Archivo de octubre de 2011

  • Una disminución en sus calificaciones   
  • Poco rendimiento académico
  • Cambio de humor
  • Deshonesto sobre su paradero
  • Deshonesto sobre muchas cosas
  • Uso temprano del cigarrillo
  • Desafió hacia los padres
  • Ojos rojos, húmedos o con apariencia brillante
  • Tiene amigos delincuentes
  • Llega a altas horas de la noche
  • Rechazo de los valores familiares
  • Se ha encontrado drogas o parafernalia en el joven
  • Desaparición de dinero o pertenencias
  • Defensivo sobre su uso de drogasComportamiento antisocial

Aparenta tener amigos que utilizan drogas

Con frecuencia dibuja hojas de marihuana, drogas o símbolos de drogas

Pocos padres quieren creer que su hijo o hija usa drogas y/o alcohol, pero la realidad es que muchos jóvenes experimentan con estas substancias.  Algunos solo prueban las drogas y paran, otros controlan su uso de substancias ilegales con cierto logro, y otros caen en una adicción absoluta que controla sus, frecuentemente, cortas vidas.

Algunos jóvenes son más vulnerables que otros a trastornos adictivos.  Jóvenes quienes tienen un historial familiar de abuso de drogas se encuentra en “mayor riesgo”.  Los jóvenes con antecedentes de problemas de comportamiento o académico en la escuela son más propensos a tener dificultades adictivas,  pero los problemas con drogas o alcohol le pueden ocurrir a cualquier persona.  Nosotros sabemos que muchas personas sin historial familiar de alcoholismo llegan a presentar serias dificultades relacionadas con el alcohol.  Trastornos adictivos usualmente inician con el uso del cigarrillo, seguido por marihuana o alcohol.  Algunos jóvenes quienes continúan buscando otras experiencias de “alteración moderada” desarrollan una preferencia por estimulantes (metanfetaminas, cristal, speed), otros gustan de substancias que paralizan sus sentimientos (narcóticos), mientras otros prefieren alucinógenos (LSD, etc). Muchos jóvenes llegan a cautivarse de tal manera con esta cultura adictiva que utiliza cualquier droga que este disponible.

Muchos profesionales consideran los trastornos adictivos como una condición médica progresiva que continua convirtiéndose en algo más problemático al menos de que sea tratado efectivamente.  Así como otros problemas de salud, reconocer el problema temprano es casi siempre lo mejor. 

Por qué se utilizan las drogas y alcohol?

La respuesta sencilla es que las drogas (incluyendo alcohol) alteran las percepciones de la realidad en maneras que usualmente se siente placenteras.  El uso de drogas y alcohol puede temporalmente satisfacer las necesidades emocionales o sociales para algunos jóvenes consternados o afligidos.  Muchos jóvenes usan las drogas como un arma que se puede utilizar para muchas cosas.  Se usan para relajarse, placer, socializar, eludir dolor emocional, una manera de olvidar los problemas, satisfacer curiosidades, evitar alejamiento de amigos, encontrar excitación, sentirse parte de un grupo; ayudar  para dormir, despertar, enfrentar los fracasos, quitar el aburrimiento, y/o simplemente para fastidiar a sus padres.  Algunas personas, como mencionamos anteriormente, parecen ser genéticamente o biológicamente programados para trastornos adictivos. 

Si se encuentran drogas o alcohol – ¿Qué pueden hacer los padres?

No hay una respuesta sencilla de cómo enfrentar o tratar el uso de drogas o alcohol. Una discusión directa con su hijo o hija puede ser la mejor manera de comenzar.  Usted pudiera buscar el consejo de alguien con quien confía -  posiblemente un amigo cercano, consejero escolar o el clero.

Si usted descubrió que su hijo o hija fuma marihuana o toma alcohol, es muy importante que no reaccione exageradamente.  Los cigarros, marihuana y alcohol son usualmente considerados “drogas de inicio” que llevan a un uso mas serio de drogas, pero también son substancias que pueden reflejar la experimentación común que caracteriza a los jóvenes.  Recuerde que un verdadero uso experimental es breve y que uso continuo aun sabiendo las consecuencias de sus padres usualmente refleja que este abuso se ha convertido en un problema serio.  Si usted se siente absolutamente seguro que su hijo o hija solo ha “experimentado” y no continuara, usted tendrá que hacer un poco  mas que aclarar su posición sobre abstinencia de drogas, determinar consecuencias firmes a corto plazo y vigilar su comportamiento por medio de observación y pruebas de consumo de drogas.  Sin embargo ponga atención a su propia tendencia de rechazar o negar la existencia de un problema.

Cuando una persona joven ha comenzado a usar metanfetaminas, cocaína, o cualquier estupefaciente conocido como opiates opiáceos, los padres necesitan buscar ayuda profesional rápidamente debido a que estas son altamente adictivas.  Ciertamente se recomienda realizar pruebas de consumo de drogas en el hogar, pero es prudente y extremadamente importante consultar con un profesional de abuso de drogas para descubrir si su hijo o hija esta utilizando estas drogas altamente adictivas. 

Muchos jóvenes han usado drogas por varios años antes de que sus padres se den cuenta de la extensión de su uso.  Cuando considere la gravedad de la situación, examine asuntos como por ejemplo como se desenvuelve en la escuela, con las amistades, comunicación familiar, su deseo de seguir las reglas familiares y su deseo por tomar riesgos.  Si su joven esta muy envuelto en el abuso de drogas o tiene otras preocupaciones emocionales, académicas o de comportamiento, la opción mas segura es una consultación inmediata con un profesional de salud mental y adicción o abuso de drogas. 

Si usted sabe que el problema es serio

  1. Este no es el momento de ser débil.  No reaccione exageradamente y no pierda el control, pero su joven necesita un mensaje firme de que el uso de drogas y alcohol no es aceptable.
  2. Usted se puede beneficiar de un grupo de apoyo para padres de familia.  Considere reunirse con Padres Anónimos Parents Anonymous  o Alanon.
  3. Conozca más sobre las drogas más conocidas, cuales son sus efectos y los síntomas que tendrá en su adolescente si se esta utilizando droga.
  4. Hable con su joven.  No le dé un sermón, hable con claridad y mantenga su mensaje corto y al punto.  Sea abierto a comunicarse con su joven.
  5. Conozca a su adolescente mejor.  Descubra como el o ella se ve a si mismo, que es lo que quiere de la vida y que es importante.  Descubra cual es el efecto que tienen las drogas en el o ella.  Pase tiempo con su hijo o hija en actividades familiares o de recreación.
  6. Aprenda los nombres, direcciones y números telefónicos de los amigos de su joven.  Conozca a sus amistades si es posible.  Forme una relación con los padres de los amigos de su joven.  Manténganse en contacto.  No se desanime si otros padres no comparten su preocupación por el abuso de drogas.<
  7. Verifique el paradero de su joven regularmente.  No se sorprenda si descubre que otro padre de familia este compartiendo drogas con ellos, permitiendo el uso de drogas en fiestas, o si les esta dando drogas o alcohol a los jóvenes. Si usted descubre que alguno de los amigos de su hijo esta involucrado en drogas, no guarde esto como un secreto hacia los padres del menor, considere que usted posiblemente se sienta saboteado si alguien esconde esta información de usted.
  8. Utilice métodos de disciplina que sean efectivos.  Limite o elimine el uso del carro, quítele el teléfono celular o beeper y limite el tiempo libre del menor al menos que se comprometa a estar “limpio y sobrio”.  Mantenga límites claros, firmes y razonables.  Sea firme.
  9. Si su hijo o hija dice que  quiere invitar a alguna de sus amistades a pasar  la noche en su casa sleep-over, verifique con el otro padre de familia para asegurarse que tiene permiso.  Si su joven quiere pasar la noche en casa de sus amistades, verifique que el otro padre de familia va a estar en casa y determine si tiene la misma hora de ir a dormir, así como  también los valores y expectativas que tiene usted.  Los jóvenes usualmente eligen casas donde los padres están ausentes en la noche para hacer fiestas con alcohol y drogas.
  10. Obtenga un “caller id” identificador de llamadas y “anonymous call rejection” rechazo de llamadas anónimas en la línea telefónica que su joven usa.  Si usted le pide que avise de su paradero cuando sale de la casa exíjale que le hable un teléfono regular y no un celular para que el lugar aparezca en su identificador de llamadas.  Se recomienda que también tenga el identificador de llamadas y rechazo de llamadas anónimas en la línea telefónica principal de su casa.
  11. Considere seriamente animar a su hijo o hija en participar en un programa de auto ayuda de doce pasos como los grupos de A.A. o N.A.(grupo de jóvenes) o un grupo de apoyo ofrecido por el departamento de consejeria de la escuela.  Asista con ellos o que los acompañen un amigo o pariente para que no se sientan incómodos.
  12. Si otros miembros de su familia tienen un problema con el alcohol, abuso de medicamentos o uso de drogas ilegales, es importante que enfrente estos problemas al mismo tiempo que el uso de drogas de su hijo o hija.
  13. Los jóvenes que enfrenta el abuso de drogas necesitan evitar las personas, lugares o eventos que están asociados con este uso.  Es extremadamente improbable que su joven se mantenga sorbió si asisten a fiestas sin supervisión donde estén disponibles drogas o alcohol.
  14. Controle o remueva bebidas alcohólicas de su hogar si se ha reconocido este como un problema.  Ayude al joven a involucrarse en actividades sobrias. Lea nuevamente el punto 14, es importante.
  15. Averigüe de donde obtiene el dinero para comprar drogas o alcohol.  Si es de su tarjeta de débito, cartera o bolsillo manténgalos alejados del joven.  Piense sobre la cantidad de dinero que le da a su hijo o hija para gastar de almuerzo, gasolina, etcétera.  No se sorprenda si descubre que le esta robando a usted u otros en la casa para financiar su uso de drogas o alcohol.
  16. Use una prueba casera de drogas para ayudarle a monitorear su consumo.  Familiarícese sobre como se puede “falsificar” un examen de drogas sin ser delatado.   Es mejor que se colecte una prueba de orín temprano por la mañana para poder detectar mejor la presencia de drogas.  Las pruebas caseras de drogas tienen la gran ventaja de permitir un resultado inmediato.  Asegúrese de vigilar como se colecta el orín para que su joven no tenga la oportunidad de diluirlo, contaminar o cambiarlo.
  17. Si no se supervisa el uso de drogas usualmente puede incrementar en frecuencia e intensidad.  Usted puede anticipar que el tipo de drogas que consume pueden llegar a ser más potente.  Usted puede utilizar una prueba casera de drogas para monitorear los cambios en el tipo de drogas que se están consumiendo y puede obtener un examen de “cantidad” de un laboratorio para determinar si la cantidad de drogas en el cuerpo de la persona ha incrementado o disminuido con el tiempo.
  18. Si usted decide trabajar con un profesional para recibir consejeria, verifique las credenciales y experiencia del terapeuta.  La mayoría de consejeros, psicólogos y psiquiatras no tienen la experiencia específica en abuso de drogas.  Ellos incluso podrían empeorar el problema al tratar los problemas equivocados.  Muchos profesionales sobre el abuso de drogas son miembros del NAADAC, una asociación profesional, mientras que los psicólogos con experiencia específica en adicciones tienen que ser acreditados por el Colegio Americano de Psicología Profesional American College of Professional Psychology.  Usted se debe asegurar que el profesional que ha seleccionado sea certificado o con licencia de consejero, psicólogo, o psiquiatra.  Verifique con la Comisión Estatal o Regional de Médicos de Comportamiento Board of Behavioral Health Examiners, Comisión de Médicos Psicológicos Board of Psychologist Examiners, o con la Comisión de Médicos Board of Medical Examiners.
  19. Si el problema es serio, busque un grupo de consejeria que cuente con la experiencia en términos de efectividad con Grupos Intensivos Pacientes no Hospitalizados “Intensive Outpatient Groups“  posiblemente sea el método más eficiente de tratamiento no hospitalizado.  Insista que como padres se les permita estar activamente involucrados en el proceso de tratamiento.

Síntomas de Uso de Drogas

Marihuana – ojos rojos, disminución en concentración, somnolencia, hablar en exceso, risa, hambre, euforia, relajado, comportamiento desorientado y cambios dramáticos en su estilo de vida.

Alcohol – intoxicación, ojos húmedos, cambios de humor, habla incomprensible, caminado inestable y perdida de apetito.

Cocaína – Ojos brillantes y con mirada fija, excitación, euforia, pulso alto, presión sanguínea alta, agitación, insomnio, pérdida de apetito, cambio dramático de ánimo o humor y fluido nasal.

Metanfetamina -  Pupilas dilatadas, ojos brillantes, excitación, estado de alerta, hablar en exceso, pulso rápido y presión sanguínea alta, ansiedad, insomnio, perdida de apetito, confusión, paranoia y sudar en exceso.

Depresivo – Pupilas encogidas,  respiración  y pulso lento, habla confusa, desorientación y comportamiento como una persona intoxicada (alcoholizada).

GHB – Intoxicación, incremento de energía, comportamiento afectuoso y juguetón, perdida de coordinación, perdida del reflejo nauseoso, perdida de inhibición.

PCP – (Fenciclidina o Polvo de Ángel) – Ojos desorbitados, alucinaciones, percepción pobre del tiempo y distancia, paranoia, irritabilidad, pánico, confusión, ansiedad, habla incomprensible y perdida de memoria.  Puede estar soñoliento o hiperactivo; coordinación deteriorada.

LSD -  (Lysergic Acid Diethylamide o Acido, hojas de vidrio, cubitos de azúcar) Pupilas dilatadas, alucinaciones, percepción pobre del tiempo y distancia, el estado de animo puede estar alterado y experimentar pánico, confusión y ansiedad.

Narcóticos -  Pupilas de alfiler, euforia, somnolencia, inclinación de cabeza,  respiración lenta y apatía.

Inhalantes -  ojos “locos”, pupilas dilatadas, psicosis, paranoia, acciones violentas, pintura en la cara, perdida de memoria y olor a pegamento o pintura.

Esteroides -  Irritabilidad, excitación, ansiedad, coraje, posiblemente pánico, depresión, poca concentración y habilidad de atención, insomnio, cara y/o cuerpo hinchado, granitos/espinillas en la cara y espalda, y  incremento de músculos.

Opciones de Intervención 

Consejeria Familiar o Individual – Usualmente una vez por semana – es buena para tratar con problemas familiares o personales que acompañan el abuso de drogas, pero no es muy eficiente para obtener la habilidad de dejar la adicción.  Seleccione un terapeuta   con una sólida experiencia en el tratamiento de abuso de drogas, de lo contrario podría tratar con los problemas equivocados.

Terapia de Grupo – Usualmente una vez por semana de 60 a 90 minutos.  Buena para educación de drogas, obtener la capacidad para mantenerse sobrio y enfrentar los problemas emocionales relacionados con abuso de drogas y adición.

A.A., N.A., C.A. (Programa de Doce Pasos) -  Este se cree que es la única y mejor ayuda que se pueda recibir para mantenerse sobrio.  Nuevos miembros deben asistir a varias reuniones por semana y necesitan obtener un patrocinador.

Pruebas de Detección de Drogas – Se recomienda para 1) determinar los tipos y cantidades de drogas usadas, 2) darle al dependiente otra razón para no seguir utilizando, 3) permitirle a los padres y terapeutas saber si la intervención esta funcionando.  Las pruebas de drogas no deben ser utilizadas como una intervención sin el apoyo de un psicoterapeuta.

Programa de Pacientes no Hospitalizados -  Terapia de grupo de una a cuatro horas al día  y educación sobre el uso de drogas hasta cinco veces por semana.  Los programas usualmente son amplios y efectivos si logra que su hijo o hija participe.

Tratamientos Orientados en la Naturaleza  (Wilderness Oriented Treatment) – Estos son programas intensivos donde los jóvenes residen en un lugar remoto que combina elementos para construir su confianza con experiencias poco comunes que incluyen educación, consejeria y terapia de grupo.  Es necesario un seguimiento en casa con un programa terapéutico.  Si las drogas y el alcohol son un serio problema trate de encontrar un programa con una orientación firme de los 12 pasos.

Internado/Programas Residenciales – Muchas internados tradicionales están repletos con jóvenes que reciben poco o no ayuda con el problema y usualmente se empeora.  Programas residenciales de tratamiento e internados especializados usualmente tienen gran éxito pero asegúrese de hablar con varios jóvenes que se graduaron del programa para saber la calidad del mismo.  Tome en cuenta que el trabajo principal de los consejeros de admisión de cada programa es “vender el programa”.

Hospitales de Psiquiatría – Buenos para estabilizar el joven si la adicción es severa o el cliente esta muy deprimido o suicida.  Programas de hospitalización de corto plazo deben ser combinados con un programa intensivo sin hospitalización para mejorar su efectividad.  Si usted ingresa a su hijo o hija asegúrese que el psiquiatra tenga una sólida experiencia en el tratamiento de adiciones ya que la mayoría no lo tienen.

Cosas en las cuales poner atención<

Papeles enrollados

Material de hojas secas con un olor a musgo

Pipas, latas de aluminio o metal u otro aparato para fumar (usualmente con residuo pegajoso o seco de color café)

Tubos o pipas de metal con un residuo de color café

Píldoras o capsulas sin explicación<

Polvo blanco

Navajas para rasurar

Probetas de vidrio

Popotes o pajillas, billetes enrollados, barriles de bolígrafos vacíos

Jeringas, marcas de piquetes en el cuerpo

Pedacitos de papel cuadrado o calcomanías (posiblemente envueltos en papel aluminio)

Olor a gas, pegamento u otro producto de petróleo

Contenedores de aerosol llenos sin la tapita de propulsión

Botellas de bebidas alcohólicas vacías o no

Recursos Potenciales

Profesionales médicos especialmente entrenados para tratar el abuso de drogas y adolescentes y niños (incluyendo psicólogos, trabajadores sociales, consejeros o psiquiatras)

Trabajadores sociales, consejeros o psicólogos

Su doctor familiar o pediatra

Su ministro, pastor o padre

Grupos de auto-ayuda como Alcohólicos Anónimos, Narcóticos Anónimos, Cocaína Anónimos o programas de doce-pasos.

Programas de apoyo para padres de familia

Su compañía de seguro medico(busque servicios de ayuda mental del comportamiento o desordenes nerviosos)

Programas de ayuda del abuso de drogas disponibles en su comunidad que se encuentran en las páginas amarillas del directorio telefónico.

Servicios comunitarios y de referencia

El oficial de probación de su hijo (si es que tiene uno)

Programas de prevención en su municipio

Programas de la corte juvenil

Autores, en orden de contribución:
Mark Rohde, Ph.D.
Beth Keen, Ph.D.
 2000-2006 Notmy kid.org
Traducción Fátima Rivas

Hola, en esta ocasión, les entrego un tema dedicado a una operación de la CIA, seguramente, la más inhumana de todas, llamada MkUltra ¿El objetivo? La investigación de la mente humana. Con el fin de controlar los pensamientos, la CIA experimento durante ¡¡¡3 décadas!!! con la población civil de EEUU, incluso con personas de la misma agencia, suministrándoles, secretamente, drogas (en especial LSD).
Una historia realmente escalofriante en donde los servicios secretos de EEUU, una vez más, abusaron de su poder y la confianza de su pueblo.

Asesinos del pensamiento

La batalla por el control de la mente

- Durante las décadas de 1950, 1960 y 1970 la CIA investigó el desarrollo de diversos métodos para obtener el control total de la mente de un ser humano.
- Muchos de estos métodos implicaban el empleo de drogas, en especial LSD, llevándose a cabo experimentos en los que centenares de dosis de esta sustancia fueron administradas sin su conocimiento a ciudadanos particulares, a veces escogidos al azar.
- Uno de los propósitos finales de estas prácticas era conseguir fabricar un asesino controlado artificialmente, un agente que ni siquiera él mismo supiera que lo era.
- Muchos de estos ensayos, tanto soviéticos como norteamericanos, tenían como objetivo comprobar la posibilidad de utilizar transmisiones de radio o implantes eléctricos como medios para ejercer el control sobre la mente humana.

Cuando hablamos de conspiración, hablamos esencialmente de poder. Los que conspiran buscan dominar a sus semejantes, sus cuerpos y, en especial, sus mentes. La existencia de fabulosos medios subliminales para manipular psicológicamente a las personas es uno de los grandes tópicos de las teorías de la conspiración. Un tópico que en modo alguno es infundado. La Agencia Central de Inteligencia norteamericana, durante buena parte de su historia, se dedicó a experimentar con todo un complejo arsenal de drogas, implantes electrónicos, hipnosis y otras herramientas para el lavado de cerebro, cuyas cualidades y aplicaciones fueron estudiadas durante el llamado Proyecto MkUltra.

La historia del avance científico ha dejado virtualmente inexplorado un territorio cuyas aplicaciones prácticas han interesado vivamente a la mayoría de los servicios de inteligencia: el control de la mente humana. La tentación de poseer la llave de la voluntad del hombre ha provocado que, desde hace años, se venga experimentando de forma más o menos clandestina con diversos métodos para obtener el dominio sobre la mente ajena. En este menester se ha invertido una ingente cantidad de dinero y esfuerzo cuyos resultados han sobrepasado en más de una ocasión las expectativas de los patrocinadores de tales experimentos.
Para comenzar nuestro relato deberíamos remontarnos a los alegres años veinte. Por aquellas fechas, el doctor Albert Hofmann, que trabajaba en los laboratorios de la empresa farmacéutica Sandoz, estaba a punto de realizar un hallazgo que cambiaría para siempre la historia de las drogas: la síntesis del LSD, el alucinógeno por antonomasia. Tras retirarse de su trabajo como director de investigación en los laboratorios Sandoz de Basilea, Albert Hofmann decidió poner por escrito los acontecimientos que rodearon el descubrimiento del LSD-25, un compuesto psicodélico destinado a revolucionar la sociedad occidental. Su descubrimiento, como tantos otros, había sido fortuito y se debió en realidad a un accidente de laboratorio. Hofmann trabajaba en un proyecto encaminado a encontrar una cura para la migraña. Suponía que la dietilamida del ácido d-lisérgico, un compuesto sintetizado a partir del cornezuelo del centeno, podría ser parte de la solución al problema. Cierto día, trabajando en el laboratorio, uno de sus guantes de goma se rompió sin que él se diese cuenta, e inadvertidamente su piel entró en contacto con la sustancia. Al principio no notó nada, pero al poco rato se vio asaltado por una serie de alucinaciones que lo llenaron de estupor. Cuando consiguió sobreponerse, si de algo estaba seguro el doctor Hofmann era de que aquello no curaría a nadie la migraña. Un estudio más detallado de la sintomatología determinó que el LSD induce alteraciones transitorias del pensamiento, del tipo de una sensación de omnipotencia o un estado de paranoia agudo. También se han descrito reacciones a largo plazo como psicosis persistente, depresión prolongada o alteración del juicio.


Frank Olson, victima de la operación
MkUltra, sumido en un estado constante
de paranoia, se lanzo al vacio

Así quedaron las cosas hasta que, a principios de los años sesenta, los medios de comunicación norteamericanos -en especial la revista Life, cuyo editor Henry Luce ya había probado la droga- comenzaron a divulgar una serie de artículos que promovían descaradamente el consumo de LSD como forma de “abrir la percepción”. En un reportaje de Marzo de 1963, Luce confesaba haber tenido algunas experiencias de este tipo junto a su esposa Clare Boothe, y defendía vehementemente la inocuidad del LSD ya que “se extraía de un producto natural”. Es famosa la anécdota que nos cuenta cómo un día el magnate decidió jugar un partido de golf bajo los efectos del ácido lisérgico. Finalizado el encuentro -de cuyo desarrollo no sabemos nada-, Luce sorprendió a los presentes relatándoles con todo detalle una “pequeña charla” que acababa de tener con dios.

La CIA mantenía contactos con los esposos Luce, y todo parece indicar que la agencia se encontraba detrás de esta euforia alucinógena sirviendo de “camello” al matrimonio y a sus no menos influyentes amigos. Aunque la historia sea conocida, vale la pena mencionar los detalles esenciales. Entre los célebres dioses del Olimpo de la psicodelia que tuvieron la oportunidad de probar por primera vez el ácido a través del “desinteresado” patrocinio de la CIA estaban el autor de “Las puertas de la percepción” y “Un mundo feliz”, Aldous Huxley; el letrista del grupo Grateful Dead, Robert Hunter;

el novelista Ken Kesey y el “sumo sacerdote” del LSD, Richard Alpert. La agencia puso especial cuidado en la psicodelización de Henry Luce, que, ejerciendo su condición de líder de opinión, incitó a millones de individuos a través de la revista Life a que tuvieran experiencias con alucinógenos, inspirando ni más ni menos que a Timothy Leary, el más psicodélico de todos los psicodélicos, para que iniciara su particular búsqueda del “hongo mágico”.

Tal demanda hizo que la CIA se hiciera con los servicios de una firma farmacéutica estadounidense para sintetizar importantes cantidades de ácido lisérgico que más tarde sería utilizado con diversos propósitos. La Agencia Central de Inteligencia norteamericana no quería depender de una compañía extranjera como Sandoz en el suministro de una sustancia que consideraba vital para los intereses de la seguridad estadounidense. Así pues, se solicitó a la Eli Lilly Company de Indianápolis que intentase sintetizar un suministro de LSD totalmente norteamericano. A mediados de 1954 Eli Lilly obtuvo por medios aún no aclarados la fórmula secreta, que se custodiaba como si de las joyas de la Corona se tratara en los laboratorios Sandoz: “Esta información debe ser considerada como alto secreto”, afirmaba al respecto un memorando interno de la CIA, “y debe ser mencionada de manera altamente restrictiva”. El plan iba mejor de lo que se esperaba y responsables de la firma estadounidense aseguraron a la CIA que “en cuestión de meses se podrá disponer de toneladas de LSD”. A título anecdótico indicaremos que fueron científicos de los laboratorios Lilly los que acuñaron la palabra “viaje” para describir la experiencia alucinógena.

Mientras la élite intelectual obtenía sus recetas de la mano de sus psiquiatras, otros pioneros de los nuevos territorios psíquicos fueron empujados por la puerta trasera, como conejillos de Indias, en experimentos controlados por la CIA. Se sabe que al menos una persona se suicidó, tras ser sometida sin su conocimiento a uno de estos experimentos, lanzándose desde la ventana del hotel en el que se hospedaba en Nueva York ante la mirada impotente del agente de la CIA encargado de su vigilancia (es posible que el agente hiciera algo más que vigilar y ayudase de alguna manera a silenciar definitivamente a un testigo molesto). Eran los primeros coletazos del Proyecto MkUltra.

La CIA y el LSD

MkUltra era el nombre en clave de una operación a gran escala organizada por el Equipo de Servicios Técnicos de la CIA (TSS) con el propósito de llevar a cabo investigaciones sobre la alteración del comportamiento humano, especialmente a través del empleo del LSD y utilizando a civiles inocentes como sujetos experimentales. “Mk” era el prefijo genérico que tenían todas las operaciones de control mental (mind control) y “Ultra” provenía de la red de inteligencia organizada por los estadounidenses en la Europa dominada por el III Reich, una batallita de la que los veteranos agentes de la recién creada CIA se encontraban especialmente orgullosos. El padre del proyecto fue Richard Helms, quien más tarde se convertiría en director de la agencia y que adquirió posteriormente cierta relevancia en relación con el escándalo Watergate. Entre 1953 y 1964 MkUltra (desde esa fecha hasta 1973 el programa continuó bajo el nombre de MkSearch) cometió algunas de las peores atrocidades y más flagrantes violaciones de los derechos humanos de la Historia de Estados Unidos. De hecho, muchos de los experimentos llevados a cabo en el marco de este proyecto diferían muy poco de los ejecutados por los médicos nazis en los campos de exterminio; es más, algunos fueron llevados a cabo por médicos que habían prestado sus “servicios” en campos como Dachau y cuyos conocimientos, especialmente interesantes para las autoridades estadounidenses en los tiempos de la Guerra Fría, les habían valido para escaparse por la puerta de atrás de la acción de los tribunales de Nuremberg.

La Agencia Central de Inteligencia tenía buenas razones para interesarse por el empleo del LSD como agente modificador del comportamiento. Una era utilizarlo, contraviniendo la convención de Ginebra, en la obtención de información de prisioneros de guerra o de agentes secretos enemigos. Otra, determinar el posible empleo del ácido lisérgico como arma de guerra química. Existía una tercera aplicación del LSD que atraía sobremanera al sector más visionario del TSS: utilizarlo como herramienta de perturbación social en países enemigos, bien popularizando su uso como estupefaciente o bien introduciéndolo subrepticiamente en la red del suministro de agua. En los años sesenta, según demuestran documentos secretos recientemente
desclasificados en Estados Unidos, la CIA llegó a considerar seriamente la posibilidad de emplear este tipo de estrategias contra el régimen de Fidel Castro y, lo que resulta más sorprendente aún, para el control de la propia población de Estados Unidos.

En este entorno, la experimentación con sujetos no avisados era fundamental, ya que el TSS necesitaba, previamente a poder llevar a cabo estos planes, obtener datos de los efectos de la droga en situaciones de la vida real. Un paradigma de los extremos a los que se llegó lo constituye un memorando interno de la CIA, fechado el 15 de Diciembre de 1954, que recoge la propuesta del TSS de introducir cierta cantidad de LSD en el ponche que se serviría en la fiesta de Navidad que la agencia daba anualmente a sus empleados. En el citado documento, que deniega el permiso para llevar a cabo esta experiencia, se dice que el ácido lisérgico puede “producir serios trastornos durante períodos de 8 a 18 horas y posiblemente más, por lo que no se recomienda probarlo en las fuentes de ponche habitualmente presentes en las fiestas de Navidad de la oficina”. Sin embargo, aquélla no era la primera vez que se intentaba realizar experimentos con el propio personal de la CIA.

“Operación Clímax de medianoche”

Sin embargo, donde el Proyecto MkUltra adquiere tintes genuinamente
surrealistas es en lo referente a la llamada “Operación Clímax de medianoche”. En 1955 las cabezas pensantes del proyecto situaron su centro de operaciones en San Francisco. Allí se estableció una red de departamentos de libre acceso cuyo uso era ciertamente peculiar. El TSS había reclutado a un grupo de bellas prostitutas que recorrían los bares de alterne en busca de clientes a los que seducir con ayuda de pequeñas cantidades de LSD introducidas disimuladamente en sus copas. Una vez en el departamento, el capitán George Hunter White, jefe de la operación, filmaba todo lo que sucedía a través de un falso espejo. El propósito de esta operación de voyeurismo de Estado era permitir a la Agencia Central de Inteligencia experimentar con diversas técnicas de utilización combinada de sexo y estupefacientes que algún día podrían servir para extraer información secreta a funcionarios extranjeros. Estas “casas de citas” psicodélicas siguieron funcionando hasta 1963, cuando la operación fue suspendida por orden del entonces inspector general de la CIA, John Earman, un hombre de firmes convicciones religiosas que se sintió especialmente escandalizado por la falta de ética de sus colegas.


Algunos documentos del projecto
MK-ULTRA

Todo esto comenzó a saberse en 1974, cuando una serie de artículos sobre MkUltra publicados en la prensa norteamericana levantó una auténtica oleada de indignación nacional que motivó que el Senado iniciase una investigación al respecto. La comisión formada a tal efecto tuvo, como suele suceder en estos casos, mucho de formal y nada de efectiva, como lo demuestra el hecho de que, en fechas tan cercanas como Julio de 1991, murieran dos internos del hospital penitenciario de Vacaville víctimas de experimentos similares. La investigación del Senado fue dirigida por Ted Kennedy, presidente del subcomité del Senado sobre Salud e Investigación Científica. En sus pesquisas se encontró con múltiples trabas, ya que muy pocas personas habían tenido contacto directo con MkUltra, y éstas no estaban dispuestas a revelar lo que sabían. El doctor Sydney Gottlieb, director del TSS, fue la primera persona que puso al subcomité sobre la pista de la operación secreta. Según las declaraciones que hizo el 21 de Septiembre de 1977, el proyecto tenía como propósito “investigar cómo podría ser posible modificar el comportamiento de los individuos sin que éstos se dieran cuenta”. Sin embargo, el doctor Gottlieb se negó a declarar sobre los resultados y métodos de la investigación, acogiéndose al amparo del Acta de Seguridad Nacional. De hecho, en 1973 Gottlieb dirigió personalmente la destrucción de toda la documentación relacionada con MkUltra. Afortunadamente no fue muy eficaz en esta labor ya que, a raíz de la promulgación de la Freedom of Information Act (FOIA), los investigadores han podido recuperar cierto número de documentos originales del programa.

Los experimentos con LSD, que es la más conocida de las actividades de
MkUltra, no eran el único campo de investigación que se exploraba en su seno. Se habrían podido encontrar un gran número de curiosidades entre los documentos destruidos. Por ejemplo, según la prensa china, entre la documentación perdida estarían los planos de una “máquina de leer el pensamiento” desarrollada por el propio Gottlieb a partir de sus estudios para inducir el sueño mediante estimulación eléctrica, y una compleja variante de electroencefalograma basada en la radiación electromagnética emitida por el cerebro. Aunque ahora parezca algo más propio de una película de James Bond que de la realidad, conviene recordar que en aquella época la Unión Soviética también estaba investigando tal posibilidad. Las declaraciones del propio Gottlieb ante el Senado nos ofrecen una pista a este respecto: “Había un notable interés sobre los posibles efectos de las ondas de radio en el comportamiento de la gente, y fácilmente alguien en cualquiera de los muchos proyectos existentes podía estar intentando comprobar si se podía hipnotizar a un sujeto mediante el uso de ondas de radio”. Por desgracia, a los sagaces senadores norteamericanos no se les ocurrió preguntar quién podía tener semejantes intereses. Hipnotismo, implantes cerebrales electrónicos, transmisiones de microondas y parapsicología fueron otros de los campos que los inquietos investigadores del TSS contemplaron como posibilidades para llevar a cabo sus propósitos.

Lavado de cerebro

Las actividades de MkUltra experimentaron un notable impulso a raíz del
supuesto éxito de las técnicas de “lavado de cerebro” en los países comunistas. La popularización de este concepto procede de la guerra de Corea, cuando algunos soldados comenzaron a dar muestras de comportamiento extraño y lagunas en la memoria. No fue hasta 1968 cuando las autoridades norteamericanas tuvieron constancia de las actividades que se habían llevado a cabo con sus soldados capturados durante la guerra. Aquel año desertó el general Jan Sejna, miembro del Comité Central checo, del Parlamento, del Presidium y, a la sazón, la mayor autoridad comunista que había atravesado hasta el momento la cortina de hierro. Cuando el militar comenzó a declarar sobre las actividades secretas del Pacto de Varsovia sus interrogadores se llevaron una desagradable sorpresa: “Se utilizaban prisioneros norteamericanos para probar la resistencia fisiológica y psicológica de los militares estadounidenses. También los utilizaban para probar varias drogas de control mental. Asimismo, Checoslovaquia construyó un crematorio en Corea del Norte para hacer desaparecer los cadáveres y las partes sueltas después de finalizados los experimentos. Norteamérica era el principal enemigo y los prisioneros de guerra norteamericanos constituían los sujetos experimentales más valiosos”. Sejna pensaba que al final de la guerra de Corea se ejecutó a la mayoría de los prisioneros implicados en experimentos, excepto a unos cien a los que deportaron primero a Checoslovaquia y más tarde a la Unión Soviética: “Escuché todo esto de los doctores checos que trabajaban en los hospitales, así como del oficial de la inteligencia militar checa a cargo de las operaciones en Corea, asesores soviéticos y documentación oficial que tuve ocasión de revisar cuando respondí a una petición soviética realizada a Checoslovaquia para que enviásemos médicos a la Unión Soviética para participar en varios experimentos que se estaban llevando a cabo sobre los prisioneros de guerra transferidos. También tuve la oportunidad de ver los informes de las autopsias de los prisioneros de guerra y recibir información sobre varios aspectos de los experimentos”. El desertor había dejado muy claro a la CIA cual era el cruel destino que corrían muchos desaparecidos en combate, y la agencia estadounidense decidió no quedarse atrás.

Muchos de estos ensayos, tanto soviéticos como norteamericanos, tenían como objetivo comprobar la posibilidad de utilizar transmisiones de radio o implantes eléctricos como medios para ejercer el control sobre la mente humana. Uno de los propósitos finales de estas prácticas era conseguir fabricar un asesino controlado artificialmente, un agente que ni siquiera él mismo supiera que lo era. Probablemente nunca sabremos si tuvieron éxito en este empeño…

Asesinos programados

Una de las prioridades de MkUltra era crear el espía perfecto. Un agente que no pudiera revelar información comprometedora aunque fuera torturado hasta la muerte, alguien que cumpliera con ciega eficacia cualquier orden con la que se lo hubiera programado, incluido el asesinato. Se trataba de fabricar auténticos robots humanos.

En 1967 fue arrestado en Filipinas el puertorriqueño Luis Castillo acusado de planear el asesinato del dictador Ferdinand Marcos. El caso fue exhaustivamente estudiado por la Oficina Nacional de Investigación Filipina, que obtuvo unos resultados cuanto menos sorprendentes. Los análisis psiquiátricos dictaminaron que a Castillo le habían inducido, mediante hipnotismo, al menos cuatro personalidades diferentes. En ocasiones decía ser el sargento Manuel Ángel Ramírez, del Mando Aéreo Estratégico en el sur de Vietnam.

Presuntamente, “Ramírez” era el hijo ilegítimo de un misterioso fumador en pipa, un alto oficial de la CIA, que respondería a las iniciales A. D. (Allen Dulles, director de la CIA) En otra de sus personalidades, Castillo aseguraba ser uno de los asesinos de Kennedy. Posteriormente, en el transcurso de una sesión de hipnotismo, declaró que la orden de llevar a cabo el magnicidio le había sido introducida en el cerebro mediante técnicas de control mental.

En la historia contemporánea existen casos similares, como el de Sirhan Sirhan, asesino de Robert F. Kennedy; James Earl Ray, autor de la muerte de Martin Luther King; Mark David Chapman, asesino de John Lennon; e incluso hay quien incluye en esta categoría de posibles asesinos programados a Lee Harvey Oswald, el presunto asesino de John F. Kennedy, y a Jack Ruby, el sicario que veinticuatro horas después acabó con su vida. En este momento hace su aparición uno de los personajes más pintorescos de toda esta sórdida historia, el doctor Louis Jolyon West, quien durante el programa de investigación de MkUltra se hizo célebre al administrar una altísima dosis de LSD a un elefante del zoológico de Oklahoma, que, por cierto, murió como resultado del experimento. Tras esta insólita hazaña, la siguiente aparición del doctor West es como psiquiatra de Jack Ruby. West fue designado para tratar a Ruby después de que éste comenzara a decir que formaba parte de una conspiración derechista para asesinar al presidente Kennedy. Tras diagnosticarle un desorden mental, lo puso en tratamiento a base de unas misteriosas pastillas cuya composición nunca reveló. Dos años después de comenzar el tratamiento Ruby moría de cáncer en prisión. Definitivamente, el doctor West, actual director de la Fundación del Síndrome de Memoria Falsa, no tenía suerte con sus pacientes, ni como médico ni como veterinario. No obstante, eso no parecía preocupar a sus jefes de la CIA.

La trampa psicodélica

Tuvo que llegar la década de los sesenta para que la Agencia Central de Inteligencia encontrase una utilidad digna de tantos estudios y esfuerzos para el LSD. La Rand Corporation llevaba tiempo investigando sobre el posible impacto social y, sobre todo, político del consumo de LSD sobre la población. La vinculación de esta empresa, con sede en la ciudad californiana de Santa Mónica, con la Agencia Central de Inteligencia es un hecho de sobra conocido entre los expertos en inteligencia. Basta decir que James Schlesinger, ex director de la CIA y ex secretario de Defensa, está en la nómina de la Rand como analista estratégico; y que el presidente de esta empresa, Henry Rowen, había ocupado en la CIA el cargo de jefe del Mando de Inteligencia Nacional. Los técnicos de Rand estaban muy interesados en la influencia del consumo de LSD en la población y, más concretamente, en la posibilidad de que el consumo de alucinógenos pudiera favorecer la inactividad política de ciertos elementos especialmente molestos. Esta idea fue recogida en última instancia por los técnicos del Instituto Hudson, quienes propusieron utilizar el LSD como arma contra el movimiento juvenil que en los años sesenta amenazaba con socavar la estabilidad política estadounidense. El director del instituto -muy interesado en todo lo referente al control social- siguió muy de cerca el tema, estudiando con detenimiento la cultura hippie y su relación con el mundo de las drogas.

A raíz de estas investigaciones, considerables cantidades de LSD aparecieron en 1965 en las universidades, ambientes bohemios y radicales de Estados Unidos. La “cultura del ácido” pronto se convirtió en una de las señas de identidad de la rebeldía juvenil de la época. Sin embargo, esto no fue en modo alguno un fenómeno espontáneo. Aquellos que durante la “década de las flores” deificaron el LSD, llegando a pensar que era el remedio químico ideal para esparcir la paz y el amor en el mundo, no tenían la menor idea de que la CIA estaba utilizando esa sustancia como un arma más en sus planes de manipulación social. Tampoco podían imaginar que la mayor fuente abastecedora del mercado negro de ácido lisérgico durante finales de los sesenta y principios de los setenta estaba en la nómina de la agencia. Se trataba de Ronald Stark, líder de un grupo radical denominado “La hermandad del amor eterno”, más conocida como “la mafia hippie”. Durante los años que estuvieron en actividad, Stark y sus colaboradores pusieron en circulación más de cincuenta millones de dosis de LSD elaboradas en laboratorios clandestinos europeos. En 1979 Stark fue detenido en la ciudad italiana de Bolonia por posesión de drogas e implicación en varios turbios asuntos de terrorismo internacional, entre ellos el asesinato del político italiano Aldo Moro. Al poco tiempo, el juez encargado del caso lo puso en libertad después de haber encontrado “una impresionante serie de pruebas escrupulosamente enumeradas” de que Stark había estado trabajando para la CIA “desde 1960 en adelante”; es decir, que era un “topo” utilizado en su momento para poner en la calle grandes cantidades de LSD, y más tarde infiltrado en el seno de la organización terrorista Brigadas Rojas. Así quedaba de manifiesto el papel de los servicios de inteligencia norteamericanos a la hora de socavar el movimiento juvenil de los años sesenta.

Como hemos visto, mucho es lo que se sabe sobre la historia -a veces sórdida, a veces grotesca- de la CIA y el LSD, sin embargo, suponemos que ésta es la punta del iceberg de un asunto cuyas implicaciones últimas resultan difíciles de imaginar. Quizá gran parte de la trama oculta sobre el uso final que la agencia decidió dar a esta sustancia se hubiera puesto al descubierto de no haber sido destruidos todos los ejemplares de un manual interno de la CIA que llevaba por título “LSD: Some unpsichodelic implications”. En cualquier caso, el material revelado a raíz de la entrada en vigor del Acta de Libertad de Información es lo suficientemente significativo como para poner al descubierto toda la variedad de atrocidades que se han expuesto. MkUltra es historia, pero es posible que en otro lugar, bajo otras siglas, haya un grupo de investigadores experimentando con técnicas más avanzadas y de efectos más sutiles. Por todo el planeta grupos extremistas radicales llenan los espacios informativos con la triste hazaña de sus atrocidades. Sus planteamientos y actuaciones parecen obra de dementes o enajenados. Quién sabe… Finalizada la Guerra Fría, los servicios secretos tienen nuevos objetivos y nuevos enemigos. Tal vez, también nuevos métodos.

Alto secreto

Tras revisar los resultados de los experimentos cinco años después de finalizado el programa, un auditor de la CIA escribió en su informe: “Deben ser tomadas todas las precauciones, no sólo para proteger las operaciones de su exposición a las potencias enemigas, sino también para sustraer estas actividades del conocimiento del público norteamericano en general. Saber que la agencia está implicada en actividades ilícitas y poco éticas podría tener graves repercusiones en círculos políticos y diplomáticos”. Estos estudios no fueron llevados a cabo simplemente para satisfacer la curiosidad científica de la CIA. La agencia buscaba armas que otorgasen a Estados Unidos la superioridad en el campo del control mental. Para la consecución de ese objetivo la agencia invirtió millones de dólares en estudios que exploraron las posibilidades de decenas de métodos para influir y controlar la mente humana.

Un documento de 1955, parte del escaso material impreso que pudo salvarse de la destrucción “por accidente”, puede servir para darnos una indicación del tamaño y la amplitud de este esfuerzo. Se trata de una nota referida al estudio de un catálogo de sustancias que, entre otras cosas, servirían para:

- “Potenciar el pensamiento ¡lógico y la impulsividad hasta el punto de que el sujeto quede desacreditado en público”.
- “Incrementar la eficacia del pensamiento y de la percepción”.
- “Prevenir o contrarrestar los efectos de la intoxicación etílica”.
- “Potenciar los efectos de la intoxicación etílica”.
-“Producir los síntomas aparentes de enfermedades reconocidas de manera reversible para poderlos utilizar con el fin de fingirse enfermo, etc”.
- “Hacer la hipnosis más fácil o realzar de alguna manera la utilidad de esta técnica”.
- “Potenciar la capacidad de los individuos para soportar privaciones, tortura y coerción durante los interrogatorios, así como impedir el ‘lavado de cerebro’”.
- “Producir amnesia respecto a los acontecimientos que preceden al empleo de la sustancia”.
- “Producir reacciones de trauma y confusión durante períodos dilatados de tiempo, susceptibles de ser empleados con diversos propósitos”.
- “Producir incapacidades físicas tales como parálisis de las piernas, de anemia aguda, etc”.
- “Producir estados de euforia ‘pura’ sin ningún tipo de resaca”.
- “Alterar la estructura de la personalidad de manera tal que la tendencia del sujeto para llegar a ser dependiente de otra persona se potencie”.
- “Causar una confusión mental de tal intensidad que el individuo bajo su influencia encuentre difícil mantener una mentira en el transcurso de un interrogatorio”.
- “Rebajar la ambición y la eficacia laboral de los individuos cuando sea administrada en cantidades imperceptibles”.
- “Potenciar la debilidad o la distorsión de las facultades visuales o auditivas, preferiblemente sin efectos permanentes”.

El control de la mente

El concepto de control mental es contemplado por la mayoría de las personas como algo futurista o fabuloso. Suelen decir los teólogos cristianos que la mayor astucia del diablo es hacer creer en su no existencia. Con el control de la mente sucede lo mismo. Sin embargo, los seres humanos han empleado técnicas eficaces de manipulación del pensamiento desde tiempos inmemoriales, cuando los primeros oligarcas se sintieron tentados de explotar los miedos y deseos de sus súbditos; desde que los primeros místicos comenzaron a caminar activamente por la senda que los llevaría a obtener la comunión con sus deidades, o desde el primer momento en que un hombre decidió aventurarse por los resbaladizos terrenos del entendimiento de la psique humana. El control mental, definido ampliamente, ha estado con nosotros de una forma u otra desde el principio de la civilización.

Parece ser que los propagandistas estadounidenses de la Guerra Fría no estaban tan desencaminados al afirmar que los rusos habían sido los primeros manipuladores mentales de la Historia. Hace 4500 años las tribus koyak y wiros de la región central de Rusia llevaron a cabo lo que podría definirse como los primeros experimentos en estimulación de la videncia a través de las drogas. Del hongo Amanita muscaria consiguieron sintetizar una sustancia que, administrada a sus guerreros, eliminaba por completo sus sensaciones de miedo y ansiedad, aparte de incrementar considerablemente su fortaleza física, su agresividad y hacerlos inmunes al dolor mientras durasen los efectos de la droga. Era la versión real de la conocida pócima milagrosa que ingieren los guerreros galos de los cómics de Astérix. En el caso de las tribus rusas, los chamanes poseían un pequeño truco para incrementar la potencia de la sustancia: el hongo era previamente dado a comer a un reno, y lo que bebían los guerreros en la víspera de la batalla no era otra cosa que la orina del animal. No fueron los únicos que recurrieron a tan poco ortodoxos brebajes. La ferocidad de los guerreros vikingos también dependía en gran medida de la ingesta de orina de ciervo. Los ejércitos hindúes recurrían regularmente a ayudas químicas para reforzar su valor, así como los nativos norteamericanos. Los guerreros incas utilizaban la hoja de coca con los mismos fines. Esta antigua tradición ha tenido fiel reflejo en el siglo XX. Sin ir más lejos, durante la guerra de Vietnam los soldados estadounidenses disponían de una amplia gama de narcóticos, desde marihuana a heroína, o anfetaminas y demerol para los más sofisticados. Aún hoy, los grupos tribales más levantiscos de Somalia, Ruanda y Liberia no salen al combate sin llevar en la mochila abundantes provisiones de drogas locales.

En las culturas tribales, el chamán se prepara para la curación o el contacto con los espíritus retirándose a una cueva o a un lugar similar con tal de que sea extremadamente oscuro y silencioso; en otras palabras, una cámara de privación sensorial como la que utilizaba el doctor Cameron para comprobar qué sucedía en las mentes de sus pacientes tras pasar largos períodos de tiempo privados de estímulos visuales y auditivos. En otras culturas, la magia sólo tiene lugar tras largas sesiones de cánticos repetitivos y rítmicos tambores, una técnica que en nuestros entornos urbanos occidentales utilizan no pocas sectas destructivas. Como dijo en su
momento el conocido psiquiatra británico William Sargant respecto a este tipo de rituales, “algunas personas pueden producir un estado de trance y disociación en sí mismos o en otros, con tal de someter al sujeto a una serie de tensiones emocionales fuertes y repetidas, hasta convertir ese estado en un patrón condicionado de la actividad del cerebro que se dé incluso ante estímulos de menor importancia; por ejemplo, en el contexto religioso primitivo, el golpeteo rítmico del tambor o el griterío de los asistentes y el estridente colorido de la ceremonia. Si el trance es acompañado por un estado de disociación mental, la persona que lo experimenta puede ser profundamente influenciada en su pensamiento y comportamiento subsecuentes”. Prácticas similares obtuvieron resultados parecidos incluso en el estricto marco de la Iglesia católica. Santa Teresa de Jesús fue la más importante mística del siglo XVI, y su famosa frase en la que afirmaba que Dios se encuentra entre los pucheros se ha convertido en lugar común. Sin embargo, la santa de Ávila no recibió sus visiones espontáneamente mientras se encontraba en la cocina del convento. Por el contrario, para experimentar el contacto directo con la divinidad necesitó pasar penurias, soledad, disciplina terminante, cantos y rezos. Todo un proceso de autoinducción hipnótica continua que dio lugar al éxtasis místico presa del cual aparece representada en la famosa estatua de Bernini.

Como vemos, las técnicas son tan antiguas como el hombre. La posibilidad existía desde antiguo: lo único que hicieron los científicos de MkUltra fue perfeccionar y sistematizar las técnicas de control mental con objeto de obtener determinados fines.

En 1996 el programa de televisión 60 Minutos, referencia obligada en el periodismo de investigación estadounidense, presentaba ante los atónitos ojos del público norteamericano los ocultos entretelones de MkUltra. Por primera vez se pudo escuchar en un medio de alcance nacional que tras los experimentos de la CIA se encontraba algo más que el relativamente inocente propósito de encontrar un suero de la verdad. De hecho, la agencia sabía que el LSD no tenía utilidad alguna para este propósito, pero aun así los experimentos continuaron en pos de fines mucho menos confesables.

Los periodistas de 60 Minutos descubrieron, además, que la intoxicación del doctor Olson no había sido fruto de un experimento irresponsable, como se creía hasta ese momento, sino un deliberado intento de silenciar a un testigo molesto que amenazaba con denunciar una línea de investigación científica que consideraba tan inmoral como ilegal. También se descubrieron indicios que hacen sospechar que su presunto suicidio pudo ser un asesinato.

Ahora les dejo un vídeo que lamentablemente esta en ingles, pero uno puede activarles la traduccion de Youtube desde la misma pagina al lado del boton para elejir la definición

Los sueños, siempre los sueños y el afàn interpretativo del hombre por conocer su significado.
La Biblia nos habla en muchas ocasiones de ellos. Destaca la interpretación que José, hijo de Jacob, hace  ante su faraòn.
Jung, vivió casi obsesionado por el tema onirico. Muchas cosas se cuentan de Jung, sus sueños , visiones y excentricidades.
En la actualidad seria la grafopsicologa Clara Tahoces, autora del “Diccionario de los sueños”, quien nos podria aclarar algo sobre esta temàtica.
Yo no tengo la menor duda de que es esa parte del inconsciente que nos juega, o mas bien es ella quien juega con nosotros mientras dormimos. Contar un sueño es dificil y mas cuando tiene connotaciones tan inexplicables como el mio.
Yo no tengo explicación , solo lo cuento lo mas cercano a como yo lo viví.
ASI EMPIEZA:
Otoño. Aùn lucia el sol de la tarde, pero un vientecillo pertinàz hacia que se sintiera poco su tibieza. Ese recorrido lo he hecho muchas veces y muchas tambien he visto escenas como la que relato, pero no entiendo por que lo soñè de ese modo.Fuè en Còrdoba. Bajaba por Ronda de los Tejares y entrè en Gran Capitan. Nada más doblar la calle. Yo solo tenia que recorrer pocos portales para llegar a mi destino.
Muchas veces he visto a gente pidiendo una limosna por esa zona. Hasta aquì nada habia de especial.
Nada màs entrar en Gran capitan la vi. Tenia el pelo largo y caia tapandole parte de la cara, extendia su mano, en forma de cuenco, esperando que alguien le diese algo. Me detuve y busquè en el monedero alguna moneda pare darle, ella fumaba casi de forma compulsiva y mantenia la mirada baja. Toma, le dije, y depositè unas monedas en el cuenco de su mano. Al darselas, para que no se cayeran, acerquè mi mano a la suya y , por un momento nuestra piel se rozó levemente. “Gracias”, me dijo, levantanto su mirada hasta la mia. No puedo describir las sensaciones que percibi al rozarse, a penas un instante, la piel de nuestras manos. Su miradad me taladrò de tal modo que una sucesiòn de sentimientos y sensaciones, como un vertigo, se sucedieron en breves segundos.
Entrè en el portal  e hice lo que lo que habia ido a hacer. Permanecì alli el tiempo suficiente para que la tarde llegase a ese breve espacio en que unos pocos minutos la convirtieran en noche.
El taladro de su mirada me habia calado de un modo como nunca antes me habia ocurrido y, el apenas roce de su piel con la mia, me transmitia algo que no seria capàz de describir.
Al salir a la calle la busquè con la mirada; se habia bajado unos metros mas abajo, y volví a pasar , de nuevo, junto a ella. Me extrañò que no levantase su mirada. Me acerquè aùn mas y pude comprobar que ella no me veia. Yo no entendia nada. Alli estaba yo ante ella y mi presencia no era notada. Entonces quise hacer la prueba con unos viandantes y eso constatò que mi presencia no era notada por nadie. Sin embargo yo lo veia y lo percibia todo.
Me sentè en un banco frente a ella, seguro ya de que no era visto. Pude apreciar como un lijero temblor sacudia, o mas bien, estremecia , de vez en cuando, su cuerpo.  
La gente pasaba y ella, con su mano extendida, tambièn parecia ser invisible para los viandantes; nadie le prestaba la menor atenciòn. Ya la tarde se hizo noche y el pertinaz vientecillo se iba enfriando por momentos. Las sacudidas de sus hombros eran cada vez mas perceptibles y se podia decir que era sacudida por un ligero remblor. Con nervioso movimiento se apoyaba alternativamente sobre uno y otro piè. Preguntò la hora a un muchacho que pasba y este no se detuvo a contestar. Una señora mayor que venia detràs se la dijo. Mirò nerviosamente hacia el cielo comprobando que la noche ya se habia echado del todo. Tirò la colilla del cigarro y , metiendose ambas manos en los bolsillos, camino hacia la acera,  que està pasando la fuente. Ya en la acera , junto a un arbol, volvió a poner el cuenco de su mano. Nadie reparaba en ella y todo el mundo parecia tener mucha prisa. Se acercò a un hombre de mediana edad, le dijo no se que, y el negò con la cabeza siguiendo su camino.
Sus hombros se encorvaban por momentos y el temblor parecia sacudirla en espasmòdicas sacudidas.
Yo hubiese querido hablarle , saber de ella ( aunque lo suponia) y poderla ayudar en lo posible. Nada, mi presencia no la podia hacer notar de ningùn modo y esto me producia una cierta exasperaciòn. Lo que veia me producia una tremenda desazòn, pero nada podia hacer , solo ver y observar.
Vi como se acercó a un hombre , mas bien joven, y este de una forma tan brusca que me produjo un sobresalto. Gritò “yonkis de mierda , ¿por que no os poneis a trabajar como yo?”. Diciendo esto le diò un empujon, que a punto estuvo de tirarla al suelo; se golpeò con una jardinera . ¡Yo la queria ayudar!, pero nada podia hacer.
Ella, una vez que recuperò el equilibrio, se fuè acera arriba muy encorvada y temblando  todo su cuerpo en desacompasadas sacudidas, se tambaleaba un poco y hasta creo que iba llorando.
Yo quise pegar una patada a una papelera y gritè, sin voz, “MALDITA DROGA”.
Me despertò un dolor en el piè, con el que habia querido golpear la papelera. Despierto, con la boca seca y el pulso acelerado, maldije a la droga y sus consecuencias y me puse a escribir esto.
 
Juan Damián Sànchez Luque.
Presidente de la asociaciòn contra la droga “CLARA MARIA” de Priego y aldeas.

Actualmente, el uso del MDMA es un problema social. Este es consumido en diferentes lugares del mundo, principalmente en EUA y Europa (Alemania, Holanda, Francia y Reino Unido), el índice de personas que lo consumen es realmente elevado, tanto, que cuando el MDMA apareció inicialmente la cantidad de MDMA que se producía era muy poca en comparación con las cantidades de las personas que la demandaba, esto dio lugar a la alteración del MDMA y muchos problemas más. Esta investigación será de gran importancia en el área Bioquímica, ya que se pretende dar a conocer cual es la acción de MDMA en el cerebro, la utilidad de este informe a inmediato plazo será en verdad dar a conocer que altera dicha sustancia y no especulaciones de la sociedad… ¿EL MDMA CAUSA NEUROTOXICIDAD?

HIPÓTESIS

La sustancia ilegal conocida en las calles como EXTACY, y químicamente como MDMA (3,4-metilendioximetanfetamina), produce a largo tiempo neurotoxicidad en el ser humano.

OBJETIVOS

  1. Investigar y poder llegar a una conclusión acerca de la neurotoxicidad del MDMA, usando como referencia investigaciones de diversos científicos con puntos de vista muy diferentes, así mismo basándome en puros hechos científicos a largo plazo.
  2. Investigar sobre casos de personas que han consumido esta sustancia y que efectos secundarios han experimentado/ padecido.
  3. Saber los argumentos que se dan de aspecto social, respecto a la ilegalidad del MDMA.

JUSTIFICACIÓN

Debido a la revisión del documental (Ecstasy Rising, Jennings Peter, ABC channel Abril 2004 http://video.google.com/videoplay?docid=-1564288654365150131) se considera interesante el surgimiento y la trayectoria de esta sustancia, así como esta afecta o no al ser humano. Las investigaciones encontradas se encuentran muy polarizadas.

Conocer de este tema es de importancia, ya que hoy en día como se mencionó anteriormente el índice de personas que consumen MDMA es alto, estas personas no saben como realmente altera la química de su cerebro y cuales son sus consecuencias dentro de ello, sin embargo no se pretende mencionar que tipo de sentimientos se producen en las personas que toman dicha sustancia, así mismo es placentero para las personas que lo consumen, saber que realmente afecta y sus consecuencias a largo plazo.

Actualmente el MDMA, es vendido ilegalmente en las calles y fiestas de muchas partes del mundo, sin embargo al ser una droga ilícita, esta es mezclada con diferentes drogas, lo que lo hacen potencialmente dañino para la salud, inicialmente estas se dieron en conocer en EUA, bajo el nombre de “XTCY” o “Adán”, principalmente se comerciaban en distintos escenarios como son clubes y antros, dentro del video visto, que se menciona en la parte posterior de la justificación, se dieron a conocer testimonios de personas que acudían a estos lugares para consumir la sustancia… “El MDMA cambio mi vida, pude ver problemas que no sabia que tenia, mi convivencia con las personas fue de lo mejor, cuando estaba en un club, al saber que llegaba la policía, todos escondíamos nuestras drogas”

Por lo anterior, se esta en condiciones de afirmar que esta investigación aportara datos útiles, a la humanidad en general, y a las personas que gusten conocer sobre esta sustancia, no físicamente si no, profundamente es decir que realmente afecta en el organismo.

DELIMITACIÓN

Al ser el MDMA una sustancia ilegal, no es factible ni moral probarla en las personas, y al carecer de conocimiento médico se recurrirá a una revisión bibliográfica, en donde solo se tomará en cuenta la neurotoxicidad.

CAPÍTULO1. ¿Qué es el MDMA?

El MDMA, es un químico simple de la familiar de de anfetamina, tiene propiedades estimulantes y alucinantes, mientras el MDMA no causa alucinaciones exageradas, muchas personas han reportado distorsión del tiempo y la percepción durante la influencia de dicha sustancia. El MDMA como su familiar la anfetamina crea hiperactividad en personas y animales de laboratorio, así mismo se considera como altamente adictivo.

Una encuesta realizada en EUA, arrojo los datos de que la mayoría de las personas que consumen MDMA lo hacen oralmente, en forma de pastillas o capsulas, y sus efectos duran aproximadamente de 4 a 6 horas. Muchos usuarios de este fármaco toman una segunda dosis cuando los efectos empiezan a disminuir. La dosis típica de esta sustancia es de una a dos pastillas las cuales contienen de 60-120 miligramos de MDMA cada una. Sin embargo muchas de estas pastillas contienen otras drogas altamente peligrosas como son la cafeína, efedrina y cocaína. El MDMA al ser absorbido por el tracto gastrointestinal, tarda de una a dos horas para llegar a la sangre.

Usuarios del MDMA dicen que esta droga al ser consumida produce sentimientos profundos y positivos, así mismo empatía por las personas a su alrededor, que elimina la ansiedad y produce una extrema relajación, así mismo esta droga suprime el hambre, la sed y las ganas de dormir. Los consumidores pueden pasar noches sin dormir llevando esto a una deshidratación y cansancio. Siendo esta droga una sustancia que acciona la hiperactividad, cuando se es tomada en discotecas o fiestas donde el calor es elevado, se puede producir hipertermia, por la actividad física que representa, así mismo hipertensión, y en casos muy graves fallas renales y de corazón. Por otro lado el MDMA también puede producir efectos no placenteros como son nauseas, escalofríos, sudoración, movimientos de mandíbula, calambres y visión borrosa, así mismo se han presentado casos donde existe la ansiedad, la paranoia y depresión.

El MDMA actúa en el cerebro incrementando la actividad de tres neurotransmisores que son la serotonina, la dopamina y la noradrenalina, haciendo que estos últimos tres sean soltados de de su puesto en las neuronas, incrementando la actividad cerebral, a comparación de las anfetamina la metanfetamina lo que hace es subir el nivel de serotonina y bajar el de la dopamina.

CAPÍTULO 2. EFECTOS DEL MDMA en dosis moderadas

“Estudios Preclínicos en Animales”

2.1- Interacción entre serotonina y dopamina.

Una de las observaciones mas obvias que se han encontrado es como el MDMA afecta en el cerebro induciendo cambios y soltando mas serotonina de lo normal por las neuronas al cerebro, estas alteraciones persisten bastante tiempo, aun cuando el cuerpo ha metabolizado esta droga, se pudo llegar a ver que el bajo nivel de serotonina persiste después de 7 días de haber consumido la droga.3

La serotonina y la dopamina son neurotransmisores que están conectados de una forma intima. Por ejemplo, las neuronas que contienen serotonina inervan a las neuronas que cargan la dopamina, en particular, las neuronas contenedoras de serotonina se conectan en partes del cerebro que son críticos y miden el comportamiento de muchos estimulantes, incluyendo el MDMA.

2.2- El MDMA produce oxidación y cambios metabólicos en las neuronas que contienen serotonina.

El MDMA gracias a su larga duración en el organismo humano induce tanto oxidación como estrés metabólico en las neuronas que contienen serotonina, a su vez, limita la capacidad de estas neuronas para producir serotonina. Esta hipótesis anterior, proviene de una serie de estudios, que muestran que el MDMA perturba la actividad de diversas enzimas antioxidantes incluyendo la superoxido dismutasa, 17Catalasa y la gluchation peroxidas, y al aumentar artificialmente los niveles de estas enzimas se reducen los efectos del MDMA sobre la neuronas de dopamina y serotonina.4

Así como se hicieron experimentos para ver que pasaba con las enzimas anteriores se vio que el MDMA al ser administrado, crea reducción en los antioxidantes del cuerpo como son los niveles de acido ascórbico y la vitamina E. Así mismo produce hipertermia, o un significativo aumento de la temperatura corporal, en ratas.

Otros estudios también demuestran que el MDMA baja los niveles de glucosa en el cerebro, la fuente de energía más importante para el cerebro, pero al bajarlos estos niveles pasan junto con la serotonina al cuerpo estriado (Una región del cerebro rica en neuronas de serotonina), al pasar ahí, la glucosa aumenta en esa región y comienza la hiperactividad que desprenden enfermedades por sobrecalentamiento del cuerpo. 5

2.3- Estrés y MDMA producen Neurotoxicidad.

Equipos de investigadores se dieron a la tarea de ver la interactividad de los efectos del MDMA y ambientes que causan estrés en neurotransmisores. Un grupo encontré que dándole MDMA a ratas antes de ponerlos en estrés ambiental, vieron que se bloqueo el stress normal causado por la serotonina en la región estriada del cerebro y significantemente bajo la serotonina en el hipotálamo, de esta manera no se encontró que se alteraran los niveles de corticoesterona, viendo así que el MDMA solo afecta a partes especificas del cerebro.6

Otro grupo de investigadores examino los efectos del estrés crónico y como el MDMA tiene influencia en las neuronas que contienen dopamina, en ratones. Por si solo el MDMA produce una dramática baja en dopamina y los niveles de la enzima que sintetizan la dopamina. Cuando los investigadores le crearon estrés al ratón, este de estando en un clima calido y lo bajaron a 15 grados centígrados, o dándole alcohol encontraron que ninguno de estos fabricantes de estrés bloqueaba la neurotoxicidad en las neuronas de la dopamina, si no que elevaba los niveles de corticoesterona.

“Estudios controlados en Humanos”

2.4-Efectos neuroendocrinos del MDMA

De igual manera, un grupo de investigadores al darles MDMA a voluntarios humanos midieron los niveles de las diferentes hormona endocrinas. 18 voluntarios que no habían usado MDMA por más de 6 meses, al tomar una dosis oral no reflejaron cambios psicológicos o de disconformidad, solo cambio su presión sanguínea. Pero si se encontró una alteración en las hormonas que tienen que ver con el stress como son el ACTH y cortisol, pero esto vario en cada persona. 7

2.5- Cambios en la actividad cerebral inducidos por MDMA

Científicos Europeos utilizaron el método de la tomografía para medir la corriente sanguínea en el cerebro, en 16 voluntarios que no habían consumido MDMA, el experimento demostró que se producía significantes cambios y la circulación sanguínea en ambos partes del hemisferio, en el parietal derecho la circulación sanguínea aumentó, produciendo cambios en el derecho lingual; mientras en el izquierdo disminuyó, básicamente en una región conocida como “Amígdala”, un cambio que anteriormente en otros estudios se habían dando cuenta que al baja el nivel, producía euforia. De esta manera se confirmo que al ingerir MDMA se altera el humor y las emociones.

2.6- Muertes humanas por consumo de MDMA

Según el psico-farmacólogo David Nutt, que compara en el Journal of Psychopharmacology las consecuencias del abuso de alcohol (una sustancia legal) y de éxtasis (ilegal), el primero provoca 22 mil muertes prematuras en el Reino Unido por año, mientras que el éxtasis sólo 10. Concluye Nutt que, aún cuando cobra algunas víctimas, el éxtasis es menos tóxico y menos riesgoso en sobredosis que el alcohol. 8

CAPÍTULO 3. EFECTOS DEL MDMA A LARGO PLAZO

TEMPERAMENTO Y EMOCIONES

Las docenas de investigaciones que se mencionaron anteriormente hacen que los científicos crean dos hipótesis:

  • El MDMA puede ser un neurotoxico que induce el mal funcionamiento de las neuronas cargadas de serotonina después de una sola vez de probarlo.
  • Las dosis moderadas de MDMA pueden producir cambios químicos en el funcionamiento del cerebro así como déficit de comportamientos.

3.1- Desórdenes generales psicológicos

Ya que el MDMA produce efectos a largo plazo en la serotonina, este realiza diversos desordenes psicológicos como pueden ser depresión y ansiedad, así como

Recuerdos (FLASHBACKS), psicosis crónica, depresión masiva, pánico, y mas emociones que combinan ansiedad y depresión.

Se ha tratado de encontrar mas alteraciones químicas, pero esto no ha sido posible ya que las personas que han tomado MDMA, lo han combinado a lo largo de su vida con otras drogas, lo cual no permite que se identifiquen propiamente los desordenes. En un experimento creado en Irlanda se pudo notar los siguientes cambios: ansiedad, hostilidad, pensamientos paranoicos, poco apetito y poco sueño.

Desórdenes para dormir.

La serotonina juega un papel muy importante a la hora de producir el sueño, en humanos las neuronas cargadas se serotonina producen menos actividad a la hora de dormir del estado 1 al 4 de sueño, es decir las personas que consumen esta sustancia tardan mas en dormir que una persona que no lo hace.

Impulsividad

La impulsividad en las personas que consumen MDMA aumenta de una manera notable, las personas empiezan a tomar acciones rápidamente sin que estas la mayoría de las veces sea la correcta. Un estudio arrojo los siguientes datos en base a tres grupos diferentes:

  • Personas que no tomaban ningún tipo de droga ilícita y probaron MDMA: Después de un tiempo se noto un poco de impulsividad en las personas.
  • Personas que tomabas drogas ilícitas y MDMA: Impulsividad Nula.
  • Personas que solo tomaban MDMA: Mayor Impulsividad. 9

Esto demostró que al bajar el nivel de serotonina en humanos la impulsividad aumenta, así mismo el estudio no fue muy confiable porque en estudios psicológicos se a demostrado que las personas que utilizan cualquier tipo de drogas son las mas impulsivas.

CAPÍTULO.4 CONFUSIONES DEL MDMA CON OTRAS DROGAS

En esta parte del la investigación se propone investigar acerca de las drogas que comúnmente son confundidas con MDMA, así mismo sobre sus ventas catastróficas cuando se vende alguna droga por MDMA siendo otra sustancia.

El MDMA (3-4 metilenedioximetanfetamina) es una droga sintética fabricada inicialmente en el año de 1912, la cual posee las siguientes características:

  • El MDMA, éxtasis o “tacha”, casi siempre se consume en forma oral en tabletas, cápsulas o polvo.
  • MDMA por si solo no puede ser encontrado en ninguna parte, a menos de ser parte de un laboratorio clandestino, esta sustancia siempre se es mezclada con efedrina, o pseudoefedrina y cafeína, o nuez de cola, estimulantes que tienen efectos parecidos a los del éxtasis, y que se vende en forma de tabletas. Con el párrafo anterior se puede aclarar que el éxtasis (Nombre comercial del MDMA junto con otros estimulantes) es ilegal a base del los componentes alternos del MDMA como son la efedrina.

Las personas comúnmente confunden el MDMA con la METANFETAMINA, pero la METANFETAMINA es diferente al MDMA, la metanfetamina también conocida como “Chrystal Method” en Estados Unidos y “Cristal” en México, tiene las siguientes características:

  • Fue sintetizada en Japón, en 1919, tomando como modelo la molécula de anfetamina.
  • Llamada también “speed”, “met”, “tiza”, “hielo” o “vidrio
  • Puede fumarse, inhalarse, inyectarse o tomarse.
  • Daña las células cerebrales que producen dopamina y conduce a niveles reducidos de dopamina.
  • Durante el efecto produce Alucinaciones, paranoia, así como conductas agresivas y violentas.

Con la información anterior se puede decir, que el MDMA y la METANFETAMINA son ambas drogas sintéticas pero cada una con sus propiedades, a continuación una comparación en nombre e imagen.

 

MDMA

METANFETAMINA

3,4-metilendioximetanfetamina

C11H15NO2

(S)-N-metil-1-fenilpropan-2-amina

C10H15N

 

(Fuente:, http://es.wikipedia.org/wiki/Metanfetamina, http://www.vida.org.mx/extasis.html#4)

CAPÍTULO. 5 EL MDMA COMO SUSTANCIA ILÍCITA EN LA SOCIEDAD Y SU PROHIBICIÓN

Desde los primeros tiempos que se utilizo el MDMA, este a sido de gran interés para muchos jóvenes, como ya se a mencionado anteriormente esta droga en sus inicios era demasiado demandada para la producción que se realizaba pero cuando la ilegalizaron las cosas se pusieron peor, ya que la droga al fin y al cabo se seguía comercializando, pero no básicamente MDMA si no, otras sustancias bajo el nombre de MDMA

La adulteración y otros problemas como la falta de controles sanitarios (El hecho de ser una droga ilícita es lo que hace que no haya control sanitario), en cuanto la adulteración, se puede decir que esta droga se vende en las calles bajo el nombre de ECTSASY O MDMA, pero no es lo que realmente se vende, es decir el comprador pocas veces sabe que esta adquiriendo, ya que no hay ningún proceso legal de por medio, cuando este no era ilegal, no había tanto problema ya que no habia narcotráfico del producto, es por eso que después del que el ECTSASY se volvió ilegal empezaron a haber diversas complicaciones en la salud.

En 1985, el MDMA fue prohibido en Estados Unidos, en tanto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó al MDMA en la Lista I de psicotrópicos, entre los fármacos sin usos terapéuticos, sólo admisibles en experimentos con animales. Al caer en la prohibición, quedaron interrumpidas varias investigaciones sobre los efectos de esta droga. Algo que no quedó claro para algunos en la historia de esta droga fue lo drástico de su prohibición, ya que no existían entonces pruebas de efectos nocivos de esta droga pura, peligrosos o fatales, siendo la adicción menor que en otros fármacos debido a la baja tolerancia que el cuerpo humano desarrolla a la droga, y siendo la sobredosis algo improbable también. Se la incluyó en la “Lista I” junto con drogas como LSD, heroína, cocaína y otras drogas de riesgos altamente demostrados. Se dijo que detrás de esta prohibición existían intereses económicos de grandes compañías farmacéuticas fabricantes de antidepresivos y otras drogas legales que no tenían competencia con los resultados del MDMA. Sumado a esto estaban las investigaciones hechas por algunos profesionales con resultados altamente satisfactorios en el tratamiento de algunos traumas psicológicos y problemas de parejas. La evidencia de los daños en la neurogénesis en adultos y el impedimento de la frontalización, proceso en el que el cerebro alcanza su madurez y que se produce hacia al final de la adolescencia, han dejado obsoleta esta discusión. (“Éxtasis, Historia de la MDMA” Eisner, Bruce. Ediciones Carrazco)

En el 2004, la DEA (Drug Enforcement Agency) otorgó las primeras licencias para adquirir esta droga legalmente. Los representantes de la clase médica que participan en estos ensayos, se han manifestado en favor de modificar el status legal del MDMA, proponiendo que sea retirado de la Lista I e incluido en la Lista III de psicotrópicos. Estos ensayos fueron llevados a cabo en primates, en los que se demostró el deterioro cerebral ocasionado por tomas sucesivas de MDMA. Años más tarde, se demostró que la sustancia empleada en estos experimentos no fue MDMA sino d-metanfetamina, por lo que los resultados obtenidos no pueden considerarse correctos. “( “Tu cerebro y la pseudo ciencia” Lewis Judith L.A. Weekly September 11, 2003)

“Antes de ser prohibido el MDMA ganaba reputación en la comunidad psiquiátrica como una herramienta terapéutica de valor. Los usuarios bajo influencias de esta droga generalmente hablan de ver “ver sus vidas bajo una nueva luz“. “ví problemas que no sabía que yo tenía, de repente parecía que la fuente, naturaleza y la solución de mis problemas y dificultades personales eran completamente obvios”. El MDMA también tiene la capacidad de “despertar” lo que la memoria reprime. A pesar de los riegos legales de la prohibición, algunos terapeutas aún utilizan MDMA en sus consultorios o en ellos mismos”( “Tu cerebro y la pseudo ciencia” Lewis Judith L.A. Weekly September 11, 2003)

En 1953, el Ejercito de los Estados Unidos, en forma secreta, probó el MDMA bajo el nombre de EA-1457 como “agente experimental” en su arsenal de EDGEWOOD en Maryland.
Aunque nunca lo probó en humanos, se pudo probar su total toxicidad en monos y perros. La reacción de estos animales fue de convulsiones y muerte al proporcionarles dosis elevadas de Éxtasis. Fue descalificada en 1967 y por primera vez publicada en 1973. (“Éxtasis, una droga para una época” Sagarminaga Cenarruzabeitia Edurne Decana de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Navarra, 2005)

La Drug Enforcement Administration (DEA), identificó por primera vez el MDMA en el tráfico ilícito de drogas en 1970. Por su escaso uso callejero, no fue puesta en la lista de drogas ilícitas por decisión del gobierno federal norteamericano.

Empresarios, crearon en California el Laboratorio “Marin Countri”, donde se discutieron ideas de marketing y una variedad de nombres de venta para el producto. El nombre de “Empatía” se consideró seriamente, ya que la droga aparentemente estimulaba al usuario hacia una conducta más compasiva que otras drogas. Éxtasis se seleccionó finalmente, por ser un nombre más seguro para fijar en la memoria de los consumidores.

Hasta 1975 funcionó este laboratorio en California. La droga se comercializó entre el ´70 y el ´75 con agregados en el paquete. Algunos incluían supuestas investigaciones científicas que contenían gran cantidad de giros idiomáticos propia de la década del ´60. Las sugerencias que el laboratorio “Marin Countri” distribuía con la droga, advertían a las claras que no era aconsejable mezclar Éxtasis con otras drogas o con alcohol. (“Éxtasis, una droga para una época” Sagarminaga Cenarruzabeitia Edurne Decana de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Navarra, 2005)

También insinuaba que se debía consumir esporádicamente y ser extremadamente cuidadoso del contexto y personas con las cuales se estaba al momento de consumirlas, haciendo un parangón con los indios, los que usaban los estimulantes en momentos especiales, como por ejemplo ceremonias rituales. El MDMA es ilegal en la mayoría de los países. Prohibida por la Convención Internacional de Sustancias Psicotrópicas, que es un tratado internacional para el control de drogas. (“Éxtasis, una droga para una época” Sagarminaga Cenarruzabeitia Edurne Decana de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Navarra, 2005)

CONCLUSIÓN

En conclusión, el MDMA es una sustancia peligrosa para la sociedad, ya que crea dependencia y diferentes alteraciones en el organismo, especialmente en el cerebro. La hipótesis ha sido confirmada en base a la investigación: El MDMA causa neurotoxicidad en humanos, ya que por lo visto, este altera las condiciones de dos neurotransmisores importantes, la dopamina y la serotonina, así mismo actúa sobre hormonas endocrinas que son esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo.

Por otra parte, cabe mencionar que por los efectos vistos a lo largo de la metodología, el MDMA actúa de manera positiva, si esta es controlada por un especialista, como se puede apreciar en el caso visto en la exposición. A mi parecer esta droga debería de cambiarse de rango al área III del agrupamiento de drogas, siendo este psicotrópicos, los cuales son los medicamentos controlados.

Finalmente, la investigación de este tema aportara información a personas necesitadas de esta, las cuales buscan conocer la acción del MDMA realmente, ya que cuando se busca acerca de esta sustancia solo se menciona que es dañino para la salud, pero no explican el “Por que”.

Sin ninguna duda, la investigación fue todo un éxito.

GLOSARIO

  1. Neurotransmisor: “mensajero” químico que permite que una neurona excite o inhiba la despolarización (o sea, la “descarga”) de otra neurona adyacente a ella.
  2. Melatonina: hormona sintetizada a partir del neurotransmisor serotonina.
  3. Neurotoxicidad: Efecto tóxico para el sistema nervioso.
  4. Anfetamina: Sustancia simpaticomimética que actúa principalmente sobre el sistema nervioso central que aumenta la actividad psíquica, reduce el sueño y el apetito, y que puede dar lugar a una toxicomanía grave.
  5. Cafeína: Sustancia de origen natural con acción estimulante.
  6. Efedrina: amina simpaticomimética de origen vegetal, principio activo aislado originalmente de Ephedra vulgaris
  7. Cocaína: sustancia extraída de las hojas de la planta llamada coca, originaria de Sudamérica; tiene efectos muy potentes como estimulante del sistema nervioso central, con alto poder de causar dependencia psicológica; en el estado alerta produce sentimientos intensos de euforia.
  8. Serotonina: mensajero químico que afecta las emociones, la conducta y el pensamiento.
  9. Dopamina Es el neurotransmisor del placer. No sólo relacionado con el consumo de sustancias, sino también asociado a cualquier conducta.
  10. Noradrenalina Sustancia producida en la médula suprarrenal que realiza acciones diversas en el sistema nervioso central y en la regulación del sistema nervioso vegetativo
  11. Enzima: proteínas que catalizan reacciones químicas.
  12. Acido ascórbico: mantiene la integridad de los tejidos orgánicos, evitando las pérdidas de sangre a través de las paredes de los vasos.
  13. Vitamina E: vitamina liposoluble antioxidante que ayuda a proteger los ácidos grasos.
  14. ACTH: Hormona producida en la hipófisis, estimula a la glándula suprarrenal.
  15. Superoxido Dismutasa: Importante defensa antioxidante
  16. 17 Catalasa: Cataliza la descomposición del peróxido de hidrógeno (residuo del metabolismo celular).
  17. Glutathione peroxidase: Protege al organismo de la oxidación
  18. Neurogénesis: producción de un tipo de nuevas células del sistema nervioso central, es decir, de neuronas, células gliales.

El narcotráfico se ha convertido, en los últimos años, en el principal flagelo de América latina. El dato duro, manejado continuamente por los medios a nivel mundial, es el de que su mercado más importante se encuentra situado en los estados unidos de Norteamérica. Así también, que los centros productores de mayor dimensión de su materia prima, están situados en América latina. El corredor por excelencia para acercar el producto a dicho mercado es, necesariamente, la América latina. Los sembradíos que han cobrado relevancia mundial son los de Colombia y México, aun cuando Asia y áfrica son productores que no van a la zaga. De hecho, el comercio original masivo, se dio como resultado de las guerras sostenidas por la unión americana en el sudeste asiático, particularmente la de Viet Nam, en la que la afición por las drogas por parte de sus tropas fue fomentada desde el Pentágono. Con la retirada periódica de esas tropas se fue configurando su centro de mayor consumo en las principales ciudades norteamericanas. Fue el marco de la guerra el que doto de infraestructura productiva y comercial al consumo de las drogas.

Las guerras fueron dándose por concluidas pero sus secuelas dejaron, entre otras herencias, un poderoso mercado de consumo en la unión americana, que busco alternativas de abastecimiento en lugares más cercanos, situados al sur del continente. Curiosamente, pareció darse un trueque de los cultivos de café colombiano con el cultivo de café vietnamita y más producción de mariguana y amapola en Colombia con la disminución de esos cultivos en Viet Nam. Eran los preludios de la globalización económica.[1]

La persecución oficial del tráfico de enervantes propicio la elevación de sus costos y de sus precios de consumo y atrajo la formación de carteles capaces de eludir los cercos oficiales de persecución, atrajo a los pequeños productores agrícolas y sedujo a autoridades encargadas de su control para obtener dividendos económicos importantes a partir de su complicidad.

El resultado visible fue la proliferación de drogadictos en la unión americana, que abarco no únicamente a los retornados de las guerras sino a capas importantes de la población, particularmente a jóvenes adolescentes en edad escolar y universitaria. Los centros educativos se convirtieron rápidamente en centros de consumo de enervantes así como los barrios populares de casi todas las ciudades de la unión americana.

Dialécticamente, en la medida en la que se incrementaban los controles sobre la producción, industrialización y tráfico de estupefacientes, se incrementaban también los grupos organizados para eludir esos controles. Los carteles de la droga empezaron un despunte que, a la fecha, los convierte en uno de los agentes económicos más poderosos del planeta. Algunos gobiernos, paradójicamente no los de los países consumidores situados en Europa y América, sino los de países principalmente productores, como México y Colombia, declararon un estado de guerra oficial en contra de estos carteles, involucrando en su combate ya no solo a las fuerzas de seguridad especificas para esas tareas sino fundamentalmente a sus ejércitos nacionales.

El enfrentamiento cobro entonces las características de las guerras libradas en la antigüedad contra fuerzas invasoras y particularmente, dado que su principal desarrollo ha sido dentro de sus territorios nacionales, asume cada vez más las características de las guerras internas libradas mediante revoluciones y luchas sangrientas que han dilucidado el control del poder político.[2]

Aun cuando es claro que los carteles de la droga no han armado sus propios ejércitos para alcanzar el poder político, el poder político se ha erosionado considerablemente en un desgaste constante de sus fuerzas de coerción en este enfrentamiento. [3]Si se tratara de una simple guerra, librada por otras razones, las posibilidades de victoria de las fuerzas gubernamentales aparecen cada día más lejanas. Paradójicamente una de las herramientas más utilizada en las guerras convencionales, el espionaje y la contrainteligencia, no ha podido ser usada por los gobiernos para perseguir a las fuerzas del narcotráfico, en contrario, el narcotráfico ha logrado penetrar a las fuerzas de seguridad, a las autoridades de todo tipo y al mismo ejército.

En una conclusión preliminar, se advierte que, dada la asimetría entre las economías de USA y las de América latina, y dejando de lado, por el momento, consideraciones de orden moral, el problema del narcotráfico resulta de dimensiones enormes en la economía norteamericana, dañando a su sociedad y a los gastos que ella enfrenta para consumir y combatir el flagelo.

En contrario, en el resto de América, dadas las condiciones de pobreza y pobreza extrema en las que la sumerge su modelo de organización social, constituye, para algunas regiones, la mayor posibilidad de supervivencia y el aseguramiento del sustento cotidiano.

La derrama económica de estos gigantescos negocios derivados del blanqueo de recursos provenientes del narcotráfico, permiten la salida a flote de industrias y sobre todo, de servicios derivados de esta industria de primer orden.

Es un secreto a voces que el enfrentamiento con relativo éxito de la enorme crisis causada al interior del sistema financiero mundial ha pegado con un impacto menor en países que han logrado compensar las pérdidas financieras con el blanqueo de activos provenientes del narcotráfico. Siguiendo en la línea de ese primer análisis, la conclusión es que aun cuando constituyen dos caras de la misma moneda, es muy diferente el problema causado por la drogadicción y la causa misma de esta, en las sociedades estadunidense y en las de América latina.

Pero, así como las consecuencias de la drogadicción son mayores en el sistema económico como tal en el imperio, el enfrentamiento social y las repercusiones políticas derivadas de ese enfrentamiento son muchísimo mayores en América latina, al asumir sus gobiernos las características de una guerra nacional que arroja diariamente una secuela gigantesca de espantosas muertes. Al igual que en la época de la guerra tiria, en donde los colosos de los sistemas sociales no se enfrentaron directamente con las armas, sino que realizaron sus pulsos fuera de sus fronteras (en el sudeste asiático y Centroamérica, fundamentalmente), así, los niveles de inseguridad son infinitamente mayores en América latina que en USA. Y las repercusiones políticas, intangibles en USA, cobran cada vez mayor relevancia en América latina.

¿A quién puede interesar más el combate del narcotráfico?

Habría que separar necesariamente el interés de su combate en uno y otro de los lados mencionados. Es evidente que la drogadicción, como tal, es más preocupante en el imperio. Es evidente también que las matanzas derivadas de su combate, son casi únicas y más preocupantes en la América latina. Así también, es mas preocupante la consolidación política de sus estados, que se encuentran constantemente amenazados y desde diferentes vías.

En ese tenor, aparece como cuasi natural que el centro del combate en América latina no puede ser prioritario en cuanto al cultivo, producción, industrialización y tráfico de drogas, cuestión que si es prioritaria para el imperio, sino en la disolución de los grupos armados que los protegen. En ese sentido, para desarmarlos de manera inteligente, no es descabellado pensar en la legalización del consumo de las drogas, bajo condiciones específicas perfectamente marcadas por la ley.

Una simple mirada a lo que ocurre en el imperio da la impresión que, de hecho, en el territorio norteamericano, el consumo y tráfico de drogas es legal, [5]

En toda esta historia, ¿cuáles son los datos de los carteles aprehendidos en territorio norteamericano? ¿Cuántos capos de la droga estadunidenses guardan prisión en sus cárceles? ¿Cuál es el informe de lavado de dinero que se realiza en el sistema financiero estadunidense por los gigantescos negocios de la droga? ¿Por qué les preocupa tanto que funcionarios no estadunidenses realicen un blanqueo ridículo de fondos públicos en su sistema(el caso Portillo en Guatemala) y no les preocupa en lo más mínimo el gigantesco blanqueo que realizan los capos de la droga en ese mismo sistema?

 

 

 

Autor:

Dr. Carlos E. López García

 

[1] Artículo principal: narcotráfico en México Históricamente, los cárteles colombianos han dominado el tráfico de drogas. Durante la década de 1980 y principios de 1990, el narcotraficante colombiano Pablo Escobar fue el mayor exportador de drogas del mundo, debido principalmente a las alianzas que formó con otras organizaciones criminales alrededor del mundo. Cuando los esfuerzos por detener el tráfico de drogas en el Sur de Florida y en el Caribe dieron resultados, las organizaciones colombianas comenzaron a formar alianzas con los narcotraficantes radicados en México, con el fin de transportar cocaína hacia Estados Unidos utilizando a México como vía de contacto. Esto se logró sin mucha dificultad debido a que México había sido, durante mucho tiempo, productor de heroína y mariguana, además de que los traficantes de drogas de México ya tenían establecida toda una infraestructura que sirvió inmediatamente a los intereses de los traficantes colombianos. Ya para mediados de la década de 1980, las organizaciones radicadas en México habían conseguido suficiente confiabilidad y desarrollo para el tráfico de drogas procedente de Colombia. Inicialmente, las pandillas mexicanas recibían pagos en efectivo por los servicios de transporte de drogas, pero a finales de la década de 1990, las organizaciones de transporte mexicanas y los traficantes de drogas colombianos comenzaron a acordar la paga de sus servicios mediante pagos en especie. Generalmente se acordaba pagar a los traficantes mexicanos porcentajes que variaban entre un 35 y un 50% de cada envío de cocaína. Estos acuerdos ocasionaron que las organizaciones mexicanas que inicialmente solo se dedicaban al transporte y distribución de drogas, comenzaran a convertirse en traficantes. Actualmente, los cárteles de Sinaloa y del Golfo se han hecho cargo de tráfico de cocaína desde Colombia al mercado mundial. México, además de ser uno de los principales países de tránsito de drogas, es también el mayor productor de mariguana y uno de los principales proveedores de metanfetaminas a Estados Unidos. También es uno de los principales productores de heroína del mundo, la cual se distribuye principalmente en Estados Unidos.11 Los cárteles de drogas mexicanos controlan aproximadamente un 70% del tráfico de drogas que entra de manera ilegal a Estados Unidos. El departamento de Estado de los Estados Unidos estima que el 90% del tráfico de cocaína que entra a ese país transita por una ruta originada en Colombia y que cruza por México, y que tal situación genera ganancias de entre $13.6 y $48.4 millardos de dólares anualmente. Igualmente, los cárteles de drogas mexicanos han aumentado el tráfico ilegal de dinero de regreso a México, producto de la venta de drogas, mejorando además las maniobras de transporte por vía terrestre, probablemente debido a la eficacia del monitoreo en las transferencias de dinero electrónicas por parte del lado estadounidense.

[2] El conflicto Si bien son muchos los factores que han contribuido a la escalada de la violencia, los analistas de seguridad de la Ciudad de México atribuyen como origen de tal aumento de violencia a la terminación del arreglo implícito existente entre los traficantes de drogas y los gobiernos locales controlados por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien perdió su hegemonía política a finales de los años ochenta. Las confrontaciones entre cárteles rivales empezaron de lleno después del arresto de Miguel Ángel Félix Gallardo en 1989, quien controlaba el negocio de la cocaína en México.20 Hubo una disminución en la intensidad de la violencia durante el final de la década de 1990 pero la violencia ha empeorado de manera consistente desde el año 2000. Después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 el trasiego de drogas hacia los Estados Unidos por los cárteles mexicanos se hizo muy difícil gracias a que la nación estadounidense sella sus fronteras y refuerza y controla cualquier intento de paso de criminales, tráfico de estupefacientes y cacería de terroristas hacia su país. Ésta situación hizo que parte de la droga que se producía en México o la traída desde Sudamérica, al no poder introducirla en Estados Unidos, comienza de manera obligada a tratar de distribuirse y venderse en territorio mexicano, haciendo que, México que tradicionalmente era un país de paso de drogas, lo obliga a convertirse en un país consumidor de drogas21 debido a que en décadas pasadas, sólo una minoría identificada era consumidora, mientras que en la actualidad la juventud es el principal objetivo para hacerles adictos ofreciéndoles dosis gratuitas para que una vez cautivos de su consumo, tengan asegurado el mercado. El ex presidente Vicente Fox envió durante su mandato pequeños números de tropas a Nuevo Laredo, en la frontera de México con Estados Unidos, para pelear contra los cárteles, logrando apenas algunos efectos. Se estima que aproximadamente 110 personas murieron en Nuevo Laredo solo durante el período de agosto a enero de 2005 como consecuencia de la lucha entre los cárteles del Golfo y Sinaloa. En 2005 hubo un aumento de la violencia al tratarse de establecer un cártel en el estado de Michoacán. Aunque la violencia entre los cárteles inició mucho antes de que comenzara la guerra, el gobierno mantuvo una actitud pasiva en general con la violencia de los cárteles durante el decenio de 1990 y principios del año 2000. Esta situación cambió el 11 de diciembre de 2006, cuando el nuevo Presidente electo Felipe Calderón envió 6,500 tropas federales a Michoacán para frenar la violencia generada en esa entidad. Esta acción es considerada el primer enfrentamiento directo contra la violencia generada por los carteles, y es generalmente considerada el inicio de la guerra entre el gobierno mexicano y los cárteles de drogas. Con el paso del tiempo, el Presidente Calderón continuó incrementando su campaña anti-drogas, llegando a envolver directamente a 45,000 efectivos además de las fuerzas policiacas federales y locales. Sin embargo, un factor limitante a la efectividad de la campaña, es la perduración de la impunidad y la corrupción de varios funcionarios públicos. Se ha reportado que los cárteles usan armas como ametralladora de alto poder, bazucas e incluso granadas de fragmentación. Tanto autoridades estadounidenses como mexicanas reconocen que México es la ruta principal por la que transita la cocaína y otras drogas hechas en México que tienen como destino Estados Unidos, y que Colombia es donde crecen la mayoría de las plantas de coca para ser éstas procesadas y enviadas a México a través de Centroamérica El Ejército Mexicano está usando puntos de revisión, vehículos armados y blindados, helicópteros armados y navíos en sus operativos. La ofensiva militar realizada por Calderón ha sido la más grande desde inicios del conflicto.

[3] Efectos El sábado 13 de Septiembre de 2008 aparecen en las primeras planas mexicanas uno de los mayores asesinatos en serie donde aparecen 24 muertos en el municipio de Ocoyoacac, en el Estado de México todos y cada uno con el tiro de gracia según investigaciones de su momento aún no se determinaban las causas y relaciones con el narco en dichos asesinatos, sin embargo, posteriormente se determinó que eran ciudadanos que revelaron información contra el narco y por ello sus ejecuciones Felipe Calderón y su gobierno dicen estar combatiendo fuertemente al narcotráfico especialmente en el estado de Michoacán, pero también hay operativos puestos en marcha en Jalisco y Guerrero. El 14 de diciembre de 2006, Eugenio Elorduy, gobernador de Baja California, anunció un operativo similar en su estado con la cooperación entre el gobierno federal y el estatal. Este operativo comenzó en diciembre de 2006 en la ciudad fronteriza de Tijuana. Al comienzo de 2007, estos operativos se extendieron a los estados que conforman el triángulo dorado: Chihuahua, Durango y Sinaloa. El 19 de Marzo de 2010, un enfrentamiento entre sicarios, dejó muertos a dos estudiantes de posgrado del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey que en un principio fueron signados como sicarios de algún cártel del narcotráfico mexicano, sin embargo, posteriormente, el rector de tal universidad mexicana determinó que se trató de simples estudiantes de dicha institución que fallecieron en medio de una balacera vinculada con el narcotráfico donde no tenían relación alguna, la comunidad estudiantil se solidarizó con sus deudos. La PGR afirma que 9 de cada 10 víctimas son miembros del crimen organizado,42 esto sugiere que el 10% de las víctimas aproximadamente, son personas sin relación al crimen organizado o cárteles. El conflicto está presente en todo el país, incluyendo estados como Hidalgo,43 Aguascalientes,44 o Tabasco,45 , a los que no se ubicaba entre los territorios más activos del narco. Los estados que más han sufrido por la violencia entre el narcotráfico y las fuerzas armadas son Chihuahua —particularmente Ciudad Juárez—, Sinaloa, Michoacán, Nuevo León, Guerrero y Tamaulipas. En febrero de 2007, el gobierno federal extendió estos operativos a dos estados más: Nuevo León y Tamaulipas. En respuesta a estos operativos, el crimen organizado trató de asesinar al diputado federal de Nuevo Laredo, Tamaulipas. El 16 de diciembre de 2009, elementos de la infantería de marina se enfrentaron en Cuernavaca, Morelos a sicarios de los Beltrán Leyva, resultando muerto en el enfrentamiento Arturo Beltrán Leyva, además de otros4 sicarios, uno de ellos suicidándose. En ese combate cayó muerto un marino de las fuerzas especiales de la Armada de México, cuyo nombre no fue protegido y fue revelado por el gobierno mexicano, Melquisedet Angulo quien cayera en la refriega herido por esquirlas de una granada, fue sepultado en su tierra natal por sus más cercanos familiares, quienes horas después del funeral fueron asesinados por un grupo de sicarios que irrumpió en su hogar en Paraíso, Tabasco, crimen que por su notoriedad ocupó varios espacios noticiosos, por lo que comienzan a difundirse narcomantas en el estado mexicano de Morelos que indican que “fue un error haberse metido con la empresa, guerra en Morelos”, donde relacionado con los hechos, apareció ejecutado un líder de taxistas en Yautepec y dicen estar preparados para enfrentar a las fuerzas armadas mexicanas. Estos hechos fueron desaprobados por el presidente de la república y las investigaciones del caso aún no son concluidas sobre quiénes fueron los autores que asesinaron a los familiares del marino caído. A principios de Febrero de 2010 ocurrió una matanza de jóvenes en la ciudad fronteriza mexicana de Ciudad Juárez en Chihuahua, a cargo de sicarios, donde fallecieron 13 adolescentes, supuestamente vinculados con la pandilla llamada, “Los artistas asesinos” sin embargo posteriormente se determinó que eran estudiantes de secundaria sin vínculos al narcotráfico.

[4] En su reporte “Una revisión de México y el Estado fallido,” la consultoría de análisis de inteligencia Stratfor establece que México se beneficia del narcotráfico en más de una forma. Por un lado se encuentran los casi 40 mil millones de dólares (sin contar lo incautado) que circulan en México por concepto de tráfico de drogas con Estados Unidos. El 80% de esta cantidad son ganancias netas. Y por el otro lado se encuentra el prestigio a nivel internacional que obtiene el gobierno por concepto de “guerra contra el narcotráfico.” ¿A qué se refiere esto? México se encuentra adscrito a una cantidad impresionante de tratados multilaterales referentes a diversas actividades ilegales como el narcotráfico, lavado de dinero, crimen transnacional y contrabando de armas, entre otras. El no cumplirlas, o no intentar cumplirlas, es muy mal visto por parte de la comunidad internacional. Así que es mejor sostener una guerra abierta pero dosificada contra el narcotráfico. Abierta porque todo el mundo sabe que el gobierno mexicano intenta combatir el tráfico de drogas ilegales, cumpliendo así su parte con la comunidad internacional. Y dosificada porque aunque los cárteles se vean atacados, la “guerra contra el narcotráfico” no los afecta tanto que no puedan comerciar y seguir generando ganancias. El problema aquí son las pérdidas civiles. De acuerdo a Stratfor, esta estrategia sólo funciona en tanto que la violencia se encuentre reducida a zonas muy específicas y no llegue a la mayoría de los habitantes. Es cierto que algunas ciudades mexicanas son mucho más peligrosas que otras, pero la violencia se extiende cada vez más… ya hasta hay un nuevo cártel. Y de acuerdo con la BBC, en promedio un 50% de los habitantes de distintas ciudades mexicanas se siento menos seguros respecto al año pasado.

[5] Posición del gobierno estadounidense El gobierno federal estadounidense es un antagonista muy enérgico de la industria de droga, y se rige de acuerdo a las normas internacionales con respecto a la legalidad e ilegalidad de las drogas. Las leyes particulares de los estados varían mucho entre sí, y en algunos casos contradicen las leyes federales. A pesar de la posición oficial del gobierno estadounidense contra el comercio de droga, agentes gubernamentales estadounidenses y sus diversos recursos se han visto implicados en el comercio de droga. Oliver North y Barry Seal fueron atrapados e investigados durante el escándalo de Irán-Contras, implicados en el uso del comercio de droga como una fuente clandestina de EE.UU. para beneficiar a los Contras. La página 41 del informe de Kerry al senado estadounidense en diciembre de 1988 dice que “de hecho los mayores responsables de la política estadounidense no eran ajenos a la idea de que el dinero de la droga era una solución perfecta a los problemas financieros de los Contras.” El veterano de Fuerzas Especiales, el militar coronel Bo Gritz (jubilado), ha acusado a su país de colaborar con Manuel Noriega en el narcotráfico. En su libro Called to Serve (Llamados para servir, aún no publicado en español), Gritz detalla su papel como un importante empleado del Gobierno estadounidense atareado con proteger la relación de EE.UU. con Noriega. Contrariamente a sus metas oficiales, se sabe que el gobierno de los Estados Unidos ha intentado suspender las investigaciones científicas acerca de las consecuencias del consumo de sustancias adictivas. Por ejemplo, en 1995 la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el United Nations Interregional Crime and Justice Research Institute (Instituto de las Naciones Unidas de Investigaciones Interregionales sobre Crimen y Justicia) (UNICRI) anunciaron, en una conferencia de prensa, la publicación de los resultados del estudio global más grande sobre el consumo de sustancias adictivas. Sin embargo, una decisión de la Asamblea Mundial de la Salud prohibió la publicación del estudio. En la sexta reunión del comité B, el representante estadounidense amenazó que “Si las actividades de la OMS relacionadas con las drogas no logran reforzar los métodos de control de droga probados, deberán retirarse los fondos para los programas pertinentes”. Esto llevó a la decisión de interrumpir la publicación. Hasta ahora se ha logrado recuperar sólo una parte de ese estudio. Se encuentran disponibles los perfiles de consumo de la cocaína en 20 países. El gobernador Rodrigo Medina aseguró ayer que el combate a los cárteles de las drogas por parte del gobierno federal ha fracasado, porque hasta ahora se ha enfatizado en el uso de las fuerzas federales y ha puesto poca atención en las investigaciones del ámbito financiero, como el lavado de dinero. “Estamos enfocados en los operativos que realizamos en los estados por parte del Ejército y de la Armada de México”. Una parte importante para combatir a la delincuencia es lo que sucede en el ámbito financiero, dijo el mandatario, al terminar una gira de trabajo para revisar obras viales que se realizan en la capital del estado. “¿Qué pasa con estos recursos? ¿Dónde se mueven estos dineros? ¿Cuál es el seguimiento que se le da por parte de las autoridades financieras a esos recursos?”, cuestionó el mandatario de Nuevo León. Aseguró que se tienen que investigar los recursos financieros de los cárteles de las drogas para incautarlos. Por lo que se debe enfatizar ese frente en bancos, casas de bolsa y empresas que se usan para lavar el dinero de las drogas. “Lo que sí estamos seguros es que esto es un gran negocio para ellos (los cárteles), donde el gobierno mexicano tiene que ser mucho más contundente es en la investigación, pero sobre todo a través del sistema financiero mexicano”. “Necesitamos impulsar de manera muy importante lo que se está haciendo para el combate al lavado de dinero”, explicó el gobernador de Nuevo León. Comentó que el gobierno federal y las autoridades estatales tienen que trabajar de manera acelerada en el campo financiero, “porque a todos nos consta que esto es un negocio y la gente involucrada en el narcotráfico está ahí por el dinero”.

Aunque pareciera que no hay esperanza, la dialéctica ilumina el futuro y en el nacer, crecer, durar y morir de todas las cosas, están la posibilidad del origen y desarrollo de otras vidas.- González Vidaurri, Alicia et al.

Introducción

El negocio del narcotráfico tiene tal dimensión, mueve tal cantidad de miles de millones de dólares, involucra a tal cantidad de Estados, está infiltrado de tal manera en las altas esferas de poder de naciones ricas y pobres, abarca un mercado mundial de tal magnitud y finalmente, envenena a tal cantidad de seres humanos, que desafía el corazón del sistema de una manera contundente, pone en tela de juicio los valores de la sociedad moderna y refleja los elementos más hondos de una crisis y un desmoronamiento, capaz de conducir a millones de personas a la autodestrucción ante la evidencia de un mundo que muchas veces parece no valer la pena de ser vivido.

El narcotráfico se ha destacado en las últimas décadas como la actividad delictiva generadora de un mayor número de crímenes y con un volumen de negocio más elevado. Muchos traficantes individuales y organizaciones ilegales que se dedican a él han conseguido acumular ingentes cantidades de dinero y medios materiales, lo cual les ha otorgado una posición de fuerza que les permite no sólo escapar a la actividad represiva de los Estados, sino incluso constituirse en centros de poder paralelos. El fenómeno, impulsado por el aumento generalizado del consumo y la revalorización del producto desde su origen hasta su recepción por el consumidor final (en ocasiones su valor se multiplica hasta por 100.000), comenzó a ser contemplado con preocupación por los gobiernos tras la Segunda Guerra Mundial. Ello motivó que en la, entonces, recién nacida Organización de las Naciones Unidas (ONU) se iniciara el estudio de las medidas de índole legislativa, política y policial que podían ser adoptadas.

En efecto, las dimensiones colosales del negocio de la droga son refrendadas por cifras como los más de 50 millones de consumidores existentes de heroína, cocaína y drogas sintéticas (entre un 3% y un 4% de la población mundial), así como los 400.000 millones de dólares estadounidenses en beneficios que genera anualmente esa industria, cantidad que supera la obtenida por el sector turístico internacional en su conjunto. También se trata de una actividad de la cual dependen decenas de miles de personas, ya sea en los procesos productivos, en el transporte y distribución o en el blanqueo de los beneficios. La dificultad de controlar y atajar las redes internacionales del narcotráfico se ve acrecentada por la globalización económica, alguno de cuyos procesos inherentes, como la universalización de las comunicaciones, las facilidades de transporte, la desregularización bancaria o la conclusión de acuerdos de libre comercio, han beneficiado el crecimiento y expansión de unas asociaciones ilícitas cuya capacidad organizativa es, en ocasiones, comparable a la de las grandes corporaciones multinacionales.

Los procesos a los que se ha aludido en el epígrafe anterior se agudizaron tras la caída de los regímenes comunistas y el final de la Guerra Fría, preludio de una libertad económica que influyó decisivamente en la mundialización de la producción, distribución y consumo de drogas. En nuestros días, la droga está presente en todos los continentes y áreas geográficas del planeta, lo cual no impide que puedan distinguirse una serie de centros principales de producción y rutas de distribución, así como lugares en los que se registra una mayor demanda y consumo. En concreto, destacan dos zonas como núcleos en los cuales se inicia el proceso del narcotráfico: el sur de Asia, en el caso del opio y sus derivados, y el noroeste de América del Sur, en cuanto a la producción de cocaína. Tampoco puede obviarse el auge que está experimentando en algunos países de Europa (Países Bajos, Polonia, Estados postsoviéticos, etc.) la producción de drogas sintéticas como el éxtasis y similares.

El narcotráfico internacional se ha convertido por sí mismo en un gobierno malvado y poderoso. Representa en la actualidad un poderío financiero, político y militar mayor que el de algunas naciones de las Américas.

El tráfico y el consumo de drogas, y sus resultantes de corrupción y violencia, son las mayores amenazas a nuestra seguridad, como región y como naciones individuales. Estas amenazas no reconocen fronteras, dentro de nuestro hemisferio, en su ataque inexorable y devastador a nuestras familias, nuestras comunidades, las instituciones democráticas de nuestras repúblicas soberanas y nuestros propios medios de vida.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

El narcotráfico plantea la particularidad de que el cultivo de las sustancias narcóticas puede realizarse en un determinado país, la materia prima procesarse en el mismo país productor u otro país; el país destinatario del producto terminado puede encontrarse lejos del país productor y el traslado del producto, en muchos casos, necesita usar el territorio de otros países como puentes, antes de llegar a su destino.

Esta complejidad de producción, traslado del producto y mercadeo, involucrando diferentes países, convierte al narcotráfico en una acción delictiva múltiple que involucra diferentes países, lo que ha conllevado a considerarlo como un delito universal.

Por consiguiente, los países se ven obligados a colaborar entre sí y desarrollar estrategias de combate conjuntas para combatir el narcotráfico de manera integral.

0BJETIVOS

General:

Presentar un panorama sobre el narcotráfico en la actualidad y establecer las características de los cambios y modificaciones de visión en su combate.

Específicos:

  1. Analizar los problemas que plantea el narcotráfico en nuestro país.
  2. Investigar sobre la lucha que se sigue contra el mismo, en nuestro medio, y cuál es nuestra óptica nuestra realidad y aspiraciones prácticas

Metodología

  • Revisión de la bibliografía sobre el tema, internacional y local.
  • Análisis y discusión del material obtenido en las revisiones.
  • Elaboración del trabajo escrito.

Definición de narcotráfico

Es un delito contra la salud pública, consistente en la realización, normalmente con fines lucrativos, de actos que sirvan para promover, favorecer o facilitar el consumo ilegal de drogas naturales o sintéticas, ya sean estupefacientes, psicotrópicos o de cualquier otro tipo. Se trata de acciones que, aunque recogidas y definidas de forma muy diversa, están contempladas en las diferentes legislaciones como hechos ilícitos y son objeto de represión tanto en el ámbito interno como internacional. Todas ellas son englobadas habitualmente bajo la denominación de narcotráfico.

Concepción legal

Este es uno de los delitos de mayor aplicación práctica, por lo que la jurisprudencia sobre esta materia es muy extensa y pormenorizada. Nosotros dedicaremos en este tema de las drogas al estudio de aquellas materias más recurrentes. Como señala la doctrina legal, el delito contra la salud pública es un ilícito de riesgo abstracto y de consumación anticipada en el que el bien jurídico protegido es la salud pública, consumándose la infracción con la ejecución de alguna de las acciones incluidas en el precepto penal, resultando indiferente a los efectos de la calificación, la eventual lesión o perturbación física o psíquica de la persona que, finalmente, consume la droga objeto del tráfico ilícito, precisamente porque en esta figura delictiva el sujeto pasivo no es la persona concreta, receptora y consumidora de la sustancia prohibida, sino el colectivo social cuyo bienestar sanitario es el objeto de protección de la norma, por lo que los resultados dañosos que dicho consumo produzca en el consumidor del producto queda extramuros del marco del tipo penal.

Cooperación Internacional

En años recientes hemos comenzado ya a comprobar los resultados de algunos de nuestros éxitos colectivos. Todos los estados miembros de la OEA/CICAD han firmado, ratificado o ingresado en la Convención de Viena de 1988. Muchos han aprobado leyes básicas de control de narcóticos y legislación complementaria relacionada con el tráfico de drogas, incluso cláusulas sobre control de precursores químicos, lavado de dinero y confiscación de bienes. Las reuniones y declaraciones de la Cumbre de las Américas resultaron en acuerdos tomados por cada país de aprobar en la región leyes nuevas, abarcadoras y sin precedentes contra el lavado de dinero. Todos reconocemos que el lavado de dinero no sólo sustenta la actividad criminal subyacente que genera ese dinero; con demasiada frecuencia el tráfico de drogas también socava y corrompe las instituciones financieras legítimas de las cuales dependen la fortaleza de nuestra economía y, en último término, nuestros gobiernos. Pero mucho queda por hacer; todos sabemos que no podemos permitirnos limitarnos a llegar a acuerdos o a aprobar leyes. Debemos garantizar que nuestras autoridades de administración de justicia tengan los instrumentos, el adiestramiento y el personal para detectar e investigar el lavado de dinero a través de los informes de las instituciones financieras y el acceso legal a los registros bancarios cuando sea requerido. Debemos también garantizar que estas investigaciones antinarcóticos y otras relacionadas con ellas se llevan a juicio en sistemas de justicia penal que están equipados para asegurar encausamientos justos y efectivos, y que les impondremos penas apropiadas a aquellos que sean declarados culpables de cometer estos crímenes.

A despecho de los éxitos que ya hemos logrado, no seríamos realistas si no reconociéramos las realidades que despejan cualquier entusiasmo exagerado, del poder y alcance de las principales organizaciones del tráfico de drogas. Hay decisiones difíciles de tomar acerca de cómo aplicar con mayor efectividad un ataque coordinado, cohesivo contra estos criminales internacionales, y habrá desacuerdo entre nosotros, porque las mentes razonables pueden diferir y diferirán entre sí. Frente a estos obstáculos inevitables, debemos seguir caminando con pasos firmes, mesurados, con el objetivo de alcanzar resultados tangibles nacidos de una cooperación compartida contra una amenaza compartida. La Estrategia Hemisférica maximizará la aplicación de nuestros recursos limitados y minimizará la duplicación de esfuerzos y el conflicto de prioridades.

Para el enfrentamiento al narcotráfico internacional y su incidencia en nuestro país, es imprescindible la cooperación con el resto de los países del mundo, la que se ha venido consolidando e incrementando, debido a que este flagelo se internacionaliza cada vez más, y a los esfuerzos, voluntad política y prioridad que nuestro Estado y gobierno le prestan a la lucha contra las drogas.

Operativamente la Dirección Nacional Antidrogas (DNA) mantiene intercambios informativos a tiempo real y contactos de trabajo con Servicios antidrogas de otras naciones con el propósito de fortalecer la cooperación operacional, lo que se materializa a través de las visitas al país de sus representantes y oficiales de enlaces, así como por medio de nuestra participación en eventos o reuniones internacionales.

A través de estos nexos de cooperación hemos realizado investigaciones conjuntas contra miembros de organizaciones criminales y narcotraficantes, algunos de los cuales han querido utilizar nuestro país para la organización de sus operaciones, realizar contactos con estos fines y explorar las condiciones para asentarse temporalmente con la fachada de comerciantes. También hemos capturado prófugos de la justicia de otros países y desarrollado cursos de capacitación para nuestras fuerzas, tanto en el país como el exterior.

Como resultado de la cooperación policial internacional, se han fortalecido los nexos de colaboración que se mantienen con la Secretaría General de INTERPOL y sus Oficinas Centrales Nacionales (OCN), vía que se utiliza para el intercambio de información de interés y el control de criminales circulados internacionalmente.

La Estrategia Antidrogas en el Hemisferio

La estrategia es un compromiso de largo alcance para trabajar juntos atacando a los traficantes internacionales de narcóticos y los muchos problemas asociados con el tráfico y el consumo. La estrategia reconoce que para tener éxito debemos combatir todos los aspectos del problema de las drogas. O sea, debemos erradicar no sólo las plantas de coca, marihuana y opio, sino las organizaciones criminales que trafican con las drogas elaboradas con aquellas; debemos también reprimir la demanda de nuestros ciudadanos para consumir esas drogas. La estrategia presenta la guía cuidadosa que necesitamos para asegurar el éxito de nuestras metas de control de drogas.

Eso no quiere decir que cada nación representada en la ONU no debería aplicar el plan de acción más efectivo posible para combatir la amenaza más grave que pesa sobre sus ciudadanos. Como lo reconoce la Estrategia de Control de Drogas de 1997 del Presidente Clinton, en Estados Unidos, no podemos emprender un ataque efectivo contra el problema concentrándonos exclusivamente en la administración de justicia o la reducción de la demanda o de la oferta. Cada aspecto debe ser encarado y atacado vigorosamente en todos los frentes y en todas las naciones, de modo que nuestros esfuerzos combinados se fortalezcan y complementen entre sí.

Reducción de la Demanda

Los programas efectivos de reducción de la demanda deben llegar a cada segmento de la sociedad, desde nuestros niños más jóvenes hasta sus padres y maestros, desde los empleados gubernamentales hasta los gerentes de corporaciones, desde nuestra clerecía hasta nuestros medios de información. Debemos poner en ejecución programas de prevención y esforzarnos por obtener ambientes libres de drogas en las escuelas, los lugares de trabajo y las comunidades de cada uno de nuestros países. Al mismo tiempo, debemos reconocer y satisfacer la necesidad de contar con profesionales del cuidado de la salud, dedicados a ese propósito, que vigilen las tendencias cambiantes del consumo de drogas y procuren soluciones al consumo continuo de drogas. Para actuar, ninguno de nosotros puede permitirse esperar hasta que el consumo o la experimentación se convierten en un problema, especialmente cuando se trata de un problema que atrapa a nuestros jóvenes. En este caso, el antiguo dicho, “más vale prevenir que curar” es un consejo valioso.

Reducción de la Oferta

Reducir la demanda de drogas no es una meta que podamos alcanzar, en términos realistas, a corto plazo. Mientras trabajamos hacia este fin, no podemos pasar por alto la necesidad de eliminar las fuentes que alimentan estas demandas de drogas ilegales. Una estrategia de reducción efectiva de la oferta es esencial para nuestro éxito, y debe dirigirse a cada una de las etapas del tráfico de drogas, desde el cultivo, la producción, y el transporte.

Atacar la oferta en la primera oportunidad que nos ofrece requiere que establezcamos programas de erradicación decididos que reduzcan el cultivo de cosechas de drogas. Siguiendo esos mismos lineamientos, debemos basarnos en nuestro éxito en el campo de los precursores químicos desarrollando y aplicando adiestramiento para la inspección e investigación de técnicas usadas en el desvío ilícito de sustancias farmacéuticas y precursores químicos utilizados en la producción de drogas.

Sabemos que incluso con los programas de erradicación más decididos no exterminaremos todas las plantas mientras están en la tierra. Esa es la razón por la cual nuestros esfuerzos de interceptación individuales y colectivos deben desempeñar un papel esencial en nuestra estrategia. Primero, como resultado se confiscan drogas que reducirán la cantidad de heroína, cocaína y marihuana disponible a nivel internacional. Segundo, dislocan la línea de producción y distribución, lo cual hace más difícil el trabajo de los traficantes y aumenta los costos y riesgos de su negocio ilegal. Tercero, nos ofrece información acerca de cómo las organizaciones del tráfico llevan a cabo sus operaciones, información que resulta de valor inapreciable en nuestros esfuerzos colectivos para derrotar esas operaciones. Finalmente, los esfuerzos de interceptación verdaderamente exitosos aumentarán los costos de las drogas en nuestras calles hasta un nivel más allá de los recursos de nuestro mercado más vulnerable: nuestra juventud.

Organizaciones no gubernamentales de lucha contra el narcotráfico

El auge del consumo de drogas iniciado a partir de los últimos años de los setenta trajo como consecuencia, en apenas una década, un incremento de la conflictividad social que se manifestó de múltiples formas: delincuencia asociada, marginalidad y discriminación, propagación del SIDA y otras enfermedades, carencias asistenciales o propagación de la droga en las cárceles, etc. Para hacer frente a ese problema surgieron multitud de iniciativas ciudadanas desde los más diversos ámbitos geográficos y de actividad (asociaciones vecinales, grupos profesionales, organizaciones culturales, educativas o religiosas, etc.), que fueron configurando una tupida red asociativa que pronto se convirtió en una alternativa a las entidades asistenciales de carácter público. Configuradas como asociaciones, fundaciones o bajo cualquier otra forma de personificación jurídica, y dedicadas primordialmente a la asistencia al drogodependiente y su entorno familiar, esos grupos también han influido sobre la política de lucha contra el narcotráfico, ya que han colaborado con los poderes públicos en la elaboración de disposiciones normativas y programas asistenciales, además de promover el endurecimiento de la legislación represiva y comparecer en actuaciones jurisdiccionales contra traficantes y organizaciones clandestinas (a modo de ejemplo, ha de destacarse la gran notoriedad alcanzada por diversas asociaciones de madres de drogodependientes en su lucha a favor del desmantelamiento de los clanes gallegos de la droga).

Paulatinamente, las asociaciones no gubernamentales se han agrupado en entidades de coordinación que les permiten optimizar sus recursos, uniformizar los programas y pautas de actuación y mantener una relación más fluida con la administración.

Mecanismos internacionales de lucha contra el narcotráfico

Durante buena parte de este siglo, el control del negocio de la droga estuvo en manos de organizaciones ilícitas de carácter tradicional que operaban en el ámbito interno y desplegaban su actividad mafiosa en diversos sectores en los que podían obtener lucro (juego, prostitución, contrabando, etc.). El ejemplo paradigmático es el de Estados Unidos, donde entre los cincuenta y los setenta el negocio de la distribución de heroína era controlado en más de un 90% por La Cosa Nostra, grupo mafioso de origen italiano radicado en Nueva York. En esta ciudad floreció la red de narcotráfico denominada French Connection (“Conexión Francesa”), a través de la cual varios clanes mafiosos neoyorquinos distribuían entre los pequeños traficantes heroína procedente de la isla de Córcega y transportada desde el puerto francés de Marsella. La acción de las unidades federales antidroga acabó con la red de distribución en 1972, con lo cual se dio fin a una larga etapa de predominio de los grupos mafiosos internos.

La década de los ochenta trajo consigo un cambio significativo en la naturaleza del tráfico de drogas, que a partir de entonces pasó a estar controlado por organizaciones criminales de dimensión internacional. Aunque originarias y con sede principal en los países exportadores (principalmente en México, Colombia y otros estados sudamericanos), las nuevas mafias extendieron sus redes a varios territorios y pasaron a controlar directamente todas las fases del proceso, desde el cultivo hasta la distribución a los consumidores finales. Esas organizaciones operan de un modo muy similar al de los grupos terroristas, con una estructura de corte militarizado, caracterizada por su rígido control interno y su elevado nivel de tecnificación y especialización, así como el establecimiento de conexiones a los más altos niveles políticos y económicos. El Cartel de Medellín, poderoso sindicato de la droga radicado en aquella ciudad colombiana, es uno de los más conocidos ejemplos de esos nuevos protagonistas del crimen internacional. Tras varios años de actividades ilegales y violencia indiscriminada, su líder, Pablo Escobar, fue detenido en el curso de una acción conjunta de la Policía Nacional de Colombia y la Administración Antidroga de los Estados Unidos -Drug Enforcement Administration; DEA- (tras huir de la cárcel en la que fue recluido, resultó muerto en un tiroteo con la policía).

La complejidad y alcance supranacional de los nuevos agentes del narcotráfico obligaban a las autoridades estatales a dar una respuesta coordinada y conjunta, y con el fin de promover esa cooperación se hacía necesaria, por tanto, la discusión y adopción en los foros internacionales de medidas de carácter legal, político y policial. Para esa tarea hubo de partirse de los instrumentos jurídicos que ya estaban en vigor y proceder a su revisión y ampliación, así como dotar de más y mejores medios a las organizaciones existentes y arbitrar nuevos cauces institucionales para la lucha contra el narcotráfico.

Tratados internacionales para la fiscalización de sustancias narcóticas

La legislación internacional sobre esta materia se desarrolló en la segunda mitad del siglo XX, cuando se hizo insoslayable la necesidad de instaurar un sistema mundial de control de las drogas. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) tomó la iniciativa de impulsar esa regulación, y bajo sus auspicios se han promovido los instrumentos internacionales actualmente vigentes. En concreto, son tres los tratados elaborados hasta la fecha, todos ellos complementarios del resto. En ellos se regula todo lo relacionado con el tráfico ilegal de drogas, la provisión y disponibilidad de sustancias estupefacientes con fines médicos y científicos, y la prevención de su desvío a circuitos clandestinos de distribución. Son los siguientes:

Convención Única sobre Estupefacientes (1961)

Su principal objetivo es impulsar la lucha contra la droga a través de la acción internacional coordinada, para lo cual establece una regulación que persigue dos objetivos principales: limitar la producción, tratamiento, distribución, importación, exportación, venta, posesión y uso de estupefacientes a fines exclusivamente médicos y científicos, y perseguir el tráfico de esas sustancias mediante el establecimiento de mecanismos de cooperación internacional que permitan descubrir y detener a los narcotraficantes. La Convención Única sobre Estupefacientes fue posteriormente enmendada por un Protocolo de 1972.

En su virtud se fiscalizan más de 116 estupefacientes, respecto a los cuales se establecen medidas de diferente rigor según sean incluidos en una u otra de las listas que se elaboran para clasificarlos, lo cual depende de su capacidad para producir adicción, su valor terapéutico y los riesgos que comporta su uso indebido. Esas listas figuran como anexo al texto de la Convención, y su composición es competencia de la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas, órgano dependiente del Consejo Económico y Social que tiene la facultad de decidir si una determinada sustancia debe incluirse en la lista, trasladarse a otra o simplemente borrarse, tarea en la cual deben tenerse en cuenta los informes emitidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En general, puede afirmarse que la fiscalización internacional de estupefacientes ha funcionado de modo satisfactorio, ya que la práctica totalidad de la producción lícita no se desvía a los mercados clandestinos. En efecto, el tráfico ilegal de estupefacientes se nutre de la producción y fabricación clandestina (Colombia, Triángulo de Oro, etc.), ya que para la legal funcion el sistema de previsiones auspiciado por el Convenio, que abarca a todos los países y no sólo a los que firmaron su texto. Así, cada estado debe comprometerse a no rebasar las cantidades fijadas en esas previsiones, cuyo establecimiento corresponde a la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), que también elabora informes sobre la oferta y demanda mundial de opiáceos destinados a fines terapéuticos, así como sobre el consumo y producción de materias primas. En función de ellos se elaboran recomendaciones a los gobiernos e instituciones interesadas, con el fin de asegurar el abastecimiento y controlar la producción.

Convenio sobre Sustancias Psicotrópicas (1971)

Su adopción fue una respuesta a la aparición de nuevos tipos de drogas psicotrópicas, su rápida difusión y expansión por los mercados internacionales y el aumento de consumidores con fines distintos a los sanitarios o científicos. En su texto se establece un sistema de control internacional para las substancias psicotrópicas, así como una clasificación de las drogas sintéticas en función tanto de su potencial para el consumo abusivo como de sus aplicaciones terapéuticas.

Así, desde la entrada en vigor de la Convención se fiscalizan unas 105 sustancias psicotrópicas, la mayor parte de las cuales se encuentran en productos farmacéuticos de todo tipo, cuyo nexo es su incidencia sobre el sistema nervioso central (estimulantes, depresores, alucinógenos, etc.). Como sucedía en el caso de los estupefacientes, la Convención prevé la elaboración de listas que se publican como anexo, en las cuales se clasifican las sustancias psicotrópicas de acuerdo con los parámetros ya comentados. Los psicotrópicos son fabricados normalmente mediante el empleo de productos que se han elaborado en forma legal y se desvían al mercado clandestino, hecho que obedece a causas como la deficiente legislación de algunos países fabricantes y exportadores, y a la ausencia de previsiones sobre las necesidades del sector sanitario. El Consejo Económico y Social, a recomendación de la JIFE, solicitó a los gobiernos del mundo en 1980, 1981 y 1991 que facilitaran una previsión de las cantidades de sustancias psicotrópicas sometidas a fiscalización internacional que necesitaban para fines médico-científicos. La petición fue atendida por unos 170 países que hoy día facilitan periódicamente esa información al JIFE, lo cual ha permitido reducir en gran medida el porcentaje de desviación de productos hacia el tráfico ilegal, ya que los países exportadores pueden comparar el pedido recibido con las tablas que recogen las necesidades del país solicitante, de forma que pueda detectarse cualquier desfase entre ambas cifras. En ese caso, el estado exportador consultará a la JIFE sobre la procedencia del intercambio.

Convención de las Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas (1988)

Este instrumento jurídico ofrece un amplio abanico de medidas contra el tráfico de drogas, entre las cuales se incluyen varias destinadas a la persecución del blanqueo de capitales y la desviación al mercado clandestino de las sustancias químicas de las cuales se obtiene la droga. Tambien establece nuevos mecanismos para la cooperación internacional en materia de extradición de narcotraficantes o distribución controlada.

La Convención de 1988 extendió la fiscalización internacional de drogas a 22 productos químicos utilizados en la fabricación de estupefacientes y sustancias psicotrópicas. En concreto, su artículo 12 confería al JIFE funciones inspectoras sobre la actuación de los gobiernos en relación con esas medidas fiscalizadoras y de evaluación de productos susceptibles de ser utilizados en la fabricación ilícita de drogas. Ese intercambio de información, de cuyos resultados se da cuenta a la Comisión de Estupefacientes, ha servido para crear un banco de datos gracias al cual la JIFE puede analizar qué sustancias deben ser objeto de fiscalización. Al mismo tiempo, los gobiernos cuentan con un instrumento para controlar la desviación de productos al mercado negro.

Organismos internacionales de lucha contra el narcotráfico

La dimensión institucional está estrechamente ligada a la normativa, pues lo regulado en los convenios antes citados sólo puede llevarse a la práctica mediante la adopción de medidas y acciones de diferente índole (jurídica, policial, técnica, etc.), lo cual requiere la creación de organismos suficientemente dotados de medios humanos y materiales. El protagonismo en la acción internacional contra la droga ha correspondido a la ONU, en cuyo seno se han creado los mecanismos institucionales necesarios para llevar a la práctica lo establecido en la normativa antes citada.

El entramado de entes especializados en materia de narcotráfico recibe cobertura institucional por parte de la Oficina de las Naciones Unidas para la Fiscalización de Estupefacientes y la Prevención del Crimen (ONUFEPC) -The Office for Drug Control and Crime Prevention; ODCCP-, organización que está integrada básicamente por el Programa de las Naciones Unidas para la Fiscalización de las Drogas (PNUFID) -United Nations International Drug Control Programe; UNDCP- y el Centro para la Prevención Internacional del Crimen (CICP) -Centre for International Crime Prevention; CICP-, y con la cual se relacionan todas las organizaciones auspiciadas por la ONU que se dedican a fines parecidos. Entre ellas destacan las ya mencionadas Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) -The International Narcotics Control Board; INCB-, órgano para el control de la aplicación de los tratados internacionales sobre drogas, y la Comisión de Estupefacientes de la ONU -Commission on Narcotic Drugs; CND-, foro en el cual se plantean y discuten las propuestas en materia de drogas. Los dos citados mantienen relación directa con el Consejo Económico y Social de la ONU y con el ONUFEPC a través del PNUFID. A continuación se expondrán los rasgos esenciales de estas entidades.

Oficina de las Naciones Unidas para la Fiscalización de Estupefacientes y la Prevención del Crimen (ONUFEPC)

Fue creada en 1997 como órgano de la ONU llamado a liderar a escala global la lucha contra el narcotráfico y el crimen internacional, para lo cual disponía a finales de los noventa de una plantilla de 350 especialistas y 22 delegaciones repartidas por todo el mundo, así como dos oficinas de enlace en Bruselas (Bélgica) y Nueva York (Estados Unidos). Aparte del PNUFID y el CICP, forman parte del mismo la División sobre Prevención del Terrorismo (Terrorism Prevention Branch) y los programas globales contra la corrupción, el crimen organizado y el tráfico de seres humanos. Su sede central está en Viena (Austria), y su máxima autoridad es el Director Ejecutivo, que lo es también de la Oficina de las Naciones Unidas en Viena.

Programa de las Naciones Unidas para la Fiscalización de las Drogas (PNUFID). Fue fundado en 1991 con el objetivo de difundir información acerca de los peligros que comporta el abuso de las drogas (en la fecha de su creación se calculaba que más de 200 millones de personas utilizaban sustancias narcóticas de forma abusiva en todo el mundo). El PNUFID pretende reforzar la acción internacional contra la producción, el tráfico y los crímenes relacionados con la droga, para lo cual prepara proyectos de vigilancia de cultivos y desarrollo alternativo, encaminados a abrir nuevas perspectivas económicas a regiones tradicionalmente volcadas en el cultivo de opio, coca o cannabis. También se ponen en marcha programas de prevención, tratamiento y rehabilitación, en los cuales se pretende involucrar a los poderes políticos y económicos de los estados, y se elaboran estadísticas completas y actualizadas sobre el consumo ilícito de drogas en el mundo a través del Programa sobre Evaluación Global (Global Assessment Programme). Asimismo, ha de mencionarse el Programa de Asistencia Legal (Legal Assistance Programme), que opera en colaboración con los estados al objeto de auxiliarles en la preparación de instrumentos legislativos para el control de las drogas, lo cual se realiza mediante la ayuda en la preparación de proyectos legislativos y la formación de jueces y magistrados. Con todo, las actividades más destacadas del PNUFID son las relacionadas con la aplicación de medidas ejecutivas y la persecución del blanqueo de capitales. A ellas se hará mención a continuación.

Sección de Medidas Ejecutivas para el Cumplimiento de la Ley (Law Enforcement Section). A través de esta sección, el PNUFID colabora con los Estados aportando formación especializada en técnicas de investigación y proveyendo de medios materiales (equipo técnico, etc.). A través de la Sección se colabora con la Interpol, la Organización Mundial de Comercio (OMC) y las agencias regionales mediante el intercambio de información sobre las tendencias del tráfico internacional de drogas, los procedimientos operativos de los traficantes y los perfiles y características de los correos de la droga. También tiene encomendada la valoración de los proyectos remitidos por las delegaciones, trámite que sirve para asegurar su adecuación a las previsiones de los tratados internacionales y para mantener una coherencia en cuanto a la línea de actuación a seguir. También recibe solicitudes de asesoramiento, que la Sección examina teniendo en cuenta la estrategia seguida por los departamentos locales en materia de lucha contra la droga, los medios humanos y materiales de que disponen y su posibilidad de cooperar con otras agencias de la región. En función de ese examen, la Sección colabora con el gobierno beneficiario en el diseño de programas destinados a optimizar la eficacia de la política desplegada en persecución del tráfico de drogas, a la vez que trata de fomentar la cooperación regional e interfronteriza.

Como ejemplo de lo anterior pueden citarse los proyectos impulsados en Asia Central para reforzar la cooperación y adoptar medidas conjuntas contra el tráfico de drogas con origen en Afganistán. En ellos participan estados ex-soviéticos como Tayikistán, Uzbekistán y Kirguizistán, y su objetivo principal es el establecimiento de controles eficientes en la zona (en concreto, en las provincias de Murgab -Afganistán-, Andijan -Uzbekistán- y Osh -Kirguizistán-), para lo cual se adoptaron medidas como la ubicación de puestos de control en localidades estratégicas, la inspección de vehículos y vagones de carga, el reforzamiento de la vigilancia fronteriza y el estrechamiento de la colaboración entre las fuerzas de seguridad de los países implicados. Otro proyecto importante es el diseñado para perseguir la utilización de puertos en el este y sur de África como punto de partida del tráfico de drogas hacia Europa y América del Norte; en aplicación del mismo se crearon en cada puerto investigado unidades especializadas en la detección de cargamentos ilegales.

La Sección de Medidas Ejecutivas también tiene entre sus cometidos el asesoramiento de la Comisión de Estupefacientes de la ONU y sus órganos subordinados, así como la revisión y análisis de los informes anuales remitidos por los estados miembros, con los cuales el PNUFID puede identificar las tendencias globales y regionales del tráfico de drogas y prever qué dirección futura tomarán.

Programa Global contra el Blanqueo de Capitales del PNUFID (UNDCP’s Global Programme against Money Laundering). Se puso en marcha este programa para ofrecer una respuesta coordinada desde la ONU a un problema cada vez más acuciante en la moderna sociedad globalizada. En efecto, las ingentes sumas de dinero amasadas por las organizaciones criminales gracias al tráfico de drogas han de ser convenientemente camufladas, ya que sólo así se puede ocultar su origen ilegal y se evita dejar rastros incriminatorios (por lo general, esos grupos obtienen también ingresos procedentes de otras actividades delictivas, como el contrabando de armas o los delitos financieros). Este proceso, conocido usualmente con el nombre de blanqueo o lavado de capitales, puede ocasionar graves trastornos a la estabilidad y el desarrollo económico de un país, ya que, de realizarse a gran escala y no ser atajado a tiempo, puede alterar parámetros básicos de la economía nacional como la demanda de efectivo o los tipos de cambio (con los consiguientes efectos en la economía internacional). Además, la mera sospecha de su existencia puede hacer quebrar la confianza de los inversores en las instituciones financieras que presuntamente dan cobertura a estas prácticas, así como en los países en vías de desarrollo que favorecen la recepción de esos flujos para fomentar un crecimiento que será, en el mejor de los casos, ficticio e imposible de mantener a largo plazo, ya que la reticencia de los agentes económicos impedirá disponer de inversiones estables y generadoras de riqueza.

La dimensión del problema se ha agravado en las dos últimas décadas, en las cuales se han consolidado unos canales de blanqueo de capitales que son utilizados para ocultar sus beneficios por traficantes internacionales de droga, organizaciones terroristas y agentes públicos corruptos, cuyas actividades se ven favorecidas por la mundialización de la economía y el vertiginoso desarrollo de las tecnologías de la comunicación, que se traducen en una mayor facilidad para el movimiento internacional de capitales. A ello contribuye también la creciente utilización de dólares en los mercados negros, la tendencia a la desregulación financiera, la consolidación del mercado único europeo y la proliferación de paraísos fiscales.

Ante todo ello, la función del Programa Global es auxiliar a los gobiernos en su persecución de quienes se valen del sistema financiero internacional para legalizar el dinero obtenido por el tráfico de drogas. Para ello, aporta formación en materia de análisis financiero, propone medidas de desarrollo legislativo y proporciona personal experto en los aspectos jurisdiccionales de la cuestión. Se ocupa también de reforzar los mecanismos legales e institucionales para la persecución del blanqueo de capitales, de lo cual es muestra su patrocinio de la creación en los diversos estados de unidades policiales de inteligencia financiera. También se ocupa de recoger y analizar datos estadísticos, y de coordinar las acciones contra el blanqueo de capitales promovidas conjuntamente por la ONU y otras instancias internacionales.

Comisión de Estupefacientes de la ONU. Fue creada en 1946 por el Consejo Económico y Social, y se trata del principal organismo de decisión política de la ONU en materia de drogas. En la fecha de su creación contaba con 13 miembros, que en 1991 se habían elevado hasta 53, en lo que fue una ampliación necesaria para que la representación en la Comisión estuviera en consonancia con la expansión mundial del tráfico de drogas. Su función principal es analizar el problema planteado en todo el mundo por el uso abusivo de drogas y desarrollar propuestas para reforzar el control internacional sobre las mismas; también se ocupa de supervisar la aplicación de los convenios internacionales y acuerdos sobre drogas, así como de reforzar la cooperación regional en la lucha contra el narcotráfico, para lo cual ha establecido órganos subordinados como la Subcomisión sobre Tráfico Ilícito de Drogas y Asuntos Relacionados en el Cercano y Medio Oriente, además de una red mundial de responsables nacionales de agencias de lucha contra la droga, que se reúnen por regiones con la presencia de miembros de las comisiones regionales del Consejo Económico y Social. En esos encuentros también toman parte observadores de otros estados y organizaciones intergubernamentales con responsabilidades en materia de drogas.

Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE). Es un órgano independiente de naturaleza judicial que fue creado en 1968 por la Convención Única de 1961 sobre estupefacientes, aunque ya había tenido antecesores durante el periodo de vigencia de los instrumentos internacionales sobre drogas aprobados por la extinta Sociedad de Naciones. Con su Secretaría radicada en Viena, sus actividades son financiadas por la ONU y su independencia descansa sobre su absoluta separación tanto de los gobiernos como de aquella organización, ya que sus trece miembros ejercen sus funciones a título personal y no en representación de institución alguna. Son nombrados por el Consejo Económico y Social, tres en función de una lista propuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros tres presentados por los gobiernos.

Su cometido principal es auxiliar a los gobiernos a cumplir las previsiones de los tratados internacionales sobre fiscalización de drogas, de la cual se ocupa tanto en su dimensión legal como ilegal. Respecto a la primera, los esfuerzos de la JIFE se encaminan a asegurar el suministro para fines médicos y científicos, así como a evitar el desvío al tráfico ilícito de la droga fabricada, intercambiada y vendida lícitamente. Los instrumentos existentes para esa labor son los sistemas de previsión establecidos para averiguar las necesidades que tienen los estados de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, así como el sistema de información estadística que contribuye a la supervisión del comercio internacional de drogas. La vigilancia se extiende a la labor de control ejercida por los gobiernos sobre los productos químicos necesarios para la fabricación de drogas, con el fin de evitar su desviación al mercado clandestino. En cuanto al tráfico ilícito de drogas, el JIFE analiza y supervisa los sistemas nacionales e internacionales de lucha contra el narcotráfico, y elabora propuestas con el fin de subsanar sus deficiencias. Asimismo, se ocupa de catalogar los productos químicos utilizados en la confección de drogas y a promover su fiscalización internacional. En el desempeño de esa labor puede sugerir a las instituciones especializadas o los órganos competentes de la ONU que presten asistencia técnica o financiera a los gobiernos que lo necesiten, con los cuales se mantendrá un diálogo permanente a través de consultas periódicas o misiones organizadas con la aquiescencia de los gobiernos. También se ponen en marcha programas de capacitación del personal que en cada estado está empleado en la lucha anti-droga, y seminarios regionales que sirven para facilitar la cooperación tanto internacional como con el JIFE (son organizados conjuntamente por el PNUFID y otras organizaciones autónomas del sistema de la ONU, como la OMS, o ajenas a él, como la Organización Internacional de Policía).

De todas sus actividades se da cuenta en el informe anual, que se presenta ante el Consejo Económico y Social a través de la Comisión de Estupefacientes. En él se recoge un diagnóstico sobre el estado del problema de la droga en el mundo, y se sugieren las posibles medidas de urgencia a adoptar frente a cualquier tendencia susceptible de agravarlo. Ese documento viene acompañado por informes monográficos sobre determinadas sustancias estupefacientes o psicotrópicas, en los cuales se recogen las previsiones anuales de consumo por parte de cada país y se aportan datos sobre producción, fabricación, comercio y consumo de las mismas.

Administración de Justicia

El decomiso de drogas es sólo una manera de aumentar los costos y los riesgos de ser narcotraficante. La Estrategia Nacional de Control de Drogas de Estados Unidos en 1997 nos recuerda que todos nuestros recursos para la administración de justicia (militares y de inteligencia) deben trabajar conjuntamente para mejorar y coordinar mejor los esfuerzos para investigar, trastornar, desmantelar y destruir las organizaciones internacionales del narcotráfico. Debemos aspirar a una época en la que se realicen investigaciones internacionales mejor coordinadas, de las organizaciones de narcotraficantes. Estas investigaciones deben ir acompañadas no sólo de nuestros compromisos individuales para llevar a finalización enjuiciamientos más efectivos, sino también de la capacidad para cumplir esos compromisos.

Una meta de la Estrategia Nacional de Control de Drogas de Estados Unidos en 1997 es la investigación, el enjuiciamiento y el desmantelamiento de los grupos más grandes nacionales e internacionales de narcotraficantes. Para lograr sus fines estas grandes redes del narcotráfico tienen tecnologías sofisticadas, combinando lo último en sistemas de comunicación y transporte, así como operaciones complejas para el lavado de dinero. Hemos logrado varios enjuiciamientos exitosos de grandes traficantes, en muchos casos debido a la cooperación sin precedentes entre las agencias locales de administración de justicia y de la fiscalía, y a la cooperación crucial de algunos de nuestros socios del hemisferio.

Ayuda Legal Mutua

Una de las maneras en que podemos aumentar estos esfuerzos cooperativos es mejorar nuestro intercambio de información sobre los narcotraficantes, los socios de éstos y las infraestructuras operativas y financieras de los carteles de la droga. Uno de los recursos más valiosos de los esfuerzos cooperativos de administración de justicia es el intercambio abierto y oportuno de información. Los mecanismos multilaterales y bilaterales, donde sean apropiados, nos ayudarán a investigar y perseguir a los delincuentes cuyas actividades y transacciones financieras cruzan las fronteras nacionales.

Una vez que se ha analizado la información y se han entregado las pruebas, debemos ser capaces de llevar a cabo hasta el final enjuiciamientos efectivos. Los enjuiciamientos efectivos requieren un sistema de justicia penal establecido, eficaz, honesto e incorrupto para llevar a la justicia a los narcotraficantes a fin de responsabilizarlos totalmente de sus actividades criminales. Este ideal no se alcanzará de la noche a la mañana. Los obstáculos que enfrentamos son reales y, en algunos casos, serán difíciles de superar: la corrupción, y la falta de recursos y de personal capacitado son sólo algunos de los obstáculos. No podemos pasar por alto estos problemas o pretender que no existen. Debemos dedicar nuestros mejores esfuerzos colectivos a efectuar mejoras en todos nuestros sistemas de justicia penal; no podemos darnos el lujo de permitir que se nos escape la oportunidad de actuar. Pero mientras trabajamos juntos para asegurar que cada uno de nuestros sistemas de justicia penal logre ese ideal, no podemos dejar escapar la oportunidad de realizar enjuiciamientos efectivos. Si lo hacemos, sólo permitimos que los mismos delincuentes que queremos derrotar se beneficien de la novedad, los errores y las diferencias temporales de nuestros respectivos sistemas legales.

La Extradición

Una de las herramientas más efectivas para negarles a los narcotraficantes algunos beneficios, especialmente los del refugio, es la extradición. Debemos ampliar y modernizar nuestra red de tratados de extradición y nuestras relaciones. La extradición es un tema difícil y delicado. Es un asunto que con frecuencia nos ha dividido en el pasado. Pero, en la realidad de los tiempos modernos, debemos considerar la extradición como una manera de unir a los países en esfuerzos cooperativos coordinados contra el narcotráfico internacional y otros delitos transnacionales. Creemos firmemente que la extradición es una herramienta esencial para promover la justicia y el imperio de la ley. Asegura que los fugitivos sean arrestados y enjuiciados de la manera más efectiva posible. Se basa en el principio sólido y lógico de que un fugitivo debe ser enjuiciado en el lugar donde el delito se cometió o donde el efecto del delito se sintió más, y el sistema de justicia penal puede, en ese momento, garantizar mejor un enjuiciamiento efectivo con todas las garantías del debido proceso de ley. Esta es la misma jurisdicción donde es más probable encontrar las pruebas del delito, donde residen víctimas y testigos, y donde es mayor el interés de la comunidad en que se haga justicia.

La extradición es también un sistema efectivo, equitativo y humano de reconocer los derechos de las víctimas del crimen y de sus familias. Es hora de ponderar y proteger los derechos de las víctimas del tráfico de drogas transnacional, así como los de los delincuentes mismos. En nuestra opinión, los casos deben tratarse donde convenga más a los intereses de la justicia en general.

Si bien hemos logrado tremendos progresos en cuanto a conseguir la cooperación entre las naciones, puede hacerse mucho más. Además de mejorar en general las relaciones de extradición, nuestra meta común debería ser la entrega universal de los propios ciudadanos de un país a la jurisdicción penal de otros países, de acuerdo con el sitio donde se cometió el crimen, o el impacto que ha tenido, y la efectividad de la jurisdicción para asegurar un encausamiento pleno y justo. Los países deberían conceder la extradición de sus propios ciudadanos basándose en la teoría de responsabilidad de las propias acciones, donde quiera que se realicen. Los ciudadanos acusados de delitos que afectan significativamente a otros países deberían ser extraditados a esos países. La extradición de ciudadanos del propio país o de otros países es un mecanismo que se basa en la confianza entre las naciones.

Conclusiones y propuestas de soluciones

El éxito sustancial en estas diversas medidas no pondrá fin inmediato a la oleada de narcóticos ilegales, pero en algún momento de nuestro futuro reducirá significativamente la cantidad de drogas que fluyen a nuestras calles, pueblos y ciudades.

Tenemos ante nosotros un programa de trabajo increíblemente desafiante. Tenemos confianza en que junto a los demás países del hemisferio podamos responder como país a las amenazas nuevas que surjan. Como naciones separadas, no lograremos detener el progreso del narcotráfico trasnacional, sin embargo, al unir nuestros esfuerzos no podemos fracasar.

El Estado dominicano no sólo está amenazado, sino penetrado, y no solamente a nivel de los organismos dedicados a la represión sino que el traficante de drogas, con un criterio empresarial muy agudo, está tocando otros resortes de poder y ha reclutado una base estable de funcionarios estipendiados por este sector. No sólo eso, sino que estamos entrando en una fase peligrosísima de amenaza de violencia generalizada en el país.

Con la muerte natural del comunismo, el único enemigo actual para EE.UU. es el narcotráfico. Lo cierto es que este fenómeno delictivo ha distorsionado los vínculos de nuestro país con la Casa Blanca. Los créditos del FMI, Banco Mundial, BID, Club de París, el Grupo de los Siete, etc. están condicionados por EE.UU.

Nuestras relaciones con EE.UU. debieran ser transparentes. En la medida en que el pueblo dominicano conozca la verdad, terminarán los misterios, y especulaciones. Además, existen políticas que repercuten en nuestro país como la decisión de la Corte Suprema de estados Unidos de “secuestrar” en cualquier parte del mundo a sospechosos de narcotráfico y terrorismo. Esta medida sienta un funesto precedente en el Derecho Internacional, y se constituye en una aberración jurídica. No es más que una expresión de la “ley del más fuerte”. Es curioso que esta “monstruosidad jurídica”, venga de la Corte Suprema norteamericana, que se supone guardián del Estado de Derecho, el ordenamiento jurídico y las garantías constitucionales y los principios universales del Derecho.

En este contexto, ¿podemos esperar una convivencia internacional pacífica? ¿Con qué autoridad moral EE.UU exige respeto cuando es el primero en vulnerar las normas supranacionales? ¿Acaso no ha sido suficiente el caso Noriega de Panamá y Arce Gómez de Bolivia? ¿Que pasaría si algún país secuestrara a un norteamericano, lo juzgara y condenara fuera de EE.UU?

Aunque la Embajada norteamericana en Santo Domingo y el Gobierno aseguran que no habrá ningún secuestro en República Dominicana, nada garantiza que en cualquier momento esta “política del secuestro exterior” no se haga sentir, después que nuestra Suprema Corte de Justicia le niegue a Estados Unidos la extradición de un nacional dominicano. Los riesgos son mayores ya que somos un tránsito obligado de la droga hacia Estados Unidos y existen presuntos ‘extraditables” y pedidos en la Suprema Corte de Justicia del país.

BIBLIOGRAFÍA

Caporal, José Antonio. “Tierra de nadie: por ineptitud y corrupción policial” Semanario Vértigo. 28 de noviembre de 2004. México. Año IV. No. 193. P. 14.

Díaz Aguilar, Cecilia Natalia. Tesis de Grado para obtener el grado de Maestra en Derecho Penal por la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco intitulada “Inteligencia y Contrainteligencia contra el narcotráfico: estudio y propuesta de reforma al Derecho Penal contra la Delincuencia Organizada en México“, defendida con éxito ante el Sínodo el 5 de octubre de 2004.

Reveles, José. “Inquisición civil, el regreso de la Edad Media: el terrible rostro de la justicia por propia mano” Entrevista a David Ordaz Hernández. Diario El Financiero. México. Número 6686. 29 de noviembre de 2004. P. 73.

Enciclopedia Universal Multimedia ©Micronet S.A. 1999/2000

Enlaces en Internet

http://www.undcp.org/;Página oficial del Programa de las Naciones Unidas para la Fiscalización de las Drogas -PNUFID- (idioma inglés).

http://www.usdoj.gov/dea/;Página oficial de la Administración Antidroga de los Estados Unidos -Drug Enforcement Administration; DEA- (idioma inglés).

http://www.mir.es/pnd/;Página oficial del Plan Nacional sobre Drogas (idioma español).

http://www.fad.es/;Página oficial de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción -FAD- (idioma español).

http://www.magic-es.com/coordinadora/;Página oficial de la Coordinadora de ONG‘s que Intervienen en Drogodependencias (idioma español).

http://www.unad.org/;Página oficial de la Unión Española de Asociaciones y Entidades de atención al Drogodependiente (idioma español).

ANEXOS

PROPUESTA PARA EL COMBATE DEL NARCOTRÁFICO. VISIÓN NORTEAMERICANA.

EL PLAN DE LAROUCHE PARA LIBRAR LA GUERRA AL NARCOTRÁFICO

El estadista Lyndon LaRouche presentó la siguiente propuesta de 15 puntos en un seminario sobre la guerra continental al narcotráfico, celebrado el 13 de marzo de 1985 en México, DF.

1. Lo que combatimos no son tan sólo los efectos que tiene el consumo de drogas en sus víctimas. El narcotráfico internacional se ha convertido por sí mismo en un gobierno malvado y poderoso. Representa en la actualidad un poderío financiero, político y militar mayor que el de algunas naciones de las Américas. Es un gobierno en guerra contra naciones civilizadas, un gobierno al que debemos declarar la guerra, guerra que debemos librar con las armas de la guerra y que debemos ganar con el mismo espíritu con que los Estados Unidos lucharon por la derrota incondicional del nazismo entre 1941 y 1945.

2. Los métodos policíacos deben apoyar el aspecto militar de la guerra al narcotráfico. El mandato que se dé a las fuerzas policiales desplegadas en apoyo a esta guerra debe ser el principio de que la colaboración con el narcotráfico o con las fuerzas financieras y políticas de los narcotraficantes internacionales es traición en tiempo de guerra.

a) Cualquier individuo al que se sorprenda comerciando con drogas será juzgado como traidor en tiempo de guerra o como espía extranjero de una potencia enemiga.

b) Cualquier individuo que compre sustancias ilegales, abogue por la legalización del comercio de tales sustancias o pida benevolencia en la acción militar o policiva contra la producción y el tráfico de drogas, es culpable de prestar auxilio al enemigo en tiempo de guerra.

3. Debe firmarse un tratado de alianza bélica entre los Estados Unidos y los gobiernos de los Estados iberoamericanos que se sumen a la alianza para combatir al narcotráfico a la que se ha adherido el Presidente de México. Se debe alentar a otros Estados a unirse a esa alianza militar.

4. Bajo los auspicios de ese tratado se han de elaborar disposiciones para la acción de un mando militar conjunto. Dichas disposiciones deberán definir principios de acción común, a fin de que las formas necesarias de acción militar y policiva no subviertan la soberanía nacional de ninguna de las naciones aliadas en cuyo territorio se realicen operaciones militares. Estas disposiciones abarcarán:

a) crear grupos de trabajo militares bilaterales, por pares de las naciones aliadas;

b) crear un mando común encargado de proporcionar las formas de asistencia que se estipulen y que pudieren solicitar las entidades competentes de cada país o del mando bilateral de cualquier par de países;

c) crear, bajo la jurisdicción del mando común, una entidad central de inteligencia contra el narcotráfico, que funcionará a la manera de un estado mayor general, en sus aspectos de inteligencia y planeación, y desempeñará las funciones de un cuarto de guerra;

d) fijar normas que gobiernen las actividades de extranjeros encargados de aportar servicios y asistencia técnica en territorio soberano de cualquier miembro de la alianza.

5. En general, en tanto lo permitan los medios de que disponga cada nación miembro de la alianza, las acciones militares y de otro tipo que se emprendan contra los objetivos de la guerra al narcotráfico deberán realizarlas fuerzas militares de la nación en cuyo territorio ocurran dichas acciones. Fuera preferible, donde fuere factible, proporcionarle a la nación miembro pertrechos suplementarios y personal de apoyo, en lugar de involucrar en funciones de combate al personal extranjero de asistencia técnica. En la medida de lo posible, las funciones relativas al combate militar que tendrá el personal extranjero que se suministre deberán limitarse a:

a) operar equipos de detección y ciertos tipos de aeronaves y armamento antiaéreo que se provean para complementar las capacidades de las fuerzas nacionales;

b) aportar un grado razonable de asesoría técnica, inteligencia y servicios a los elementos apropiados de las operaciones de campo.

6. Con la ayuda de los Estados Unidos deberán proporcionarse los medios técnicos adecuados, entre ellos equipos de detección montados en aeronaves y satélites, para localizar y comprobar el cultivo, la elaboración y el transporte de estupefacientes. Tan pronto como se compruebe en una región determinada un cultivo de proporciones significativas, deberá lanzarse un ataque militar aéreo para destruir dicho cultivo; se enviarán así mismo fuerzas terrestres apoyadas desde el aire para catear la zona y realizar las operaciones complementarias que pudieren requerirse. El objetivo es eliminar hasta el último cultivo de marihuana, coca o adormidera en las Américas, con excepción de los cultivos debidamente autorizados por los gobiernos.

7. Echando mano de los mismos medios técnicos deberán detectarse y comprobarse los centros de elaboración, que se deberán destruir cuanto antes, todos y cada uno, de la misma manera que los campos donde se cultivan los estupefacientes.

8. Las fronteras entre las naciones aliadas, así como las fronteras entre éstas y otras naciones, se deben sellar en forma prácticamente hermética contra el narcotráfico. Deberá emprenderse acción militar para derribar cualquier aeronave que cruce una frontera o vuele sobre aguas caribeñas sin autorización y se niegue a aterrizar cuando se le ordene. En todas las fronteras y demás puntos de inspección aduanal se deberá inspeccionar de manera meticulosa todo vehículo acuático, carretero o ferroviario que llegue a cada país, inclusive los recipientes de carga. Se deben formar grandes concentraciones con la ayuda de fuerzas militares en las zonas de tránsito fronterizo y en todas las carreteras nacionales y vías acuáticas principales.

9. Deben elaborarse reglamentos detallados que gobiernen a las instituciones financieras, a fin de detectar depósitos y transferencias de fondos, tanto hacia fuera como hacia dentro, de los cuales pudiera sospecharse provengan del tráfico de estupefacientes.

10. Las fuerzas militares deberán ocupar de inmediato y confiscar, como se hace en tiempo de guerra, cualesquier instituciones financieras, comerciales o de bienes raíces, así como fondos personales, de los que pueda demostrarse han sido empleados en el cultivo, la elaboración, el transporte o la venta de drogas ilícitas. Cualesquier documentos comerciales o de propiedad de entidades empleadas por los narcotraficantes, así como cualquier individuo vinculado a la posesión u operación de tales entidades, se tendrá por sospechoso o por prueba material.

11 . El primer objetivo de la guerra al narcotráfico es de naturaleza militar: destruir el cuasiestado enemigo, el consorcio internacional del narcotráfico, destruyendo o confiscando los recursos económicos y financieros de ese cuasiestado, desmantelando todas las agrupaciones políticas o mercantiles asociadas con el consorcio narcotraficante, incautando las riquezas acumuladas en complicidad con las operaciones de los narcotraficantes, y encarcelando, sea como “prisioneros de guerra” o como traidores o espías, a todas las personas que den auxilio al consorcio narcotraficante.

12. Deberá concentrarse especial atención en los bancos, empresas de seguros y demás instituciones comerciales que de hecho forman parte del cartel financiero internacional que coordina el flujo de cientos de miles de millones de dólares al año en ingresos del narcotráfico internacional. A tales entidades deberá proscribírseles del régimen de derecho en tanto violan los preceptos sobre “delitos contra la humanidad” que fueron elaborados en la posguerra en los tribunales de Nuremberg. Se prohibirá toda relación comercial con tales entidades conforme a la prohibición de mantener comercio con el enemigo en tiempo de guerra.

13. La guerra al narcotráfico en las Américas tiene dos fases generales. El primer objetivo es erradicar en las Américas todo cultivo no autorizado de marihuana, coca o amapola, y destruir al mismo tiempo en este hemisferio las vías principales de importación y distribución de estupefacientes de las principales zonas de producción de los mismos en otras partes del mundo. Esas otras regiones son, en orden de importancia actual:

a) el Triángulo Dorado del sudeste asiático, todavía la más pujante fuente de opio y opiáceos;

b) la Media Luna de Oro, productora de menor envergadura que el Triángulo Dorado, pero de creciente importancia como vía de tránsito del opio del Triángulo Dorado al tráfico del Mediterráneo;

c) el reciente y veloz renacimiento de la producción de opio en el sur de India y en Sri Lanka, resurrección del viejo narcotráfico de la Compañía de las Indias Orientales británica;

d) el aumento de la producción de estupefacientes en ciertas regiones de Africa.

Una vez exterminada en las Américas toda producción importante de estupefacientes, la guerra al narcotráfico entra a su segunda fase, en la que la guerra se concentra en combatir el influjo de estupefacientes provenientes de fuera del hemisferio.

14. Uno de los principales problemas que seguimos enfrentando al combatir el narcotráfico, especialmente a partir de los acontecimientos políticos del período de 1977 a 1981, es la creciente corrupción de las dependencias y el personal gubernamentales, así como de influyentes facciones políticas, corrompidas por intereses financieros de gran poder político, vinculados ya al narcotráfico como tal o a las empresas que amparan la circulación de los ingresos del narcotráfico. Por éste y motivos afines fallan los métodos policiales o comunes para combatir el narcotráfico. Además de la corrupción de las dependencias gubernamentales, los narcotraficantes gozan de la protección de agrupaciones crecientes y poderosas que ya abogan por la legalización del narcotráfico o realizan campañas más o menos eficaces para impedir la aplicación efectiva de las leyes contra el uso y tráfico de estupefacientes. Las investigaciones han demostrado que las agrupaciones que realizan esa labor de proselitismo son tentáculos políticos de los intereses financieros vinculados al lavado de narcodivisas. Por consiguiente, debe dárseles el mismo trato que se le dio en los Estados Unidos a las organizaciones de simpatizantes del nazismo durante la Segunda Guerra Mundial.

15. La guerra al narcotráfico debe incluir acuerdos para asignar los miles de millones de dólares confiscados de los haberes del consorcio narcotraficante a fines benéficos de desarrollo económico en la infraestructura, la agricultura y la manufactura de bienes útiles. Dichas medidas se tomarán según el derecho de los Estados soberanos a tomar posesión de las propiedades de sus naturales, tanto en el territorio nacional como en el exterior, en razón de las obligaciones de esos naturales para con el Estado. El hecho de que los fondos mal habidos se transfieran a cuentas en bancos extranjeros o se inviertan en bienes raíces en otras naciones no excluye tales propiedades de la jurisdicción y recuperación del Estado del que es natural el propietario.

CONTRAPROPUESTA DE SOLUCIÓN. VISIÓN LATINOAMERICANA.
NUESTRA REALIDAD ACTUAL. NUESTRAS ASPIRACIONES, COMO FORMA EFECTIVA DE COMBATE AL NARCOTRÁTICO Y CONSUMO DE ESTUPEFACIENTES.

Los resultados de las investigaciones coinciden en mostrar que la guerra contra las drogas ha causado más crímenes de los que ha logrado evitar. Las políticas, especialmente las represivas, no han controlado, menos erradicado el narcotráfico.

Cabe señalar que este problema es complejo para dejarlo en manos de uniformados; la solución entonces es socioeconómica. Se trata de un conflicto -el más largo del presente siglo- y mientras no cambiemos de estrategia, seguiremos luchando inútilmente.

Los esfuerzos realizados se han convertido en un boomerang, pues la fabricación, tráfico y consumo sigue ascendiendo y contaminando no sólo a policías, jueces, políticos y gobernantes, sino los sistemas políticos.

La represión violenta contra los narcotraficantes, no ha resuelto problema alguno. El mejor ejemplo es la trágica muerte del jefe narcotraficante colombiano Pablo Escobar en diciembre de 1993. El Cártel de Medellín sigue funcionando

El siglo XXI será un siglo siniestro de peste, hambre, violencia urbana y marginación. El resultado será, ni más ni menos que el exterminio. Hay una solución capitalista y burocrática para la pobreza absoluta: los extremamente pobres simplemente morirán. Los que creemos que estas muertes son simplemente un crimen contra la humanidad, creemos que sólo un radical salto en los objetivos y modalidades del desarrollo podrá evitarlo. Ni el interés burgués, ni el interés burocrático harán nada por lograr este salto. Unos están atrapados en una lógica que conduce a la destrucción del planeta, los otros en una lógica en que administrar a los que consumen es suficiente para justificar su poder de clases.

 El furibundo optimismo tecnológico, rayano en la adoración, de los intelectuales al servicio del capital y de la administración, suele ser contradictorio. Todo parece ser posible para la técnica, llegar a Marte, clonar seres humanos, construir computadores inteligentes, vigilar paso a paso a cada ciudadano, producir armas eficaces que puedan asesinar sin que el bando atacante sufra ninguna baja. Lo único que pareciera imposible es usar estas técnicas para construir una vida digna y de abundancia para todos los seres humanos.

 Tenemos derecho a creer que es perfectamente posible una economía de abundancia sin depredación, sin explotación y sin guerras. Todas las técnicas que hacen falta para esto ya existen. En particular las que permitirían procesar la información necesaria para una economía global descentralizada y autosustentable.

 Una sociedad en que el trabajo social se ha repartido entre todos de tal manera que, gracias al uso intensivo de la tecnología, sea posible reducir radicalmente la jornada laboral u ocuparlo en reconstruir lo que el proceso productivo ha dañado. En un mundo en que todos tienen que cumplir con una cuota de trabajo socialmente necesario, la división social del trabajo no determinaría esencialmente nuestras vidas. La mayor parte del tiempo sería de trabajo libre. Ni la propiedad, ni la administración global serían necesarias. Esto es lo que Marx llamó comunismo.

 Hay dos objeciones clásicas que apoyan esta idea. Una es que los seres humanos son por naturaleza egoístas, o que sus impulsos naturales los llevan a desear el poder, la ventaja, el agrado a costa del menor esfuerzo. Otra es que el capitalismo altamente tecnológico, apoyado en su poderoso sistema de comunicación social y en el uso a gran escala del endeudamiento, es capaz de mantener indefinidamente a los ciudadanos atrapados en las expectativas de consumo. O por egoísmo natural, o por consumismo adoctrinado, los trabajadores preferirían no poner en peligro, en lo sustancial, el sistema injusto en que viven. Y si lo hicieran, tarde o temprano resurgirían el afán de poder, o la avaricia natural.

 Lo que para la izquierda clásica era evidente, es decir, que todo hombre consciente, ilustrado, de buena voluntad, al que se le explicaran los antecedentes, terminaría por asumir una postura moral a favor de toda la humanidad, ya no lo es.

 La dominación altamente tecnológica se dirige más bien a las bases desde las cuales la consciencia se construye. Invadiendo el ámbito de la socialización primaria, totalizando el tiempo de descanso en torno a la industria del espectáculo, manteniendo el monopolio de los medios de comunicación más masivos y intensos, la dominación actual no necesita ilustrar, o educar, una consciencia conformista o resignada, es capaz de arraigar el conformismo y la resignación en las estructuras psíquicas más profundas.

 Para mantener las expectativas que hacen que los ciudadanos acepten endeudarse, sobre explotarse, vivir con estrés, vivir en la incertidumbre y en el temor permanente a quedar sin trabajo, se debe prometer mucho. Se debe mantener una perspectiva en que el cumplimiento de las cuotas y el sacrificio que conlleva el esfuerzo cotidiano, sean recompensados suficientemente. Nadie niega que su trabajo es agobiante, que vive en permanente tensión. Lo que se alega, en cambio, es que esos esfuerzos tengan sentido. Las vacaciones, los objetos de consumo cotidiano, la casa propia, la educación de los hijos, la posibilidad de pequeños escapes y desahogos, como ver la televisión en familia, como salir en auto los fines de semana, son mostrados por muchas personas aparentemente razonables como resultados razonablemente compensadores de sus esfuerzos.

 Sostengo que efectivamente hay contradicciones internas al sistema de consumo masivo. La contradicción central, de la que derivan todas las otras, es la diferencia creciente entre lo que el sistema promete y lo que es capaz de dar. Por un lado se consume y se busca en el consumo un mundo de reconocimiento y humanidad posible, por otro lo que se obtiene es un mundo dividido, violento, en guerra, donde impera la incertidumbre y la frustración.

 Otra manera de plantear esto mismo es observar la contradicción que hay entre el mejoramiento local, a nivel de las familias, de los estándares de vida, y el empeoramiento global de la calidad de vida, a nivel de la ciudad, de cada país, del entorno natural en el planeta. Para los trabajadores que están efectivamente integrados al sistema de la producción altamente tecnológica cada día se puede vivir mejor en un mundo en que a la vez cada día vale menos la pena vivir. Y este empeoramiento de la calidad de vida infiltra y descompone el agrado que pueda significar el consumo cotidiano. Las calles llenas de autos, el encarecimiento de los servicios educacionales y de salud, paralelo a la compulsión por la salud y la educación, los alimentos poco confiables, las ciudades contaminadas, la inseguridad ante la amenaza constante de los más pobres, que buscan sobrevivir y a la vez desahogar sus iras acumuladas.

 Hay que ir más allá de la inercia de la resignación y el escepticismo. Hay que darle el vuelo de un gran horizonte. Grandes cosas, importantes, nobles, de gran aliento. Eso es lo que debe estar en el centro de nuestra lucha. Las personas comunes y corrientes pueden entender perfectamente cuando se les habla de la felicidad. Los trabajadores, los más pobres, los ancianos, los niños. Hay que hablar al corazón y los anhelos más profundos. Que la política basada en las pequeñas transacciones quede para los que viven de usufructuar de la política.

Declaración de Panamá condena terrorismo y narcotráfico internacional
Jul 29, 2005, 23:05 UTC

CIUDAD DE PANAMÁ, Panamá – Los jefes de Estado y/o Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), reunidos este jueves y viernes en Panamá, expresaron su condena a los actos de terrorismo en todas sus formas y su compromiso de lograr un Caribe libre del flagelo de las drogas ilícitas a través de la cooperación internacional.

En la Declaración de Panamá, firmada por los representantes de los 25 países miembros de la AEC que asisten a esta reunión, se reafirma el compromiso de los Estados de la región con la democracia y la necesidad de adoptar medidas individuales y conjuntas para prevenir, detectar y sancionar la corrupción en los ámbitos públicos y privados.

Igualmente, reiteran su respeto a los principios de soberanía, integridad territorial y de no intervención, así como el derecho de cada pueblo de construir en paz, estabilidad y justicia su propio sistema político, por lo que instan al gobierno de Estados Unidos a que ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba.

El documento registra el compromiso de la organización caribeña de trabajar hacia la promoción del restablecimiento, el desarrollo económico y el progreso social de Haití y hace un llamado a la comunidad internacional para que la apoye en esta causa.

Acordaron también que las políticas de Estado en sus distintos ámbitos deberán buscar eliminar las barreras que enfrentan las personas con discapacidad para lograr un amplio compromiso con su acceso e igualdad de oportunidades en las distintas esferas de la sociedad.

Sobre el tema del hambre, la desnutrición y el desarrollo social en el Gran Caribe, los firmantes reconocieron el apoyo prestado por la Oficina Regional del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas en el análisis integral de este problema e invitaron a esta entidad a crear, en coordinación con la AEC, una red entre gobiernos que permita eliminar progresivamente este flagelo durante la próxima década.

De igual modo expresan su preocupación por la amenaza que representa en el área caribeña la pandemia del VIH/SIDA, motivo por el cual se comprometen a desarrollar una estrategia intersectorial para cooperar con otros órganos regionales intergubernamentales y combatir tan grave enfermedad.
Rechazan, asimismo, la utilización continua del mar Caribe para el tránsito y trasbordo de material nuclear y de desechos tóxicos y exhortan a los países que los producen a que implementen, de manera urgente, las medidas pertinentes para establecer plantas de reprocesamiento que pondrían fin a las necesidades de transportarlos de un lugar a otro.

En otros puntos del documento la AEC acoge la propuesta de Venezuela -presentada en 2004 dentro del marco del Banco de Desarrollo del Caribe- sobre la creación de un Fondo de Ayuda frente a Huracanes y respaldan las iniciativas en el organismo para establecer programas de turismo e incrementar el número de visitantes a la zona, en conformidad con el concepto de sostenibilidad.

Finalmente, reconocieron los esfuerzos del gobierno de Trinidad y Tobago para el establecimiento del fondo de estabilización petrolera, un programa de subvenciones establecido en el 2004, y los esfuerzos de Venezuela para cooperar con los países del área del Caribe en el tema del combustible, a fin de afrontar las dificultades ocasionadas por el incremento de los precios del petróleo.

Domingo Peña Nina

En la presente investigación se concentro interés en identificar la diferencia del nivel de incidencia entre niños de riesgo y niños escolares. Para esto se creo un instrumento que contenía ítems sobre indicadores de consumo (si consume o no, frecuencia y motivo/s), una segunda sección de actitudes ante las drogas y una tercera de conocimiento de las mismas. Se estableció como rango de edad de 14 y 15 para efectuar la aplicación del instrumento, la muestra de niños escolares se tomo de una escuela, mientras que la de niños de riesgo se llevo acabo dentro de la misma colonia de donde se tomo la muestra de niños escolares.

Dentro de los Resultados se encontró que los niños de riesgo tienen mayor incidencia que los niños escolares, así como también presentan mayor tendencia a consumir drogas, debido los datos revelan una actitud positiva hacia las drogas y, si se considera que, además tienen menos información que los niños escolares, entonces es mas lógico que el consumo de drogas se presente mayormente en los niños de la calle.

INTRODUCCIÓN

PLANTEAMIENTO:

¿En qué medida se presenta la incidencia del consumo de drogas en jóvenes que cursan unos grados escolares y niños de la calle?

OBJETIVOS:

  • Determinar el nivel de incidencia de las muestras en general.
  • Comparar con base a la muestra la incidencia del consumo de drogas.
  • Determinar el nivel de conocimiento de la muestra.
  • Indagar la opinión sobre la incidencia al uso de las drogas.
  • Conocer el principal motivo que conlleva al consumo y su periodicidad.

JUSTIFICACIÓN:

Debido a que en los últimos años ha incrementado enormemente (40%) la drogadicción en menores de edad se nos ha hecho de gran importancia estudiar este tema con mayor detalle, debido a que no solo ha aumentado el consumo, sino que también es mayor el tipo de drogas utilizadas cada vez mas, como por ejemplo: el éxtasis, pegote, pegamento, tiner, cocaína, anfetaminas, marihuana, etc. Así mismo, es muy importante este tema debido a los trastornos que el consumo causa en la salud. Éstos pueden ser alimenticios, del sueño, de estados de emoción así como complicaciones en las relaciones sociales en la situación académica, económica, etc. El conocer todo lo que puede causar el uso de drogas es para que en un futuro podamos implementar programas de intervención para mejorar esta situación de la sociedad. Por lo tanto, en esta investigación tenemos como objetivo identificar los niños en riesgo de consumir drogas.

MARCO TEORICO

“NIÑOS DE LA CALLE”

DEFINICIÓN

La definición mas comúnmente usada proviene de UNICEF y distingue dos grupos:

  1. Niños De La Calle: Son aquellos que pasan la mayor parte del tiempo en la calle pero que no tienen algún tipo de soporte familiar y vuelven a su casa por la noche.
  2. Niños De La Calle: Los que pasan el da y la noche en l calle y están funcionalmente sin soporte familiar.

PANORAMA ACTUAL DE LOS NIÑOS DE RIESGO EN MÉXICO

La pobreza y el desempleo de los adultos es fuente de desesperanza, complicando las relaciones entre padres e hijos y creando situaciones límites en su configuración familiar.

Por eso es que el fenómeno de niños en la calle es un futuro implacable de un crecimiento urbano, de una pobreza que causa falencias, ausencia de sistemas sanitarios y educativos, etc. Así como de falta de alternativas. Muchos de los “niños de la calle” huyen de la violencia en su hogar, otros se ven obligados a buscar trabajo por que sus padres no pueden sostenerles, ni mucho menos pagarles un estudio, mientras que otros tantos solo desean un mejor estilo de vida que el que levan en casa, es decir, buscan en la calle lo que en casa no tienen.

Aún cuando la problemática de los niños de la calle aparece ante la sociedad como un hecho crítico en aumento, su cuantificación hasta el momento ha resultado dificultosa, esto se debe a que los mismos niños en general deambulan de un lado a otro de la cuidad y al hecho de que gran cantidad de niños van a la calle de las ciudades solo como trabajadores y no para vivir en ella, por tanto, la evaluación de esta situación y el grado en que ha aumentado se ha distorsionado en forma considerada.

Anteriormente, los niños que trabajaban eran mal vistos, debido a que el trabajo era exclusivo para los adultos; hoy, podría pensarse que el trabajo es un mal menor dentro de todos los problemas que enfrentan los chicos en la calle. Para sobrevivir esa niñez desprotegida practica la mendicidad y el ambulantaje, limpian los cristales de los coches en los semáforos, son limpiabotas en los autobuses, en las calles o en el metro, recogen cartones o latas de refresco para vender o, en el peor de los casos, se prostituyen.

El problema ha crecido al grado de que actualmente existen familias enteras en situación de calle, formadas por chavos que han crecido en esta situación. Los chicos en y de la calle son un síntoma social, principalmente de la falta de trabajo que ha pasado a ser en la sociedad actual un bien escaso y precario.

Por la complejidad del fenómeno, la UNICEF se dio a la tarea de estimar la cantidad de niños en la calle y obtuvo que en todo el país hay alrededor de 24.000 que trabajan en las calles y 6.000 niños que viven en la calle, es decir, sin vínculos familiares o con vínculos débiles. De éstos, la mayoría (80%) son varones y su distribución es la siguiente: el 15% son menores de 8 años de edad, el 50% son entre 8 y 14 años, y el 35% entre 15 y 18 años.

Otro dato proporcionado por la “Red por los Derechos de la Infancia en México“, indica que en los últimos cinco años el número de niños en la calle en el Distrito Federal incrementó un 40% al pasar de 16 mil a 20 mil de 1997 al 2002; y si se toma como base que el Distrito Federal es la ciudad más grande entonces se podría deducir que éste fenómeno va aumentando.

Aunque si se tratara de analizar, ¿En qué sexo es más común? O ¿Qué tipo de gente vive en las calles?. Se ha encontrado que, la niñez de la calle es fundamentalmente de sexo masculino aunque el número de niñas va incrementando considerablemente. Su edad fluctúa entre los 5 y los 16 años con algunas excepciones de los 17 a los 20 años. Presentan una baja escolaridad (generalmente primaria incompleta) y un grado de desnutrición. Además estos niños abandonados provienen de colonias y barrios urbanos marginados, cuyas familias han emigrado del campo a la ciudad.

Otra característica importante de los niños de calle es que ellos en la mayoría no son huérfanos de padre y madre sino que casi en su totalidad son hijos de madres solteras.

Las condiciones que enfrentan los niños y las niñas en la calle en nuestro país son cada vez peores, debido a que son un sector de la población que sufre un mayor riesgo de violencia sexual y quienes están más expuestos al tráfico sexual o al intercambio de drogas.

PROBLEMAS DE LOS CHICOS DE LA CALLE

  1. Salud Física: Los traumatismos y algunas infecciones (parasitosis), son las más comunes entre los chicos de la calle. El 80% usa droga regularmente y su actividad sexual comienza a edades tempranas, los embarazos en adolescentes son muy frecuentes.
  2. Salud Mental: Los niños realizan actividades intermitentes: Lavar o cuidar autos, venta ambulante, pedir limosna, robar o caer en la prostitución. Algunos forman bandas que presentan una estructura de tipo jerárquica, pero la mayoría forman grupo menos estables y con roles menos definidos, y consecuentemente más adaptables a los problemas de la calle.

LOS RIESGOS EN LA CALLE

Como ya se menciono los niños trabajan para ayudar a sus familias, mientras que otros lo hacen para mantenerse a si mismo. Casi la mitad labora entre cinco y seis días, mientras que otros pocos los siete días, la jornada de trabajo va entre 5 y catorce horas diarias, ganando un promedio de $50 o menos. Y como es lógico menos de la mitad de los niños tienen dos comida diarias, por lo que la UNCEF infiere “algún déficit nutricional”.

En sí el trabajo callejero no es fácil; más bien esta plagado de riesgos:

  • Maltrato por la gente
  • Sufrió extorsión
  • Ha sido atropellado
  • Ha sido victima de abuso sexual

DROGADICCIÓN Y NIÑOS DE LA CALLE

La toxicología de las adicciones adquiere una dimensión especial al involucrarse a las drogas en el maltrato al menor en la categoría de abuso químico.

Existen dos grupos de mayor riesgo, y lo constituyen los adolescentes que parecen ser el objetivo primario de los traficantes de drogas, y los niños de la calle, productos de la urbanización, la pobreza y la falta de opciones. Además de los daños de la salud, el consumo de drogas esta asociado directamente con conductas antisociales y producción de accidentes. Esto se da por factores predisponentes como lo son las familias disfuncionales, el tabaquismo, el alcoholismo y la influencia de los amigos y los familiares usuarios de drogas…

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que la mayor parte de los niños de calle que hay en todo el mundo consume alcohol y drogas para contrarrestar su estrés, dolor y sufrimiento.

Por lo tanto es necesario mencionar que en una investigación hecha por la UNICEF se encontró que un 13% de niños trabajadores aceptaron que consumen algún tipo de droga, aunque con frecuencia irregular.

Entre tanto también se esta registrando que un importante consumo de cigarrillos mezclados con un derivado de cocaína, conocido como “basuco”, y es especialmente toxico porque contiene queroseno, ácido sulfúrico y otros productos químicos utilizados para extraer la cocaína de la hoja de coca. El “basuco” causa una sensación de euforia más fuerte que la inhalación del pegamento y crea más adicción que éste.

Cuando el deseo de evasión es muy grande como el que tienen los niños de la calle, no hay que complicarse la viada en busca de drogas caras y refinadas. Pegamentos y derivados cumplen su meta: les quita el hambre, los despiertan, generan euforia y alucinaciones ocasionales.

El consumo de este tipo de drogas tienen serias consecuencias para la niñez. La inhalación de cola industrial produce sensación de ligereza, alucinaciones ocasionales, pérdida de apetito y náuseas. A largo plazo puede afectar a los pulmones, produce daños irreversibles en el cerebro y en los riñones, un deterioro en la salud en general.

EL GOBIERNO Y LOS NIÑOS DE LA CALLE

Con un futuro roto, como sus bolsillos; con la esperanza perdida, como el hogar; con la infancia olvidada, como fiel reflejo del trato que les da la sociedad, los niños de la calle parecen condenados a que en sus propios hijos se reproduzca el círculo de la miseria… siempre y cundo logren sobrevivir ellos mismos.

En México hay una nueva generación de niños de la calle, el fenómeno se ha multiplicado y generalizado en la capital del país. Mientras el gobierno ignora la dimensión del problema y crece en diagnósticos confiables, pero niega que el fenómeno lo haya rebasado.

Históricamente, las primeras ayudas fueron otorgadas en el gobierno de Cuahutémoc Cárdenas quien creo 9 fincas que eran centros de atención para niños de la calle. Sin embargo no perduraron y solo pudieron rescatarse dos de ellos, debido a que como los niños de la calle veían sastifechas sus necesidades de alimentación y vestido, el dinero que recaudaban lo ocupaban para comprar drogas.

Actualmente el Sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) tiene la responsabilidad de atender directamente a los menores callejeros y a grupos de niños que trabajan en el sector informal. También atiende a niños de barrios marginales, a los que llaman menores de riesgo de ser expulsados a la calle.

El DIF puso en marcha el programa “De la vida a la Calle”, con el que se busca erradicar a los niños en situación de calle mediante la promoción de la integración familiar. Con este programa se pretende evitar que los menores se refugien en las calles, donde con frecuencia son victimas de diversos ilícitos, como la explotación laboral, prostitución y abuso sexual.

El programa “De la Vida a la Calle”, busca terminar con la “callejenización” de los niños que huyen de sus hogares, principalmente por malos tratos.

Además el DIF también trata de fomentar en la ciudadanía el interés “para que volteen a ver los niños de la calle y así se empiece a crear una cultura de denuncias de los niños explotados hacia sus abusadores.

Por otro lado, la UNICEF no se atreve a catalogar el trabajo entre los menores de edad, pero reconoce que su presencia en las calles esta íntimamente relacionada con la obtención de los ingresos de las familias empobrecidas lo que en consecuencia significa alguna modalidad de maltrato aun no expresamente tipificado.

Más algo que no puede negar es que los menores que trabajan en la calle provienen de familias numerosas, constituidas en la mayoría de los casos por entre cinco y diez miembros. En poco más de la mitad de estas, la manutención esta cargo de todos sus miembros, pero a una cuarta parte de los niños sus familias los mandan a las calles a laborar.

Y así las zonas urbanas se están convirtiendo en una residencia para los niños, en donde la marginación esta al orden del día. La vida de estos seres olvidados discurre entre la supervivencia en un mundo hostil, lleno de violencia y de trafico de drogas. Dado esto, al gobierno le ha sido difícil y hasta cierta forma caro, el establecer programas de prevención y de rehabilitación para los niños y las niñas de la calle, mas sin embargo la sociedad tiene que ver el costo en términos humanos como económicos, de no rehabilitarlos.

Por lo tanto el gobierno en ocasiones solo ha tomado como única alternativa o solución a este problema el encarcelar a los niños de calle. Y quita importancia a que niños de la calle son asesinados o torturados a diario, sus asaltantes viven en la impunidad. Incluso oficiales corruptos, respaldados por la policía militar y los servicios de seguridad (con estrecha colaboración con el sistema no penalizan a los máximos responsables de estos abusos) tienen vía libre para ejecutar su responsabilidad asesina. Y en el mejor de sus casos, si los niños no son asesinados, varían los efectos de un daño físico y psicológico, poco menos que irreparable.

Las políticas publicas han puesto poca atención a las condiciones que colocan a esta población infantil en riesgo de vivir en la calle; de hecho, programas como el Progresa (Hoy Oportunidades) aún no operan en las principales ciudades en donde se ha registrado la mayor presencia de este fenómeno social, ni han sido diseñadas o adaptadas las características particulares que se presentan.

La infraestructura comunitaria (como son los centros de servicio o las propias escuelas) es inalcanzable para las familias de niños en riesgo de salir a la calle o en muchos casos se encuentra subutilizada, sobretodo porque no se orienta a prevenir las condiciones de riesgo y porque prevalecen la desarticulación entre los dos programas y los enfoque asistenciales o de corto plazo (determinados en buna medida por coyunturas políticas).

El uso político y publicitario que algunos actores públicos han hecho del tema de los niños de la calle no se corresponde con inversión apropiada en la infraestructura y financiamiento par apoyar y completar las reacciones que realizan los organismos no gubernamentales a quienes se les ha adjudicado la responsabilidad de atender a la población que ya vive y trabaja en la calle.

De hecho un acontecimiento lamentable con esta población ha sido la promesa incumplida del presidente Vicente Fox quien en repetidos actos públicos ofreció atención prioritaria a los y las niñas de la calle; solicitando a las organizaciones una propuesta de política pública y firmando el 6 de marzo del 2001 un convenio público para implementar el programa nacional “De la calle a la vida”. Dicho programa se enfrentó a un aparato de estado obsoleto y asistencial que terminó por romper con las organizaciones, convirtiendo “De la
calle a la vida” en un programa de corte asistencial y estéril como política pública.

La falta de apoyo a metodologías apropiadas; a través de una normatividad; adecuada que permita obtener fondos públicos permanentes y de buena calidad; coloca serios obstáculos para lograr un mayor impacto en los esfuerzos para revertir o contener los severos daños que padece esta población ( a su salud y a sus condiciones generales de viada por la causa de violencia, explotación o discriminación) lo que lleva mayor arraigo a la calle y la presencia de formas mas complejas de vida callejera(jóvenes en la calle, madres adolescentes callejeras y generaciones nacidas en la calle.

PROPUESTAS DE POLITICA PÚBLICA

Ante todo el sistema de política ha establecido una serie de propuestas:

  1. Atender a las condiciones estructurales que determinan que niñas, niños y jóvenes vivan y trabajen en la calle, a través de medidas que fortalezcan el empleo bien remunerado, la infraestructura familiar y comunitaria, así como la capacidad de crianza y educación de hijos e hijas.
  2. Desarrollar un programa de articulación nacional, estatal y municipal para prevenir y atender el fenómeno de infancia y juventud que vive y trabaja en la calle, que se caracterice por:
  3. El desarrollo de mecanismos de toma de decisiones conjunta entre instancias de gobierno y organismos no gubernamentales.
  4. La adecuación de las instancias y programas de desarrollo y asistencia social a las características propias de esta población. Esto implica la creación de programas especializados dirigidos a: prevención y tratamiento de adicciones, salud mental, enfermedades como VIH-SIDA, entre otros.
  5. La creación de fondos públicos permanentes para el financiamiento
    a los programas públicos y de los organismos no gubernamentales.
  6. El reconocimiento, validación, regulación y fortalecimiento de metodologías apropiadas, así como el desarrollo de sistemas de monitoreo y evaluación.
  7. La modificación de pautas y comportamientos culturales que fomentan el arraigo de niñas, niño y jóvenes a la calle, así como la generación de nuevos conocimientos relacionados con esta población.

MÉTODO

HIPÓTESIS:

Los niños que trabajan en la calle que no cursan algún periodo escolar tienden al consumo de drogas a diferencia de aquellos que se encuentran cursando un periodo escolar y que no trabajan en la calle.

DISEÑO:

Expostfacto transversal

PARTICIPANTES:

Comprenderá a 40 sujetos entre 14 y 15 años: una primera muestra es de 20 sujetos que se encuentren cursando un periodo escolar y que no trabajen; y una segunda de 20 sujetos que no estudian y laboran en la calle (niños de la calle).

ESCENARIO:

  1. En la escuela , de preferencia en un cubículo debido a que el entrevistador va a aplicar el instrumento de medición (encuesta), el ambiente deberá ser iluminado, tranquilo y si es posible en ausencia de personas o distractores (música…) que acompañen el ambiente.
  2. En cuanto a la aplicación a los niños de la calle el ambiente será establecido según la situación en las que se aplique el cuestionario ya que estos serán aplicados en las calles de la colonia que se elija.

Instrumento: (ver anexo)

Encuesta que consiste en ítems dividido en 4 apartados:

1.- Datos De Identificación

2.- Sección De Indicadores Sobre Índice De Consumo

3.- Sección De Actitudes

4.-Sección De Conocimiento

Procedimiento:

Se elegirá una colonia de la zona metropolitana; y se tomará una muestra en una escuela perteneciente a esta; de 20 alumnos entre edades de 14 y 15 años, que se dediquen a estudiar en lo absoluto; es decir, que no laboren para obtener beneficio económico. Dentro de esta misma colonia se tomará una segunda muestra de 20 niños comprendidos dentro de la misma edad que la primera, que laboren en las calles y no cursen actualmente un periodo escolar.

Una vez establecidas las muestras se aplicaran los cuestionarios de forma individual, en donde el entrevistador tendrá que leer el ítem y anotar la respuesta dada por el sujeto.

RESULTADOS

NIÑOS ESCOLARES

II – SECCIÓN DE INDICADORES SOBRE INDICE DE CONSUMO

1 ¿Has consumido drogas?

Sí = 0 No = 20

III – SECCIÓN DE ACTITUDES

IV – SECCIÓN DE CONOCIMIENTO

Para ver la tabla seleccione la opción “Descargar” del menú superior

NIÑOS DE RIESGO

II – SECCIÓN DE INDICADORES SOBRE INDICE DE CONSUMO

1 ¿Has consumido drogas?

Sí à 7

No à 13

2 ¿Cuánto tiempo tienes de consumir droga?

  1. Más de un año y medio à 3
  2. 1 año y medio à 2
  3. 1 año à 1
  4. 6 meses o menos à 1

3 ¿Cuál es la frecuencia en la que consumes drogas?

  1. 1 vez al día à 0
  2. 1 vez a la semana à 3
  3. 1 vez al mes à 2
  4. Otros à 2

4 ¿Cuál es el principal motivo que te lleva a consumir drogas?

  1. Problemas familiares à 5
  2. Problemas económicos à 1
  3. Problemas con amigos à 0
  4. Problemas con mi novio (a) à 0
  5. Otro à 1

Nivel

Bajo

Alto

Medio

Sujetos

2

12

6

III – SECCIÓN DE ACTITUDES  

 

 

Puntaje

Nivel

1

24

Alto

2

19

Medio

3

20

Medio

4

25

Alto

5

25

Alto

6

18

Medio

7

23

Alto

8

21

Alto

9

12

Medio

10

20

Medio

11

13

Medio

12

19

Medio

13

18

Medio

14

10

Bajo

15

11

Medio

16

12

Medio

17

10

Bajo

18

15

Medio

19

19

Medio

20

23

Alto

IV – SECCIÓN DE CONOCIMIENTO

Para ver la tabla seleccione la opción “Descargar” del menú superior GRÀFICAS

(NIÑOS DE RIESGO)

Objetivo:

Determinar el nivel de incidencia de las muestras en general.

Análisis:

De 40 sujetos que sirvieron como muestra general, el resultado que se obtuvo fue que el 82% no ha consumido droga en ningún momento de su vida. Por lo tanto el nivel de incidencia es del 18% lo que indica que en niños de 14 y 15 años, no es muy común el consumo de drogas.

Objetivo:

Comparar en base a la muestra la incidencia de consumo de drogas.

Para ver el gráfico seleccione la opción “Descargar” del menú superior

Análisis:

De 20 sujetos, el 35% menciona que ha consumido droga, lo que indica que los niños en riesgo, consumen más que los niños escolares, debido a que el 100% de ellos dijo no haber consumido droga alguna vez en su vida.

Objetivo:

Determinar el nivel de conocimiento de la muestra.

Para ver el gráfico seleccione la opción “Descargar” del menú superior

Análisis:

El 48% de los reactivos fue contestado de forma correcta; lo que nos demuestra que tanto en los niños en riesgo, como en los escolares hay muy poco conocimiento acerca de las drogas.

Para ver el gráfico seleccione la opción “Descargar” del menú superior

Análisis:

En estas dos gráficas podemos observar que los niños escolares tienen un poco de mas información sobre las drogas, que los niños en riesgo.

Objetivo:

Indagar la opinión sobre la incidencia al uso de drogas.

Para ver el gráfico seleccione la opción “Descargar” del menú superior

Análisis:

El 15% de los sujetos está en mayor acuerdo con las drogas, lo que indica que éstos tienen mayor tendencia al consumo de éstas. El 65% de los sujetos tienen probabilidad de consumir drogas, ya que muestran una actitud neutra en cuanto a éstas. El 20% indicó no estar de acuerdo con las drogas, por lo tanto no hay una tendencia al consumo de éstas.

Objetivo:

Conocer el principal motivo que conlleva al consumo y su periodicidad.

Para ver el gráfico seleccione la opción “Descargar” del menú superior

Análisis:

Con base en los resultados se puede deducir que el principal motivo son los problemas familiares, debido a que un 72% de la muestra lo indica; pasando a segundo término los problemas económicos, y otros.

CONCLUSIONES

Con base a los datos que nos arroja esta investigación podemos determinar que los niños de riesgo tienen una mayor incidencia de consumo, una actitud negativa ante las drogas y cuenta, aunque de forma limitada, con un poco mas de conocimiento sobre drogas. Por lo tanto se puede inferir que en los niños escolares hay menor tendencia al consumo de drogas.

Por otro lado, de los resultados de los niños de riesgo se concluye que por el mínimo conocimiento que tienen de las drogas, y una actitud positiva hacia ellas, además que presentan una mayor incidencia, sería lógico hipotetizar que su tendencia al consumo es mayor.

BIBLIOGRAFÍA

BERNAL CARRANZA MARÍA CARINA

BURCIGA GUTIERREZ MARIANA JUDITH

 

PEÑA MONTESCO ROSA IRIS

PIÑON DE LA PORTILLA ERIKA

SANCHEZ ARREOLA ALEJANDRA JANETH

UNIVERSIDAD AUTONOMA DE NUEVO LEÓN

FACULTAD DE PSICOLOGÍA

MAYO 2005, MONTERREY NUEVO LEÓN

El consumo de las drogas y en general las drogas legales, producen daños biosicosociales muy graves, por lo que es necesario que la escuela conjuntamente con los sectores sociales y Médicos de Familia mediante su trabajo constante, eviten la aparición de estas incidencias en nuestros jóvenes, así como que se trate correctamente y se alerte sobre los daños que provocan su consumo lo que constituye actualmente un problema de salud a escala mundial. Por lo que se hace de vital importancia el trabajo preventivo con los jóvenes para alcanzar estilos de vida saludables. Esta problemática motivó a los autores a realizar una lectura exhaustiva de diferentes literaturas para el estudio y desarrollo de la investigación como una cuestión imprescindible y poder así adentrase en aspectos tan importantes con respecto al consumo de las drogas legales. Todo esto permitió la elaboración de este material y arribar a conclusiones.

Definiciones conceptuales.

Prevención.

Drogas.

Drogas Legales.

Consumo.

Adicción.

Reducir.

Tóxico.

Toxicomanía.

Tolerancia.

Dependencia física.

Introducción

Desde tiempos inmemoriales el hombre buscó algún producto que exacerbara sus instintos de supervivencia. Se tiene conocimiento de tribus que utilizaban brebajes para obtener una rápida comunicación con sus dioses; en otros casos los estimulantes se emplean para aumentar las fuerzas en el combate contra tribus enemigas o para realizar la caza de grandes animales.

A través de los años el hombre fue haciendo un uso sabio o desmedido de las drogas. En sus inicios se consumían en su origen natural, en algunos casos mezclándola como la coca andina o en infusiones unida a ritos litúrgicos como el peyote azteca. En la misma medida que la civilización se entronizó en cada uno de los distintos estratos sociales, el uso de la droga fue cobrando un auge cada vez mayor.

Desde la antigüedad el hombre ha recurrido al contacto con ciertas sustancias que le han parecido beneplácitas y le han concedido determinado estado de ánimo favorable y concepciones ajenas de la realidad, hoy en día estas sustancias se han incrementado y han sido víctimas del abuso y causantes de disímiles enfermedades.

Estas drogas conjuntamente con el desarrollo de la humanidad se fueron modificando y desarrollando, ya en la actualidad su uso ha sobrepasado los limites que se habían imaginado, pero han sido sobre estimados también sus efectos adversos, dividiéndose actualmente en tres grandes grupos; las Drogas legales, las Drogas ilegales y las Drogas por prescripción médica.

Entre las múltiples drogas no penalizadas y/o legales, se encuentran el Café (Cafeína), Cigarrillo (Nicotina, Alquitrán), el té, la cola y el Alcohol. Estas se encuentran día a día a nuestro alrededor y que sin darnos cuenta a pesar de la mejoría aparente, pueden entrañar múltiples desequilibrios y daños, causando en los sistemas del organismo humano y en la gran mayoría de los casos provocando al final un buen por ciento de Enfermedades.

Desarrollo

El uso irresponsable de drogas legales, de prescripción médica e ilegales capaces de modificar el comportamiento, se erige hoy como una de las grandes tragedias de la humanidad y estimados conservadores plantean que la expectativa mundial de por vida para padecer un abuso o dependencia de estas substancias llega al 20% de la actual población mundial, pero si sumamos a dicha cifra las desgracias vinculadas al consumo irresponsable de dichos tóxicos en sujetos supuestamente sanos, la proporción de personas directamente afectadas por el mal uso, abuso o dependencia de las drogas. Alcanzará a la sexta parte de la población mundial, algo más de mil millones de personas. (Ricardo Padierne Olivera, 2009)

La significación humana de esta catástrofe sería menos subvalorada si olvidamos los que la sufren en forma indirecta en el rol de cónyuges, padres, hijos, hermanos, amigos y hasta desconocidos víctimas de accidentes y otros actos de violencia. Con ellos el espectro de potencialidades nocivas aumentará de no ser efectivas las medidas promocionales, preventivas y rehabilitatorias que se tomen al menos en la tercera parte de la humanidad en la presente generación.

La literatura científica abunda en la descripción de los efectos perjudiciales que suponen determinados consumos de diferentes sustancias que generan dependencia, así como del impacto que ello supone en el estado de salud de la población. Así, se considera que el consumo de tabaco es la causa de al menos el 17% de todas las muertes producidas en el mundo, convirtiéndose en la principal causa previsible de pérdida de salud y de muerte. El alcohol se encuentra involucrado en una parte importante de los accidentes de tráfico con víctimas mortales, que hasta el 2002 fueron la principal causa de mortalidad en el intervalo de edad de 20 a 45 años en todo el mundo, sin comentar las enfermedades que se derivan de este consumo (Ricardo Padierne Olivera, 2009)

En la actualidad el uso indebido de drogas es considerado una de las epidemias de mayor trascendencia social y más rápida propagación. Dicho fenómeno representa una grave amenaza para la salud y el bienestar de los seres humanos. La trascendencia actual, las lamentables y graves consecuencias ocasionadas son un asunto que preocupa a la humanidad. A raíz de esto, algunas naciones (España, Francia, Suecia, Brasil, México, Chile y otras) han elaborado y desarrollado programas o proyectos que incluyen medidas de control y disminución del consumo de drogas; algunos con más aciertos que otros, pero siempre apoyándose en las experiencias internacionales. A pesar de ello, el tratamiento que ha recibido el tema de las drogas no ha sido suficiente, máxime cuando las toxicomanías han alcanzado en las últimas décadas magnitudes insospechadas y han afectado considerablemente a un número cada vez mayor de personas, fundamentalmente jóvenes, como también a sus familias y a la sociedad. En nuestro país, aunque las toxicomanías no representan un grave problema en la actualidad, la existencia de casos de riesgo constituye la alerta sobre la importancia de la intervención oportuna de los factores involucrados. Prevenir el uso indebido de drogas constituye hoy una alta prioridad y para ello Cuba cuenta con una Política Nacional para el control y fiscalización del uso indebido de drogas, a la vez que los Ministerios y organismos la implementan según sus características y posibilidades.(Fombellida,V Magdenis E, 2008)

El elevado desarrollo científico técnico de la sociedad contemporánea pone en manos del hombre gran diversidad de productos químicos que potencialmente pueden ser tóxicos.

Las intoxicaciones son los eventos que se producen con la entrada al organismo de cualquier sustancia tóxica que causa lesión o enfermedad y en ocasiones la muerte.

La Organización de las Naciones Unidas en 1997, señaló al respecto “La educación sobre las drogas debe considerarse como un proceso continuo y un largo empeño, cuyo objetivo es despertar y mejorar la comprensión de las causas y ayudar a jóvenes y adultos a encontrar soluciones para sus dificultades sin tener que recurrir a las drogas”.(Ricardo Padierne Olivera, 2009)

De todo lo anterior expuesto, se puede deducir que la prevención de drogas es una tarea titánica que nos compromete a todos y es un deber que nos demanda la patria, exigiendo la participación y responsabilidad de la sociedad en políticas y programas de prevención contra el uso de sustancias alcohólicas, estupefacientes y otras sustancias.

Tomando en cuenta la importancia, de educar para prevenir viendo a la escuela como uno de los principales escenarios de la prevención y de socialización de los niños, adolescentes y jóvenes y al educador como el principal protagonista cuya misión es educar para la vida y ser un agente preventor que fortalezca los factores protectores en los alumnos. Este modelo educativo de prevención contra el uso y abuso de drogas se basa en una concepción integral que busca vincular a todos los sectores y actores sociales, entendiendo la prevención “como un conjunto de procesos dirigidos a promover el desarrollo integral del ser humano, la familia y la comunidad a través de la disminución de los factores de riesgo y el fortalecimiento de factores protectores”(Ricardo Padierne Olivera, 2009)

Por tal razón los autores asumen que se hace necesario que en el trabajo en el aula, además de presentar modelos, realizar ejercicios, se utilicen métodos y medios en función de la prevención, con el fin de evitar el consumo de estas, estimulando a la reflexión en los estudiantes y jóvenes sobre las enfermedades que causa el consumo de algunas drogas legalmente aceptadas en el organismo humano.

Drogas: Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se define como toda sustancia que introducida en el organismo puede modificar la conducta del sujeto y provocar un impulso irreprimible a tomarla de manera continuada o periódica, afín de obtener sus efectos y a veces, de evitar el malestar de su falta.

Drogas Legales: Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el concepto es considerado a cualquier sustancia (ya sea terapéutica o no) que, introducida en el organismo, sea capaz de modificar una o varias de sus funciones.

Prevención: Acción y efecto de prevenir, y prevenir es la acción de impedir, anticipadamente, un daño, peligro o una enfermedad.

Consumo: Adición y efecto de consumir.

Adicción: Dependencia física, que procede de consumo habitual, se aplica especialmente a las drogas.

Reducir: Volver una cosa a su estado o posición primitiva. Disminuir: hacer menor, Aminorar, Menguar.

Tóxico: Se dice a sustancias dotadas de toxicidad.

Toxicomanía: Inclinación irresistible a tomar sustancias, drogas, que estimulan e inhiben el sistema nervioso central.

Tolerancia: adaptación cerebral a la presencia de altas concentraciones de alcohol.

Dependencia física: síntomas de abstinencia que ocurren cuando disminuye o cesa el consumo de alcohol.

Consideraciones sobre las consecuencias que causan el consumo de las Drogas Legales

Consecuencias del tabaquismo.

El tabaquismo es considerado un gran problema de salud. El tabaco es la principal causa de muerte evitable en el mundo y cobra la vida de casi cinco millones de personas al año. Según las estimaciones, de no invertirse la tendencia actual, provocará la muerte prematura de 10 millones de personas para el año 2030, 7 millones de ellas en los países en desarrollo.

Efectos:

Efectos psicológicos: El tabaco es consumido en busca de algunos efectos positivos, entre los que cabe citar los siguientes: Relajación, Sensación de mayor concentración

Efectos fisiológicos:

Sistema Respiratorio: Bronquitis crónica: corresponde a la inflamación del árbol bronquial, ya que el humo tiene un efecto irritante. Además, destruye los cilios del epitelio respiratorio (tejido fino que recubre las vías respiratorias), favoreciendo el catarro y el cáncer. Enfisema pulmonar: corresponde al debilitamiento y dilatación de los alvéolos pulmonares por el aumento de aire en ellos. Catarro: se inflaman las mucosas de la nariz, faringe, laringe o bronquios; esto provoca una secreción constante. Cáncer al pulmón: se produce por la formación de un tumor el cual puede ser benigno este crece lentamente y no se introduce en los tejidos o maligno, el cual crece rápidamente y se disemina en los tejidos vecinos. Es decir el órgano afectado por el tumor no recibe la cantidad suficiente de sangre y sus células se destruyen.

Sistema Cardiovascular: Arritmia: alteración al ritmo cardiaco. Taquicardia: aumento de la frecuencia de los latidos cardiacos (corazón).

Trombosis: corresponde a la formación de coágulos en el interior de los vasos sanguíneos.

Infarto al miocardio (corazón): se producen porque los vasos sanguíneos que nutren (alimentan) al corazón se obstruyen (tapan), y esto determina la destrucción de las células del corazón.

Sistema Nervioso:

A este nivel se podría producir insomnio (dificultad para dormir), cefalea (dolor de cabeza) entre otros.

Consecuencias del alcoholismo.

El alcoholismo es una enfermedad crónica progresiva y fatal, caracterizada por tolerancia y dependencia física, o cambios orgánicos patológicos, o ambos; toda consecuencia directa o indirecta del alcohol ingerido. Además esta enfermedad causa dependencia, la cual se puede adquirir por varias vías

Efectos fisiológicos: La depresión, como resultado de la disminución de la actividad, la ansiedad, tensión e inhibiciones. Incluso un pequeño nivel de alcohol dentro del cuerpo enlentece las reacciones. La concentración y el juicio empiezan a empeorar. En cantidades excesivas, el alcohol produce una intoxicación y envenenamiento. El alcohol pasa a la sangre a través de las paredes del estomago y el intestino delgado circulando libremente por todo el organismo hasta que resulte neutralizado por oxidación en los tejidos sobre todo el hígado. El alcohol también afecta a otros sistemas corporales. Puede aparecer una irritación del tracto gastrointestinal con erosiones en las paredes del estomago debidas a las nauseas y vómitos. Las vitaminas no se absorben bien, y esto ocasiona deficiencias nutricionales en los alcohólicos de larga evolución. También ocasiona problemas en el hígado (cirrosis hepática).

Entre los factores psicológicos se incluyen: la necesidad de consuelo para la ansiedad, conflictos en las relaciones personales, baja estima personal, etc.…

Los factores sociales incluyen: la facilidad de consumo de alcohol, la aceptación social del consumo de alcohol, estilos de vida de stress, etc.…

La incidencia en la dependencia del alcohol está aumentando. Las estadísticas varían pero aproximadamente un 7% de adultos y jóvenes están afectados.

Consecuencias del Café y Té.

Efectos fisiológicos: El abuso produce insomnio, taquicardia, ansiedad, diarrea y ardor de estomago, aumentando el ritmo cardiaco y el respiratorio. Ya que el principio activo del café es la Trimetilxantina (Cafeína) la que pasa a la sangre a través de la mucosa del estomago e intestino, elevando los neurotransmisores y se elimina posteriormente con rapidez y sin modificación por la bilis y la orina.

Sistema Nervioso: Actúa en este sistema provocando ansiada, cefalea, vértigo, temblores, insomnio, sueños interrumpidos por pesadillas. En los casos más severos puede haber convulsiones y también ideas delirantes de persecución o daño, asi como crisis de pánico agudo.

Sistema Cardiovascular: Provoca palpitaciones, extrasístoles, hipertensión arterial, pulso rápido y dolores precordiales de tipo anginoso.

Sistema Digestivo: El café aumenta la secreción del acido clorhídrico del jugo gástrico por lo que produce úlceras gástricas y duodenales, regurgitaciones ácidas, diarreas acompañadas de cólicos, anorexia y sialorrea.

Sistema Genitourinario: La eliminación directa del café por la orina determina irritación vesical y polaquiuria.

Conclusiones

  • 1- Es significativo que los procesos sustantivos que hoy vienen desarrollándose en las universidades; el profesor conjuntamente con la escuela, la sociedad y en general utilicen, vías, métodos y medios en función a la prevención del consumo de las drogas utilizándose estrategias de trabajo para enriquecer a los estudiantes sobre el daño y prejuicios que estas pueden ocasionar.
  • 2- El uso desmedido y consumo de determinadas sustancias crea problemas tanto sociales como de salud por lo cual es la prevención en todo el sentido de su palabra el método más adecuado, constituyendo el principal objetivo para accionar con los jóvenes.
  • 3- La inserción de la escuela a los procesos sociales, posibilita la integración de la misma como un ente activo ante la familia y la comunidad para conjuntamente con esta, lograr estilos de vidas saludables en nuestros jóvenes y una actitud responsable ante la conducta a seguir en la toma de decisiones.

 
Como no soy articulista, es por eso que no digo”voy a escribir un artìculo”.Pero esto no quita que diga lo que pienso; y pienso que las cosas no se pueden hacer peor de lo que se estàn haciendo. Tampoco harà falta que insista en que me refiero al mundo de la droga.
La pasada Semana Santa se publicò algo mio que titulè “indultado”. Cuando uno escribe algo y lo publica en los medios, es de cajòn que se expone a que le hagan criticas y comentarios, eso lo tengo mas que asumido.
Otra cosa es que alguien me diga que hablo (en este caso escribo) “sin conocimiento ni causa” (sic). Desde luego que hablaba con ambas cosas.
Con motivo de la Semana Santa y a peticiòn de hermandades y cofradias (estas no deciden que reo se libera), se habian liberado  diecisiete ( 17) reos. Casualmente los diecisiete estaban en prisiòn por tràfico de estupefacientes y otra casualidad màs es que todos, o casi todos, eran reincidentes. Ironicamente yo comentaba que seguro que no habia ningùn recluso que estuviese  preso por haber robado comida para darsela a sus hijos; por que como estan pintando las cosas, es seguro que habia varios por esta causa.
Pero no; hay que liberar al traficante de drogas. Eran pobres que traficaban a pequeña escala. Mi idea es que no hay traficante pequeño, todos venden destrucciòn de la persona, de la familia y de la sociedad. Quien trafica con la poco es porque no puede traficar con lo mucho, ya que queda demostrado que pocos escrupulos tiene en el trafiqueo.
Mi berrinche fuè mayusculo cuando ayer oigo que el consejo de ministros- Dios los bendiga por sus buenas acciones- tiene en cartera el indulto de otros pocos traficantes. Se ve que no  hay otros que se puedan indultar. Esto es por si no tuvimos bastante con la suelta masiva de traficantes que se produjo el 23 de diciembre, como resultado de una reforma del còdigo penal.
Es que estos  son los   hechos que hacen que uno ya (salvo en Dios) crea en pocas cosas más.
Llevamos varios años ostentando el triste tìtulo de ser los primeros consumidores de cocaina del mundo. Y en vez de poner “piès en pared”, lo  que hacemos es abrirle las puertas de las prisiones a los narcotraficantes para que no decaiga el negocio. Diran que son pequeños traficantes, pero el patriarca del Clan de los Charlines saliò de prisiòn trece años antes de lo que le correspondia acogiendose a la nueva legislaciòn. Y es que ya lo dijo el arcipreste de Hita “donde hay mucho dinero, hay mucha bendiciòn”. Que razòn llevaba, por que tras la droga esta el dinero el poder y la fuerza. Decimos droga, como quien dice chucherias y no nos damos cuenta de que hablamos del segundo negocio màs lucrativo del mundo, despuès de la venta de armas. Que esto viene imparable, ante la pasividad de aquellos que tienen el poder- y la obligaciòn- de pararlo.
Cada cuatro años una carga de buenas intenciones y cuando cada cual està donde se le ha colocado, miramos a otro lado y decimos ” el muerto al hoyo y el vivo a la hogaza”. Y una cosa es inmutable , que al pobre que se fuè al hoyo ya no hay quien lo indulte; para los que van por ahì vendiendo muerte, indultos y beneficios penitenciarios a manos llenas.
Bueno pues ya no escribo màs, total para lo que sirve……

adicciones,jovenes,drogas,drogas cordoba,drogas priego,proego de cordoba
Hablamos de:
Redes Sociales

Agradecimiento:
A todas nuestra visitas

Asociacion Drogas.Priego.Priego Cordoba.Priego de Cordoba.Drogas,cocaina,marihuana,cannabis,hachis,metanfetamina,mdma,extasis,pcp,heroina,vih,crack,cristal,lsd,prevencion drogas,informacion drogas,centros tratamiento droga,THC,ketamina,drogodependencias,sida,adiccion,adicciones,crack,tabaco,alcohol,abuso drogas,fumar tabaco,info drogas,drogas cocaina,drogas heroina,drogas metanfetamina,drogas mdma,drogas cristal,drogas ketamina,alucinogenos,drogas marihuana,droga s alcohol,droga tabaco,consumo de drogas,consumo drogas,ghb,mefredona,oxyContin rohypnol,Dextromethorphan-Xanax,,trafico de drogas,trafico de estupefacientes,noticias drogas,drogas adulteracion,efectos drogas,efectos cocaina,efectos marihuana,efectos mdma,efectos drogas de,drogas efectos,efectos de las drogas,drogas legales,dejarlas drogas,droga diseño,drogas diseño,drogas de diseño,drogas sinteticas,diseño drogas,drogas violacion
Bitacoras.com Promociona tu blog en TusNoticiasdeActualidad.com