaco, es muy difícil que llegue a ser adicto, y por lo tanto no necesitará ningún tipo de intervención

¡Falso! Si bien es verdad que la mayoría de los jóvenes que experimentan con las drogas no llegan a desarrollar dependencia, el uso de las llamadas “drogas blandas” puede presentar otros problemas serios. Consumir substancias como alcohol, tabaco o marihuana, puede traer problemas con los padres, con los amigos, con la escuela, problemas legales, económicos o de salud. Hay también evidencias de que el alcohol, el tabaco y el cannabis pueden actuar como “drogas puente” para algunos estudiantes hacia las llamadas “drogas duras” como la heroína o la cocaína. La identificación precoz y el tratamiento pueden ayudar a evitar esta evolución. Tanto en la literatura de investigación como en la práctica clínica se sugiere que cuanto menor sea la historia de consumo de drogas y la intensidad de su consumo mejores serán las posibilidades de obtener un resultado terapéutico positivo.

Creencia número ocho

Lo que hacen los niños fuera de clase no es asunto de la escuela

Aunque la mayor parte del consumo de drogas ocurre fuera de las horas de clase y fuera de la escuela, muchos de los problemas relacionados con el consumo de alcohol u otras drogas repercuten en la vida escolar de los jóvenes. Por una parte puede traer problemas como delincuencia, llegar tarde a clase, caídas bruscas del rendimiento escolar, bajo rendimiento y absentismo. Por otro lado, el consumo de drogas puede precipitarse o exacerbarse por otras conductas problemáticas, como conductas antisociales y desviadas, o bajo rendimiento académico. Por este motivo, la prevención del consumo excesivo de drogas es una oportunidad real para evitar muchos de los problemas de la escuela asociados al consumo de drogas.

Creencia número nueve

Es mejor beber alcohol que consumir drogas

¡Falso! Comparaciones como esta son erróneas e inapropiadas. Ninguna droga, incluido el alcohol, está libre de riesgos. El riesgo depende de la forma en que se consuma, de quién la consuma y bajo qué circunstancias. La creencia de que el alcohol es relativamente inofensivo está muy extendida en la sociedad, a pesar de su importante implicación en multitud de problemas sanitarios, sociales, legales, etc. Por ejemplo, el alcohol está presente en el 50 % de los accidentes de tráfico, especialmente entre los jóvenes.

Creencia número diez

Si beber o fumar es aceptable para los adultos, debería serlo también para los niños

¡Falso! Las actitudes hacia el fumar han cambiado drásticamente durante los últimos 20 años. Últimamente, la proporción de adultos que fuma ha bajado mucho. Fumar está siendo cada vez peor considerado. Es más fácil no empezar a fumar que dejarlo. De la población adulta que fuma, a una gran parte le gustaría dejarlo. Con la bebida, no hay evidencia de que un consumo moderado en circunstancias apropiadas sea perjudicial para la salud de los adultos. Hay evidencia, sin embargo, de que cuanto menor es la edad de inicio en el consumo de alcohol mayor es el riesgo de desarrollar problemas con la bebida. Además, los efectos del alcohol aumentan con el bajo peso corporal y con el contenido de agua del cuerpo. Puesto que la mayoría de los estudiantes están creciendo, su peso tiende a ser relativamente bajo en comparación con el de un adulto. Por esta razón los efectos del alcohol son mayores en los jóvenes que en los adultos. Las mujeres y las chicas sentirán mas fácilmente los efectos del alcohol ya que su cuerpo tiene menor proporción de agua que el de los varones de su mismo peso.

Creencia número once

La educación sobre drogas es responsabilidad de la familia

¡Verdad! Sin embargo, todos los sectores de la sociedad deben implicarse activamente en la creación del cambio social necesario para reducir el consumo abusivo de drogas. Las escuelas son la principal institución de la sociedad para la socialización de los jóvenes. Los profesores, desde su papel de ayudar a los jóvenes a prepararse para la vida adulta, están en una situación adecuada para facilitar la adquisición de las habilidades y los conocimientos necesarios para que puedan tomar decisiones inteligentes sobre el alcohol u otras drogas. Además de esto, los profesores pueden actuar como modelos positivos y dar elementos de estabilidad a la vida de los estudiantes con familias disfuncionales.

Pues si , no dejo de pensar que nos van a decir, si es que tienen la jeta de decir algo; el dia después de que legalicen las  drogas en esa reunión que celebraran los mandatarios en el continente americano. Cuando el genocidio de la legalización se haya iniciado será cuando los progres, los pseudo progres, los vendidos , los comprados y toda la caterfa empezaran a… frotarse las manos con el caracteristico gesto codicioso del que ha conseguido su objetivo. Después intentaran vendernos que lo que hicieron era lo correcto, lo que se necesitaba para solucionar toda una serie de problemas endemicos en la america latina y los EEUU. Convertiran la endemia en pandemia, sin posibilidad de retroceso. Proliferaran como setas las clínicas de lujo para que se desintoxiquen los hijos de los poderosos, por que los hijos de los demás solo podran acceder por riguroso turno al redil donde los confinen.  Y nos seguiran diciendo que hicieron lo mejor para la humanidad. Ellos, los mismos que tienen la culpa de que la humanidad esté patas arriba, esperarán que los aplaudamos. Esperaran que sumemos nuestros aplausos a los de la corte de farsantes que los jalean; esos pseudo progres que se venden por latillas sin valor y que, como perros dóciles, se contentan con que los poderosos – sus amos- los acaricen detras de la oreja con sus sucios dedos  manchados de codicia y que tantas penurias y miseria humanas han causado. Moveran dóciles sus colas y se tirarán al suelo a dormitar mientras los señores feudales -feudales, si, porque son dueños de vidas y haciendas- entran en sus mansiones . El discurso de estos sátrapas será corto. Por que  aunque traten desde sus satrapías de convencer al lacerado mundo de que ellos obraron bien, ya, no los va a creer nadie. Bajo los cadaveres de las innumerables victimas que quedaran en el camino, empezarà a crecer una raza nueva, que casi a modo de fauna cadavérica se sobrepondrá. Nadie habia reparado en ellos. Eran muy pocos, pero suficientes para decirles a voz en grito que los genocidios no pueden quedar impunes. Que ese mundo, que ellos decian que habian remediado, sigue pasando hambre. Que Brasil, Colombia, Venezuela, Mejico…… Continuan con sus corruptelas, sus desequilibrios sociales, sus abusos y su hambruna. Por que ellos, con sus soluciones, lo que han conseguido es llenar las calles de indigentes, los parques de zombis, las prisiones de reclusos. Los cementerios con, sus cadaveres hacinados, no tienen sitio para albergar mas podredumbre humana. La familia, célula indispensable de un tejido social sano, hace tiempo que ha desaparecido. Los frenopáticos no pueden admitir ya a mas enfermos mentales. Ahí tenies vuestra gran obra, padres de la humanidad. No escuchan, están ciegos de codicia y solo piensan como van a superar las ciento setenta toneladas de cocaina que este año vendieron a EEUU o las ciento veintitres que consiguieron colocar en la vieja Europa. Están ciegos y sordos de avaricia y  ahitos de poder . Solo piensan en producir más droga y donde venderla; pero en su libre mercado, pronto no habrá ni quien compre. El drama continuará. Y ellos gordos, y enfisematosos, terminaran por ahogarse en sus propias deyecciones. Murieron, pero se llevaron con ellos cualquier atisbo de esperanza de futuro.

 

Juan Damián Sánchez luque.

Nunca es demasiado pronto para empezar a hablar con los hijos acerca del alcohol, el tabaco y las drogas ilegales. Esta sección se divide en cinco partes, basadas en las razones que dan los jóvenes para usar esas sustancias. Esperamos que una mejor comprensión de los motivos por los que los jóvenes toman alcohol y drogas facilitará el hablar con ellos acerca de las razones por las que deben resistir todas las presiones que reciban para que los prueben.

Cinco razones que dan los jóvenes para usar alcohol, tabaco y drogas ilegales

  1. Para sentirse adultos
  2. Para integrarse y pertenecer a un grupo
  3. Para relajarse y sentirse bien
  4. Para correr riesgos y rebelarse
  5. Para satisfacer su curiosidad

A lo largo de esta sección encontrará una serie de ejercicios. Le proporcionarán útiles temas de discusión con sus hijos.

1.- Para sentirse adultos

padres / prevenirA los jóvenes les gusta imitar a los adultos. ¿Cuántas veces hemos oído a nuestros hijos imitando la manera en que hablamos? ¿Probándose nuestra ropa o maquillaje? ¿Jugando a que dan una merienda o un cóctel? ¿Vistiéndose para “ir al trabajo”?

Para un niño, ser adulto es algo deseable. Significa libertad. Ser “adulto” equivale a tomar tus propias decisiones y poder comer y beber todo lo que quieras.

Si preguntáramos a los jóvenes acerca de los mensajes que les enviamos acerca del abuso de sustancias, ¿qué es lo que dirían? Quizás nos sorprendiera enterarnos de que se sienten adultos cuando les pedimos que nos traigan una cerveza de la nevera o un cenicero.

Un niño puede entender y aceptar que hay diferencias entre lo que los adultos pueden hacer legalmente y lo que es adecuado y legal para ellos. Para reforzar esa comprensión, nosotros no debemos abusar de las sustancias legales ni tomar las ilegales.

No olvidemos que es necesario que dejemos que nuestros hijos crezcan. Algunas de las pautas de conducta de los jóvenes forman parte de un proceso de separación natural y saludable que, generalmente, se inicia entre los 11 y los 14 años. Cuanto con mayor fuerza les sujetemos, más libertad desearán.

En la mayor parte de los casos, dar a los hijos más independencia puede ser una ayuda real para que se aparten del uso del alcohol, el tabaco y las drogas ilegales, simplemente porque se sienten adultos y maduros. Muchas veces prueban el tabaco precisamente en el momento en el que están demandando un mayor grado de libertad.

Si usted bebe alcohol, fuma tabaco o toma sustancias ilegales

Lo cierto es que si usted bebe alcohol, fuma tabaco o toma productos ilegales, es más probable que sus hijos también lo hagan. Sin embargo, incluso en ese caso puede hacer muchas cosas para que sus hijos no lo hagan.

  1. Si bebe alcohol, hágalo con moderación y evite beber siempre en todas las fiestas y celebraciones. Busque otras maneras de expresar las celebraciones. Procure enfrentarse al estrés sin necesidad de tomar varias copas. Por ejemplo, haga ejercicio, hable con un amigo o respire profundamente. Concédase algún tiempo libre en su rutina habitual. Sus hijos aprenderán mucho al imitar sus estrategias.
  2. Si fuma tabaco y le es difícil dejar de hacerlo, hable con sus hijos acerca de lo adictiva que es la nicotina. Dígales que cuando usted era joven creía que podría dejar el hábito fácilmente, pero que con el uso repetido ha desarrollado una dependencia.
    Si sus hijos son muy pequeños, debe tener cuidado al compartir información acerca de los problemas de salud que le aquejan por causa de la dependencia del tabaco. Un niño pequeño podría sacar inmediatamente la conclusión de que usted se está muriendo, por lo que se asustaría mucho.
    Por otra parte, sus hijos ya habrán oído muchas cosas sobre esos problema de salud en la escuela, por lo que no conviene evitar mencionarlos. Si pierde la confianza de sus hijos, habrá perdido algo precioso. Además, le será difícil enseñarles la lección de que siempre deben decir la verdad, con independencia de las consecuencias.
  3. Si abusa de las medicinas que le recetan, es posible que el mensaje que esté transmitiendo sea éste: “Tómate una píldora, así es como podrás enfrentarte a la situación.” Recuerde que sus hijos le conocen muy bien. En algún momento, SABRÁN que usted abusa de esas medicinas. Probablemente les sorprenderá. Puede que tarden un poco en hablar con usted del tema. Pero cuando lo hagan, intente ser receptivo.
  4. Si toma drogas ilegales, bien con frecuencia o incluso sólo ocasionalmente, está enviando a sus hijos mensajes muy negativos, como los siguientes:
    • No importa infringir la ley cuando ésta es un estorbo para nuestras necesidades personales.
    • Las drogas son la mejor manera de enfrentarte al estrés, la tensión y los demás problemas.
    • La felicidad te la proporciona la “subida” temporal del uso de las drogas.
    • Es más fácil tomar drogas que desarrollar la capacidad de controlar la tensión y solucionar los problemas.
    • El dinero que podría gastarse en lo necesario o en un entretenimiento legítimo es mejor emplearlo en comprar drogas.
    • El tiempo dedicado a las drogas es mejor que el empleado en estar con los seres queridos.
    • Es más fácil tomar drogas para olvidar los problemas que enfrentarse a ellos.

2.- Para integrarse y pertenecer a un grupo

padres / prevenirLos jóvenes quieren gustar a sus iguales. Algunas veces empiezan a utilizar el alcohol, el tabaco y las drogas ilegales para sentir que se integran: para superar la ansiedad, cambiar su personalidad o darse valor para hablar con los demás.

Nuestra sociedad está repleta de mensajes que, quizás no intencionadamente, nos estimulan a nosotros y a nuestros hijos a usar el alcohol, el tabaco y las drogas ilegales para mejorar nuestra vida y desarrollar habilidades sociales.

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo impediremos que nuestros hijos anden por ahí con aquellos que parecen necesitar el uso del alcohol, el tabaco y las drogas ilegales?

Los padres, los abuelos, los mayores, las tías y los tíos, las familias de acogida, los tutores, los mentores y otros: todos pueden jugar un importante papel ayudando a los jóvenes a enfrentarse a las presiones para que beban alcohol y tomen drogas. En realidad, el no desear dañar la relación entre ellos y los adultos que les cuidan es la razón más común que dan los jóvenes para no tomar alcohol y drogas.

Por tanto, establecer con claridad que usted, como adulto que les cuida, no desea que beban alcohol, fumen tabaco y tomen drogas ilegales constituye para ellos la mayor motivación para rechazar la oferta de que prueben esas sustancias. Diversas investigaciones han demostrado que, durante el pasado año, los jóvenes que han aprendido de sus padres muchas cosas acerca del riesgo de las drogas tuvieron la mitad de riesgo de incurrir en ellas que los que decían que sus padres no les habían enseñado nada al respecto.

Ejercicio: Resistirse a la presión de sus iguales

Encontrar maneras creativas de rechazar el alcohol, el tabaco y las drogas ilegales requiere mucha práctica. Cada hijo puede ayudar a desarrollar su serie favorita de comentarios “de rechazo”, pero su tarea es ayudarle a ellos a practicarlas, para que no pierdan el equilibrio si la oferta que les hacen es más sutil o más directa de lo que ellos esperaban.

En gran parte, esto depende de la edad y el temperamento del niño, pero lo más importante es asegurarse de que éste se sienta cómodo con lo que quiere decir. Ensaye con ellos para que usen el lenguaje y las frases que salen de ellos mismos.

Por ejemplo, un niño tímido puede decir “no, gracias”, o simplemente “he de irme”, para marcharse de inmediato.

Un niño más extrovertido podría decir: “¿Qué? ¿Me hablas a mí? Olvídame”. O bien, “No. No tomo drogas”.

Quizás necesite ayudar a un hijo que tiende a encolerizarse para que se enfrente a una situación en la que no es necesario enemistarse con alguien, sobre todo si hay peligro de que surja una situación de violencia.

Un niño que tenga dificultad para rechazar las ofertas de los jóvenes mayores o de los adultos, puede necesitar una ayuda especial para adquirir maneras enérgicas y creíbles con las que pueda aclarar al otro que no desea alcohol, tabaco ni drogas ilegales.

El nombre de este juego es “Práctica, práctica y más práctica”.

3.- Para relajarse y sentirse bien

Los adultos y los jóvenes desarrollan a veces maneras poco saludables de enfrentarse al estrés. Los niños deben aprender a enfrentarse al estrés, a tomar decisiones sensatas y a relajarse.

Enseñe a su hijo a afrontar la frustración.

Formamos parte de una sociedad marcada por la abundancia y la inmediatez, es decir que lo queremos todo y ya. Por ello, no es de extrañar que existan tantas adicciones en esta época. Nos hemos habituado a afrontar las frustraciones recurriendo a fuentes externas como las drogas o los medicamentos.

Muchos padres creen que harán más felices a sus hijos proporcionándoles un mundo sin incomodidades, dándoles todo lo que piden, lo que, a veces, suele responder a un sentimiento de culpabilidad por no poder pasar más tiempo con ellos. Sin embargo, este tipo de educación priva a los niños de aprender a tolerar la frustración, con lo que, a la larga, presentarán serias dificultades para afrontar los problemas que conlleva la vida.

El mensaje que tenemos que transmitir a nuestros hijos es que lo conveniente es que uno mismo sepa solucionar los contratiempos sin recurrir a nada externo. De esta manera, estamos previniendo un posible consumo en el futuro.

Ayude a sus hijos a establecer relaciones sólidas.

Hoy en día, los jóvenes son educados en una gran variedad de entornos por diversas figuras de cuidadores, como abuelos, familias de acogida, entrenadores, etc.

Dado que los jóvenes ven que muchas de las relaciones de adultos que les rodean están poco fundamentadas, les puede resultar difícil creer que las relaciones interpersonales les pueden ayudar a dar satisfacción a sus necesidades. Pero eso no significa que no quieren creerlo: lo desean. Quieren la seguridad de pensar que las relaciones que puedan tener son sólidas, que van a durar hasta el final y que pueden contar con las personas que comparten su vida.

La relación con sus hijos les puede dar esa seguridad. Valóreles, busque su apoyo y aclare sus expectativas mientras sus hijos crecen. Afortunadamente, ellos entienden que su amor está ahí para ellos. Pondrán a prueba esa premisa una y otra vez hasta que estén bien seguros.

Establecer relaciones sólidas requiere práctica. No es algo que simplemente se tiene desde el principio. Incluso en la mejor de las relaciones hay muchas alzas y bajas.

Ayude a sus hijos a expresar lo que piensan y lo que sienten.

La capacidad de expresar los pensamientos y los sentimientos es la esencia del ser humano. Cuando tratamos de limitar los pensamientos y sentimientos de nuestros hijos, les estamos quitando una gran parte de sí mismos. Los jóvenes a quienes se les enseña a expresarse tendrán mayor facilidad para enfrentarse a la presión de sus iguales y resistir otras tentaciones.

Decirles continuamente a sus hijos que se callen y no prestar nunca atención a lo que piensan y sienten podría cortar gravemente la relación que tienen con usted. Lo más probable es que se rebelen o se escondan de usted. Todos hemos oído historias acerca de jóvenes que son ignorados, abandonados o rechazados. Se sienten dolidos y expresan su dolor por medio de la cólera. Recurren a la violencia y a otras formas de representar lo que sienten. O bien reprimen sus sentimientos y deciden consolarse con alcohol, tabaco o drogas ilegales. Estimule a sus hijos para que expresen sus sentimientos y, lo más importante de todo, escúcheles cuando lo hagan.

Ejercicio: Expresión de los pensamientos y los sentimientos

  1. Puede enseñar a sus hijos a expresar sus pensamientos y sentimientos utilizando personajes de la TV. Pregúnteles si sienten como ellos. Interrógueles acerca de esos sentimientos. También puede leer historias de la prensa y preguntarles lo que opinan sobre esas historias y personas.
  2. Muchas familias utilizan la hora de la comida o de la cena para compartir historias acerca de los acontecimientos o para debatir los asuntos comunes. Sin embargo, debe procurar limitarse en esos momentos a un debate positivo. No es el momento adecuado para sacar las cuestiones perturbadoras, como las bajas calificaciones escolares, las malas noticias de los periódicos u otros temas desagradables. Evidentemente, no es el momento para las disputas. Debe dejar bien claro que espera que nadie utilice un lenguaje vulgar y fijar otras normas para esos debates.

4.- Para correr riesgos y rebelarse

Los jóvenes deben aprender a enfrentarse a los riesgos. Forma parte del proceso de crecimiento. Todos los días corremos riesgos de todo tipo; y todavía más cuando somos jóvenes. Queremos probar dónde están los límites.

Conforme los niños se acercan a la pubertad, prácticamente todo tiene una cierta dosis de riesgo, pues todo resulta nuevo e inexplorado. Cuando las actividades de más riesgo son dominadas, casi todos los jóvenes siguen buscando la oportunidad de ampliar sus horizontes y crecer.

Ése es el motivo de que las drogas y el alcohol sean tan atractivos para algunos jóvenes. Cuando no existe ninguno de los demás motivos, para algunos jóvenes las drogas representan la oportunidad de demostrar que ellos “pueden controlarlas”. Si a esto le unimos un deseo poderoso de ser adultos y que en la TV ven la imagen de personas que beben, fuman y toman drogas, no debe sorprendernos que algunos jóvenes deseen afrontar ese riesgo.

Sin embargo, algunos jóvenes afrontan más riesgos que otros. No tienen muy claro dónde están los límites. Se sienten inseguros con respecto a las normas y las expectativas. Si tienen la idea de que lo quieren probar todo y no reciben directrices claras para tomar decisiones inteligentes y sensatas en relación con esos riesgos, pueden pensar que es correcto incluir el alcohol, el tabaco y las drogas ilegales entre los riesgos que están dispuestos a asumir.

Si un hijo tiene ese tipo de temperamento, puede ayudarle a encontrar la manera de poner a prueba sus límites. Por ejemplo, apuntarse a programas de vida natural con guías que les ayuden a escalar montañas, cruzar ríos colgados de una cuerda o desafiar de cualquier otro modo los límites físicos. También podemos estimular a nuestros hijos para que apliquen su capacidad de afrontar riesgos no a hazañas acrobáticas, sino a situaciones sociales, emocionales e intelectuales.

Ejercicio: Análisis de los riesgos

Los años de adolescencia de sus hijos son un momento propicio para obtener de ellos mucha información. Es apropiado hablar de la asunción de riesgos y de lo que significan. Hábleles de todos los tipos de riesgo distintos y de las ventajas y desventajas relacionadas con cada uno. Tanto los hijos como los padres necesitan conocer las consecuencias de la asunción de riesgos.

Algunos jóvenes quieren rebelarse contra la sociedad adoptando una conducta antisocial, hábitos de delincuencia juvenil, tratando mal a los demás, etc. Con frecuencia, esos jóvenes no recibieron al crecer el calor y la aceptación que necesitaban. Los jóvenes que experimentan el rechazo de sus padres o de otros cuidadores parecen correr un riesgo mayor de tener problemas con el alcohol o las drogas. Además, los padres que tienen expectativas poco realistas sobre la capacidad de sus hijos se comunican con ellos de manera abusiva (mediante amenazas, castigos, menosprecios y críticas) y utilizan métodos disciplinarios y de fijación de límites coercitivos que pueden aumentar la probabilidad de que sus hijos tomen drogas ilegales o alcohol.

La investigación sugiere también que las pautas parentales de apoyo producen el efecto opuesto. Los padres que muestran calidez y aceptación, que expresan expectativas realistas sobre las capacidades de sus hijos, que son diligentes y eficaces en su control y supervisión, los que tienen métodos de poner límites que no son coercitivos y que dedican tiempo a estar con sus hijos, tienen menos probabilidades de que éstos utilicen alcohol, tabaco o drogas ilegales.

Asumir riesgos

Los adolescentes se sienten casi inmortales. Aunque les preocupa lo que piensen sobre ellos sus amigos y quiénes hablan acerca de ellos en la cafetería, no creen que corran un gran peligro en este mundo.

El abuso de las drogas es un riesgo para los jóvenes de hoy que en las generaciones anteriores era de una escala mucho menor. Para conocer sus propios límites, los adolescentes deben asumir riesgos de algún tipo. Pero deben estar convencidos de que el uso del alcohol, el tabaco y las drogas no es una conducta de asunción de riesgos aceptable.

5.- Para satisfacer su curiosidad

Por muchas de las razones que ya hemos dicho, los jóvenes sienten gran curiosidad acerca del alcohol, el tabaco y las drogas. Son inteligentes y captan con gran rapidez los mensajes combinados que les llegan desde los medios de comunicación, la escuela o la mesa del comedor de su casa. Aunque haya hecho un gran trabajo educando a sus hijos, algunos jóvenes sienten una curiosidad innata acerca del alcohol, el tabaco y las drogas. Por tanto, descubrirán cosas al respecto de fuentes no fiables. Para evitarlo, lo que hemos de hacer es proporcionarles nosotros mismos información sobre los diferentes tipos de drogas. Debe asegurarse de hablar con ellos del tema antes de que lo hagan sus amigos.

Ejercicio: Conozca la cultura popular de sus hijos y analícela con ellos.

Las drogas, especialmente el haschis (la marihuana), se han puesto de moda en la cultura popular adolescente. Los jóvenes están siendo bombardeados por muchas voces (las letras de canciones populares, la moda, la películas) que están creando una conciencia del uso del haschis/marihuana y promoviendo la idea de que es algo normal y muy extendido. Si bien no todas esas voces promueven o aprueban su uso, contribuyen a que muchos adolescentes perciban, erróneamente, que todo el mundo está “colocado”.

Pídales a sus hijos que le describan las letras de sus canciones preferidas y que hablen de lo que significan para ellos, o que expliquen las razones de que algunos adolescentes vistan de determinada manera. Es una buena forma de implicarles positivamente sin necesidad de darles una conferencia.

Hoy en día se puede conseguir cocaína de alta pureza en españa (en torno al 70% de cocaína y el 30% de adulterantes)

Los porcentajes de pureza de las diversas drogas son cambiantes, así que las afirmaciones sobre la pureza deberían serlo también. Lo que hoy es cierto podría no serlo dentro de meses, y tampoco hay que olvidar que existen grandes diferencias entre regiones y entre los porcentajes de alijos grandes y papelinas callejeras. Por otra parte, más que de pureza o de precio hay que establecer una relación pureza/precio, porque uno solo de ambos factores no dice nada. En cualquier caso, y atendiendo a lo que indican los informes oficiales más recientes y los análisis que llevan a cabo organizaciones como Energy Control (y más concretamente Eduardo Hidalgo, que ha publicado varios excelentes trabajos sobre este asunto en la revista Cáñamo), por ahí andaría la pureza media, quizás tirando más hacia el sesenta por ciento.

¿Qué se entiende por adulterante activo, adulterante inactivo y contaminantes?

Adulterante activo: Son sustancias que tienen como finalidad aumentar la cantidad del producto, producir un efecto más potente y/o hacer el producto más atractivo a los ojos del consumidor.

Adulterante inactivo: En este caso, estas sustancias no provocan ningún efecto colateral inmediato. Su utilización es menos frecuente. Pueden servir para aumentar el peso. Por ejemplo, lactosa, sacarosa, lidocaina, (anestésico, adormece la boca) manitol (laxante).

Contaminante: Son subproductos de una manufactura defectuosa. En el primer paso del proceso de elaboración del clorhidrato de cocaína (cocaína esnifada), el que va de la hoja de coca a la pasta base, es necesario utilizar un elemento alcalino que puede ser cal o bicarbonato o cemento. Esto no implica que el cemento (o el queroseno, o el ácido sulfúrico, o la acetona) forme parte del producto final (el clorhidrato de cocaína), pero cabría destacar que, en el caso de la pasta base, los procesos caseros de fabricación suelen dar lugar a una mayor presencia de contaminantes.

Los adulterantes son más peligrosos que la cocaína en sí

(Datos referentes a España)

Es bastante lamentable que profesionales con larga experiencia en drogas afirmen que los adulterantes más frecuentes de la cocaína son: cafeína, efedrina, teofilina, anfetamina, metanfetamina, LSD, codeína, anestésicos locales como la procaína, bicarbonato, quinina, aspirina, paracetamol, ketamina, incluso yeso. Frente a este batiburrillo, los análisis oficiales españoles indican que los adulterantes activos más frecuentes son la cafeína, el paracetamol y la fenacetina, mientras que la efedrina apareció por última vez en 1996 y la anfetamina, el LSD o la ketamina no lo han hecho nunca. Entre los adulterantes que emulan algunos de los efectos de la cocaínas se han hallado anestésicos locales (lidocaína y procaína) y laxantes (manitol). Entre los cortes inactivos cabe destacar la lactosa, el inositol, la glucosa y la sacarosa. Todo lo demás (las drogas ilegales citadas, los insecticidas, el vidrio molido o el yeso) pertenece a la leyenda.

¿Qué adulterantes son los más dañinos?

La fenacetina se retiró del mercado español hace quince años por hepatotoxicidad y daños al feto, y es uno de los adulterantes que más aparecen en los análisis. También puede aumentar los riesgos la combinación de dos estimulantes, como son la cocaína y la cafeína. En el caso del uso intravenoso, todo lo que no esté pensado para administrarse por esa vía puede causar problemas.

Los proveedores o “camellos” suelen darle cocaína más pura a las personas con un historial más largo de adicción, mientras que engañan a los más novatos en el consumo

Formulado así, esto suena parecido a la vieja leyenda inversa (los camellos empiezan pasándote sustancias puras para luego venderte un producto cada vez más adulterado), pero las cosas no son tan simples. Algo de cierto hay, sin embargo, puesto que todos los análisis indican que la cocaína de mayor pureza es la que se comercializa en los poblados, mientras que muchos consumidores, que acuden a camellos supuestamente selectos pagando mucho más, están llevándose material que a duras penas supera el cincuenta por ciento de pureza. Una posible explicación es que por cuántos más intermediarios pase, más riesgo existe de que la vuelvan a cortar y, por consiguiente, se reduzcala calidad. Por ello, en los poblados puede hallarse entre una pureza del 60-70% y en la calle, raramente, supera el 50%.

Por otro lado, en cuanto a la adulteración en los poblados es sabido que muchos de los consumidores que acuden a éstos utilizan la vía intravenosa, sea con cocaína sola, sea mezclada con heroína (“speedball”), sin olvidar que el riesgo de una reacción adversa es mucho mayor con este método de administración y a los camellos les interesa que los clientes sigan acudiendo, no que mueran de sobredosis.

La pasta base es más tóxica que la cocaína
 La pasta base tambièn se llama “paco”, “crakc”, entreotros nombres.

La pasta base causa daños al pulmón que no se presentan en el caso del clorhidrato, más apropiado para la administración inhalada e inyectada. Por otra parte, es más adictiva por varias razones: la menor duración de los efectos, su mayor intensidad y por ser más rápida la vía fumada. Además, en su proceso de fabricación es más frecuente encontrar impurezas como metales pesados o, como en el caso del “paco”, es un producto de desecho del clorhidrato. Desde este punto de vista, sí podríamos decir que es más tóxica, si bien la sobredosis mortal sería mucho más frecuente (por no decir exclusiva) en el caso del clorhidrato inyectado, especialmente con el “speedball” (mezcla con heroína), que aumenta notablemente el riesgo cardiorrespiratorio.

LAS DROGAS DE TODO TIPO SON PELIGROSAS.
¡NO SE DEJE ENGAÑAR! NO SE META CON LAS DROGAS.
Parece que la drogadicción ha sentado bases firmes en nuestra sociedad. Los esfuerzos de Salud Pública, que incluyen la Higiene y la Medicina Preventiva, se topan con un serio obstáculo: La sociedad, apoyada en los medios de comunicación masiva. Somos bombardeados constan…temente por la televisión, la radio, la prensa, el cine y las revistas. Estos nos incitan a fumar cigarrillos de variadas y atractivas marcas; nos invitan a probar las bebidas alcohólicas nacionales y de importación, para tomarse según la ocasión y con variedad de color y buqué.
Y lo grave del asunto consiste en que “el tabaco” y “el alcohol” son los que preparan el terreno para el consumo y adicción a “drogas más pesadas”, principalmente la marihuana y las anfetaminas o “acelerantes”, así como inhalantes: resistol, sarolo, thinner, etc. Estas toxicomanías, tan frecuentes en nuestro medio social, producen un daño terrible desde el punto de vista humano y social. Cientos de jóvenes son adictos o toxicómanos a estos productos mencionados. Y lo llamativo es que pertenecen a clases sociales distintas: baja, media y alta.
Si definimos toxicomanía ¿quién dudará de no incluir el tabaco y el alcohol? Escribe un especialista: “El término toxicomanía úsase para denotar tanto la dependencia en hábito como en compulsión… la tríada del uso compulsivo de drogas incluye: 1) Dependencia psicológica y conducta encaminada a la procuración de la droga. 2) Dependencia fisiológica, con síntomas del síndrome de abstinencia (psicosis: es un ejemplo común en el alcohólico inveterado que de repente deja de tomar alcohol) al suspender la droga. Y 3) tolerancia, es decir, la necesidad de aumentar la dosis para obtener los efectos deseados”. (Diagnóstico clínico y tratamiento, Dr. Marcus A. Krupp, pág. 690, “El Manual Moderno”, 1976).
LA REALIDAD DEL PROBLEMA
Si no queremos “hacemos de la vista gorda”, es un hecho que el problema de la drogadicción (o toxicomanía) no reclama como culpables únicamente a las autoridades que dan el visto bueno a los cigarrillos y al alcohol, etiquetándolos con leyendas muy pequeñitas: “Este producto, según el código sanitario, puede ser nocivo para la salud”, o “es nocivo para la salud”.
Si buscamos culpables encontramos: el vendedor, el consumidor, el traficante, el incitador o corruptor, las autoridades, en fin la sociedad, formada por hombres.
EDUCAR E INFORMAR: ¿UTIL O PERJUDICIAL?
Bajo este título la revista Enlace, 2/85, tocó el tema de la drogadicción. Y agrega: “La atención se centraba en las sustancias y a menudo se presentaban las consecuencias de un modo que pretendía escandalizar, asustar y por ese camino disuadir”. Sin embargo, la información detallada sobre las drogas ha venido fracasando frecuentemente. Esta no basta para impedir que los jóvenes se sigan drogando y ensayando nuevas experiencias. La raíz del complejo problema hay que buscarla en algo por encima de la información educativa.
La información educativa fracasa por muchas razones: Una de las más poderosas es porque toca la superficie de la conciencia del adicto. No llega al subconsciente, a las capas profundas del alma. De allí que no surta los efectos deseados. Además nos enfrentamos a un individuo o a un grupo social (pandillas y clubes) que no quieren regenerarse. No tienen conciencia o no quieren tenerla.
Otras veces la drogadicción ya está arraigada por años y ha hundido al joven en una piltrafa humana irreformable. Nos topamos con los adictos a varias drogas (drogadicción múltiple): alcohol, tabaco, anfetaminas, marihuana, cocaína, etc. Nos enfrentamos a un adicto que vive en un medio familiar deshecho, cuando no con uno que ya es vagabundo.
Nos enfrentamos a rebeldes sociales que sienten náuseas ante la sociedad hipocritona y consumista. Sociedad en parte corrompida y corruptora que promueve drogas legales como el tabaco y el alcohol. Sociedad monstruo que espera que los jóvenes se adapten a ella, a sus valores trastocados; se sienten “normales” y acatan dócilmente el modelo que le presentan en la pantalla del televisor.
Nos encontramos en un medio social donde abunda la necesidad de ayuda moral, religiosa y espiritual. Ya es tiempo de que abandonemos las paredes frías de nuestros templos, que no enclaustran y nos pierden entre nubes rosas o celestes, olvidándonos así de ayudar a los jóvenes víctimas de la toxicomanía.
- Dr. José G. Sampayo
(Tratado Núm. 0144)

Señoría:

Con cierto asombro leo unas declaraciones suyas en las que dice que hay que plantearse muy en serio el tema de la legalizaciòn de las drogas blandas. Debo decirle que, aún hoy, no tengo nada claro que son “drogas blandas”. La única diferencia que conozco es la de legal o ilegal. Si las blandas son  las legales, tampoco es que se tenga que hablar demasiado, dado que en nuestra cultura ya estàn legalizadas desde hace mucho tiempo. Me cuesta creer que, por mucha disciplina de partido que se tenga, una víctima de la droga hable de legalizaciones. Porque, por desgracia para los dos, Vd. y yo señor Cantò, los dos, somos victimas de la droga. Vd. y yo hemos perdido una hija cada uno. Y en ambas ocasiones el  demonio de la droga andaba por medio. Señoría, tenemos algo en común pero nos separan otras muchas cosas. No se preocupe que no suelo dar golpes bajos y en este contexto mucho menos. Prefiero decir lo que tenemos en común y guardarme para mí lo otro. Ambos hemos perdido a una hija y ambos hemos escrito  cartas póstumas. Mire usted, lo malo (aquello que a ambos nos ha hecho la vida trizas, como a mucha otra gente más) se debe detestar y no desearlo ni quererlo en modo alguna para nadie más. Si la droga (sea esta sólida, liquida o gaseosa) no se hubiese cruzado en nuestras vidas. Ambos tendriamos a nuestras respectivas hijas vivas. Le debo aclarar que hoy es muy dificil hablar de toxicomanias a secas ( o monotoxicomanias); por experiencia le digo que lo habitual es encontrarse con politoxicòmanos. Son adictos, o al menos consumidores, de varias sustancias; unas son legales y otras no. Pero todas, por una u otra circunstancia, pueden ocasionar la muerte, porque son DROGAS. Y como tales perturban los sentidos. Dice su señoria que se invierte mucho en la lucha contra el narcotràfico y que los resultados no son los deseados, pero en este caso yo no creo que la soluciòn sea legalizar. Mejor seria pensar en la optimizaciòn de los recursos existentes y partiendo de ahì estudiar la manera de hacerlos lo mas operativos posibles. Un conductor ebrio ocasionó el accidente en el que su hija muriò. No se me ocurriria a mì pedir que no se hagan pruebas de alcoholemia, que se quiten los ràdares o que disminuya la vigilancia del cumplimiento de las normas de circulaciòn, por el hecho de que esto resulta caro. No, no se me ocurriria y soy consciente de que los accidentes de circulaciòn no van a cesar, por que estos seguiran ocurriendo mientras haya vehiculos. Tampoco vamos a conseguir erradicar la drogra; combatirla no es facil, pero no por ello la vamos a legalizar. Debemos optimizar todos los recursos posibles y evitar tanta muerte, sobre todo, de personas jòvenes. Asì ès, señor Cantò, que ni Vd. ni yo , ni tampoco las personas de bien y con criterio propio, debemos disminuir los diques que frenan esta avalancha de muertes sin sentido. Fijese que el alcohol es legal y tenemos chiquillos alcoholicos con trece años y cirròticos con veinte. ¿Que es una droga blanda?, ¿tal vèz el tabaco?. Si Vd. quiere se lo preguntamos a esas personas que tienen un broncocarcinoma o a esas con enfisema bronquial que viven con un macarròn  y  su mascarilla  conectados, de por vida, a una botella de oxigeno. No hay drogas blandas señoria. Ni la legalizaciòn hace que disminuya el consumo. Quiero pensar en positivo y no creer que su señoria estuviese muy de acuerdo con lo que decia. La vida està muy dificil y  tampoco el trabajo sobra en su profesiòn; la edad de la galanura pasa y las cosas se van poniendo cada vèz màs dificiles. Tampoco es nada facil hacerse con una canongìa como la que usted ha cogido. Bueno, puès termino deseandole lo mejor y recordandole que ese escaño que ahora ocupa lo pagamos entre todos. Sea usted muy felìz. Juan Damiàn Sànchez Luque.

A continuación, podrás ver la clasificación de la mayor parte de las drogas, según su acción farmacológica, potencial de dependencia, tolerancia, efectos que produce una sobredosis y consecuencias a largo plazo. Como verás, todas ellas pueden producir graves síntomas y trastornos en el futuro.

Opiáceos (Opio, Heroína, Morfina, Metadona)
Acción farmacológica Depresor del Sistema Nervioso Central
Dependencia física
Dependencia psíquica
Tolerancia Se desarrolla rápidamente
Síndrome de abstinencia (Puede aparecer incluso después de una única dosis.) Dilatación pupilar, hipertensión, disnea, diarrea, vómitos, reacciones agudas de ansiedad, escalofríos, temblores,…
Sobredosis Depresión respiratoria, colapso respiratorio, coma y muerte
Efectos a largo plazo Anorexia, desnutrición, impotencia, aumento del riesgo de infecciones, candiasis (hongos)
Cannabis (Hachís, Marihuana, THC)
Acción farmacológica En algunas clasificaciones se considera Depresor del S.N.C., mientras que en otras figura como Perturbador del S.N.C. (debido a la posible existencia de alucinaciones)
Dependencia física Muy baja o Nula
Dependencia psíquica
Tolerancia
Síndrome de abstinencia Síntomas leves que pueden aparecer después de unas pocas horas y pueden durar 4-5 días: ansiedad, irritabilidad, disminución del apetito, insomnio,…
Sobredosis Trastornos del sueño (pesadillas), confusión mental profunda, alucinaciones, nauseas, vómitos. Sin riesgo de muerte
Efectos a largo plazo Favorece la aparición de trastornos psicóticos (Psicosis Cannábica) en sujetos con predisposición
Alcohol
Acción farmacológica Depresor del Sistema Nervioso Central
Dependencia física
Dependencia psíquica
Tolerancia Se desarrolla rápidamente
Síndrome de abstinencia Temblores, ansiedad, sudoración. En casos extremos “Delirium Tremens” (cuadro psicótico)
Sobredosis Pérdida de conciencia, coma y muerte
Efectos a largo plazo Síndrome de Korsakoff, cirrosis, cardiopatías, polineuritis, encefalopatías, psicosis, desnutrición
Inhalantes (Aerosoles, Pegamentos, Disolventes, Eter)
Acción farmacológica Depresor del Sistema Nervioso Central
Dependencia física No existe consenso sobre su desarrollo y severidad
Dependencia psíquica
Tolerancia Se desarrolla rápidamente
Síndrome de abstinencia Cefaleas (dolores de cabeza), vómitos, contracciones musculares y calambres
Sobredosis Respiración suprimida, alucinaciones, delirios, shock, coma, muerte
Efectos a largo plazo Cuadros convulsivos, síndrome cerebeloso, neuropatías periféricas, afectación renal (riñones), lesión hepática (hígado), pulmonar y cardíaca, progresivo deterioro psicológico y cuadros de tipo psicótico
Cocaína
Acción farmacológica Estimulante del Sistema Nervioso Central
Dependencia física
Dependencia psíquica
Tolerancia
Síndrome de abstinencia Depresión, enlentecimiento psicomotor, letargia, irritabilidad, trastornos del sueño, problemas de coordinación, taquicardia, vértigos
Sobredosis Muerte por obstrucción respiratoria, arritmias o hemorragia cerebral
Efectos a largo plazo Alteraciones endocrinas, atrofia o necrosis del tabique nasal, problemas crónicos en las encías, alteraciones de la personalidad, trastornos depresivos, déficit de atención, cuadros psicóticos
Anfetaminas (Speed)
Acción farmacológica Estimulante del Sistema Nervioso Central
Dependencia física
Dependencia psíquica
Tolerancia
Síndrome de abstinencia Estado de ánimo depresivo, fatigabilidad, trastornos del sueño
Sobredosis Crisis paranoides, estados de pánico, alucinaciones, palpitaciones, taquicardia, arritmias, hipertermia, pérdida de conciencia y muerte
Efectos a largo plazo Cuadros psicóticos, alteraciones endocrinas, anorexia
Tabaco
Acción farmacológica Estimulante del Sistema Nervioso Central
Dependencia física
Dependencia psíquica
Tolerancia Se desarrolla rápidamente
Síndrome de abstinencia Ansiedad, irritabilidad, tristeza, dificultad de concentración, cansancio, insomnio, estreñimiento, dolor de cabeza, aumento del apetito
Sobredosis Es difícil que se produzca
Efectos a largo plazo Problemas cardiovasculares, respiratorios, digestivos, del aparato reproductivo, dolores de cabeza, vértigos, disminución de la resistencia cuando se practica deporte, cáncer
Drogas de Síntesis (Éxtasis, MDMA)
Acción farmacológica Estimulante del Sistema Nervioso Central y Alucinógeno
Dependencia física Discutida
Dependencia psíquica
Tolerancia Discutida
Síndrome de abstinencia Depresión, enlentecimiento psicomotor, irritabilidad, vértigos, agotamiento, sueño irresistible durante el día, insomnio durante la noche
Sobredosis Golpe de calor, deshidratación grave, coma, muerte, (especialmente si se mezcla con alcohol)
Efectos a largo plazo Adelgazamiento, debilidad, estado de ánimo inestable, comportamientos agresivos, trastornos psicóticos, depresivos, enfermedades degenerativas, angina de corazón o infarto, edema pulmonar, trastorno de la coagulación de la sangre, hemorragias cerebrales, insuficiencia hepática aguda (necrosis y muerte celular por hepatotoxicidad), fallo renal agudo, convulsiones y ataques epilépticos, demencia
Drogas de Síntesis (GHB)
Acción farmacológica Depresor del Sistema Nervioso Central
Dependencia física Discutida
Dependencia psíquica
Tolerancia
Síndrome de abstinencia Insomnio, ansiedad, temblor y sudor
Sobredosis Convulsiones, pérdida de conocimiento, coma, muerte, (especialmente si se mezcla con alcohol)
Efectos a largo plazo Somnolencia, temblores, vómitos, trastornos psicóticos
Drogas de Síntesis (Ketamina o Especial K)
Acción farmacológica Depresor del SNC con propiedades anestésicas y alucinógenas
Dependencia física No
Dependencia psíquica
Tolerancia Después de 3 semanas de uso continuado
Síndrome de abstinencia Depresión, impulsos suicidas, violencia
Sobredosis Vómitos, riesgo de asfixia por encharcamiento pulmonar al aspirar los vómitos, parada respiratoria, fallo cardiaco, pérdida de conocimiento, muerte
Efectos a largo plazo Ansiedad, ataques de pánico, trastornos psicóticos, trastornos neurológicos (parálisis temporales), trastornos digestivos
Alucinógenos (L.S.D., Psilocibina, Mescalina, setas, hongos)
Acción farmacológica Estimulante y Perturbador de la actividad del S.N.C.
Dependencia física No
Dependencia psíquica Muy baja o Nula
Tolerancia
Síndrome de abstinencia No
Sobredosis Trastornos psicóticos graves (Esquizofrenia), crisis de angustia con ataques de pánico agudos que pueden conducir a la muerte o al suicidio
Efectos a largo plazo Esquizofrenia paranoide
  • “Psicología de las Drogodependencias”. Antonio Cano Vindel. Universidad Complutense de Madrid.

  • Pasarlo bien Si usas drogas para intentar reirte, lo más probable es que los demás se rían de ti ya que no actuarás con naturalidad. Para pasarlo bien, lo mejor es ser tú mismo, actuando según tu forma de ser, de forma natural y con respeto.
  • Solucionar un problema Las dificultades sólo se solucionan haciéndoles frente. Si usas las drogas como un medio para solventar un problema te estarás creando otro.
  • Relacionarme mejor con la gente La simpatía o las habilidades sociales no se adquieren por medio del uso de drogas. Para relacionarse con las personas es mejor aprender y desarrollar conductas adaptadas socialmente. Las drogas “no prestan lo que natura no da”.
  • Evadirme de la realidad Hay veces que la realidad que nos toca vivir es muy dura y momentáneamente necesitamos evadirnos. Es mejor hacerlo mediante la práctica de un deporte, un hobby o una afición; pero no con las drogas, porque corremos el riesgo de no regresar a la auténtica realidad en la que vivimos.
  • Conocer nuevas sensaciones El hombre siempre busca algo nuevo. Es algo innato. Las drogas nos enseñan ‘cosas’ pero el precio que hay que pagar por ellas es demasiado alto. Es mejor recurrir a la lectura, la imaginación, el desarrollo de la amistad y las relaciones interpersonales, el conocimiento de uno mismo, etc.
  • Estar a la moda Sinceramente, hay modas que es mejor no seguir. Así de sencillo. Tú debes ser el dueño de tu propia moda sin dejarte presionar por nadie en cuanto a lo que debes y no debes hacer. ‘Que no te coman el coco’ diciendo que esto o lo otro es lo último, la novedad. Todas las drogas son muy antiguas.
  • Obtener mejores resultados académicos o deportivos Tal vez mejores tus resultados eventualmente, pero a corto plazo notarás que la bajada es mucho mayor. Además estás engañando a los demás con lo que pierdes credibilidad y confianza en ti mismo. Es mejor un buen esfuerzo que un éxito no merecido.
  • Tener éxito con las chicas/chicos Esto es algo deseable por todos, pero si alguien te ha dicho que con las drogas podrás ‘ligar’ más, te han engañado. Podrás estar más hablador o más risueño; pero solo serán estados que duran muy poco tiempo. Es merjor ser hablador, jovial, entretenido por naturaleza o aprender a serlomediante el aprendizaje de habilidades sociales.
  • Integrarme en el grupo de amigos/amigas Si para formar parte de un grupo necesitas tomar alguna droga es mejor que cambies de amigos. Aquellos, en realidad no lo eran ya que no toleraban/permitían que tú te comportaras según tus propios criterios.
  • Disfrutar de la vida A todos nos gusta disfrutar, reir, pasarlo bien. La diferencia está en la manera que utilizamos para ello. El uso de drogas altera nuestro comportamiento, el sentido de la vida y modifica todas nuestras relaciones sociales y familiares. De este modo difícilmente se puede disfrutar. Es mejor aprovechar y desarrollar al máximo las posibilidades que cada uno tiene: su personalidad, sus amigos, sus cualidades, su familia,…

Como alternativa al estilo de vida y comportamientos asociados al consumo de drogas, te proponemos dar un vuelta por algunos de los sitios web más “guays” en Internet. ¡Buena navegación y,… cuidado con los piratas!

Sitios web en español
  • DisneyEl canal Disney: juegos, información y todos tus amigos del Club Disney
  • NBALa mejor liga de basket del mundo
  • Los40.comCoge aire y prepárate para repasar la lista de tus canciones favoritas o conocer las noticias musicales de última hora.
  • Portal del MenorTu portal de encuentro
  • Museo Nacional del PradoUno de los museos de pintura más importantes del mundo.
  • Consejos sobre salud infantil Consejos sobre salud del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona
  • Ministerio de CulturaEntra en los Puntos de Información Cultural y localiza los libros publicados en España en los últimos años, o en la Biblioteca Nacional o… en el Museo del Prado
  • PuzzlesEstimula tu inteligencia
  • PequejuegosTodos los juegos que puedas imaginar
  • Pequemundo No esperes más, entra y diviértete
Sitios web en inglés
  • SkyshapersAventura a través del SKYWORLD…donde los sueños se hacen realidad
  • YahooligansUna guía web para chicos jóvenes
  • National GeographicEncontrarás cosas fascinantes, conoce a gente interesante y participa en divertidos juegos
  • The White House Ayuda a la gente joven a ser más activa y estar mejor informada
  • DisneyEncuentra a tu ratón favorito
  • NasaRealiza un viaje a través del espacio sin levantarte de la silla
  • The Smithsonian InstituteUna visita virtual por el abuelo de los museos educativos
  • Ocean Planet Viaja a través de esta exposición del Smithsonian y aprende cómo contribuir a conservar los océanos del planeta

adicciones,jovenes,drogas,drogas cordoba,drogas priego,proego de cordoba
Hablamos de:
Redes Sociales

Agradecimiento:
A todas nuestra visitas

Asociacion Drogas.Priego.Priego Cordoba.Priego de Cordoba.Drogas,cocaina,marihuana,cannabis,hachis,metanfetamina,mdma,extasis,pcp,heroina,vih,crack,cristal,lsd,prevencion drogas,informacion drogas,centros tratamiento droga,THC,ketamina,drogodependencias,sida,adiccion,adicciones,crack,tabaco,alcohol,abuso drogas,fumar tabaco,info drogas,drogas cocaina,drogas heroina,drogas metanfetamina,drogas mdma,drogas cristal,drogas ketamina,alucinogenos,drogas marihuana,droga s alcohol,droga tabaco,consumo de drogas,consumo drogas,ghb,mefredona,oxyContin rohypnol,Dextromethorphan-Xanax,,trafico de drogas,trafico de estupefacientes,noticias drogas,drogas adulteracion,efectos drogas,efectos cocaina,efectos marihuana,efectos mdma,efectos drogas de,drogas efectos,efectos de las drogas,drogas legales,dejarlas drogas,droga diseño,drogas diseño,drogas de diseño,drogas sinteticas,diseño drogas,drogas violacion
Bitacoras.com Promociona tu blog en TusNoticiasdeActualidad.com