Archivo de julio de 2011

El opio afgano crea un narcoestado que mueve 2.630 millones de euros al año
El opio, la sustancia natural de la que se obtiene la heroína, es el producto nacional de Afganistán, que suministra el 90 por ciento de esta droga que se consume en el mundo.
Según el último informe elaborado por la Oficina de Drogas y Delincuencia de la ONU, la producción de opio alcanzó el año pasado las 7.700 toneladas al cultivarse 157.000 hectáreas de adormidera, la planta que genera dicha sustancia. Aunque estas cifras suponen una reducción con respecto a 2007, el opio sigue siendo un próspero negocio y el principal motor de la economía nacional al mover cada año 2.630 millones de euros.
Esa es la cantidad que, al precio que se cotiza en los países fronterizos, reportaron el opio y la heroína a los traficantes de droga afganos, mientras que los campesinos que cultivan las plantaciones de adormideras obtuvieron casi 565 millones de euros. Además, los impuestos por tales cosechas (el tradicional “ushr”) ascienden a entre 38 y 54 millones de euros, que luego se inflan a entre 154 y 309 millones durante el proceso de producción y transporte.
Esas tasas son cobradas tanto en la parte del país que controla el Gobierno del presidente Hamid Karzai como en las zonas que ya ha recuperado la insurgencia talibán, que se ha hecho fuerte en la mitad sureste de Afganistán. Además, el 98 por ciento de los cultivos de opio se concentra en tales regiones, por lo que el tráfico de drogas ya se ha convertido en la primera fuente de financiación de la guerrilla talibán.
En este sentido, la ONU calcula que los siniestros “Estudiantes del Corán” podrían obtener hasta 78 milllones de euros gracias a la droga, pero dicha cantidad será forzosamente mucho mayor debido al rápido avance de la ofensiva talibán, que cada vez cuenta con más y mejores.
No en vano, al norte de Afganistán, en los bazares de armas de la frontera con Tayikistán, con un kilo de heroína se pueden comprar 30 fusiles “kalashnikov”, seis lanzagranadas o media docena de cajas con munición.

Pero no sólo los talibanes se aprovechan de este negocio para financiar su rearme, según la OTAN, entre un 40 y 60 por ciento. La corrupción rampante en el Gobierno sostenido por Estados Unidos ha convertido a Afganistán en un “narcoestado” con ramificaciones al más alto nivel político.
La ONU calcula que los siniestros “Estudiantes del Corán” podrían obtener hasta 78 milllones de euros gracias a la droga, pero dicha cantidad será forzosamente mucho mayor debido al rápido avance de la ofensiva talibán, que cada vez cuenta con más y mejores.

De hecho, recientes investigaciones periodísticas han señalado al propio hermano del presidente Karzai como uno de los mayores traficantes de droga del país. A pesar de las sospechas, todas estas acusaciones han sido rechazadas y calificadas de “vendettas políticas” por Ahmed Wali Karzai, que es gobernador de Kandahar, una de las provincias sureñas donde la insurgencia talibán tiene su bastión.
Cierto o no, la heroína es el negocio que mantiene en el poder a los “señores de la guerra” que dirigen el país desde sus respectivas regiones. Y hasta han empezado a circular ya ciertas teorías que implican a la CIA y al Ejército estadounidense en el tráfico de drogas, como ocurrió en el Triángulo de Oro durante la Guerra de Vietnam en los años 70.

Desde la caída del régimen talibán en diciembre de 2001, la producción de opio se ha multiplicado por 33, ya que los integristas islámicos llevaron el tradicional cultivo de adormideras a sus niveles más bajos.
Desde la caída del régimen talibán en diciembre de 2001, la producción de opio se ha multiplicado por 33, ya que los integristas islámicos llevaron el tradicional cultivo de adormideras a sus niveles más bajos.
Aunque la ONU intenta incentivar el cambio de tales plantaciones por otros productos agrícolas, los paupérrimos campesinos afganos se aferran al único cultivo que puede reportarles algunas ganancias, debido a la enorme demanda de los clanes de la droga. Además, éstos se sienten a salvo de las fuerzas multinacionales destinadas en Afganistán, ya que países como España, Alemania, Italia y Polonia se muestran reacios a que sus soldados intervengan en operaciones no militares, sino policiales, contra el narcotráfico. Todo ello a pesar de que la heroína está espoleando la ofensiva talibán y trayendo de nuevo la guerra al siempre convulso Afganistán.

Fuente: www.abc.es

Es la última tendencia en la noche de los sábados: mezclar alcohol con bebidas energéticas. Un nuevo estudio, publicado en la revista “Alcoholism: Clinical & Experimental Research“, demuestra que esta combinación puede aumentar los riesgos asociados a la ingesta exclusiva de alcohol.

“Hay pocas investigaciones que examinen y comparen los efectos producidos por esta mezcla frente a los del alcohol solo”, exponen los autores de este trabajo, realizado en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Maryland (EEUU). Para valorarlo, escogieron a 56 universitarios estadounidenses con edades entre los 21 y 33 años.

De forma aleatoria fueron asignados a cuatro grupos: unos tomaron sólo alcohol, otros lo combinaron con bebidas energéticas, algunos ingirieron estas consumiciones y otros una bebida inactiva a modo de placebo. Los investigadores observaron sus comportamientos después de beber y les pidieron que expusieran sus sentimientos y sensaciones sobre su nivel de estimulación, sedación, capacidades sensoriales y grado de intoxicación.

Todos los que habían bebido tenían menor control sobre sus impulsos, sin embargo, “quienes tomaron el cóctel de bebidas creían tener más dominio que aquellos que sólo habían ingerido alcohol, lo que aumenta el riesgo de que realicen actos como conducir en estado de embriaguez”, advierten los expertos. Esto se debe, según concluyen, a un “significativo aumento de la estimulación” que se da en este grupo específico.

Cabe subrayar que estas consumiciones tienen altos niveles de cafeína, hasta tres y cuatro veces más que una bebida de cola. Consiguen enmascarar los efectos del alcohol y engañar al consumidor, haciéndole creer que no está tan afectado o tan borracho y que, por lo tanto, podría seguir tomando unas copas más o realizar tareas para las que no está preparado, como ponerse al volante. Y la realidad, muy a su pesar, es que sus capacidades sensoriales están tan mermadas como las que alguien que ha bebido la misma cantidad de alcohol sin mezclar.

“Sería recomendable poner en las bebidas energéticas una etiqueta de advertencia que diga que no deberían mezclarse con el alcohol”, apostilla Cecile Marczinski, profesora de Psicología de la Universidad de Kentucky (EEUU). Apuesta, además, por informar a la población de sus efectos a corto y largo plazo sobre su salud.

Según los médicos, quienes son más sensibles a la cafeína pueden sufrir alteraciones en la frecuencia cardiaca y la tensión arterial. Si la bebida energética también contiene taurina (un aminoácido), pueden presentarse arritmias y taquicardias. A largo plazo, el consumo de este tipo de bebidas puede provocar enfermedades graves, como tumores, hígado graso, hepatitis o cirrosis.

Un estudio de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid ha revelado que hasta uno de cada cinco españoles consume medicamentos sin que se lo recete su médico, y ha comprobado, además, que las mujeres tienden más a automedicarse que los hombres.

Así se desprende de los resultados de una investigación que publica enPharmacoepidemiology and Drug Safety, para la que se utilizaron datos de 2006 y 2007 de 20.738 personas procedentes del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Los autores observaron que el 20,17% de los españoles consume medicamentos sin prescripción médica y, de ellos, las mujeres se automedican más que los varones, con una prevalencia del 16,93% frente al 14,46%.

“A pesar de las connotaciones negativas que suele tener el concepto de automedicación, en la actualidad constituye la forma más significativa del autocuidado en la población”, explica Pilar Carrasco, autora principal del estudio y titular del Departamento de Medicina Preventiva, Salud Pública, Inmunología y Microbiología de la Universidad Rey Juan Carlos (Madrid).

El factor que explica esta diferencia en función del género se refiere a la exposición al consumo de medicamentos, que es mayor en la mujer que en el varón. Esto se debe a que “ellas sufren trastornos afectivos con mayor frecuencia y son más vulnerables en nuestra sociedad”, señala la Dra. Carrasco. “Posiblemente esto se deba a una mayor predisposición entre las mujeres a reconocer y expresar su sintomatología”, añade.

A los encuestados, de al menos 16 años, se les preguntó si en las últimas dos semanas habían consumido, sin prescripción facultativa, algún fármaco perteneciente a una lista elaborada por los investigadores. Tanto hombres como mujeres consumieron, sin receta médica, analgésicos, antipiréticos y fármacos destinados a aliviar el resfriado común o el dolor de garganta.

Además, el estudio revela que la población de entre 16 y 44 años es la más proclive a automedicarse, con diferencias en función de género, nivel educativo, nacionalidad y hábitos de salud.

“El consumo de fármacos sin prescripción es más frecuente entre las mujeres jóvenes y sin dolencias crónicas. En ellas, esta práctica también se relaciona con el tabaquismo, el consumo de alcohol y el uso de terapias alternativas”, indica la citada especialista.

 

Además, según los autores, las mujeres solteras con estudios universitarios, los varones que cobran un salario superior a 1.200 euros al mes y los hombres inmigrantes tienen más probabilidades de consumir fármacos sin receta.

Para luchar contra esta práctica, la Organización Mundial de la Salud (OMS) propone crear espacios donde se informe a los ciudadanos del uso correcto de los fármacos, ya que el uso irracional “puede tener consecuencias graves en la salud individual y colectiva de la población. “Por lo tanto, y ante la duda, siempre se debe consultar a un profesional”, concluye la investigadora.

Se debe insistir en el rol que tienen los padres y la sociedad en retardar lo más posible este primer contacto con la droga. Y si se detecta precozmente, poder intervenir para evitar que se mantenga el consumo. Por Leandro Dionisio y Darío Gigena Parker.

Leandro Dionisio y Darío Gigena Parker Presidente y secretario de la Asociación de Psiquiatras de la Provincia de Córdoba

 

“El consumo de drogas ilegales se ha expandido en general. Aumentó la oferta, la diversidad de la misma, los precios bajaron, los recursos de las personas han ido creciendo; por lo tanto, hay mayor acceso económico hacia la droga”. Según Cicad, Organismo de control del abuso de drogas de la Organización de Estados Americanos, el inicio en las drogas es bastante precoz, entre los 12 y 13 años. También se hace hincapié en que mientras más tarde haya sido esta primera vez, habrá menos probabilidad de consumo en el futuro.

 

Esto debe hacer recapacitar en el rol que tienen los padres y la sociedad en retardar lo más posible este primer contacto con la droga. Y si se detecta precozmente, poder intervenir para evitar que se mantengan el consumo y las complicaciones derivadas de ello. El organismo recalcó que la marihuana suele ser una droga de inicio, y es muy poco frecuente que un joven consuma cocaína y no haya probado marihuana previamente. Según la Cicad: “No podemos dejar de lado el gran problema de la juventud: el abuso de alcohol. Hay estudios que muestran que la precocidad en el consumo de alcohol es un factor de riesgo muy potente para el consumo posterior de droga ilícita. La relación del alcohol con la droga es bastante alta”.

 

Uno de los mitos comunes sobre la marihuana señala que “…es natural y no es tan nociva como el cigarrillo”. La marihuana contiene como droga activa el 9 Tetra-hidro-canabinol. Actualmente todas las semillas en el mercado son obtenidas por manipulación genética “transgénica”, para dotarlas de más droga activa. De esa forma, tienen al menos 60 veces más de 9THC que la marihuana disponible en los años ’70.

 

No es cierto que sea tan “natural”: la marihuana que se vende en nuestro medio también tiene químicos tóxicos agregados con el fin de compactarla al ser transportada. Tampoco es inocua, ya que produce cambios importantes en el sistema nervioso, aun más en el frágil cerebro en desarrollo de los adolescentes.

 

Además, genera efectos agudos, puesto que inmediatamente luego de consumirla, la persona sufre alteraciones en la percepción del tiempo, pérdida de la memoria a corto plazo, disminución en la capacidad para prestar atención, dificultades para expresar pensamientos simples o palabras. Hay afectación de las habilidades motoras, aumento del apetito, náuseas, adormecimiento, ánimo alterado, euforia, rasgos de ansiedad, tensión, irritabilidad, confusión y despersonalización.

 

Algunas personas pierden seriamente las ambiciones saludables, es decir, dejan de tener interés por progresar en sus tareas cotidianas. Esto afecta profundamente el desempeño escolar o académico y sus relaciones con los demás.

 

La marihuana afecta seriamente las conductas complejas, particularmente la conducción de automóviles y motocicletas. Esto es porque la droga proporciona una sensación placentera de flotar (lo que afecta el control sobre la posición del automóvil a su alrededor); se pierde o distorsiona la percepción del tiempo, y al persistir por mucho tiempo en el cerebro, particularmente el cerebelo, produce un efecto que va más allá del momento del consumo. Afecta también la motricidad fina y gruesa; la atención y la vigilancia; genera en reaccionar rápidamente, eligiendo alternativas; produce dificultad para ver señas de luces, y todo lo que contribuye al mal desempeño en la conducción y los riesgos que conocemos.

 

“No adictiva”. Como dijimos, la marihuana de hoy es mucho más poderosa que hace 30 años; las personas dependientes experimentan abstinencia más rápidamente, por la mayor cantidad de droga activa, lo que está

 

demostrado en modelos animales para estudiar sus efectos. Tiene una farmacología compleja, con características adictivas por larga presencia en el cuerpo y baja tasa de eliminación. Además, tiene acción llamada de “refuerzo”, ya que las personas que la consumen tienden a anhelar su futuro consumo y esto se debe a su absorción rápida (fumada en pocos segundos actúa en el cerebro) y el rápido desarrollo de tolerancia (el cuerpo se acostumbra y se necesita más cantidad de droga para producir los mismos efectos).

 

Cuando se deja de consumir se observan síntomas de abstinencia, los que por ser displacenteros, inducen a continuar con la ingestión. Algunos de estos síntomas son insomnio, náuseas, deseos de consumir la droga, falta de apetito, inquietud, irritabilidad, depresión, temblores leves, etcétera. Este síndrome aparece después de sólo 21 días de uso continuado. Se observó igualmente un aumento de los problemas antisociales (robos, mentiras, manipulación, engaños, etcétera).

 

Los jóvenes buscan la dependencia como un factor de “estatus” en primer lugar, y también debido a que no necesitan gotas para la irritación ocular gracias al acostumbramiento (tolerancia farmacológica) que induce la droga con el uso continuado. Pasa lo mismo con la somnolencia y otros trastornos desagradables que induce la droga, que también tienden a disminuir porque el cuerpo se acostumbra a la ingesta. Estos fenómenos pueden conducir a la adicción, ya que el sujeto sólo tiene efectos positivos con el consumo y si deja de consumir se siente mal.

 

El efecto de influencia de los otros adolescentes no está bien estudiado, pero se estima que si un joven tiene oportunidades percibidas de interactuar con otros que consumen drogas, es más probable que lo haga. Es necesario advertir que la mayoría de los jóvenes no fuma marihuana, y el adolescente tiene más probabilidad de ser aceptado no fumando que haciéndolo en los grupos con valores pro sociales y actividades recreativas afines (deportes, hobbies, participación en actividades estructuradas como la escuela, la universidad o un trabajo, etcétera).

 

Los padres se enfrentan a una paradoja respecto de este grave problema actual; por un lado, tienen que lidiar con mensajes de la cultura de la droga que traen a la casa los hijos que están teniendo experiencias con la marihuana (mensajes como: “las drogan no pueden afectarte en nada”; “tomar drogas es divertido”; “podés consumirlas de manera controlada y responsable”). Al mismo tiempo, perciben que sus hijos cambiaron de amigos (o sus amigos de siempre cambiaron como él), tienen fallas escolares, eligen estudiar carreras de escasa exigencia reclamando más tiempo libre (¿pérdida de la ambición inducida por la droga?).

 

Estos mismos padres temen limitar la vocación o libertad de opción y experimentación en sus hijos, para lo cual estos adolescentes pueden tener una capacidad argumentativa significativa y convincente. En el medio de estos dilemas y consultas fallidas (porque el adolescente no quiere asistir a ningún asesoramiento psicológico) estos padres reciben el llamado telefónico de una comisaría para indicar que detuvieron a su hijo por consumo en la vía pública, o por tener una cantidad que excede el consumo personal (lo cual es frecuente en consumidores, aunque sean ocasionales). Y, dolorosamente, descubren que no pudieron proteger a su hijo de las graves consecuencias legales que esto puede acarrear. Estos mismos padres empiezan a tomar en serio este tema, frecuentemente minimizado, cuando tienen que retirar a su hijo de la cárcel o enfrentar un complejo periplo por el sistema judicial, lo cual es tremendamente estigmatizante en sus consecuencias.

 

Una intervención es eficaz cuando los padres precozmente actúan para evitar el consumo y las consecuencias que esto acarrea.

 

© La Voz del Interior

Protagonista de las noches de ocio juveniles y puerta de entrada al consumo de otras sustancias, el alcohol es el protagonista de la nueva campaña que acaba de presentar la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD). No en vano, se trata de la sustancia más consumida en España en la población entre 15 y 64 años.

“Lo que de verdad nos preocupa es que la sociedad tenga asimilada la idea de los 13 años como inicio al alcohol, cuando la Ley limita tomar esta sustancia a partir de los 18″, ha comentado el director general de la FAD, Ignacio Calderón.

Lo que plantea esta campaña es sensibilizar y propiciar la reflexión sobre el consumo de alcohol, especialmente entre los jóvenes y adolescentes.“El alcohol se ha convertido en el protagonista indiscutible de las noches de ocio juveniles, llegando a producirse el “consumo de atracón”, en el cual casi un 29% de chicos y un 18% de chicas se pueden tomar cinco o seis copas en un periodo de dos horas”, explica Ignacio Calderón.

Según la Encuesta Domiciliaria sobre Alcohol y Drogas del Plan Nacional sobre Drogas (2009-2010), la incidencia de consumo de alcohol en nuestro país alcanza el 78,7% de la población, lo que supone un aumento con respecto a las tasas de 2007, especialmente entre la población más joven.

De hecho, el 28,4% de los chicos de 15 a 24 años y el 18% de las chicas de la misma edad se habían dado un atracón de alcohol en el último mes (en forma de cinco o más bebidas en sólo un par de horas). “Si queremos centrar nuestro foco de atención en los jóvenes, es absolutamente indiscutible que la primera sustancia que debemos tratar es el alcohol”, ha reconocido la FAD en la presentación de su nueva campaña “¿Qué debemos hacer con el alcohol?”.

Para el director general de la FAD, el “consumo de atracón” es un problema en nuestra sociedad producido por el cambio en la dieta mediterránea. “Hemos pasado de beber alcohol en familia, que es una forma de contacto social en la dieta mediterránea a la dieta nórdica que establece un patrón de consumo excesivo para salir de fiesta. El llamado consumo de atracón”, afirma Calderón.

La pregunta que deja en el aire esta campaña es que “quizá como sociedad no tenemos nada claro qué lugar debe ocupar el alcohol. Nos escandalizamos con los datos alarmantes sobre borracheras adolescentes, pero nos olvidamos de que está omnipresente en nuestra sociedad, en nuestras relaciones, en nuestras fiestas…”. Por eso, las distintas tertulias que podrán verse en los spots televisivos ponen el dedo en la llaga sobre la normalidad con que se asume el protagonismo de esta sustancia en fiestas y reuniones sociales.

Según datos de la propia FAD, el alcohol se encuentra entre los iconos más representativos de la sociedad española (junto con el deporte, la familia o el coche) y un 84% de encuestados lo considera “bastante o muy representativo” de nuestra sociedad. En cambio, sólo la mitad de los entrevistados entre 20 y 24 años lo considera “bastante o muy peligroso”.

Es tal la omnipresencia de las bebidas alcohólicas que tres de cada cuatro españoles se tomaron una copa en el último año y más de uno de cada tres lo hace todos los fines de semana (un 13% bebe alcohol a diario).

Fuente: El mundo.es

Amazonia brasileña | EFE Son adictos del oxi, una droga que está causando estragos en pueblos y ciudades del Amazonas, gracias a su bajo precio, alrededor de US$1,00 la dósis. La droga, una versión más sucia y devastadora del crack, es conocida también por su gran propensión a causar adicción. “La vida en las calles es dura.

Tengo que encontrar dinero todos los días para comprar drogas y si no, no duermo”, dijo a la BBC un adicto de oxi que habla entre una dosis y otra. “(Si no uso la droga), me siento angustiado. Cuando se me acaba la droga, comienzo a pensar inmediatamente cómo la voy a conseguir”. Oxi, un diminutivo de “oxidado”, ha estado en uso en las últimas dos décadas en la Amazonía, pero en los últimos años las autoridades han detectado un incremento notable en su consumo. “El oxi representa cerca del 80% de la droga incautada en el estado de Pará, y ha reemplazado al crack como la droga de moda en la región”, señala Ivanildo Santos, jefe de la unidad de crimen organizado de la policía de Pará. Atención pública La droga ha sido tema de debate público en Brasil en los últimos dos meses, ya que las autoridades la han detectado en grandes ciudades como Sao Paulo y Rio de Janeiro. Los investigadores creen que, aunque el oxi continúa siendo la droga de los pobres, está comenzando a ganar terreno en las clases media y alta. “Se está volviendo una epidemia, un problema de salud pública. Como el oxi es más potente y barato que el crack, la tendencia es que se vuelva la droga de más consumo en los barrios pobres periféricos de las grandes ciudades”, señaló Santos.

El oxi está hecho de los restos de la producción de cocaína, mezclados con cal y gasolina o querosene. “Hace un par de semanas, incautamos un alijo de alrededor de 20 kilogramos en Belén”, dijo el jefe policial Eder Mauro. “La violencia ha aumentado en nuestra ciudad por el uso del oxi, y es algo que tomo muy en serio porque un hermano mio murió por la adicción a las drogas”. En el Centro Nueva Vida, una organización que brinda asistencia a adictos, abundan las historias de vidas arruinadas y de familias destruídas por esta droga. Luis Veiga, presidente del centro, dijo a la BBC que la mayoría de los 30 adictos que están tratándose allí consumen esta droga. “Es una droga horrible. Los productos químicos que contiene son tremendamente dañinos para los órganos humanos, empezando por el hígado”, expresó. “Los usuarios también sufren de serios problemas mentales, como delirio y paranoia”. Luis Veiga fue también adicto a las drogas por 28 años. Perdió su negocio de bienes raíces y hasta quedó sin techo por más de una década, hasta que un ex empleado de su empresa lo rescató de las calles. Hace 21 años que no consume drogas y 18 que fundó el centro. “La situación en las calles es peor hoy en día. Hay más violencia y nuevas y más poderosas drogas como el oxi”, dijo Veiga. Vidas destruidas

Todos los pacientes del centro están allí de forma voluntaria y se muestran deseosos de ofrecer sus testimonios. “Yo era un efectivo policial, pero me dieron de baja porque mis superiores pensaron que yo estaba loco, pero era mi problema de drogas”, señaló un hombre de casi 40 años que no quiso dar su nombre. “Perdí mi familia. Mi esposa me dejó y se marchó con los niños y sólo los traficantes de drogas se interesaban en mí”, expresó. No pasó mucho tiempo para que este efectivo policial se convirtiera en criminal. “Comencé a robar y a llevar a cabo asesinatos por encargo de narcotraficantes”. Desde hace dos meses no consume droga y abriga la esperanza de reconstruir su vida con su familia.”Espero que mi familia me acepte nuevamente, pero no se si será posible. Los hice sufrir mucho”. En el centro hay también un joven de 17 años que empezó a consumir oxi a los 12 años.

“El oxi es la droga más fuerte que he usado, mucho más que el crack”. El adolescente, que estuvo dos años en prisión por robo y confiesa haber matado al menos dos personas, terminó hace poco un programa de rehabilitación de 4 meses, ha regresado a la escuela y tiene esperanzas de reiniciar su vida. “Estoy muy arrepentido del tiempo que perdí con las drogas y me entristece saber que el oxi se está propagando por todo el país”.

“NI DROGAS NI TRAFICANTES”.

Problemas familiares

Los adolescentes al vivir una etapa de crisis y al tratar de evadir los problemas, buscan salidas fáciles o formas de olvidarlos, por ejemplo por medio del alcohol y las drogas.

Muchas veces las adicciones surgen por problemas dentro de la familia (incomprensión, falta de comunicación, golpes, maltrato intra-familiar, rechazo, padrastros, abandono, falta de recursos económicos, dificultades escolares, pobreza absoluta y desamor), al sentir que no son queridos en los hogares, los adolescentes tienen la impresión de no ser escuchados o tomados en cuenta.

Caen en un error al tratar de solucionar los conflictos por medio de las drogas, creyendo que sólo van a ingerir una vez la sustancia, pero en realidad se genera la costumbre o la adicción, esto ocasiona que los problemas familiares aumenten, ya que la droga consumida es más fuerte, y al no querer o poder dejarla, a veces los adolescentes optan por abandonar el hogar, convirtiéndose en niños de la calle, en la que se exponen a riesgos de gran magnitud como contraer enfermedades, ser golpeados, soportar abusos, explotación, hambre y abandono.

El tiempo que persista el efecto de la droga en su organismo, es equivalente al del abandono de sus problemas, después, todo vuelve a la realidad, las situaciones preocupantes siguen ahí e incluso aumentan por la adicción generada.

Influencias sociales

También recurren a las drogas cuando se presentan problemas en su alrededor. Por ejemplo: Al no ser aceptado por los amigos o una condición para ingresar a cierto grupo es el ingerir droga, ser como ellos, imitarlos, hacerles creer que “los viajes” son lo máximo, o lo peor, caer en la influencia social. Los adictos pueden hacer los comentarios que quieran sobre la persona que no está dispuesta a entrar en las drogas; los adolescentes deben ser muy conscientes de sí mismos y mantener su postura de decir NO.

Los jóvenes que no quieren consumir la sustancia, deben saber cuidarse de las amistades que manifiestan insistencia, pues su obsesión puede ser tan grande que estarán buscando el momento adecuado para inducirlos, por ejemplo, pueden disolver la droga en su bebida o en sus alimentos. Éstos esperarán el momento en que haga efecto la droga para poder dañarlos. Nunca deben aceptar estas cosas por parte de personas adictas y lo más conveniente es alejarse de ese tipo de grupos, que suelen llamarse “amigos”.

Ser problemático puede ser causa de la influencia de los compañeros, como hacerlos caer en la delincuencia. Ya que los robos que son realizados por adictos, no son primordialmente por cuestiones de hambre, sino por la necesidad de seguir drogándose. Esto ocasiona tener problemas con las autoridades y posteriormente ser sometidos a las cárceles.

Cuando los adictos aún están es sus casas, presentan depresión y aislamiento mental, lo que provoca bajo rendimiento o ausentismo escolar y mala comunicación familiar.

 

Curiosidad

En ocasiones los jóvenes con una curiosidad insana, por observar que algunos adolescentes de su edad imitan el acto de probar y sentir el uso de cualquier droga. Además algunas drogas como los inhalantes, son de fácil acceso para ellos, son autorizadas y vendidas a bajo costo en cualquier abastecimiento, lo que ocasiona ventaja de consumo.

Al aceptar el organismo la tranquilidad y relajación del efecto de la droga, ocasiona que éste exija el consumo nuevamente, pero con la misma dosis ya resulta insuficiente, lo que hace aumentar cada vez más la cantidad para sentir los mismos efectos, dando paso a la adicción. Algunos jóvenes que experimentan el sentir de bienestar o el simple hecho de “andar en un viaje” y que al consumir la droga su organismo los rechaza de una forma brusca, por lo general éstas personas no vuelven a intentarlo

Problemas emocionales

Cuando surgen los problemas en la vida de algunos adolescentes (regaños, golpes, desconfianza, incomprensión, conflictos económicos en la familia, padres adictos o divorciados, dificultad de aprendizaje escolar, etc.), reflejan una gran depresión emocional, en la que pueden sentirse llenos de rencor, ira y vergüenza, por el comportamiento de los padres, amigos o conocidos. Estos jóvenes buscan la manera

de que no les afecte gravemente en su estado emocional y utilizan una forma de salir de ellos con ayuda de una adición.

Los problemas generalmente ocasionan en los adolescentes depresión, sentimiento de culpa, autoestima baja, evasión de la realidad, desamparo y prepotencia, ellos piensan que son los causantes del daño y posteriormente con el uso de las drogas (incluyendo alcohol y tabaco) creen librarse de las dificultades, aunque no siempre recurren a las drogas, sino también se presenta en otro tipo de adicciones como:

- Comer demasiado
- Pasar mucho tiempo en los videojuegos
- Escuchar música
- Jugar y apostar
- Bailar
- Ver televisión
- Realizar colecciones de manera obsesiva, entre otros.

Estos últimos, generan una adicción por el uso frecuente en que recurren a ellos; aunque no son tan dañinos para la salud, son tomados para salir de las broncas, como una forma de tranquilizar su cólera.

priego de cordoba,priego,priego cordoba,cordoba,drogas cordoba,drogas priegoAsí lo puso de manifiesto el concejal de Juventud y Deportes del Ayuntamiento de Priego, José Rodríguez, en la presentación ante los medios de comunicación de este nuevo colectivo social prieguense, que trabajará en materia de prevención sobre drogodependencias.

 

El edil de Juventud y Deportes de Priego de Cordoba indicó durante su intervención que desde su delegación se va a prestar apoyo a esta nueva asociación, aportando un espacio en el pabellón de deportes para ofrecer información a la ciudadanía, e instaurando el 27 de julio como Día Local contra la Droga

Asimismo manifestó que la asociación no va a entrar en cuestiones terapéuticas, únicamente en cuestiones de prevención e información, ofreciendo consultas dos días a la semana, contando con un técnico de Servicios Sociales, que hará las veces de asesor y canalizador de información.

Por su parte Juan Sánchez Luque, presidente de la Asociación contra la Droga “Clara María”, Priego de Cordoba y aldeas y padre de una hija fallecida por problemas de drogodependencia, que da nombre a la asociación, puntualizó que el colectivo tiene un objetivo preventivo, ante la mayor presencia de estas sustancias en nuestra sociedad, indicando que España es el país mayor consumidor de droga del mundo.

Por otro lado incidió en realizar acciones formativas y preventivas dirigidas a la juventud, como potenciales consumidores, añadiendo que la edad media en la que los jóvenes se inician en el mundo de la droga, ronda los 14 ó 15 años.

Juan Sánchez declaró igualmente que existe poca conciencia sobre los daños y peligros que entraña el consumo de estupefacientes, haciendo una llamada al apoyo de la sociedad para desarrollar sus actividades. De igual manera hizo alusión a su experiencia personal, indicando que la droga está detrás de muchos casos de violencia, accidentes o delitos, añadiendo que a través de una forma coordinada se pretende realizar un ciclo de conferencias y charlas en los centros educativos de la localidad.

En otro orden de cosas Juan Sánchez manifestó que estas actividades se incrementarán en periodos vacacionales, especialmente en verano al ser una época en la que aumenta el riesgo de consumo, a través de iniciativas lúdicas, de convivencia entre padres e hijos o informativas, solicitando para ello el apoyo de la ciudadanía e instituciones. Por otro lado subrayó que después de poco más de un mes de vida de la asociación, ésta cuenta con una veintena de asociados.

Se estan celebrando reuniones ” a los màs altos niveles”. Reconociendo, previamente, que la lucha contra las drogas ha fracasado y  ante esto el paso siguiente es la legalizaciòn. Legalizaciòn que, supongo, habrà de empezar por la “inocua” marihuana- no sè si el hachis entrarà en el paquete- pero puestos a legalizar no le vamos a hacer ese feo a Marruecos.

Como siempre me llamaran exagerado, pero para  mì a cualquier  legalizaciòn de una droga le veo visos de genocidio.

Dicen, en sus planteamientos , que los adictos seran tratados como enfermos en El Sistema Nacional de Salud. Dedicando asì a luchar contra el narcotràfico lo que ahora se està gastando en mantener la prohibiciòn.

Creanme,  de verdad, que escribir todo esto con unos visos de  coherencia me està resultando de las cosas màs difìciles que he hecho en mi vida.

Llegarà el dia que se acepte el daño que hace la marihuana, pero tendrá que haber pasado al menos una decada de consumo y de  dolor. Pero mientras tanto los defensores de la droga, defenderan a esta màs que a su ser màs querido.

Como la lucha contra el narcotràfico, de seguro, ha de seguir fracasando, se irà abriendo el abanico de legalizaciones para irnos adaptando a los tiempos.

A estas alturas plantearse la legalizaciòn de más drogas es, como mìnimo, una insensatez.

¿Que controles se van a hacer con los consumidores que conduzcan un vehiculo?

Al ser tomados y considerados como enfermos y tratados en la Seguridad Social; es de suponer que tengan derecho a su pensiòn vitalicia. Pero estos enfermos entraron en el sistema sin haber cotizado. Y con la legalizaciòn estamos creando una cantera de enfermos que aumentarà de forma impredecible.

¿Està nuestro sistema en condiciones de soportar una carga que va aumentando incesantemente?.

Si a dia de hoy alguien duda de la relaciòn entre consumo de marihuana y problemas psicòticos y esquizofrenia, entre otras patologias mentales. Solo he de decirle que , por favor, se informe antes de hablar.

A los que ven en la legalizaciòn la panacea contra la droga, decirles que los ”narcos” ya tienen previsto esta contingencia para cuando la marihuana deje de ser rentable. Ya tienen el COMBO-FUMO que es una picadura de hojas de marihuana mezclada con crak o paco, que ès mucho màs demoledora que la marihuana y, por supuesto, mucho mas atractiva que esta para los jòvenes consumidores y la venden hasta con el papel de fumar.

Hay un expresidente  mejicano que ès quien mas caña està dando en pro de la legalizaciòn. Pero no es, en absoluto, extrapolable la situaciòn de Mèjico con la que tenemos en España.

Mèjico tiene el estado de Sinaloa que es un gran productor de heroina; la llamada heroina negra mejicana que un dia introdugeron los chinos  por el puerto de Mazatlan. Este puerto situado en el Pacifico, en el golfo de California,  ha llegado a tal grado de peligrosidad  que las empresas turisticas no quieren hacer escala en el por motivos de seguridad.

Por su parte el gobernador del estado de Sinaloa ha firmado una  normativa por la que veta la difusiòn de las canciones conocidas como “narcocorridos”, en los que se exalta el crimen organizado, al tiempo que prohibe a los bares que contraten  a grupos relacionados con este gènero musical.

Asì las cosas no es de extrañar que el ex presidente Josè Cardozo, junto con  Cofi Anan, Vargas Llosa, entre otros; quieran legalizar lo que no pueden combatir. Pues, ademàs, hay que sumar la corrupciòn policial genaralizada en ese paìs.

Como se puede ver son cosas para nada comparables con España. Aquì, exceptuando la marihuana y las drogas de sintesis, que se pueden producir en cualquier cocina. No somos productores de ninguna otra droga ilegal y nuestras fuerzas de seguridad funcionan perfectamente.
Si ellos viven en un pais de corrupciòn generalizada; allà se las averiguen ellos pero para nada es nuestro caso.

Tengase en cuenta que cuando se habla de legalizar alguna droga, se està pensando en cualquier cosa menos en el perjudicado real que es, a fìn de cuentas, el consumidor.

Nadie pensaria que se llegase al acoso al tabaco que a dia de hoy se ha llegado. No està pasando nada, y todo apunta a que el cerco se va a seguir estrechando. Puès ese es el camino a seguir. Endurecer las penas contra el narcotràfico (no hay traficante pequeño). Hacer “con ganas” buenas labores de sensibilizaciòn desde una edad temprana y , por supuesto, crear la infrestructura necesaria para la atenciòn al toxicòmano.

Promover planes de actuanciòn local en los municipios y toda la infraestructura necesaria para el tratamiento y la reinserciòn del adicto. Y si hay problemas, para eso tenemos unas de las mejores policias del mundo; que dotandolas de los medios suficientes junto a la Guardia Civil y con una legislaciòn que sea disuasoria se haria más y mejor que legalizando.

La legalizaciòn, en modo alguno, solucionaria el inmenso problema de la droga. Pero ojo, que “al toro hay que cogerlo por los cuernos” y en este caso las medias tintas no hacen, sino agrandarlo y perpetuarlo.

Estamos a tiempo pero no podemos tirar la toalla solo por que sea dificil o por que en otros paises las cosa se les hayan ido de las manos. Sin olvidar que la juventud es el futuro de todo pueblo. Demosle mas cultura y menos droga, por que  lo ùltimo solo lo precisaran si no los sabemos educar y ellos se crean la necesidad del consumo.

No voy a terminar sin decir:
SI VES A UN ADOLESCENTE QUE SE DROGA, AYÙDALO.
SI CONOCES A UN VENDEDOR DE DROGAS. DENÙNCIALO.
“NI DROGAS NI TRAFICANTES”.

Paco o “droga de los pobres”. Así llaman los argentinos a una droga compuesta por desechos de la producción de cocaina, en su mayoria altamente toxicos.
> Paco es el acrónimo de pasta de base de cocaina, aunque lo que se vende como tal son los restos de la producción de cocaina con ácidos y otras sustancias de muy alta toxicidad.
> También se le llama “crack” que es una onomatopeya que sugiere el ruido que hacen las piedras de esta droga al calentarse, por la ebullición del agua que contienen. Tambien recibe nombres vulgares entre sus consumidores, como rocas, chulas, piedras o rockstars, entre otros.
> Es la droga mas letal y adictiva que existe, y que además, debido a su bajo costo se está popularizando cada vez más entre los más jóvenes de las clases sociales más humildes. Se está popularizando en todo el mundo, pero por su bajo precio, al producirse con los restos de la elaboración de cocaina, es mucho más barata y mas asequible a los sectores mas deprimidos economicamente.
> Dado que el paco se fuma, ingresa rapidamente en el torrente circulatorio, produciendole al individuo una sensación de euforia, pánico, insomnio y la necesidad de buscar residuos de crack en cualquier parte; este efecto es conocido vulgarmente como “el mal del pollo” o “puntosis” y se puede presentar en menos de diez segundos a partir de haber consumido la droga. Debido a la rapidez de sus efectos, casi inmediatos, el crack se hizo muy popular en la década de los ochenta.
> Sus efectos secundarios son muy similares a los de la cocaina, pero más peligrosos por el alto componente de sustancias toxicas que contiene.
> Desde el inicio de su consumo este se fuma en pipa de vidrio, con ceniza de cigarrillo en una lata con orificios, en un cigarrillo como “nevado” (nombre que se le da al tabaco mezclado con cocaina), entre otras formas. Otro instrumento utilizado para consumirlo es un tubo metálico similar al de una antena de radio. A esto se le llama “fumar en tubo”.
> Durante los años noventa su consumo aumentó enormemente, dandose el mayor aumento en paises como Colombia, Perú y Argentina. Pero como las cosas malas se extienden con especial facilidad, se puede decir que se encuentra por todas partes.
> El mayor problema que presenta este derivado de la cocaina es que es altamente adictivo; basta con probarlo una vez y automaticamente el organismo necesita más droga. Además tiene la particularidad que durante la sesión, lo que se fuma nunca es suficiente y el adicto siempre quiere más.
> Los adictos a esta droga son los más dificilmente recuperables que los consumidores de cualquier otra sustancia.
> Produce un rápido adelgazamiento, desnutrición, impotencia sexual, cefalea, Parkinson, hemorragia cerebral y lesiones intestinales.
> Entre los trastornos psicologicos destacan, depresión, ansiedad, psicosis similar a la esquizofrenia, trastornos de la bipolaridad, paranoia y miedos.
> Se podian añadir más cosas y todas malas, pero creo que con lo dicho es más que suficiente para alertar sobre esta “maldita droga”.

RECUERDA:

Si ves a un adolescente que se droga, AYUDALO.

Si conoces a un vendedor de drogas, DENUNCIALO.

LUCHA POR UN MUNDO SIN DROGAS.

cordoba,drogas cordoba,proego,proego de cordoba,asociacion priego,
Hablamos de:
Redes Sociales

Agradecimiento:
A todas nuestra visitas

Asociacion Drogas.Priego.Priego Cordoba.Priego de Cordoba.Drogas,cocaina,marihuana,cannabis,hachis,metanfetamina,mdma,extasis,pcp,heroina,vih,crack,cristal,lsd,prevencion drogas,informacion drogas,centros tratamiento droga,THC,ketamina,drogodependencias,sida,adiccion,adicciones,crack,tabaco,alcohol,abuso drogas,fumar tabaco,info drogas,drogas cocaina,drogas heroina,drogas metanfetamina,drogas mdma,drogas cristal,drogas ketamina,alucinogenos,drogas marihuana,droga s alcohol,droga tabaco,consumo de drogas,consumo drogas,ghb,mefredona,oxyContin rohypnol,Dextromethorphan-Xanax,,trafico de drogas,trafico de estupefacientes,noticias drogas,drogas adulteracion,efectos drogas,efectos cocaina,efectos marihuana,efectos mdma,efectos drogas de,drogas efectos,efectos de las drogas,drogas legales,dejarlas drogas,droga diseño,drogas diseño,drogas de diseño,drogas sinteticas,diseño drogas,drogas violacion
Bitacoras.com Promociona tu blog en TusNoticiasdeActualidad.com